Deudas

Aunque parezca sencillo sumar todos los ingresos que se tienen al mes y confrontarlos con los gastos, definir qué gastos pueden considerarse fijos o variables ya no resulta tan sencillo. De acuerdo al ABC del BCP, un presupuesto es una herramienta que permite planificar los gastos, controlarlos mejor, detectar aquellos que son innecesarios, identificar la capacidad de pago que se tiene y evaluar el potencial para ahorrar.

En los ingresos que podemos considerar como fijos se encuentran los sueldos, alquileres o la pensión de jubilación. En cambio, los ingresos variables provienen de trabajos independientes, comisiones, horas extras y otros. Como estos ingresos tienen montos indistintos, se deberá considerar el promedio de los últimos 6 meses para el presupuesto.

Por el lado de los gastos, se recomienda considerar entre los gastos fijos a la alimentación, el transporte, la vivienda (alquiler o mantenimiento), los servicios, la educación, el pago de deudas y el fondo de emergencia. Mientras tanto, cualquier otro gasto en viajes, ropa, entretenimiento o diversión puede ingresar en los gastos variables y no indispensables.

A los jóvenes que están por independizarse y tienen que administrar sus cuentas, Mario Miguel Vergara, docente de Finanzas de ESAN Graduate School of Business, les recomienda mantener el orden anotando todos sus gastos fijos. “Es vital tener claro cuáles son las cuentas que sí o sí deben pagarse todos los meses, sin excepción: alquiler, agua, luz, capacitación, gimnasio, celular, etcétera”, indicó.

Controlar gastos y ahorrar

Vergara también aconseja pagar al contado cada vez que sea posible, sea con efectivo o con una tarjeta de débito, para ahorrar dinero. Explica que, de esa manera, se evita gastar un monto que aún no se tiene. Esto viene de la mano con usar controladamente la tarjeta de crédito, ya que, si bien es un método de pago muy común, termina generando intereses que implican un gasto mayor.

“Antes de pagar los gastos fijos, trate de reservar al menos 10% de sus ingresos para invertirlo. El objetivo aquí no es solo ahorrar dinero por un periodo de tiempo para luego gastarlo en algo pasajero, sino es aplicar ese valor para que pueda rendir intereses y convertirse en un patrimonio importante en el futuro”, precisó. El ahorro también es importante para contar con un fondo de emergencia ante desempleo o cualquier otra eventualidad.

Cabe indicar que todo aquel gasto que no es fijo, termina siendo variable. Como nadie quiere privarse de pequeños gustos como una salida a comer con amigos o un viaje espontáneo, aseguró que se deben establecer límites de cuánto poder gastar al mes.

“El vivir solo implica responsabilidades y no se pueden atender todos nuestros antojos. Además de llevar un control de tus gastos, es importante sincerar los ingresos y ver cuán rentable es vivir con un determinado estilo de vida”, agregó.

Tags:

ahorro, Deudas, Gastos, presupuesto

Todos estamos en Infocorp. Esta no es ninguna mala señal, pues en realidad todos los peruanos mayores de edad se encuentran registrados en las centrales de riesgo para mantener un registro de su calificación crediticia. Si una persona paga puntualmente sus deudas, figurará en Infocorp con una calificación positiva, mientras que si ha tenido incumplimiento en sus obligaciones financieras, probablemente la calificación sea mala.

Mantener un buen historial de crédito te permite acceder de manera más sencilla a mejores productos financieros e incluso obtener mejores tasas y condiciones en las entidades bancarias que elijas. Tu calificación predice la probabilidad de pago de tus deudas en los siguientes 12 meses, y es tomado en cuenta por las entidades financieras al momento de decidir otorgar un crédito.

Tipos de calificación

-Normal: Personas con un adeudamiento de 8 días máximo.

-Cliente con problemas potenciales (CPP): Personas que cuentan con moras desde 9 a 30 días.

-Deficiente: Personas con un retraso en el pago de 61 a 120 días.

-Pérdida: En esta categoría los intervalos desaparecen pues se encuentran todas las deudas superiores a 4 meses retrasando el abono correspondiente.

¿Cómo cambia mi calificación si ya pagué mi deuda?

Equifax, empresa que administra Infocorp, explica que bajo el proceso de actualización de información, la cancelación de una deuda con una entidad financiera aparecerá reflejada en el reporte de crédito aproximadamente a los dos meses de efectuado el pago. Cabe resaltar que después del pago de la deuda, ésta se mantendrá como deuda cancelada en la base de datos de Infocorp por un plazo de dos años contados desde la fecha de cancelación de la obligación reportada a Equifax.

