Entrevistas

En el último año y medio, cuatro indígenas kakataibo, asentados en la frontera de Huánuco y Ucayali, han sido asesinados a balazos. Mayor es el número de los que están amenazados. Herlin Odicio (35), cabeza de la Federación Nativa de Comunidades Kakataibo (Fenacoka), responsabiliza a forasteros y falsos líderes indígenas de ser los responsables. Según Odicio, han venido tomando posesión de sus tierras para instalar cultivos ilegales de hoja de coca, plantas de maceración y pistas de aterrizaje clandestinas. Le ha pedido a la presidenta del Consejo de Ministros, Mirtha Vásquez, que no se frene la erradicación. 

Señor Odicio, vive usted en la clandestinidad. ¿Cómo llegó a eso?

El 5 febrero [de este año] asesinaron a Yenser Ríos, de la comunidad de Puerto Nuevo, en Ucayali. El 23 de febrero, asesinaron a Herasmo García. Luego recibí un mensaje de texto que decía que vivo o muerto me iban a encontrar, que me iban a sacar de donde esté. En ese momento, me sentí preocupado y, sin pensar, llamé a un abogado de Amazon Watch. Le dije: ‘doctor, esto me está pasando, qué hago ahora, quiero salir’. Me llevaron en un auto a Pucallpa y después en un vuelo directo a Lima. Luego empecé a denunciar todo en los medios. Salí en los periódicos, en la televisión, ahí ya me complicó más. Ya regresar a mi comunidad es difícil. En realidad siempre estoy oculto.

Pero tiene usted medidas de protección, ¿cuenta con resguardo policial?

Después de eso, me dieron garantías [para mi vida]. Y este año, en julio, me dieron la resolución directorial [del Ministerio de Justicia]. Estoy reconocido como defensor de derechos humanos, como líder indígena, pero yo veo que es lo mismo. No tengo ninguna protección.

¿Y ha recibido otras amenazas?

Cuando regresé a Aguaytía (Ucayali), en abril de este año, estaba en la oficina de la federación. Cuando salí, encontré una camioneta cuatro por cuatro con lunas polarizadas, que estaba al frente. Cada vez que yo miraba, bajaban la luna. Eran tres personas que estaban ahí. Pensé que era mi último día. En ese momento, pensé que ya no existía. Hasta que llegó mi compañero y justo se cuadró con su motocar al frente. Llamé a la Policía, identificaron al vehículo y me dijeron que lo habían usado para actividades ilegales. Tuve que regresar nuevamente a Lima. Ha sido difícil vivir acá en plena pandemia y alejado de mi familia.

A fines de setiembre pasado denunció además que le cortaron la oreja a su tío y que los amenazaron por permitir que se erradiquen los cultivos ilegales.

Le dijeron que él era uno de los que había firmado el convenio para la erradicación. Él es monitor comunal, es decir, vigila y hace patrullaje para cuidar las tierras. Ya es conocido, por eso van a él. Pero hay más líderes.

oreja odicio tio
A fines de setiembre, atacaron a Merino Odicio Huayta, tío de Herlin. Lo culpaban de haber permitido la erradicación de hoja de coca en el sector.

¿Desde cuándo viven esta situación?

El problema empieza desde que yo era vicepresidente de mi comunidad, de Yamino, en 2017. Ahí empezaron las amenazas, porque yo veía todo lo que pasaba en las comunidades y empezamos a proteger nuestro territorio ante la invasión de nuestras tierras. El 2018, asumí la presidencia de Fenacoka para dirigir las ocho comunidades [kakataibos] y ahí nosotros empezamos a ver que el tema de nuestro territorio estaba muy olvidado y empecé a denunciar también. Escuché por medio de otras personas que decían que me iban a matar, pero eran amenazas indirectas. También había comuneros que ya se enfrentaban a los cocaleros. En febrero del 2020, el jefe de la comunidad de Unipacuyacu, Arbilio Meléndez, denunció que recibió amenazas. El 12 de abril, en plena pandemia, lo asesinaron. 

¿Qué pasó con el caso de Meléndez?

Fue identificado el asesino por nosotros, por la Policía y por la Fiscalía. Lo detuvieron unos días y luego fue liberado. Él supuestamente trabajó para los cocaleros, tiene antecedentes penales. Yo me pregunto, ¿por qué si se le ha identificado, si tiene antecedentes, denuncias por otros delitos, por qué el Poder Judicial lo soltó y ahora está libre? Y luego, el mes de julio, asesinan a Santiago Vega Chota, un comunero de Sinchi Roca (Ucayali).

