Deudas

En Youtube:

En Soundcloud:

En Spotify:

Síguenos en Sudaca.pe

#Sudaca​​​​ #Emprende​​​​​​​​ #Podcast​​​​

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

desgravamen, Deudas, fallecimiento, seguro

En Youtube:

En Soundcloud:

En Spotify:

Síguenos en Sudaca.pe

#Sudaca​​​​ #Emprende​​​​​​​​ #Podcast​​​​

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Ahorros, Deudas, Fondo de emergencia

Una de las grandes lecciones que nos ha dejado esta pandemia es la necesidad del ahorro. Según la entidad financiera BanBif, la cantidad de dinero ahorrado en bancos por personas naturales creció un 47.53% durante el 2020. Estos ahorros, en muchos casos, se han logrado por la liberación de la CTS y AFP, así como en la necesidad de posponer gastos.

En ese sentido, la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc) resalta la importancia de contar con un fondo de emergencia que nos permita disponer de dinero que deba ser utilizado en casos de urgencias o cubrir gastos no planificados, como temas de salud o la reparación de un desperfecto en tu hogar, negocio o incluso del auto. Este dinero te permitirá tener mayor tranquilidad y pasar cualquier situación apremiante de manera más tranquila y sin mayores complicaciones económicas, subraya Asbanc.

El dinero de este fondo está pensado exclusivamente para cubrir urgencias o emergencias, por lo que debes empezar un plan de ahorro para reponerlo, cuando lo hayas usado en parte o en su totalidad. De manera que siempre esté ahí, completo y listo, por si se necesita.

¿Cómo empezar mi fondo de emergencia?

En la medida que nuestra situación económica lo permita, para comenzar debemos tener disciplina y un objetivo claro en mente: tener un dinero que nos resuelva la vida ante eventualidades. ¿Cómo hacerlo? Separa un porcentaje o cantidad fija de tu sueldo para destinarlo a tu fondo de emergencia. La idea es que este tipo de ahorro no forme parte del dinero que requieres para cubrir tus necesidades. Por ello, debe guardarse en una cuenta separada. Puedes abrir una cuenta bancaria destinada únicamente a este fondo de emergencia. Puedes hacerlo en tu banco a elección y de manera digital. Según el BBVA, para lograr este fondo debes identificar tus gastos fijos (aquellos que hay que afrontar todos los meses como los gastos de la casa  o seguros) y gastos variables (aquellos cuyo coste puede alterarse como los gastos en ocio, la alimentación o los gastos médicos). De lo restante, saldrá tu fondo de emergencia.

Recuerda que el objetivo del fondo de emergencia es disponer de liquidez inmediata, por lo cual es recomendable evitar colocarlo en un depósito a plazo o algún producto financiero que no permita retiros. Así, cuando ocurra un imprevisto tendrás disponible tu fondo de emergencia y podrás cubrir estos gastos.

Este fondo, además, te da tranquilidad, ya que de acuerdo a una encuesta de la Asociación Americana de Psicología, para el 64% de los adultos el dinero y las preocupaciones financieras representan una fuente de estrés. Los expertos avisan: una mala salud financiera puede conllevar problemas de salud mental.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Ahorros, Deudas, Fondo de emergencia

La educación financiera resulta cada vez más importante y necesaria para los peruanos. Según un informe de Ipsos Perú, uno de los grandes problemas es la desinformación y poco conocimiento que se tiene sobre los medios de pago. De los encuestados, cerca de la mitad reconoce que existen las tarjetas de débito y un tercio conoce sobre la banca digital y la tarjeta de crédito.

Por ello, al adquirir este último producto es que existen tantos problemas, como el sobreendeudamiento o el ruleteo. Para evitar este mal manejo, un informe de AlDía, asesora financiera, recuerda que la compra en cuotas, con la tarjeta de crédito genera intereses, y en cuantas más cuotas elijamos pagar, mayor será el sobrecosto generado.

¿Cuándo comprar en cuotas?

La respuesta es bastante sencilla: cuando sea absolutamente necesario. Si existe la necesidad de comprar en cuotas podemos usar esta opción para adquirir productos necesarios como una nueva computadora para trabajar o estudiar desde casa, o algún electrodoméstico que haga falta en el hogar para mejorar la calidad de vida de todos.

Lo ideal es usar este medio de pago para bienes que necesitemos realmente y que por el momento no podamos costear. Lo más recomendable es que la cantidad de cuotas no supere el tiempo de vida del producto. Por ejemplo, si pagamos un almuerzo para 10 personas, no sería coherente usar la tarjeta de crédito y terminar cancelando esta deuda en 3 meses.

