Redes sociales

Las Historias o “stories” son parte del día a día en la gran mayoría de redes sociales. Están en Facebook, Instagram, WhatsApp e incluso Twitter donde llevan el nombre de Fleets. En el Perú, son más de 13.2 millones los usuarios conectados a redes sociales, según el estudio de Ipsos “Uso de redes sociales entre peruanos conectados”, que al abrir estas apps se encuentran con miles de stories. Pero, ¿cómo es que aparecieron y por qué son tan populares?

Todo empezó con la red social Snapchat, que se caracteriza por dar la facilidad de publicar contenido que a las 24 horas desaparecerá y quedará en el recuerdo. Las Historias permiten compartir videos e imágenes breves de forma temporal. Se puede agregar stickers, marcas de tiempo y garabatos a cada historia y aplicar ciertos filtros y efectos. Si la cuenta es pública, la Historia es visible para cualquier persona.

Expertos de Trend, agencia peruana de PR y reputación explican tres de los principales motivos por los que este tipo de contenido es tan popular y relevante.

Instantaneidad

Las fotos y videos que se eliminan en 24 horas dan la sensación de que el contenido publicado es siempre actual y capturado en el mismo momento. Esto también puede generar un efecto de necesidad de consumo inconsciente, pues se sabe que no estarán por mucho tiempo. Por otro lado, quien lo publica sabe que este contenido puede ser más espontáneo, sin tener que planear la publicación, pues se borrará en unas horas.

Interacción

Las historias se pueden responder o comentar entre los usuarios, lo cual motiva la conversación entre amigos o seguidores. La red que mejor se ha posicionado con esta característica es Instagram, pese a no ser la precursora de las Historias, pues su propuesta ha ido incorporando novedosas funciones como los botones de encuesta o de reacción. Este nivel de interacción favorece a las marcas, pues muchas de ellas aprovechan una story para redireccionar a sus seguidores y generar tráfico en su página web.

Diversión

La parte lúdica de las Historias le da una frescura juvenil y divertida a las historias. Los filtros fueron los primeros en ganar popularidad entre los usuarios, luego llegaron más y diversos efectos para añadir una cuota de diversión a las historias. Mediante las historias es que el famoso Boomerang de Instagram se volvió una tendencia para usuarios, influencers y marcas.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Historias, Instagram, Redes sociales, Stories

Según el estudio “Gen Z” de Ipsos Perú, la población de centennials en el Perú es de aproximadamente 3.4 millones y representan el 13% del área urbana. Además, el 96% es digital y el 94% pertenece a alguna red social. En los últimos años, las redes sociales se han convertido no solo en su principal vía de comunicación, sino también de búsqueda de información, aprendizaje y emprendimiento.

El reciente informe Media Navigator 2021, elaborado por Kantar, reveló que el 71% de los jóvenes de entre 16 y 24 años se informa mediante las redes sociales. Esta generación igualmente consulta otros medios, pero en menor medida: solo el 52% de los jóvenes se informa a través de la televisión, el 28% a través de amigos y familiares, y el 24% vía periódicos y sitios web.

Por otro lado, una de las figuras de impacto más populares en las redes sociales son los influencers, que aunque sean seguidos por millones de jóvenes, estos confiesan que no les suelen elegir como vía de información. Según el Media Navigator 2021, solo un 18% de la Generación Z decide optar por los influencers como fuente de información.

“Esto puede deberse a la anticipación por parte de la industria a un cambio que está por llegar, ya que los primeros que modifiquen sus comportamientos en cuanto a consumo de noticias se convertirán en grupos demográficos de mayor edad, pero también puede reflejar la variabilidad de las tendencias en consumo de medios“, explica el informe.

Fuentes confiables

Pese a su amplio acceso a la información, uno de los riesgos de informarse mayoritariamente de redes sociales es que esta generación está más propensa a caer en la desinformación. El estudio “Lectores del siglo XXI: Desarrollando competencias de lectura en un mundo digital” elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) reveló que solo el 41% de los jóvenes son capaces de distinguir entre hechos y opiniones.