Vega es uno de los cuatro indígenas kakataibo asesinados durante la pandemia. Además del narcotráfico, usted reclama por la impunidad, ¿han recibido alcances de las investigaciones de esos casos?

Esa es nuestra lucha. Contra la impunidad. Ahora hay niños huérfanos. A esa niña que sufre, a ese niño que no tiene cuándo vuelva su padre, ¿quién les da de comer?

Algunos fiscales han mencionado que se ven imposibilitados porque ustedes no colaboran, ya que tienen miedo a represalias.

Nosotros siempre vamos a colaborar, pero lamentablemente ellos no hacen un trabajo articulado. Si el fiscal me dice: ‘mire, señor, hay que hacer un trabajo, voy a ir a la comunidad, conversa con el jefe de la comunidad’, nosotros los ayudamos. Pero ellos esperan en su oficina. ¿Cómo crees que de esa forma vamos a avanzar? Son excusas que buscan los fiscales. Hemos visto claramente cómo el asesino de Arbildo Meléndez lo liberaron. 

Usted ha admitido que hay indígenas de su comunidad que se prestan al servicio de la mafia. ¿En quién confía Herlin Odicio?

No podemos tapar el sol con un dedo. Tenemos malos líderes, que nos han hecho quedar mal. Entonces, nosotros pedimos que no se dejen engañar por falsos dirigentes que nos han traicionado. Hay muchos líderes que han falsificado documentos, que extorsionan a los madereros, a las pequeñas empresas, pidiendo dinero para su beneficio personal. Hay hermanos que se han metido en esos trabajos ilegales, pero no son [la mayor] cantidad. Y a veces es la culpa de nuestro gobierno. Hay una comunidad llamada Puerto Nuevo, abandonada, adonde llegas luego de viajar de 9 a 10 horas. Entonces, solo el que tiene su bote se va de esa comunidad a trabajar. ¿Quién tiene la culpa?

¿Y el interés de esos líderes falsos es apoyar las economías ilegales?

Exactamente ese es su trabajo. Hay líderes, dos o tres, que se oponen ahorita a la erradicación, que no quieren que se erradique, sino que legalicen la hoja de coca. Y ahorita se ha detenido en la zona la erradicación, es lo que me han escrito mis hermanos.

Ha contado que alguna vez le ofrecieron S/500.000 para dejar trabajar a los narcotraficantes. ¿Se ha ganado problemas por rechazar el dinero?

El 6 de setiembre del 2020 me buscó un narcotraficante y me ofreció S/500.000 por cada vuelo. Era colombiano. Su intención era que yo deje de denunciar. Agarró su teléfono y me dijo: ‘mira, solo para ti’ y me mostró cómo cargaban la pasta básica a las avionetas. Era una pista y se veía cómo volaban. Me dijo que cada vuelo no duraba ni 5 minutos [en despegar]. ‘Tú dirás’, me dice y me comenta que me iba a dar S/500.000 como jefe de las comunidades. Me explica que los vuelos saldrían cada 15 días. Me dio unos días para darle una respuesta. Yo no dormí esa noche. No quise comer, no salí hasta dos días más. Y era muy difícil hablar. Pasó una semana. Luego pensé que si yo hacía esa cosa [aceptar], estaría perjudicando a mi pueblo. Dije: ‘yo voy a morir con mi ley, no voy a aceptar ninguna propuesta’. Luego de eso vino el asesinato de dos líderes más y las cosas fueron muy difíciles.

¿No volvió a ver al colombiano?

Nunca más lo identifiqué, pero sí me preocupa.

Señor Odicio, ha venido a Lima por enésima vez buscando ayuda, ¿cuáles son sus demandas?

Nuestra demanda son que se titulen los territorios que no lo están y que tienen varios años de solicitud; el segundo, es la protección de los defensores; y el tercero, que se continué con la erradicación de hoja de coca.

foto reclamos
12 de octubre. Un delegación de indígenas kakataibos reclama por la impunidad en la que han quedado las muertes de sus hermanos y las amenazas que viven. (Foto: IDL)

Ya se ha reunido con funcionarios del Ministerio de Justicia, de Cultura y la Defensoría del Pueblo, ¿llegaron a compromisos?