Si realizaste el pago de la deuda a entidades no reguladas por la SBS como empresas de telefonía, municipalidades, casas comerciales, entre otras, existen dos formas de actualizar la información registrada en el historial:

-Solicitud directa al acreedor para comunicar a Equifax que la información sea actualizada en la base de datos.

– Acercarse a la Oficina de Atención al Consumidor de Equifax y presentar una solicitud simple para que la información sea actualizada. Se debe adjuntar una copia del DNI y los documentos probatorios de la cancelación de la deuda. Con ello, Equifax contactará al acreedor para realizar la confirmación correspondiente.

Tags:

cómo salir de deudas, Deudas, Equifax, Infocorp

Salir de una deuda, generando otra deuda, es un acto muy común que puede traernos grandes problemas financieros a largo plazo. Este es el mecanismo del carrusel de deudas o ruleteo, que consiste en pagar la deuda de una tarjeta de crédito con el dinero de otra tarjeta de crédito.

Expertos de alDía brindan algunos consejos para evitar caer en el ruleteo y salir si ya estamos metidos en este problema financiero, que termina perjudicando tus finanzas personales.

Organiza un presupuesto

Es necesario tener un plan mensual de ingresos, de forma que podamos generar ahorros y hacer un cálculo de cuánto de nuestro dinero tendrá que ser destinado al pago de deudas. Si ves que tus gastos exceden tus ingresos, es momento de replantear tu presupuesto. Elimina gastos innecesarios y dale prioridad al pago de las deudas.

Prioriza las deudas con intereses mayores

Si tienes varias deudas y no sabes cuál pagar primero, prioriza a las que tienen una mayor tasa de interés, pues son las que cuestan más en el tiempo y son más difíciles de pagar.

Paga puntualmente

Pasarse unos días de la fecha de pago provoca que en el próximo estado de cuenta el importe a pagar sea mayor, pues incluirá el monto sumado a los intereses por el retraso. Evita los retrasos en el pago de tus cuotas y podrás liberarte del pago de penalidades, además de cuidar tu historial crediticio para tener una buena calificación en las centrales de riesgo.

No saques dinero de otra tarjeta

Disponer de dinero de la tarjeta de crédito para pagar una deuda de otra tarjeta de crédito es un grave error. Pagarás más al banco por devolver ese dinero y mantendrás dos deudas que resolver. Este suele ser el origen del carrusel de tarjetas. Además, el retiro de efectivo de la tarjeta de crédito debe hacerse únicamente en casos de emergencia.

Conversa con el banco

Si no encuentras una solución a tus problemas, tienes la opción de dialogar con tu entidad financiera. El banco te puede brindar diversas soluciones, como un refinanciamiento, una consolidación o realizar el cambio de la fecha de pago para que coincida con el momento en que recibes tus ingresos.

Tags:

carrusel de deudas, Deudas, ruleteo, tarjeta de crédito

Según Equifax, existen más de 4 millones de deudas menores a 200 soles registradas en Infocorp

Hacer uso de un crédito puede resultar liberador y facilitar la adquisición de productos sin afectar las finanzas del mes actual. Sin embargo, es importante que seamos ordenados y cumplidos para realizar los pagos a tiempo para que esto no afecte negativamente nuestro historial.

Un tipo de deuda que puede generar grandes problemas si no les damos la atención necesaria son las deudas fantasma. Se trata de aquellas que implican un monto reducido y que el usuario puede llegar a olvidar si no tiene un registro claro. Estas pueden impactar en nuestra calificación de riesgo, lo cual reduce los beneficios por parte de entidades financieras.

Según Equifax, existen más de 4 millones de deudas menores a 200 soles registradas en Infocorp. Estas son deudas fantasma que podrías estar cargando en este momento, por ejemplo, al cambiar de compañía telefónica sin saldar tu deuda en la anterior, o al olvidar todos los consumos realizados con una tarjeta de crédito el mes pasado.

Un dato. Usualmente, esta deuda fantasma cuando el usuario va a un banco para solicitar un crédito y le explican que no se lo pueden dar porque tiene una deuda pendiente, y por una cantidad mínima ve truncados su planes inmediatos, porque además de pagar, tiene que esperar un tiempo para que esa deuda ya pagada deje de aparecer como tal en su historial de crédito y deje de impactar su Score de Riesgo.

¿Cómo evitar las deudas fantasma?