Por otro lado, este informe vincula la formación que se le brinda a los jóvenes en el sistema educativo sobre el reconocimiento de una información confiable, con su propia capacidad de distinguir entre una información falsa en las aulas sobre cómo reconocer si una información es fiable o no.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

centennials, Redes sociales

Según un estudio de Ipsos realizado en el 2020, hoy hay 13.2 millones de peruanos en las redes sociales, los cuales pertenecen principalmente a Facebook (94%), Instagram (60%) y Twitter (29%).

Más allá de la reciente campaña electoral, el telenovelesco acontecer nacional saturó -y continúa saturando- las redes sociales de contenido político como nunca se había visto. La cantidad de información, polarización y noticias falsas, generaron un panorama confuso para los millones de jóvenes que hoy se informan a través de este medio.

Esto nos lleva a preguntarnos, en un contexto en el que la credibilidad por las instituciones y los expertos “tradicionales” es cada vez menor, ¿quiénes son aquellos líderes de opinión que son capaces de influir en el comportamiento y las decisiones de estas conectadas generaciones? ¿A quiénes escuchan y siguen realmente? A los influencers.

¿Qué es un influencer?

Según la RAE, un influencer es una persona con capacidad para influir sobre otras, principalmente a través de las redes sociales. Desde celebridades, hasta bloggers y creadores de contenido, pasando por expertos de un sector o tema específico, los influencers son las personas, las marcas y las personalidades en línea en las que la que esta generación confía.

Según un informe de la empresa Influency, Perú ya cuenta con 104,368 de influencers. Solo en Instagram, 53 cuentas ya llegan a más de 1 millón de seguidores (Statista, mayo 2020).

En los últimos meses, el rol y participación de los influencers frente al escenario de crisis política ha sido muy cuestionado. Nos encontramos frente a algunos que decidieron dar su opinión y terminaron siendo atacados por quienes no compartían su punto de vista. También influencers que, sin saber, compartieron información falsa y terminaron pidiendo disculpas. Probablemente no se animen a hablar del tema de nuevo. Y están aquellos que prefirieron no decir nada. Los que creen que de fútbol, religión o política no se habla ni en la mesa ni en su cuenta. También están los que tenían miedo de perder seguidores o las marcas que los auspician. No faltó el que trató de ser objetivo e imparcial y fue tildado de “tibio”.

Los influencers se han convertido en autoridades en su ámbito, expertos en su materia. La gente los escucha. Entonces, si bien para dar su opinión política no tienen que ser expertos en esa materia, es importante que reconozcan e interioricen el rol que tienen en influenciar a otros y, por tanto, la responsabilidad que tienen de dar una opinión informada.

Todos, incluidos los influencers, somos ciudadanos y debemos ejercer este rol. No podemos ser ajenos a la política (ya sabemos lo que cuesta). Si no sabemos de ella, aprendamos. Si no tenemos las herramientas para hablar de ella, busquemos fuentes confiables para compartir e informar al resto. Hablar de política no se trata solo de compartir tu posición, se trata de ayudar a los demás a construir la propia a través de información confiable.

A los influencers: canalicen de manera positiva la increíble capacidad que tienen de conectar y relacionarse con su comunidad. Esto no quiere decir que todos deban sentirse cómodos hablando de política o estén preparados para hacerlo. Y quien no lo haga no debería ser juzgado, criticado ni cancelado. Estamos en un momento de transición y las maneras en las que nos informamos están migrando. Que esta experiencia sea un aprendizaje de cómo abordar con sus seguidores temas sensibles como la política.

¿Quién hizo bien? ¿Quién se equivocó? ¿El influencer que habló o el que se quedó callado? Yo no tengo la respuesta. Lo que no podemos negar es que la era de los influencers apolíticos ha muerto. La política es y siempre será parte de nuestra vida como ciudadanos. Dependerá de cada uno si la incluye o no de su contenido. Y ustedes que opinan, ¿va o no va?