Ayer nos reunimos con el viceministro de Justicia y llegamos a un acuerdo para que hagan seguimiento a las denuncias que hemos realizado. Con la ministra de Cultura hemos quedado, aunque no es su competencia, en que coordine con los otros ministerios una sola estrategia contra las pistas, contra los cultivos ilegales. Y también tuvimos una reunión con la premier Mirtha Vásquez. Hemos hablado sobre la paralización de la erradicación de hoja de coca que ha anunciado el ministro del Interior. Nosotros estamos en contra. No vamos a permitir que se legalice, porque sea legal o ilegal, el 80% se va al narcotráfico. Nos preocupa. Por esa plantación ilegal nos están matando. Nos están atando. Nosotros sembramos plátano, yuca, eso es nuestro. Por eso nosotros repudiamos esa planta, nunca hemos sembrado eso.

¿Qué le respondió la primera ministra?

Respondió que va a hacerle presente a todas las bancadas para reforzar la política de erradicación.

Ahora, ustedes ya se habían reunido antes con el gobierno anterior.

Nosotros nos reunimos en Pucallpa con los ministros el 14 de mayo de este año. Hasta el momento no tenemos resultados, seguimos con lo mismo. Nosotros hemos hecho muchos viajes al Congreso de la República, hemos denunciado a medios internacionales, pero no hay resultado. Eso nos preocupa muchísimo.

Señor Odicio, ¿hay algo que le haga pensar que esta vez será distinto?

Pensamos que con este gobierno algo iba a mejorar, pero vemos el tema político… No sabemos si a este Gabinete le van a dar la confianza o no. Es algo preocupante, no sabemos si estamos hablando nuevamente por gusto, si van a ingresar otros ministros. No estamos seguros y eso nos perjudica cada vez más. Mientras nosotros sufrimos eso lo aprovecha el enemigo.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

amazonía, herlin odicio, kakataibo, narcotráfico

 

¿Le dará el voto de confianza al nuevo Gabinete?

Hay 30 días todavía para que la puedan pedir. Hay que esperar, ¿no? Eso [esa decisión] se toma faltando unos días, en su momento. No puedes limpiarte la boca antes de haber comido.

¿Está conforme con los integrantes del nuevo Gabinete? 

Mira, nosotros consideramos que debería estar un militante cercano de Perú Libre en la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), pero el presidente ha visto conveniente que ya [no]. Esas son las dos miradas.

¿La presencia de Dina Boluarte en el Midis no representa a Perú Libre?

No, en realidad. Dina Boluarte, hasta donde se ha visto, ha planteado varias cosas que no son del partido. Pero el partido no ha aprobado la participación de ella como ministra. No es propuesta del partido, sino una decisión del presidente.

¿El partido no está conforme con la participación de Dina Boluarte como ministra de Desarrollo e Inclusión Social?

No, simplemente el partido no lo ha planteado.

¿Y Betssy Chávez no es una representante de Perú Libre en la cartera de Trabajo?

Ella es, al momento, militante. Pero no responde a un acuerdo de la postura partidaria. De lo que estoy seguro es que el partido no la ha propuesto. 

¿Y Perú Libre ha planteado a algún ministro en este nuevo Gabinete?

Ninguno.

¿Acaso no es un representante de Perú Libre el ministro del Interior Luis Barranzuela, un cuestionado expolicía que ha sido abogado de usted y del secretario general de su partido, Vladimir Cerrón?

Pero no es militante, no es parte del partido.

Pero es una persona cercana a ambos. Los ha defendido en el caso del financiamiento de la campaña de Perú Libre que lleva la Fiscalía, por presunto lavado de activos

No, es un profesional como cualquiera.

¿Cómo llegó a ser abogado de ambos el nuevo ministro del Interior?

Como todo profesional que trabaja en el campo de la defensa. No hay nada en especial. 

¿Usted no lo ha recomendado para el cargo de ministro del Interior?

No, de ninguna manera. Yo me he sorprendido cuando ha juramentado. Pensamos que era otra persona, hasta que después ya nos enteramos. 

¿Cuándo le pidió el presidente su carta de renuncia?

Ayer [miércoles 6], en la mañana. 

¿Qué motivos le dio el presidente cuando le pidió su renuncia?

Los motivos no me los ha dicho. Simplemente, [me dijo]: “hemos decidido renovar, te agradezco mucho por todo tu apoyo”. Nada más.

¿Y usted no le preguntó al presidente a qué se debía esa “renovación”?