Si no cuentas con efectivo o dinero disponible en tu tarjeta de débito, puedes calcular en cuántas cuotas pagar con tu tarjeta de crédito, de la siguiente manera:

-Una cuota: Los gastos no necesarios, como un almuerzo o un producto que no sea demasiado caro. Al cancelar en una sola cuota, no generamos intereses.

-Hasta 12 cuotas: Gastos personales necesarios. Aquí se encuentran por ejemplo las compras de ropa o calzado, aunque la decisión final de la cantidad de cuotas dependerá del costo y de tu capacidad de pago. Los gastos de vacaciones también pueden costearse hasta en 12 meses, pero considera que este es el tiempo que te hubiera tomado ahorrar para ellas.

-Más de 12 cuotas: No es realmente recomendable optar por pagos en más de 12 cuotas, pero si es lo que está a tu alcance al momento, es una opción a considerar. Aquí van los gastos más grandes, como electrodomésticos o tecnología costosa.

Lo ideal es realizar una buena planificación de compras para evitar deudas inesperadas. Es importante tener en cuenta que a menos cuotas, menos intereses y comisiones. Siempre que se pueda, lo óptimo será pagar por el producto al contado o aprovechar las ofertas de pagos sin intereses de la tarjeta de crédito.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Compras, Deudas, Tarjetas de crédito

De acuerdo a Infocorp, la deuda morosa en el 2020 cerró en S/ 33 543 millones, 4.2 % más que el registrado en el 2019. Esto implica importantes cambios en el score crediticio de los peruanos que podría estar alejándolos del acceso a mejores productos y condiciones financieras.

Arturo García Villacorta, docente de la Universidad ESAN, explica que el sistema de evaluación financiera plasmado en el score financiero predice el riesgo de impago de un préstamo por parte del posible cliente, y gestiona el riesgo crediticio pues distingue a los clientes “buenos” de los malos”, filtrando así a los clientes con sobreendeudamiento. Este sistema puesto en marcha por centrales de riesgo, permite tomar en tiempo real la decisión de otorgar un crédito o no a una persona, mejorando el tiempo de atención a los clientes, descentralizar la concesión del crédito y desarrollar una mejor relación con el cliente al otorgarle productos que se adecúan a sus posibilidades.

Este sistema financiero es aplicado para la cartera minorista: personas (créditos de consumo y créditos hipotecarios) y mypes (micro y pequeñas empresas). Sin embargo, es importante mencionar que para la cartera no minorista, es decir, empresas medianas, grandes y corporativas, el sistema de calificación de créditos utilizado es el rating.

Aprender a tener un buen historial crediticio

Tener un buen historial crediticio es sumamente importante, sobre todo para los emprendedores y sus negocios, pues esto facilitará que las entidades financieras confíen en su capacidad de pago, permitiendo el acceso a créditos o reprogramaciones con mejores tasas de interés.

Los especialistas de Caja Piura explican cómo mantener saludable el historial crediticio en época de pandemia por el COVID-19:

Investigar: Buscar opciones que permitan sacar adelante el negocio sin sobreendeudarse. En el mercado existen diversos créditos de reactivación económica que impulsan las entidades de microfinanzas.

Buscar asesoría formal: Consultar de manera directa a las empresas financieras información sobre alternativas de créditos e identificar la mejor opción. En caso de tener un crédito y de necesitar facilidades de pago, se puede solicitar información sobre reprogramaciones.

Ajustar los gastos: Reinventar el negocio acorde a la nueva normalidad, analizar si es necesario minimizar gastos innecesarios para ser más eficiente con los ingresos en el corto plazo y afrontar el pago de todas las cuentas a fin de mes.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Deudas, Historial crediticio, Pandemia

La crisis sanitaria y económica a causa de la pandemia por COVID-19 generó una gran reducción de los ingresos de las familias peruanas. La encuesta elaborada por el Banco Mundial, “Impacto de la #COVID-19 (#Coronavirus) en los hogares peruanos”, reveló que en mayo de 2020, el 80% de los hogares reportaron una disminución del ingreso familiar. De ellos, la mitad volvió a mencionar una caída en su ingreso en julio del mismo año.

En ese sentido, resulta crucial cuidar de las finanzas personales y familiares de modo que los ingresos sean cuidados e invertidos de la mejor manera posible, pensando siempre en el futuro. Un informe del Grupo Verona, consultora tributaria para empresas, brinda algunas recomendaciones para cuidar del dinero en tiempos de crisis como los que estamos viviendo:

1.-Liquidar las deudas

Liquidar todas las deudas en un tiempo corto es lo mejor, pero en tiempos de crisis puede resultar una tarea muy complicada. Por ello, se debe procurar al menos liquidar las deudas más caras, es decir aquellas que tengan una mayor tasa de interés. Entre estas se encuentran las generadas por las tarjetas de crédito, por lo que es igualmente recomendable contar con las indispensables, y en el mejor de los casos solo una para evitar tener mayores vías de endeudamiento.