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Influencer, Influency, Redes sociales

Si antes de la pandemia era casi inevitable para las empresas contar con redes sociales, con las cuarentenas, se volvió obligatorio tener un plan de contenidos para cada plataforma y generar interacción con sus clientes. De acuerdo a un estudio desarrollado por IPSOS, en el 2020, los peruanos consideraron a Facebook, Whatsapp y Youtube como redes sociales “imprescindibles” durante la cuarentena.

Al menos 13.2 millones de peruanos son usuarios de redes sociales. Sin embargo, el nivel de interacción que registran varía según la plataforma y sus intereses. Por ejemplo, entre negocios gastronómicos, un estudio elaborado por Gloria Food encontró que tres de cada cuatro clientes revisaban los comentarios e imágenes de Facebook para informarse sobre la ubicación, el servicio y las comidas del restaurante, pero que la interacción con Instagram era de 2.2%, una tasa muy superior a la de Facebook (0.22%).

Además, el nivel de interacción también puede dividirse entre sentimientos negativos y positivos. Un análisis de ‘social listening’ de Quantico Trends identificó que durante la pandemia hubo un incremento de más del 50% en la cantidad de menciones en redes sociales y medios digitales para todos los sectores revisados. En la mayoría de los casos, la percepción fue negativa.

“En el análisis de los sectores pudimos apreciar que el sentimiento negativo incrementó notablemente entre un año y otro. Casos destacados son el ‘sentiment’ de las tiendas por departamento, que pasaron de 14% a 50% de comentarios negativos”, advierte la consultora.

¿Cómo sacarles provecho?

Bajo esta coyuntura de trabajo a distancia y compras por internet, la conocida plataforma de administración de redes sociales, Hootsuite, encontró que durante la pandemia se registraron varias tendencias que emplean creativamente cada red social. En un reciente artículo de su blog, mencionan a la marca Tommy Hilfiger, que llegó a tener 14 millones de espectadores durante uno de sus eventos de transmisión en vivo en China.

El truco de estos eventos en línea es hacer divertido el proceso de compra. En ese sentido, Hootsuite recomienda a los especialistas del marketing convertir la inspiración en ingresos durante este 2021.

“Utiliza Instagram Live o Pinterest como salas de exposición virtuales. Inspira a los fans al presentarles cosas que no sabían que necesitaban o querían. Vuelve a integrar las redes sociales a las compras. Organiza sesiones de preguntas y respuestas en vivo. Trabaja con ‘influencers’ o comparte contenido generado por el usuario. Todas estas son formas de aumentar la confianza del comprador en un producto que no pueden ver en persona”, explica la plataforma.

Para la plataforma, la mayoría de los usuarios de la Generación Z, ‘millennials’, Gen X y los ‘baby boomers’ coinciden en que encontrar contenido divertido o entretenido es su principal razón para usar las redes sociales, por lo tanto, los anuncios útiles y entretenidos tienen más probabilidades de generar compras.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

canales de interacción, Clientes, Redes sociales

“¿Por qué la gente me está atacando por mi familia? Yo sé que algunas personas la odian, pero yo no elegí la familia que tengo y la amo”, dice la hija de 13 años de Keiko Fujimori, en un video de TikTok publicado el pasado 20 de junio. Esta fue su respuesta ante los insultos y el acoso que padece sistemáticamente en esta red social.

En uno de los videos subidos ese día, la menor asegura leer “todo lo que ponen” y que “algunas cosas sí pueden herir”. También advirtió que “la mayoría de personas que comentan son mayores de edad”. Y señaló, no sin razón: “Ellos deberían estar dando el ejemplo”.

Como respuesta, la cuenta “vladimircerronoficial”, una cuenta apócrifa del fundador de Perú Libre, le comentó: “Tu mamá irá al paredón y pumpumpum”.

