SBS

Cuestión de fe

El problema con Decentra no son solo sus tentadoras recompensas. La empresa trabaja en uno de los mercados financieros más inestables actualmente, lo que aumenta los riesgos de pérdida que sus promotores parecen ignorar. 

Se trata de un mercado donde lo que impera es la especulación. Las criptomonedas son divisas digitales que no cuentan con el respaldo de los bancos centrales estatales, lo que afecta directamente su precio. “Lo que se genera con las criptomonedas son burbujas. Algo que vale 100, te lo venden a 500. Todo el mundo se mete, hacen plata, salen y te tiran el precio abajo, luego vuelve a subir. Similar ocurre en el sector inmobiliario. Es parte del desarrollo de un mercado no tan claro y transparente. Es como una timba”, explica el economista Enrique Castellanos. 

Aunque no es solo su falta de aval lo que complica las cosas con estas monedas digitales. “El dinero no necesita un valor intrínseco. Solo debe manejar ciertas características: ser de fácil manipulación, ser divisible, tener un valor constante y ser aceptado por todos. No todo eso lo tienen las criptomonedas, aunque son fáciles de manejar, no tienen un valor constante o aceptación total”, asegura Castellanos.

La ‘cripto’ más conocida es el bitcoin, que circula desde el 2009 y es la divisa que comercializa Decentra. Desde que salió el primer BTC (moneda de bitcoin), su precio ha sufrido cambios bruscos. El año pasado la moneda alcanzó un valor cercano a los 70 mil dólares. Hoy, sin embargo, bordea los 19 mil, lo que implica que una persona que compró bitcoins cuando estaba cerca de su máximo histórico habría visto su inversión reducida en dos tercios. Otras criptomonedas han perdido 90% de su valor respecto a sus máximos históricos. A este último descenso se le conoce como el ‘criptoinvierno’. 

La alta volatilidad es lo que convierte a las criptomonedas en un negocio de alto riesgo. Aún así, su mayor atractivo es que usan la tecnología blockchain para sus transacciones. Básicamente, se trata de una estructura matemática descentralizada y encriptada que registra operaciones financieras en un gran libro contable que reside en la red. Las transacciones se registran en la cadena de bloques, pero no pasan por ninguna institución financiera, y por lo tanto no dejan registros que puedan ser utilizados por algún gobierno o ente regulador. Las criptomonedas ofrecen la posibilidad de realizar transacciones anónimas y por eso son muy utilizadas en actividades ilícitas.

Finance
La evolución del valor del bitcoin. En noviembre costaba casi 70 mil dólares. Hoy solo 19 mil. Gráfico: Yahoo Finance.

Otra peculiaridad de las ‘cripto’ es que muchas tienen una cantidad máxima de monedas circulantes. Es decir, un tope de producción que, en teoría al menos, asegura que su valor en el tiempo tenderá a subir, puesto que su oferta es finita. En el caso del bitcoin, actualmente existen 19,084.318 BTC disponibles y su cantidad total es de 21 millones BTC, de acuerdo a CoinGecko, empresa que brinda información procesable sobre el mercado de criptomonedas. 

Al ser un mundo sin garantías es crucial confiar en el método de adquisición de ‘criptos’ y quién te las ofrece, variables que no encajan con el modelo ofrecido por Decentra. Existen actualmente muchos servicios internacionales que ofrecen la posibilidad de invertir en criptoactivos, pero antes de poner un sol o un dólar en ellos es importante saber si son operaciones serias y están sometidas a algún tipo de regulación. “El costo operativo es enorme. Lo más importante es saber dónde se guardan, el storage en inglés. Se supone que está en la nube, pero puede llegar un hacker y robárselo. ¿Quién reconoce después esa criptomoneda? El gran riesgo, más allá del valor de mercado, es que el vendedor desaparezca”, remarca Enrique Castellanos.

En Xifra son expertos en desapariciones. Al anunciar su cierre, remarcaron que los usuarios a los que aún les debían dinero podrían retirarlo únicamente cuando su nueva identidad, Decentra, estuviese operando al 100%. Un nivel de seguridad muy precario, si se le compara, por ejemplo, con Bank Leumi, un banco israelí que permite transacciones en ‘criptos’ desde el pasado mes marzo. 