¿Por qué? Eso no sería correcto. Eso no corresponde.

¿Cuándo se entera usted que Mirtha Vásquez iba a ser la premier?

Hace un mes y medio atrás.

¿Ya sabía hace un mes y medio atrás que ella iba a ser la premier?

Para eso es la política. Te permite analizar y ver los diversos sectores. En la PCM, desde el primer día que asumes, siempre es deseado [tu lugar] por otros sectores y personalidades. Y es así, ¿no? Antes de que yo asumiera, ella era una de las que tenía posibilidades. Estaba dentro del bolo. Cuando me designan a mí, a los pocos días, nosotros nos enteramos que había varios sectores que estaban tras la Presidencia del Consejo de Ministros. Y quien tenía mayores ventajas para poder asumir era Mirtha Vásquez [expresidenta del Congreso por el Frente Amplio]. 

¿Usted tiene información de que, desde antes de que juramente como premier, ella era una de las posibilidades para ocupar el cargo?

Ella era una de las posibilidades. Y antes de ir al Congreso a presentar la política general de gobierno [el 26 de agosto], para la cuestión de confianza, ya se sabía que una de las personas que quería sucederme a mí era Mirtha [Vásquez], entre otras tres fuerzas.

¿Cuáles son esas otras tres fuerzas?

Hay que dejar eso en el tintero. 

En ese momento, ¿usted tenía conocimiento que la posibilidad de su recambio era ella?

Ella tenía grandes posibilidades y ventajas comparativas frente a las otras tres fuerzas.

Repito, ¿quiénes son esas otras tres fuerzas?

Eso te dejo para que puedas averiguar. Allí, en la Presidencia, también hay gente que se dedica a armar, ¿no?

¿A armar qué?

A armar escenarios políticos.  

Usted quiere decir que, desde que asumió el premiarato, ¿una de esas fuerzas se movía para que ella lo reemplazara?

Antes de que yo asumiera, había varios sectores que estaban tras la PCM. Me nombran y, después de unos días o un par de semanas, analizando y viendo los escenarios políticos, nosotros tenemos la información de las tantas fuerzas que desean y tienen posibilidades de sucederme. Quien tenía mayores ventajas era ella.

¿Qué tiempo cree que puede durar la premier? ¿Más que los casi tres meses que usted ha estado a cargo?

No podría ser pitoniso para poder ver en qué momento se dará eso. Requiere un análisis objetivo del escenario político y para eso se requiere cierta información. Y, en este momento, la información que se tiene es limitada. Mira, no creo que Mirtha Vásquez sea para los cuatro años y diez meses de gobierno. En el camino, mientras va pasando, irá clarificándose el escenario político. 

¿Mirtha Vásquez es la persona correcta para conducir la PCM?

Para nosotros y para muchos, hubiese sido interesante que quien asuma la PCM salga de las filas de Perú Libre. 

Y desde las filas de Perú Libre, ¿quién hubiera podido reemplazarlo en el cargo?

Esa es mucha especulación, mucha película. 

¿Estaba decidido que usted iba a presentar la cuestión de confianza por el ministro de Trabajo, Iber Maraví [con atestados policiales que lo vinculan presuntamente a Sendero Luminoso entre 1980 y 1982]?

Eso ha sido el planteamiento del presidente y yo he cumplido eso [Bellido pidió a Maraví, en agosto, su renuncia, tal como lo reveló Sudaca; el exministro de Trabajo puso su cargo a disposición y Castillo nunca la aceptó] .

¿Si el presidente no decidía cambiar el Gabinete, usted iba a presentar la cuestión de confianza por Iber Maraví?

El presidente planteó eso.

¿Y por qué si había decidido hacer eso, decidió antes cambiar el Gabinete? ¿Qué fue lo que pasó?

Habría que preguntar al presidente. No quiero especular.

¿Se reafirma en que no hubo la votación para la cremación del cadáver de Abimael Guzmán en la sesión del Consejo de Ministros del pasado 16 de setiembre?

Eso nunca hubo. Primero, no estaba en agenda. Si no estaba en agenda, no se ha discutido, no se ha votado, ni nada. Ahora, las conversaciones personales o grupales de los ministros en un tiempo que hay para almorzar o al inicio o final de la reunión, eso ya escapa a mi responsabilidad. Allí están las actas, están los actuados y nadie puede decir lo contrario.

En un chat de Perú Libre, publicado por Epicentro TV, Vladimir Cerrón dice que la votación fue 6 contra 13.