Otros mensajes que Sudaca pudo encontrar en un breve patrullaje virtual fueron: “¿Cómo hace tu mamá para pagar tu plan de datos si no trabaja’”, “¿15 años de cana se pasan volando, verdad?”, “tu mamá es corrupta, dile que ya no postule a la presidencia, que acepte su derrota con Pedro Castillo”, “cuando suba [Castillo], la señora K y su papito estarán en cana y no habrá quién la cuide, ¿algún bondadoso que la adopte?”.

Las cuentas

Para entrar a TikTok debes tener, como mínimo, 13 años. Esa es, precisamente, la edad que tiene hoy la hija mayor de Keiko Fujimori. Mientras su madre decidió sumergirse en esta plataforma digital para promover su campaña política, su hija difunde contenido relacionado a sus gustos personales, que van desde Faraón Love Shady hasta mostrar a su gatito Maluma.

Tal vez el único contenido “político” haya sido el que publicó el 6 de junio pasado, día de la segunda vuelta. ¿Pidió a sus más de 600.000 seguidores que votaran por Fuerza Popular? ¿Criticó la candidatura de Pedro Castillo? No. Solamente agradeció a unos chicos que le regalaron una patineta en el cierre de campaña fujimorista. Y acompañó el saludo con una canción de fondo que decía que “no los olvidaría”.

Aún así, la publicación desató la ira de una legión de cuentas anónimas que le reclamaron a una niña los errores y delitos de su madre y su familia. Muchos de ellos cometidos por los Fujimori cuando la menor ni siquiera existía. Es el caso de la cuenta ‘End_Flor’, aparentemente manejada por una mujer, quien comentó: “Jajajaja que se vaya pa’ Santa Mónica tu mamá”.

Este reportero visitó TikTok para comunicarse con los agresores. Ninguno quiso revelar su verdadera identidad, pero sus justificaciones resultaron incluso más perversas que los mensajes vertidos. ‘End_Flor’, por ejemplo, se presentó como estudiante de leyes y aseguró estar muy informada sobre la situación actual del país. “Sé de política, estudio derecho y pues lo que hizo el fujimorismo no está nada bien, atrasó mucho al Perú”, se justificó.

La respuesta de End_Flor
La justificación de la cuenta “End_Flor” para atacar a una niña de 13 años en TikTok.

Para esta supuesta abogada era necesario exigirle a la menor “aceptar la derrota” de su madre, aunque su verdadera motivación era aún más ridícula: “Más cólera me da que se cuelgue de la fama de su mamá y me da igual su edad como para que hagan quedar como buena [a Keiko]”, respondió.

“Me parece una respuesta bien sádica. Lo que llama la atención es que sea dicha por alguien que estudia derecho. Ya la culpó, le asignó una intención, ya la juzgó y sentenció. Con eso no da ninguna posibilidad de pensar en nada. Es dramático. Imaginémonos a esa persona a cargo de un juicio futuro”, dice a Sudaca el psicoanalista Leopoldo Caravedo.

Otro usuario de TikTok al que contactamos responde al indescifrable nombre de ‘Omiraelgeydeyolo’, que también le enrostraba a la menor los problemas legales de Keiko Fujimori. “Tu mamá se irá a la cárcel si no gana #humor vamos Keiko”. El hashtag pretendía darle un tinte sarcástico al cruel mensaje.

La persona detrás de esta cuenta reconoce que su mensaje puede tener consecuencias en la hija mayor de los Fujimori. “Bueno si [fuera] mi mamá a mí también me afectaría”, admite. Aún así, insistió que Keiko terminará presa y, por eso, debía recordárselo a la adolescente.

RespuestaAgresor
La justificación de otra de las cuentas: predecir el futuro.

Revestir como algo chistoso estos comentarios hirientes, según la psicóloga social y docente de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), Priscilla Pecho, es un intento de camuflar el daño. “Muchos utilizan esta estrategia para que no se vea como violencia. Se piensa que de alguna manera se le baja la gravedad [al mensaje]. Buscan que la otra persona lo acepte y normalice. Hay que empezar a nombrarlo por lo que es”, afirma.