A escala global, la aceptación de las criptomonedas todavía está en una etapa incipiente. El Salvador es un país pionero en convertir el bitcoin en moneda de curso legal, desde septiembre del año pasado, contraviniendo todas las alertas del mundo financiero y de entidades multilaterales como el Fondo Monetario Internacional. En el Perú no hay entidades financieras formales que operen con ‘criptos’. Lo que sí hay –y de lo que hay que cuidarse– es de inescrupulosos supuestos gurús, que ofrecen rentabilidades garantizadas en un mercado donde es imposible garantizar cualquier cosa.

 

 

**Fotoportada por Darlen Leonardo

Tags:

Estafas en línea, SBS

Cabe destacar que, conforme al artículo 11 de la Ley N° 26702, Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros, toda persona natural o jurídica que pretenda captar o recibir dinero de terceros, en forma de depósito, mutuo o cualquier otra modalidad, requiere la autorización previa de la SBS.

Tags:

Estafa piramidal, Omega Pro, SBS

EL PUNTO DE QUIEBRE

Actualmente, cuando uno entra al Facebook de Luxury Capital, la empresa asegura que sólo brinda información financiera. “¡NO ACEPTAMOS CAPITAL DE NINGÚN TIPO!”, resalta enfáticamente su descripción. La última fecha que aceptaron dinero del público fue el 28 de diciembre de 2021. Sudaca tuvo acceso a siete contratos firmados esa misma fecha, en los cuales la inversión total suma casi US$62,000. Pocos días después, la empresa empezaría a dar los primeros signos de alarma. 

El nuevo Luxury
Una publicación del viernes pasado de Luxury. Irónicamente, ahora se dedican a dar consejos financieros.

Aquel diciembre, por ejemplo, ya habían surgido problemas con los acuerdos entre la empresa y los aportantes. «En mi contrato, había cosas incongruentes: decía mi nombre, pero aparecía otro porcentaje diferente al pactado. Decía que había contratado el plan de seis meses cuando yo había elegido el de un año. Les hice saber eso, pero no me respondieron”, recuerda Antonio Gallegos, que invirtió US$3,500 y asegura no haber recibido nada.

El 4 de enero de 2022, la empresa avisó en el chat de WhatsApp de sus usuarios que no estaban aceptando más inversiones porque “todo el personal está con la tarea de los nuevos contratos”. Y el 7 de enero, lanzaron una justificación para el retraso de los pagos y cambiaron de discurso: anunciaron que, debido a una supuesta fiscalización por parte de la Sunat que los obligaba a regularizar documentos, no iban a poder retirar el dinero del broker que usaban. Se referían, con esto último, a la intermediaria que operaba en el mercado financiero internacional, la que ponía afuera las inversiones de los afectados.

El escepticismo ya se notaba en algunos inversores, que sospechaban que las excusas eran falsas. Otros pedían paciencia, ya que la empresa había dado una fecha para el pago pendiente: el 28 de enero. Cuando llegó ese día, sin embargo, no pagaron.

Algunos de los afectados ya habían creado un grupo de WhatsApp paralelo donde coordinaban qué acciones tomar ante la demora. En el grupo oficial, mientras tanto, Carlos Dávalos, el gerente general, afirmaba que el dinero aún no llegaba a la cuenta empresarial.

El gerente de Luxury adjuntó tres videos cortos filmados por él mismo en un banco. En la imágenes, se le oye preguntarle a una trabajadora de la entidad financiera por qué no llegan las transacciones a la cuenta de su empresa. En ningún momento se muestra que le den alguna respuesta a su consulta.

En ese mismo chat, Dávalos prometió crear una nueva cuenta bancaria para solucionar el problema, aseguró que la empresa no iba a desaparecer y que iba a haber más comunicación que nunca. Pero esto último no se cumplió. Los usuarios empezaron a reclamar por el grupo de WhatsApp que Luxury no respondía las llamadas ni los mensajes.

Al día siguiente, el 29 de enero, el número de atención al cliente de Luxury mandó otro mensaje al grupo de WhatsApp, donde amenazaba con una contrademanda a quienes quieran denunciar a la empresa penalmente, una idea que ya había sido sugerida por un usuario semanas antes. “Así mismo, desde este momento, cualquier comentario fuera de lugar por este grupo será reportado y se procederá a eliminar del grupo”, asegura el mensaje.