Lleva el control de tus gastos: Elabora un cronograma de pagos. Esto hará mucho más difícil que olvides cancelar alguna obligación económica. Puedes registrar tus gastos en un cuaderno, una tabla de excel o una aplicación para que siempre tengas esta información a la mano.

Verifica tus deudas al finalizar un servicio: Asegúrate de no dejar ningún saldo pendiente con algún proveedor o servicio que desees finalizar.

Conoce los términos y condiciones: Revisa si tu tarjeta de crédito incluye una membresía anual. En ese caso, confirma que no exista ningún monto de deuda por pagar al decidir no volver a utilizarla.

Cambio de titularidad: Si realizas ventas como la de tu automóvil, gestiona el trámite de cambio de titularidad, de lo contrario podrías recibir multas ocasionadas por el nuevo dueño. Esto puede perjudicar tu historial crediticio en caso de no cancelar la deuda tiempo.

Tags:

Deudas, Deudas fantasma, Equifax

En caso de que reciba un dinero extra o realice un retiro de fondos de la AFP, cancelar o abonar de manera anticipada una deuda le permitirá, de acuerdo a la consultora financiera Al Día, tener una mayor capacidad de pago y acceder a mejores préstamos.

 

Con cada préstamo personal o deuda por tarjeta de crédito, al usuario financiero le asiste el derecho de realizar pagos anticipados, si así lo considera conveniente. Según el portal Banca para Todos de la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc) un pago anticipado es el que permite amortizar directamente al capital, reduciendo intereses, comisiones y gastos al día del pago.

“Si la amortización es parcial, adicional a la reducción mencionada, el banco le solicitará que indique si el importe restante lo pagará en el plazo original; o, si incrementará el monto de la cuota disminuyendo el plazo del crédito. Por otro lado, el adelanto de cuota te permite tener un periodo de tiempo sin obligación de pago alguna respecto a tu crédito. En este caso, no se produce una reducción de los intereses, las comisiones o los gastos”.

La diferencia fundamental es que en el pago anticipado o “prepago” se paga una parte del capital y se recompone el cronograma de pagos, con menores intereses. En cambio, el pago adelantado hace que el cliente abone dos o tres cuotas antes de tiempo, con todo y los intereses que normalmente le corresponden como se programó al inicio.

Para realizar cualquiera de estas operaciones, los clientes deben manifestar expresamente su voluntad de efectuar un pago anticipado o adelantar el pago de cuotas, y las empresas deberán requerir y mantener una constancia de dicha decisión. Además, la fintech Solven.pe anota que para acceder a estos derechos el cliente debe estar al día con sus deudas.

 

Ventajas y precisiones

Aquellos deudores que deseen utilizar recursos como el retiro de fondos de las AFP para amortizar deudas, según la consultora financiera Al Día, tienen al menos cuatro ventajas: pagan menos intereses, vuelven a tener capacidad de pago, tienen una buena calificación crediticia y acceden a mejores préstamos y créditos por ser buenos pagadores.

Al momento de solicitar estos procedimientos es importante definir si lo más conveniente para nuestras finanzas es abonar al capital de la deuda o reducir el tiempo. En el primer caso se reduce la deuda total y los intereses, generando un ahorro considerable.

Estos cálculos serían distintos para el adelanto de cuota, que constantemente se confunde con el llamado “prepago”. De acuerdo a un informe de Indecopi entre los años 2015 y 2018, estos términos eran de los que más confusión generaban en los consumidores.

Según la directora de la Autoridad Nacional de Protección del Consumidor de Indecopi, Wendy Lesdesma, la confusión es mayor porque de acuerdo a la normativa vigente, para realizar el prepago se debe pagar desde dos cuotas a más del crédito.

“Si el consumidor dice que quiere hacer el prepago y paga solo una cuota, el banco no lo aplica así y lo considera como un pago adelantado. Pero si voy -por ejemplo- con cuatro cuotas como dice la norma, se tendrá menores plazos o se podrá reducir el monto que adeudo”, indicó al diario Gestión.

Tags:

bancos, Deudas, Emprendedor

Según un último informe de Ipsos Perú, el 68% de peruanos bancarizados mantiene una deuda vigente con alguna entidad financiera. Además, el informe revela que de tener alguna necesidad económica urgente, el 37% de peruanos optaría por endeudarse mediante un préstamo personal con una entidad financiera.