“La verdad dicha sin empatía es una agresión. Si resulta cierto, no deja de serlo. Es una niña de 13 años. ¿Por qué se lo tiene que recordar? ¿Cuál es el beneficio detrás? ¿Va a contribuir a qué?”, se pregunta Caravedo.

Es delito

Pero también hay comentarios de carácter sexual. En TiksToks donde la menor baila como cualquier adolescente de su edad, se puede encontrar comentarios como: “que sexy”, “mi mujer”; “¿quién será el suertudo de ser su novio?” o “yo te haré creer en el amor”.

Para la psicóloga Priscilla Pecho este tipo de mensajes calza dentro de lo que se conoce como violencia simbólica y está, tristemente, normalizado en nuestra sociedad. “Eso también devela la hipersexualización de las adolescentes mujeres. Son comentarios de acoso que ellas no esperan [referidos] a su cuerpo o aspectos netamente sexuales”, explica.

El Código Penal peruano contempla el delito de acoso sexual gracias al Decreto Legislativo N°1410 aprobado a finales del 2018. La ley, de hecho, ya ha mostrado algunos resultados. En octubre del 2019 se dio la primera condena con prisión efectiva por este delito a través de Internet. Alex Álvarez fue sentenciado a cuatro años y ocho meses de cárcel por hostigar a su expareja, una menor de edad, para retomar su relación y tener sexo.

Para Dilmar Villena, abogado especialista en derechos en entornos digitales, lo que vive la hija de Keiko Fujimori en su TikTok también encaja en este crimen. “Me parece que estamos totalmente frente al delito de acoso. La situación alrededor de [la hija de Keiko] tiene varias consideraciones: es menor de edad, es mujer, por lo que es sexualizada; y está expuesta públicamente, lo que la vuelve vulnerable”, afirma el abogado.

Comentario sexista
El otro tipo de comentarios que suele recibir la hija de Keiko Fujimori en su TikTok.

La aparente “exposición pública” de la hija de Keiko tampoco es suficiente para librarse del delito. “En este caso una cosa no justifica la otra. Es cierto que la mayor exposición pública es por decisión de sus padres. Al hacer eso las exponen a posteriores ataques, pero ella no ha decidido por voluntad propia entrar a la vida pública“, asegura Villena.

El abogado señala, sin embargo, que la norma aún está en pañales. “Lo que pasa es que cuando estas denuncias llegan a la Fiscalía no se les da mucha prioridad. Dicen: ‘bueno, están molestando [en] redes sociales, ¿qué se puede hacer?’. No se tiene consciencia sobre el daño que puede generar”, apunta.

Villena lidera un grupo legal de la asociación Hiperderecho que ha analizado la aplicación de esta ley. Los resultados han arrojado falencias de todo tipo. “En los casos que hemos acompañado, incluso con personas identificadas, se complica mucho la investigación. Con cuentas anónimas es mucho peor”, explica el abogado.

Ocultar su identidad para atacar es justamente la estrategia que aplican estas personas con la hija mayor de Keiko Fujimori. “Lo más terrible del asunto es que están haciendo exactamente lo mismo que le critican a esa familia, porque están usando de la manera más burda ese espacio de impunidad donde se sienten protegidos y descargan todas sus frustraciones”, afirma el psicoanalista Leopoldo Caravedo.

Las propias redes sociales favorecen dicha impunidad. TikTok no permite enviar mensajes, como sí lo hace Facebook, a otra cuenta. A menos que esta persona te siga de vuelta. Esto dificulta la identificación, como pudo comprobar este reportero al intentar comunicarse con otros agresores.

Por ello las autoridades requieren la colaboración de las mismas plataformas. Sin embargo, esa es otra barrera: el contacto de TikTok para América Latina queda en Singapur. 

Por eso estos procesos suelen demorar. “Lamentablemente termina siendo largo si no tienes muchas pruebas y tienes que investigar desde cero. Casos que nosotros tenemos van a cumplir un año y recién van a iniciar la etapa de juicio”, se lamenta Villena.

