5 actividades para relajarse al final del día

El descanso, aunque sea breve, permite tener un mejor desempeño en las tareas que nos proponemos. Intente salir de la rutina con actividades que puede realizar solo, como una sesión de ejercicios, o en compañía de la familia como el dibujo.

Con el confinamiento y el trabajo que se ha extendido a cada ambiente del hogar, encontrar alguna forma de relajarse después de una jornada laboral puede resultar complicado, pero es importante que siempre haya espacio para hacer una pausa.

Tener descansos permite que el cerebro se desconecte y retome después las actividades productivas con mayor energía, según investigaciones hechas desde fines de los años 80. En un artículo de BBC Mundo, Andrew Bennett, experto en comportamiento social, explica que los descansos breves permiten que los individuos estén menos cansados después y tengan menos retrasos en el tiempo de respuesta que demanda una prueba cognitiva.

Entre las actividades más sencillas que desconectarse del trabajo, los especialistas recomiendan practicar:

Una caminata

Un breve paseo al aire libre disminuye el estrés acumulado en el cuerpo y un paisaje natural puede relajar la mente. Además, dar un paseo a pie todos los días por al menos unos 30 minutos es un ejercicio de bajo impacto que contribuirá a mejorar su salud cardiaca.

Pintar mandalas

Colorear diseños de mandalas se ha vuelto popular por ser una actividad sencilla que los padres pueden compartir con los hijos. Mientras ellos practican sus habilidades motrices, los adultos se benefician de los movimientos regulares en un espacio delimitado, lo que permite que se enfoquen solo en la actividad que realizan y se desconecten de otros pensamientos.

“Es una labor que relaja y ayuda a que surja la creatividad y el autodescubrimiento. A veces, se utilizan como medio de llegar a una meditación profunda, ya que puede bajar la tensión arterial y la frecuencia cardiaca y respiratoria”, explica la psicóloga Amaya Terrón al portal Consumer de España.

Meterse al agua

Puede asistir a una piscina como parte de una clase de natación o por cuenta propia, para relajarse y salir de la rutina. El agua relaja los músculos del cuerpo. Si le resulta muy complicado también puede tomar un largo baño de agua caliente con sales aromáticas y relajantes. Esta rutina también tiene efectos beneficiosos sobre la piel.

Ejercicios ligeros

Cualquier rutina simple de estiramientos con ejercicios sencillos por espacio de 15 a 20 minutos tendrá un efecto positivo sobre los músculos, siempre que no se realice ninguna dinámica compleja. También se recomienda practicar yoga o tai chi, una práctica oriental con movimientos muy suaves y fluidos, que se acompaña con ejercicios de respiración.

Ver una comedia

Todo lo que nos pueda generar risas hace que disminuya la presencia del estrés y la hormona cortisol en el organismo. Desde una simple broma con los amigos hasta ver un espectáculo de comedia puede generar un momento de relajo. También se puede ver películas graciosas en compañía de la familia.

Tags:

actividades para relajarse, Estrés

Mas artículos del autor:

"¿Cómo se mejora la experiencia de venta con los pagos digitales?"
"4 pasos para registrar mi marca en Indecopi"
"¿Cómo afecta la carga laboral excesiva a la creatividad?"