2.-Evita contraer nuevas deudas

En los momentos de crisis es cuando menos deudas debemos acumular, pues existe la posibilidad de reducción en los ingresos. Una vez que las deudas hayan sido liquidadas, es importante evitar seguir acumulando nuevas, a excepción de las que puedan ser necesarias, o que podrían servir para aprovechar alguna oportunidad de negocio, por ejemplo.

3.-Gastar menos

Esto implica comprar lo necesario, evitar los lujos, y adquirir sólo lo que sea indispensable. Gastar menos también implica comprar de forma inteligente, es decir, investigar bien antes de comprar, comparar los precios, y buscar siempre buenas ofertas y descuentos.

4.-Ten un presupuesto personal

Un presupuesto siempre será la mejor herramienta para proyectar los futuros ingresos y egresos. En primer lugar, se debe determinar las fuentes de ingresos, por ejemplo, negocios, inversiones, empleos, y cuánto es lo que genera cada una.

Luego se debe determinar los gastos, como alimentación, educación, vestimenta, entre otros y cuánto es lo que se suele gastar en ellas. Finalmente, en base a la información anterior, se elaboran las proyecciones de los ingresos y egresos que serán generados en el próximo mes.

El presupuesto personal permitirá tener un mejor control del flujo del dinero, y conocer cuáles son los aspectos en los que estamos gastando demás, para poder ajustar el nivel de salida del dinero.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Crísis, Deudas, Finanzas personales

Según un informe de Equifax publicado en marzo de este año, más de 6 millones de peruanos no habían cancelado sus deudas con diversas entidades financieras o proveedores de servicios al cierre de 2020. Este alto ritmo de endeudamiento de millones de personas genera una suerte de “sueldo fantasma”, lo cual implica recibir el salario y rápidamente verlo desaparecer al encontrarse en la necesidad de cancelar los pagos pendientes más urgentes.

El economista y asesor financiero Juan Carlos Delgado explica que inevitablemente el sueldo va a desaparecer pero lo importante es saber cómo y en qué. “Lo principal para cualquier persona o empresa es saber cuáles son sus gastos fijos. Saber cuánto se va a gastar mensualmente. Con ello ya tendremos la base para no caer en nuevas deudas que lleva a gastar más de lo que recibimos”, indica.

Para ir aligerándose de las deudas mes a mes sin quedar ajustado, el experto recomienda elaborar un presupuesto mensual. “Suena muy básico, pero pocas personas lo aplican y realmente funciona”, explica Delgado. El tener claridad sobre los gastos con los que debemos de cumplir hace más sencillo saber cuánto de nuestro dinero puede ser destinado a gastos extras, y al ahorro e inversión. Un presupuesto permite, también, prestar mayor atención sobre los gastos que se pueden ir reduciendo para generar mayor ahorro.

Técnicas de ahorro

Una de las técnicas más conocidas para empezar a generar un fondo de ahorro personal es la regla del 10%, que implica reservar esta porción de nuestro sueldo mensual para algún objetivo futuro. El asesor financiero explica que es una buena técnica pero es relativa al nivel de ingresos de cada persona, por lo que es buena idea empezar por guardar cualquier excedente tras realizar los pagos necesarios del mes.

“Una buena forma de ahorrar es invertir, porque así el ahorro a la larga tiene rentabilidad”, explica Delgado. El economista recomienda revisar las opciones al alcance y considerar inversiones en bolsas, adquirir inmuebles, o invertir en algún negocio, según las posibilidades de las finanzas personales.

Sobre las vías de endeudamiento, Delgado recomienda tener cautela con el uso de las tarjetas de crédito, pues esta debe ser utilizada para los gastos corrientes puntuales que puedan ser cancelados en una o dos cuotas como máximo. Cuando se excede este número de cuotas, el nivel de deuda aumentará pues las tarjetas de crédito son productos costosos, y deben ser usadas para aquello que sabemos que podemos pagar rápidamente.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Ahorros, Deudas, Sueldo fantasma

A S/33,543 millones ascendió la deuda morosa de los peruanos al cierre de 2020, según un informe de Equifax. Cifra que puede haber visto una considerable reducción tras los depósitos de gratificación pero son aún miles los peruanos que mantienen deudas con distintas entidades bancarias debido al uso de tarjetas de créditos.

Afortunadamente son cada vez más los métodos que se pueden seguir para cancelar las deudas pendientes, que si cumplimos de forma responsable y consistente, lo lograremos. Uno de estos métodos es la “Cascada” o “Snowball”. Este sistema, desarrollado y publicado por la revista Harvard Business Review, está enfocado a la reducción de deuda y plantea dar prioridad a las deudas con saldos más pequeños, en vez de centrarnos en las deudas con mayores tasas de intereses.