 

Si eres de los peruanos que al momento mantienen una deuda y aún no puedes solucionarla, expertos de AlDía, asesora financiera, recomiendan algunos pasos a seguir para recuperar la tranquilidad de vivir con las finanzas personales en orden:

 

Sé consciente del monto de tu deuda

 

Si pagas mes a mes sin tener claro el monto total de tu deuda, ya estás cayendo en un grave error. Conocer la cifra total a la que esta asciende, te permite crear un presupuesto personal que te ayude a proyectar tus pagos y conocer cuánto debes pagar cada mes para salir, lo antes posible, de tus deudas.

 

Calcula tus gastos fijos mensuales

 

No puedes saber cuánto dinero de tus ingresos destinar al pago de tus deudas, si no conoces cuáles son tus gastos fijos, es decir, aquellos que definitivamente debes pagar cada mes. Estos son, por ejemplo los servicios del hogar, la canasta básica, y otros. Una vez que tengas claro cuáles son tus gastos fijos, restalos de tus ingresos mensuales, y el monto obtenido es el máximo que puedes destinar al pago de la cuota mensual de tus deudas.

 

Reduce el uso de tarjetas de crédito

 

Tu deuda actual no dejará de crecer a menos que dejes de utilizar el dinero plástico. No es nada eficiente ir saldando deudas mientras vas acumulando otras, considerando que las tasas de las tarjetas de crédito son las más altas de los productos financieros.

 

Crea un fondo de emergencias

 

Si te quedas sin ingresos fijos mensuales será complicado saldar tus deudas. Anticípate y crea un fondo de emergencias, es decir, una cuenta de ahorros. Procura que este fondo sea equivalente a seis meses de tus gastos fijos mensuales.

 

Además de estos consejos prácticos, siempre tendrás la opción de acercarte a tu entidad financiera y solicitar una reprogramación de pago, luego de un análisis de los plazos que necesitas para saldar la deuda.

Tags:

Deudas, Finanzas personales, Tarjetas de crédito
Evita colocar este dinero en un producto como plazo fijo u otros que penalicen el retiro del dinero antes del plazo acordado.

 

Según un estudio de Datum, realizado en octubre de 2020, el 57.7% de los peruanos estuvo solventando sus gastos con recursos que provienen de otras fuentes distintas a las remuneraciones laborales.

 

De esta cifra, un 15.8% cubrió sus necesidades básicas con sus ahorros. Mientras tanto, un 10.9%, estuvo usando el dinero que retiró de su AFP para solventar sus gastos. Además, un 10.2% ha tenido que recurrir a préstamos o deudas para poder sobrevivir durante la crisis. Esta última situación no se hubiese dado en tal medida, si es que este grupo contase con un fondo de emergencia, por ejemplo.

 

La importancia de estos fondos

 

Expertos del banco BBVA explican en cinco sencillos motivos por qué contar con un fondo de emergencia es necesario:

 

– Da tranquilidad: De acuerdo a una encuesta de la Asociación Americana de Psicología, para el 64% de los adultos el dinero y las preocupaciones financieras representan una fuente de estrés. Contar con un fondo puede evitar estos agravantes a nuestra salud mental.

 

-Evita malas decisiones: Un claro ejemplo es solicitar un préstamo con tasas que no se encuentren reguladas por un organismo rector. Por ende, las personas se endeudan más allá de sus posibilidades porque no cuentan con un colchón financiero que les permite afrontar las emergencias.

 

-Holgura para metas financieras: Contar con un fondo de emergencia permite cumplir con otras metas financieras importantes como por ejemplo la inversión en un negocio propio, o un viaje para el cual se hizo un plan de ahorro y no se destinó a cubrir un imprevisto.

 

-Liquidez inmediata: Mantén este fondo separado del dinero que usas a diario. Evita colocar este dinero en productos financieros como el ahorro a plazo fijo u otros que penalicen el retiro del dinero antes del plazo acordado. Así, apenas necesites disponer de ese efectivo, lo tendrás rápidamente a tu alcance.

 

-Establece nuevas metas: En caso tengas que usar tu fondo de emergencias, debes establecer una nueva meta financiera y ahorrar para restablecerlo en la medida de tus posibilidades. De esa manera, podrás contar constantemente con un fondo en caso que lo necesites.

Tags:

Ahorros, Deudas, Fondo de emergencia, Pandemia
El plazo máximo de solicitud de reprogramación es el 15 de julio de 2021.

 

Mediante el Decreto de Urgencia N° 026-2021, y con el reglamento de la operatividad de reprogramación de créditos, el Ministerio de Economía y Finanzas brinda facilidades de pago a los beneficiarios del programa Reactiva Perú y el Fondo de Apoyo empresarial a la MYPE .