Daños irreparables

Pasar por agua tibia estos actos puede ser gravísimo para quien los recibe. La psicóloga Pecho considera que las consecuencias pueden llegar a “trastornos de conducta alimentaria o depresión por tener esta visión de que su imagen necesita ser validada por otras personas”.

Las consecuencias de esta experiencia indeseable para la hija de la candidata naranja podrían afectarla a largo plazo. “Que a uno le digan ese tipo de cosas puede ser muy impactante. Algunos síntomas se llegan a presentar después de 15 años incluso. Probablemente lo que ocurra es que el sentimiento de rabia, de odio, sea muy grande. Esa chica va a sufrir mucho en su vida futura”, asegura Leopoldo Caravedo.

Al parecer en Tik Tok varios no le perdonan a la menor ser la hija de la lideresa naranja. Para Caravedo esta atribución es peligrosa. “No sé si se piensa esto con claridad de cara a la convivencia futura del país. Uno puede estar en contra de Keiko Fujimori, pero no podemos hacer de esto una cosa de familia, por más que varios de ellos estén metidos en política”, asegura.

“La violencia no puede ser una forma de expresar desagrado. Es la manera más fácil que encuentran de expresarlo, pero lo hacen de forma equivocada: atacando a una persona que directamente no ha sido responsable, que es conocida por ser ‘hija de tal persona’”, agrega Priscilla Pecho.

OtroAtaque
Otro de los mensajes que suele recibir. En TikTok parecen creer que la niña también hace campaña política.

Para Caravedo la motivación de las personas que están detrás de estas cuentas consiste en atacar al indefenso. “Ahí es donde más daño pueden hacer. Atacan a la hija para generar esa sensación de miedo y temor en Keiko Fujimori que no puede hacer nada porque no es un ataque directo hacia ella. Así es bien difícil defenderse”, afirma.

Nadie sabe si se tomarán medidas legales al respecto. Tampoco si la víctima será otra Fujimori en política. De momento, lo cierto es que solo es una niña que ni siquiera ha terminado el colegio. La gente que la ataca por llevar el apellido de su madre y abuelo tendrán que recordar que su accionar no solo es cobarde, sino también criminal.

**Fotoportada por Leyla López

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Elecciones 2021, Keiko Fujimori, Redes sociales

Solo en Latinoamérica hay más de 9.3 millones de influencers, según un análisis de la plataforma española Influencity. Los influencers ya forman una comunidad de más de 20 millones en el mundo entero, y esta cifra no deja de crecer pues cada día más jóvenes desean convertirse en lo que ven en las redes sociales.

Expertos de IEBS, escuela digital de Negocios de la Innovación y Emprendimiento brindan algunos consejos para quienes están decididos a entrar al mundo de la influencia por redes sociales:

Fija un objetivo

Es importante que tengas clara tu estrategia. Define tus objetivos en cuanto a logros y cantidad de seguidores que deseas conseguir. También el tipo de marcas con las que deseas aliarte. Ten siempre presente cuál es tu estilo, qué se te da bien y qué deseas mostrarle al mundo.

Debes saber cuál es tu punto fuerte y en lo que destacas, pues esto ayudará a diferenciarte del resto. Millones de personas saben cantar, juegan videojuegos, visten siempre a la última moda, entonces, es importante encontrar aquello que te diferencia del resto. Ten un estilo y temática definidos para que así, los usuarios se sientan identificados contigo.

Ser auténtico

La marca personal es fundamental para convertirse en Influencer. Evita imitar a otros influencers, pues esto puede perjudicar tu credibilidad y autenticidad. Sé tú mismo, ten un estilo propio e intenta sacarle el máximo potencial posible a tu identidad.

Contenidos de calidad

Hacer publicaciones con imágenes borrosas, con mala luz o poca estética será uno de los principales impedimentos al momento de conseguir tus objetivos. Es primordial que el contenido se vea nítido, tenga una buena composición y la luz adecuada. Procura siempre que tus fotos vayan acompañadas de un texto breve, directo y con gancho.

Usar las historias de Instagram o Instagram Stories, es una buena manera de atraer seguidores nuevos y fidelizar a los existentes siempre y cuando estas sean divertidas, originales y con un tono cercano.