La semana siguiente, en medio de reclamos cada vez más intensos, Luxury afirmó que la devolución del dinero empezaría el 7 de mayo y que penalizarán a “las personas que hayan venido compartiendo comentarios o adjetivos mal intencionados”. También anunciaron que ya habían creado la nueva cuenta bancaria y adjuntó una grabación para mostrarles las primeras operaciones que estaban haciendo: la mayoría eran transacciones de montos pequeños que no pasaban los US$100 ni se acercaban a la suma depositada por los inversores.

“Este es un proceso que llevará [el] tiempo indicado [hasta el 7 de mayo], por lo que les pido me dejen hacer lo que mejor hago”, agregó el gerente en su mensaje.

En marzo no hubo mayores noticias de los pagos y, para fines de abril, Dávalos señaló en el chat de los inversores que la devolución ya no se iba a dar en la fecha acordada. Dijo que había abierto un nuevo servicio para que puedan invertir con “100% control de su dinero”. Se trataba de un intento de enmienda insólito, considerando todos los pedidos de devolución o de, al menos, hacer un Zoom informativo durante el 2022.

Ese día, Dávalos también restringió la opción de que los demás puedan mandar mensajes en el grupo de WhatsApp. “Este grupo va a pasar a ser un grupo simplemente informativo, sólo se va a envíar las últimas actualizaciones del servicio para evitar distracciones con comentarios malintencionados”, sentenció a modo de posdata.

Mensaje wsp abril
El mensaje del 27 de abril de Dávalos. Ese día, restringió a los inversores de mandar mensajes.

Hasta el día de hoy, los inversores no han recibido las devoluciones de lo que invirtieron, pese a que muchos de ellos ya mandaron su resolución de contrato a Luxury. Carlos Dávalos se animó finalmente a hacer un Zoom el 12 de mayo. Pero lo que dijo en la reunión dejó mucho que desear.

“Estuve en el Zoom hasta media hora antes de que terminara. Básicamente, Dávalos explicó que todo el dinero se perdió porque el petróleo está de bajada. Nos hizo ver las transacciones que había hecho con cantidades menores el 22 de marzo. Le pedíamos que nos deje ver las de los meses anteriores, pero no lo hizo. También nos desactivó el audio”, recuerda Alan Sedano, uno de los inversores que estuvo en esa reunión. Como dato adicional, Alan comenta que para poder invertir US$3,250 en Luxury, se hizo de un préstamo.  

Sudaca se comunicó con Carlos Dávalos, quien sólo atinó a comentar por un mensaje: “Todo respecto a ese tema lo compartí con los inversionistas mediante un Zoom. Ahora nos encontramos mediante un sistema de devolución que también vengo compartiéndolo mediante el mismo grupo”.

 

Tags:

Banca, Financieras, SBS

“Entonces, hay que saber que si se quiere beneficios con las tarjetas de crédito, se estará afecto al pago de la membresía, la cual, eventualmente, podría exonerarse, pero es necesario preguntar a los bancos si consumiendo todos los meses se puede acceder a la exoneración o si es necesario tener un consumo mínimo”, resaltó el experto. Por otro lado, es posible solicitar una tarjeta de crédito sin membresía, pues todas las entidades financieras las tienen por disposición de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

Tags:

membresía, SBS, Tarjetas de crédito

Las celebraciones de fin de año implican una serie de gastos: regalos para la familia, intercambios del amigo secreto o algún detalle a quien fue una gran ayuda durante este 2021. Para pagar esta serie de gastos, la fuente de financiamiento personal a la mano, la tarjeta de crédito, resulta una opción para miles de peruanos.

Pero, ¿qué pasa con aquellos que tienen más de una? ¿Con cuál resulta mejor hacer estos pagos? Para saberlo, será necesario revisar la Tasa Anual que brindan cada una de esas tarjetas de crédito. A partir de ello, y considerando beneficios como puntos o millas, es que cada usuario podrá tomar la mejor decisión sobre la tarjeta a usar.