No sé de dónde habrá sacado esa información. Tendrías que preguntarle a él [a Vladimir Cerrón]. Yo no he hecho ese comentario. ¿No es cierto?

¿El tiempo que usted estuvo en la PCM ha realizado coordinaciones con Vladimir Cerrón?

No, ninguna coordinación porque no le corresponde.

Pero, están esos mismos chats publicados en Epicentro TV en el que ambos escriben…

Vladimir Cerrón está en todos los chats del partido. Los militantes y el secretario general participan en todos los chats que existen. Ese no es un chat de coordinación, sino uno donde se comparte información. Se alcanza, se conversa, se dialoga y se da opinión. Yo no coordino ni tengo nada que coordinar temas de gobierno. [Sobre los ] temas del partido, todos los militantes participamos y damos ideas. Yo estoy en todos los chats del partido.

Pero allí usted pide la renuncia del canciller Óscar Maúrtua…

Esa es mi opinión, como militante.

¿Qué le ha dicho Vladimir Cerrón por su salida?, ¿le ha llamado? [lo felicitó con un tuit el día de su renuncia]

No, por el momento no he tenido la oportunidad de comunicarme con él.

¿Va a hacerlo? ¿Se va a comunicar con él?

La verdad, no está entre mis planes. Mis planes están en el Congreso, atendiendo a los hermanos. Las actividades que se tienen en el despacho, como congresista. 

¿Ha tenido discusiones fuertes con algún ministro [en el informe de Sudaca, titulado «Las últimas horas de Guido Bellido» se cuenta que tuvo un cruce de palabras con Dina Boluarte]?

No, no hemos tenido ningún problema de ese tipo. 

¿Tuvo un cruce de palabras con el ministro de Economía, Pedro Francke, antes de su juramentación?

Eso es totalmente falso. Nunca he tenido un cruce de palabras fuerte con ninguno [de los ministros].

¿Con el ministro de Justicia, Aníbal Torres?

No, nunca. Es más, con él he tenido mucho respeto y consideración. 

Después de lo que ha pasado, ¿usted cree que es posible conseguir las 2,5 millones de firmas para el referéndum de la Asamblea Constituyente?

Más allá de lo que yo crea, hay un sector de peruanos que piden el cambio de la Constitución y hay un sector que no, que ha comprado un kit electoral para defender la actual Constitución.

¿Cree que todavía sigue vigente el plan de vacancia en el Congreso?

Eso está abierto desde que Perú Libre y Pedro Castillo han pasado a segunda vuelta. Lo que pienso es que las fuerzas que están en contra del gobierno van a seguir estándolo. 

¿Por qué cree que el dólar sigue entre S/4,10 y S/4,14 desde que se instaló el gobierno de Pedro Castillo? Se decía que si continuaba Julio Velarde en el BCR el dólar iba a bajar, ¿no?

Para mañana [se refiere a un día después de su renuncia], supongo que ya va a estar S/3.60.

¿Velarde les ha dicho eso?

Nunca he estado en una reunión con Julio Velarde. El presidente sí manifestó que había esa posibilidad, en todo caso. Hay que esperar.

¿El camino de la nacionalización de Camisea está descartado?

Mira, yo te puedo hablar hasta el escenario del día de ayer [miércoles 6]. Y hasta ayer, el consorcio [integrado por Pluspetrol, Hunt Oil, SK Innovation, Tecpetrol, Repsol y Sonatrach] tenía la voluntad de iniciar un proceso de renegociación. [Mirtha Vásquez instaló la comisión multisectorial el jueves 7].

El martes 5 -un día antes de su renuncia- un Juzgado de Familia ordenó que se someta a una evaluación y terapia psicológica, a raíz de la denuncia de la congresista Patricia Chirinos. ¿Lo va hacer?

Claro. Supongo, vamos a pasar ambos [la evaluación]. Ella y mi persona. Todo lo que sea necesario.

¿Usted le dijo a la congresista Patricia Chirinos lo que ella señala [“solo falta que te violen”]?

No. Mira, ya se ha dado un espacio y hay que dejar que [la comisión de] Ética complete su trabajo [en el Congreso].