Para desarrollar el sistema, se llevó a cabo un experimento, en el que los participantes simulaban pagar deudas de forma virtual. Finalmente se reveló que el factor con mayor impacto no era la cantidad que quedaba por pagar, sino el importe que habían conseguido quitarse de en medio una vez pagado. Esto debido a que las personas se sienten más confiadas y esperanzadas cuando ven que parte de sus deudas se están eliminando, por muy pequeñas que sean.

¿Cómo aplicar el Método Cascada?

Lo primero es calcular tu capacidad financiera. Determina a cuánto asciende el importe de tu deuda total, cuánto de la deuda puedes pagar actualmente y tus gastos fijos. Cuanto más esfuerzo económico hagas cada mes para quitarte la deuda, menos tendrás que pagar más adelante, lo cual te permitirá alcanzar la estabilidad deseada con mayor anticipación.

Lo siguiente es calcular cuánto de tu dinero puedes destinar a las deudas más elevadas. Esto te permitirá saber si tiene la capacidad de destinar un monto mayor cada mes al pago de tus deudas.

Finalmente, apoyado en un documento de Excel, registra todas las deudas que tienes pendientes siguiendo un orden ascendente, es decir de menor a mayor. Incluye la tasa de interés que cada una de esas deudas implica y el pago mínimo mensual que corresponda. Esto te permitirá calcular cuánto meses tendrás que dedicar al pago de tus deudas hasta conseguir eliminarlas por completo. Empieza una por una y deshazte de tus deudas.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

ahorro, Deudas, método cascada

En julio, los trabajadores del sector privado que trabajan en planilla reciben una gratificación que consiste en el íntegro de un sueldo, además de una bonificación extra del 9% sobre la mencionada gratificación.

La coyuntura actual de crisis económica producto de la pandemia por el COVID-19, invita a los trabajadores que perciben este beneficio a buscar formas gestionar mejor el dinero extra, para lo cual es necesario considerar algunas recomendaciones de expertos en finanzas.

Para Brenda Silupú, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Piura, una excelente opción es utilizar el dinero para amortizar parte de las deudas que hayamos adquirido, priorizando las que tengan un interés mayor.

“Para cualquier bonificación o excedente de dinero, es recomendable elaborar un plan de inversiones de acuerdo con nuestra realidad, para lo cual debemos establecer prioridades, analizar los ingresos extras y definir cuál es la mejor alternativa de inversión”, agregó la especialista.

Si bien el uso que se dé a las gratificaciones dependerá de la situación de cada persona o familia, sostiene Jorge Gallo, profesor del área académica de Finanzas en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Piura, una buena opción es también ahorrar una parte de la gratificación para solventar gastos imprevistos en el futuro, por ejemplo, los de salud.

“En el caso de que no se necesite este dinero para asuntos urgentes, realizar un viaje o comprar algún electrodoméstico que sea necesario también son buenas alternativas”, apunta Gallo.

Posibilidades de inversión.

De no tener deudas que pagar, amortizar u otros gastos urgentes que deban realizarse, puede evaluarse invertir el dinero excedente, ya sea en un negocio propio o alguno de los instrumentos financieros que ofrece el mercado.

Brenda Silupú recomienda que se puede analizar si conviene ahorrar en una cuenta de alguna caja municipal, una financiera, o participar en algún fondo mutuo de renta mixta. “Así, se puede ahorrar por un corto periodo”, sostiene la docente de la Universidad de Piura.

Sin embargo, agrega que: “para invertir es necesario también plantearse metas y objetivos concretos en el corto plazo, así como una estrategia para lograrlos”.

Por su parte, Jorge Gallo, recomienda que, si la cantidad percibida es considerable, lo mejor es invertirla. “Si lo que se desea es correr el menor riesgo posible, una buena opción son los depósitos a plazo, pese a que se tendrá una baja rentabilidad”, sostiene el experto.

Agrega que si lo que se busca es una mayor rentabilidad, se pueden considerar los fondos mutuos, tomando en cuenta que esta inversión implica un riesgo.

Brenda Silupú recuerda que el mercado ofrece diversos tipos de inversiones, por lo es recomendable informare apropiadamente sobre las condiciones de cada modalidad. “Por ejemplo, tenemos los fondos mutuos de inversión de renta fija, que están obteniendo tasas de interés mayores a un depósito, así también se puede invertir en los fondos mutuos”, explicó la docente de la Universidad de Piura.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

ahorro, Deudas, Gratificación, Inversión, julio
Página 1 de 3 1 2 3