trabajo

¿Cómo sentirme si rechacé un ascenso?

No hay nada negativo en rechazar un ascenso laboral para cultivar y fortalecer nuevas capacidades. Solo asegúrate de que tu indecisión se basa en razones fundamentadas y no en el miedo.

El psicólogo organizacional Juan Armando Corbin explica que el aspecto laboral es de las áreas más importantes de nuestra vida, por lo que es necesario que estemos contentos con la labor que realizamos, que nos sintamos valorados y que podamos crecer dentro de la empresa.

Cuando permanecemos largo tiempo en un mismo puesto de trabajo, lo que más deseamos es conseguir un ascenso o mejora de condiciones laborales. Sin embargo, no todas las oportunidades de ascenso implican una mejora sustancial, por lo que rechazar una oportunidad así no necesariamente resultará en algo negativo.

Estas son algunas de las situaciones que te podrían hacer reflexionar sobre la posibilidad de aceptar un ascenso:

Incomodidad con el nuevo equipo 

Por lo general, un ascenso laboral siempre implica un nuevo entorno de trabajo, lo cual significa que deberás relacionarte de forma profesional con otros compañeros. Antes de decidir si aceptar el ascenso o no, piensa en si la relación que tienes actualmente con el nuevo equipo favorecerá el desarrollo de tu carrera profesional o si lo retrasará. El ambiente de trabajo es una de las claves para la satisfacción laboral y la productividad.

Ascenso sobre papel

Es importante prestar atención a la letra pequeña. Muchas veces un ascenso puede no estar acompañado de un aumento salarial. Es normal que lo pienses dos veces si te proponen asumir un cargo con más responsabilidades y volumen de trabajo sin una mejora salarial. Igualmente, un cambio de cargo puede sumarle a tu CV, por lo que si aceptar ese ascenso es la vía que tienes que tomar para llegar a tu objetivo final, perfecto.

Crees que aún es muy pronto

En esta situación entran a tallar la actitud, autoconfianza y, sobre todo, la intuición. Si te han ofrecido un ascenso laboral es porque la empresa ha visto en ti el factor que necesitan para ese puesto, pero nunca está de más detenerse a pensar si la inseguridad va a suponer una barrera. No hay nada negativo en rechazar un ascenso laboral para cultivar y fortalecer nuevas capacidades. Solo asegúrate de que tu indecisión se basa en razones fundamentadas y no en el miedo de enfrentarte a un nuevo reto.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Ascenso, equipo de trabajo, Trabajo

Mas artículos del autor:

"¿Qué sucede con las deudas de las personas fallecidas?"
"¿Qué sucede con las deudas de las personas fallecidas?"
"5 tecnologías que pueden transformar tu empresa"