La tasa de interés promedio más baja en soles para las tarjetas de crédito se ubica en 29.77% anual al 10 de diciembre del 2021 y la ofrece el Banco de Comercio, según la tabla comparativa de Tasa de Interés Promedio, elaborada por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

Le siguen BanBif, Scotiabank, Banco de Crédito, Banco Pichincha y Banco GNB con tasas promedio de 30%, 36.75%, 38.21%, 39.15% y 39.69% anual, respectivamente, entre otras entidades financieras.

Los bancos y las financieras están permitidas de expedir y administrar tarjetas de crédito, según la Ley 26702, Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la SBS. Además, para facilitar y agilizar la emisión de tarjetas de créditos, en abril de este año la SBS aprobó un procedimiento simplificado de autorización para las entidades microfinancieras que lo requieran.

Es necesario recordar siempre que lo mejor para cuidar de las finanzas es recurrir a entidades financieras que cuenten con el respaldo de la SBS.

Tarjetas sin membresía

Desde el 29 de agosto de 2020, entró en vigencia la norma de la SBS que modificó el reglamento de Gestión de Conducta de Mercado del Sistema Financiero. Esta normativa implica la obligación a las empresas emisoras de contar como mínimo con una tarjeta que no cobre la comisión de membresía anual con la finalidad de brindar mayores alternativas a los usuarios en la contratación de tarjetas de crédito.

La mejor manera de comparar las tasas actuales es consultar la herramienta “Compara tasas” que la SBS pone a disposición de la población, en la que se puede ver incluso las tasas de prima de seguros, SOAT, productos financieros y más.

 

Foto: quenoticias.com

Tags:

SBS, tarjeta de crédito, tasas de interés

La Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones (SBS), intervino a nueve cooperativas de ahorro y crédito (COOPAC) por presentar patrimonios negativos o estar en estado de insolvencia, tal como sucedió en agosto con Aelucoop.

Jorge Carrillo Acosta, profesor de Pacífico Business School recuerda que las cooperativas de ahorro y crédito, no cuentan con el Fondo de Seguro de Depósitos (FSD), por lo que ahorrar en ellas implica un mayor riesgo que en el caso de los bancos, financieras, cajas municipales y cajas rurales. Este FSD cubre a los ahorristas ante la quiebra de una institución financiera hasta por S/. 112.853. Esta protección solo incluye a los bancos, financieras, cajas municipales y cajas rurales.

No obstante, las COOPAC, que son más de 400 en el Perú, han creado su propio «seguro», llamado Fondo de Seguro de Depósitos Cooperativo (FSDC), pero en este caso la cobertura máxima será de S/.10.000, y recién estará activo a mediados del 2024.

Por ello, asegura, Carrillo, si se desea ahorrar en cooperativas, se debe evaluar la solvencia de la institución, así como la calidad profesional de quienes la gerencian.

Cuidar del dinero de los peruanos es sumamente importante. Por ello, la SBS se preocupa de combatir la informalidad financiera e informalidad de seguros, así como alertar sobre la captación de dinero por parte de entidades no autorizadas, con el fin de proteger a las personas de posibles estafas, o graves pérdidas económica.

Entidades financieras seguras

La SBS explica que conforme al artículo 11 de la Ley 26702, Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros, toda persona natural o jurídica que pretenda captar o recibir dinero de terceros, en forma de depósito, mutuo o cualquier otra modalidad, requiere de la autorización previa de la SBS.

Actualmente, las 43 entidades financieras que se encuentran autorizadas a recibir depósitos pueden ser encontradas en este enlace de la SBS.  Cada vez que se presente una oportunidad de ahorro o inversión en una nueva entidad financiera, lo mejor será verificar que efectivamente se encuentre en este listado. Esto asegurará que se trata de una entidad confiable y regulada.

Es importante recordar que la captación de dinero efectuada por entidades financieras no autorizadas por la SBS para realizar actividades en el Perú es un delito previsto en el artículo 246 del Código Penal.

El dinero depositado en entidades no autorizadas por la SBS no se encuentra cubierto por el Fondo de Seguro de Depósitos (FSD). Por ello es tan importante ser cuidadosos con las entidades a las que les confiamos nuestros ahorros. Cuando de finanzas personales se trate, la confianza debe estar soportada en hechos concretos y no simples promesas de crecimiento de dinero.

Tags:

Aelucoop, ahorro, SBS
Página 1 de 2 1 2
x