Tener seguidores de “calidad”

Existen numerosas plataformas para conseguir seguidores, pero este sistema no es recomendable, pues estos terminan convirtiéndose solo en un número en nuestra cuenta, y no nos aportan ni interacciones ni se convierten en leads. Los seguidores de calidad son aquellos que interactúan con nosotros y aportan un gran engagement. Lo importante es conseguir likes, comentarios y hacer mucho ruido para seguir creciendo.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Influencer, público objetivo, Redes sociales

Aunque las redes sociales están diseñadas para incentivar que sus usuarios compartan públicamente todas las actividades que realizan durante el día, existen motivos de seguridad personal, pero también de imagen profesional por los cuales no es buena idea hacer público todo lo que se nos ocurre.

Según Ernesto Rubio, gerente general de Ronald Career Services Group, lo que los reclutadores siempre buscan es la red profesional LinkedIn, pero también revisan Facebook, Twitter y cualquier otra red social que pueda estar en modo público. “Buscar en LinkedIn, luego en Facebook y finalmente en Twitter, que son las redes que se observan en la preselección”, explicó.

Por ello, se recomienda ser cuidadoso con las opiniones políticas y religiosas y, cada cierto tiempo, revisar la información que comparte públicamente. Una publicación antigua que ya no refleje su pensamiento actual igual puede perjudicar su futuro. Fue el caso del cineasta James Gunn, despedido de Disney por unos tuits antiguos con bromas sobre la violación y la pedofilia.

Precauciones al asumir cargos

Para las empresas, el riesgo reputacional de tener empleados involucrados en mensajes racistas o cualquier contenido que pueda resultar ofensivo es tan grande que pueden tomarse mucho tiempo en revisar perfiles. Uri Martinich, CEO de Agencia ROI, explicó a CNN Chile, que muchas empresas rechazan postulantes por lo que encuentran en sus redes sociales.

“Mientras más alto el perfil del cargo, más probabilidades existen de que el ‘headhunter’, e incluso una empresa dedicada a investigar digitalmente a los candidatos, realicen una investigación profunda en Google”, precisa.

Aconseja revisar en qué publicaciones estamos etiquetados o en qué publicación mediática aparecemos para eliminar cualquier contenido que no nos represente actualmente o que vaya en contra de nuestros ideales morales actuales. Para mitigar estos riesgos, algunas empresas manejan manuales de uso de redes sociales para sus trabajadores.

Para Alba Medina, especialista de IEBS Business School, es bueno que los trabajadores estén claramente identificados en redes sociales como empleado de una determinada marca, sin embargo, deben ser conscientes de que no pueden hacer comentarios a nombre de la empresa, a menos que estén autorizados para ello. En cualquier otra situación, sus expresiones deben ser a título personal.

“Antes de publicar nada se debe comprender que una vez se envíe no habrá vuelta atrás y puede suponer una repercusión muy grande. Aunque se borre una publicación es probable que alguien ya haya hecho una captura de pantalla del mensaje enviado y acabe dando vueltas por la red de forma permanente”, advierte.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Redes sociales, reputación, Reputación Online

Las compras mediante aplicaciones, webs y redes sociales se han vuelto cada vez más comunes, debido a la diversificación de la digitalización de los servicios, sumado al impulso que la pandemia dio a estas plataformas. Según el estudio de Ipsos “Compradores por Internet”, el número de compradores online frecuentes pasó de 3.6 millones en septiembre del 2019 a 6.6 millones en junio del 2020.

Dado que la vía digital es una de las más importantes en la actualidad, es necesario que nuestra marca cuente con buena reputación en ella y sepamos cómo construir su identidad mediante la comunicación con el público. Uno de esos canales es el de la administración de los comentarios. Según HubSpot, algunas recomendaciones para llevar bien esta labor serían de la siguiente forma:

Identifica la mejor forma de responder

Muchos clientes recurren a las redes para resolver dudas, o efectuar alguna queja. Sin embargo, existen también los famosos “trolls” o usuarios que buscan involucrar a tu marca en un tema de interés masivo en las redes sociales que puede causarle daño a tu imagen. Asegúrate de que tú y tu equipo sepan cómo responder a las publicaciones y mensajes negativos. Lo más importante es no responder los insultos.

