tarjeta de crédito

Primera tarjeta de crédito: ¿es buena idea tenerla?

Antes de aceptar una tarjeta, averigua información clave como la TEA que es el interés que cobra el banco por prestarte dinero.

Una tarjeta de crédito es una de las formas más comunes de empezar un historial crediticio y por consiguiente acceder a mayores beneficios financieros, siempre y cuando sea manejada de manera responsable y con toda la información posible a la mano.

Un informe del Banco Azteca recuerda algunas claves a tomar en cuenta antes de aceptar o solicitar una tarjeta de crédito para asegurarte de que es la más indicada para ti.

1.-Tu capacidad de pago

Una tarjeta de crédito no es una extensión de tus ingresos, pues luego deberás pagar el dinero consumido. Para un buen uso de este producto, lo mejor será que el monto utilizado no supere el 25% de tus ingresos mensuales. Si deseas tener mayor claridad sobre tu capacidad de pago, descuenta tus gastos fijos y ahorro a tus ingresos.

2.- Diferencia entre tarjetas

Compara cuál es la mejor opción tomando en cuenta tus necesidades y tu capacidad de pago, así como la comisión anual, la tasa de interés y los beneficios y otros servicios que te ofrece la tarjeta:

-TCEA: La Tasa de Costo Efectiva Anual es un indicador del costo total de todo tipo de crédito, por lo que es posible comparar el costo entre créditos, aunque sean de plazos y productos diferentes. Este concepto incluye el monto del crédito, los intereses, el IGV, las comisiones y cualquier otro cargo que deba pagar el cliente.

-TEA: La Tasa de Interés Efectiva Anual es el interés que cobra el banco por prestar dinero.

-Fechas claves: Ten clara la fecha de corte, que es el día en que empieza un nuevo ciclo de facturación y la fecha de pago que es el último día en que puedes pagar la cuota mensual.

-Membresía: Es el monto anual que se paga por tener una tarjeta de crédito y poder acceder a los beneficios que esta ofrece. Cada banco y tipo de tarjeta pone sus propias condiciones para evaluar una exoneración de membresía.

-Línea de crédito: Es la cantidad de dinero asignada a tu tarjeta. Es importante entender que este no es un monto extra de dinero del que dispones, sino la cantidad que el banco está dispuesto a prestarte cada mes. Evita consumir toda tu línea si es que tu capacidad de pago no te permite deshacerte de esa deuda rápidamente.

3.-Extensión de línea

Tras un año de uso, y dependiendo de tu historial crediticio, el banco puede ofrecerte una extensión de tu línea de crédito. Antes de aceptarla, considera si tus ingresos crecieron a la par de tu crédito, si tus gastos fijos se han mantenido o, en todo caso, si ya eres un experto en administrar tus compras.

4.-Beneficios

Cada tarjeta de crédito ofrece distintos beneficios como acumulación de millas para viajes, puntos para compras, atención preferente en ciertos establecimientos y otros. Evalúa el costo beneficio del producto que te interesa.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Deudas, Primera tarjeta de crédito, Tarjetas de crédito

Mas artículos del autor:

"Milena Warthon: voz e identidad para emprender"
"Milena Warthon: voz e identidad para emprender  "
"Alquiler: ¿cómo asegurar que mi inquilino no sea moroso?"