Reprogramación

¿Conviene reprogramar o refinanciar deudas?

Aquí te enterarás la diferencia entre ambos y cuál es la más conveniente.

La pandemia de Covid-19 y el aislamiento social obligatorio en casi todo el 2020, generó que los flujos de las empresas en algunos sectores, pasen de positivos a negativos o sustancialmente negativos, generando deudas. “Por lo que a la fecha ya no solo se está en un escenario de reprogramación, sino de refinanciamiento”, señaló el profesor de la carrera de Administración y Finanzas de la Universidad ESAN, Edmundo Lizarzaburu.

En ese sentido, enfatizó que es importante entender que la reprogramación de deudas es una herramienta que te permite cumplir con el pago de tus deudas, es decir antes de caer en retraso, mora o algún otro sobrecosto.

“Pero también existe el refinanciamiento y es importante no confundirlo para que tomes la decisión más conveniente, ya que este último se produce cuando no has cumplido con la entidad financiera, pagas con retraso, aspecto que evidencia, entre otras cosas, poca planificación”, explicó a la agencia Andina.

En ese sentido, Lizarzaburu precisó las diferencias más representativas entre la reprogramación y el refinanciamiento de una deuda:

Reprogramación: Puede otorgarse a solicitud del cliente o de forma unilateral (a decisión de la entidad financiera), previo al vencimiento.

Refinanciamiento: Está sujeto a la negociación con la entidad financiera, en vista de que el pago ya ha vencido.

Reprogramación: Se puede solicitar estando al día en los pagos para evitar sobrecostos.

Refinanciamiento: Se puede pedir, pero ya es considerado como un vencido.

Reprogramación: Las condiciones del crédito (tasa, plazo, monto u otros) pueden variar, pero hay capacidad de negociación, se puede hasta buscar la compra de deuda al estar al día.

Refinanciamiento: Las condiciones del crédito (tasa, plazo, monto u otros) pueden variar, pero son más reducidas.

Reprogramación: No afectará la calificación crediticia del deudor en las centrales de riesgo y el scoring en el sistema no se deteriora.

Refinanciamiento: La calificación crediticia del deudor en las centrales de riesgo se verá afectada, impactando en su scoring.

El docente de la Universidad ESAN, también señala que se debe tener en cuenta las épocas de alza del dólar, pues hay un componente importante de créditos en moneda extranjera y se tendría un mayor monto de deuda, solo por la conversión.

Frente a ello siempre es necesario hacer la evaluación que debe considerar: moneda de las fuentes de ingreso y de las obligaciones, así como el plazo de ambos tanto en ingresos como en egresos.

Afirmó que es conveniente que si tienes una deuda en dólares, cámbiala a soles y planifica el pago, buscando reprogramar, considerando algunas variables tales como: reducción en la tasa y en la cuota, así como evaluar los plazos, señaló a la agencia de noticias Andina.

Tags:

Deudas, Refinanciamiento, Reprogramación

Mas artículos del autor:

"Mypes: Informalidad llega al 84.2%"
"5 errores que no debes cometer con tu CTS"
"5 ESTRATEGIAS PARA GESTIONAR UN EQUIPO DE TRABAJO HÍBRIDO"