 

En ambos casos, esta reprogramación implica un nuevo cronograma de pago con un plazo máximo de 12 meses de periodo de gracia. En este tiempo se pagará intereses y comisiones correspondientes. Culminado este periodo de gracia las empresas deberán iniciar el repago de la deuda en el plazo previsto en la norma, el cual va entre 24 a 36 meses.

 

Estas solicitudes deberán ser presentadas a la respectiva entidad del sistema financiero que le otorgó el crédito para su evaluación. Las empresas acogidas a estos programas se dividen en tres grupos y deberán de cumplir con los siguientes requisitos para la solicitud de reprogramación:

 

Microempresas: Aquellas con préstamos del programa por hasta S/ 90,000. Deben pasar por una evaluación por parte de la entidad financiera.

 

Pequeñas empresas: Aquellas que han accedido a préstamos de entre S/ 90,001 hasta S/750,000. Deben demostrar una caída en el nivel de sus ventas mayor o igual al 10% en el cuarto trimestre del año 2020, con relación a similar periodo del año anterior para solicitar la reprogramación.

 

Medianas empresas: Aquellas que hayan accedido a préstamos de entre S/750,001 a S/5′000,000. Para acceder a la reprogramación estas empresas deberán haber registrado una caída en su nivel de ventas mayor o igual al 20% en el cuarto trimestre del año 2020, con relación a similar periodo del año anterior.

 

Respecto el FAE MYPE, el esquema de reprogramación considera a la totalidad de las 276 mil MYPE que accedieron a un crédito garantizado por el Fondo. En ambos casos serán las empresas del sistema financiero y las cooperativas de ahorro y crédito las entidades encargadas de realizar la evaluación de las empresas que quieran acceder a la reprogramación de sus créditos.

 

El plazo máximo de solicitud de reprogramación es el 15 de julio de 2021, tiempo hasta el cual Cofide podrá otorgar una garantía para el crédito reprogramado. Esto le permitirá a las empresas contar con un mayor plazo para recuperar su capacidad de generación de ingresos y cumplir con el pago de las deudas pactadas, reduciendo la probabilidad de quiebra y manteniendo una buena calificación de riesgo.

Tags:

Deudas, Reactiva, Reactiva Perú, Reprogramación

La inesperada llegada de la pandemia por Covid-19 impactó de forma grave la economía de los peruanos. Hacia junio de 2020, un estudio de Ipsos Perú reveló que 68% de peruanos bancarizados contaba con una deuda vigente.

 

Según un estudio de Equifax Perú y Emprende UP, hasta finales de 2020 se registró un universo de 6.8 millones de peruanos con retrasos de más de 30 días en pago de deudas morosas con el sistema financiero y comercial. Se trata de deudas comerciales, tributarias, de servicios y préstamos de microfinancieras no reguladas por la SBS.

 

De ese universo, el 72% presenta un riesgo alto, lo cual implica mayor probabilidad de no poder pagar la deuda en los próximos 12 meses. Este porcentaje equivale a unos 4.8 millones de peruanos. “El 72% va a mantener su mala calificación, probablemente no va cumplir con sus deudas”, comentó Sergio Soto, gerente de marketing de Equifax Perú, a Gestión.

 

Deudas en incremento

 

El representante de Equifax indicó además que la cifra de deudores, se ubicaba, previo a la pandemia en 60%, pero la inevitable crisis económica empujó esta cifra, que empezó a crecer a la par de la morosidad. En los próximos meses, se prevé que el panorama no vea una mejora consistente, pues la incertidumbre sobre la recuperación de la economía, particularmente en aspectos de empleo e ingresos debido al avance de la pandemia, se mantienen latentes.

 

Uno de los factores más importantes por los que el pago total de las deudas no se está efectuando es el ahorro forzoso que están teniendo las familias para cubrir eventuales gastos de salud en plena emergencia sanitaria. “ Entonces, dejan de pagar o pagan menos [sus deudas]”, explicó el representante de Equifax.

 

Según el informe, los deudores con riesgo más alto son aquellos que pertenecen a los sectores económicos más afectados por la crisis como el turismo, hotelería y el entretenimiento. Hasta ahora, solo un 14.7% de peruanos con deudas, cuentan con un riesgo bajo. Esto significa que aproximadamente 1 millón de personas tienen buenas perspectivas de cumplir con sus pagos en los próximos 12 meses.

Tags:

Deudas, Emprende, Equifax, UP