Elabora buenas prácticas al responder

Para el futuro será muy útil contar con un manual de buenas prácticas para ayudar a resolver problemas de forma fácil y eficiente que fomente un sentimiento de marca positivo entre tus clientes:

-Sé positivo: Mantén un tono amigable cuando respondas consultas en redes sociales. A menos que sea evidente que se trata de una broma o burla, evita el sarcasmo o el humor. Igualmente, eso no significa que no puedas mostrar la personalidad de tu marca a la hora de interactuar con los clientes.

-Sé transparente: Responde siempre con la verdad. Algunos de los problemas que los clientes publiquen serán fáciles de solucionar, pero otros no. No es necesario resolver con tu primera respuesta todos los problemas que pueda tener un cliente, pero sí tienes la responsabilidad de ser transparente con él sobre el plazo que necesitarás para ofrecerle una solución.

-Lleva las conversaciones fuera de las redes: Cuando los temas son más complejos, lo mejor será resolverlos por interno. Solicita a los clientes que te envíen un mensaje directo o correo electrónico si necesitan compartir información personal para que puedas ayudarlos, o si la conversación se está volviendo tensa. Esto ayuda a minimizar la visibilidad externa de esa conversación y posiblemente logres solucionar el problema con más rapidez.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

comentarios, ecommerce, post, Redes sociales

Un estudio de Cisco Visual Network Index indica que el video representó cerca del 80% del tráfico en Internet en el 2020. Este dato, que revela la potencia de este formato, engloba todos sus canales de distribución.

Además, el 66% de leads (o potenciales clientes) se generan gracias a que las personas vieron un video de la marca. Aproximadamente el 50% de las personas afirman que buscan un video para conocer las características de un producto en particular.

En ese sentido, las marcas y generadores de contenido buscan crear videos con la duración perfecta para lograr más clientes. Estas son algunas de las claves a tomar en cuenta:

Instagram

Esta red cuenta con 4 formatos de video: feed, stories, reels e IGTV. Cada una con una duración específica. Las stories y los reels son videos cortos en vertical con un máximo de 15 y 30 segundos respectivamente. En el caso de las stories tienes la oportunidad de hacer que tu público interactúe con tu contenido y recolectar datos para siguientes campañas.

Sobre los videos del feed, estos tienen como límite de duración 1 minuto, pero la ideal es de 30 segundos, pues Instagram es una plataforma visual y de consumo rápido. Los videos publicados en el feed suelen ser más formales que los que se suben en los reels o las stories.

YouTube

En el caso de las marcas, la duración ideal son 2 minutos, pero la plataforma admite videos de hasta 12 horas para las cuentas verificadas.

La particularidad de esta plataforma es que no se cuenta con un copy (texto creativo que se coloca para presentar una publicación en redes sociales), por lo que la imagen y título del video deben estar cuidadosamente planificados para ganar la atención del usuario sobre el universo de contenidos en YouTube.

Facebook

Similar a Instagram, el usuario busca información al hacer scroll por su feed. Esta plataforma ofrece hasta 4 horas por video, pero lo ideal es que oscilen entre 1 y 3 minutos.

Toma en cuenta que el 85% de las personas ven los videos de Facebook sin sonido, por lo que el uso de subtítulos o texto en las imágenes es una buena opción para llamar la atención de las personas.

Twitter

La plataforma más inmediata de todas permite subir videos de hasta 2 minutos y 20 segundos. Igualmente la duración recomendada es de 45 segundos. El uso de esta red se da principalmente en dispositivos móviles por lo que la información también debe de ser en cápsulas para que el usuario lo pueda verlo rápidamente.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

duración ideal, Redes sociales, Video
Página 1 de 2 1 2