 

(*) Fotocomposición de portada: Darlen Leonardo

Fotografía: PCM, tomada de la cuenta de Twitter del expremier Guido Bellido

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Guido bellido, Mirtha Vasquez, pcm, Pedro Castillo, Premier
Por Cristian Rebosio

Con solo 26 años, Mauro Gonzales se convirtió en un nombre clave de la campaña en la que Pedro Castillo ganó la presidencia. El joven, que estudió Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, fue el encargado del área de comunicaciones del candidato de Perú Libre, con quien dice tener una amistad. Sin dejar de lado sus asesorías extraoficiales al presidente, Gonzales ahora es director de comunicaciones en la oficialista Radio Latina y está involucrado, como asesor de imagen y comunicaciones, en un proyecto que tendrá la misma línea editorial: Nacional TV. 

¿Cuál era su función en la campaña de Pedro Castillo?

En la primera vuelta, Richard Rojas me llamó y lo reemplacé, desde el 16 de marzo hasta el final de la primera vuelta, porque se enfermó con Covid. Luego, él vuelve a tomar la posición de jefe de campaña y yo paso a ser jefe de prensa y asesor de comunicaciones.

Ha visitado Palacio de Gobierno en varias oportunidades durante los últimos dos meses, ¿a qué se deben estas visitas?

No solo a Palacio, también he ido a la Presidencia del Consejo de Ministros. Esto es para realizar algunas coordinaciones que tenía que hacer, como parte del Comando Presidencial, con Pedro Castillo.

¿De qué se encarga el Comando Presidencial?

Es un apoyo externo que le damos al presidente Pedro Castillo. Pero no asumimos ninguna función. Principalmente son coordinaciones y asesorías que le brindamos.

¿Recibe algún pago a cambio de estas asesorías?

Las hago voluntariamente.

¿Cuántas personas integran este Comando Presidencial?

Alrededor de 15 personas y cada uno tiene su especialidad. Puede ser economía, área legal, comunicaciones, etc. 

¿Los asesores oficiales forman parte del Comando Presidencial?

Sí, pero ellos están adentro. Si apoyas en campaña [se refiere a los asesores ya contratados], entra tu candidato y te lleva.

¿No existe un conflicto de interés al ser parte de un medio de comunicación [Gonzáles es directivo de Radio Latina, un medio oficialista] y, al mismo tiempo, asesorar al presidente Castillo?

Tengo que tener mis ingresos, no estoy trabajando. Si a me contratan, soy libre de ir al espacio que me llamen. Si me llama El Comercio, ¿cuál es el problema de estar ahí?. Continúo asesorando al presidente de manera externa, no estoy trabajando en el Estado. Soy libre, soy profesional y no tendría por qué haber conflicto de intereses.

Como jefe de prensa de Pedro Castillo durante la campaña, ¿por qué optaron por evitar a los grandes medios?

La respuesta está en las pantallas. Prendes el televisor y la balanza está inclinada. Como estratega, no voy a meter a mi candidato en la boca del lobo. Cuando manejé la campaña de prensa, tenía entrevistas con medios internacionales, medios de Colombia y México. Lamentablemente, la prensa peruana no tiene una pluralidad a la que se pueda llevar a un candidato que no sea de tu agrado. Yo lo llevaba y era todo en contra.

¿No consideraron que el público de estos medios debía conocer las propuestas de Pedro Castillo?

Lo hacíamos en nuestras redes sociales, las transmisiones en vivo, los mítines de campaña y en el Plan Bicentenario de la segunda vuelta

¿Fue un acierto evitar a estos medios?

No es acierto ni remordimiento. A más críticas, más propuestas. Nosotros no teníamos tiempo para dar entrevistas e ir a los medios. Lo que nos interesaba era ir pueblo por pueblo, donde ningún candidato presidencial había llegado. Nuestro fin era llegar a esas personas.

¿Por qué, tras el triunfo en la segunda vuelta, el presidente Pedro Castillo se mantiene alejado de los medios de comunicación?

Eso estratégicamente es decisión de la parte de comunicaciones dentro de Palacio. Yo, como apoyo externo, le puedo dar ciertas recomendaciones al Presidente y las áreas involucradas, pero la decisión política está en la interna. Yo no puedo decidir sobre la secretaria de prensa y el director de comunicaciones. Ellos manejan cada área de acuerdo a sus posibilidades y funciones. Yo estoy siendo un apoyo externo y le doy uno que otro consejo.

Ahora es parte del proyecto de Nacional TV [un nuevo canal de televisión oficialista], ¿qué lo llevó a pensar que existe la necesidad de un nuevo medio de comunicación?

Más que necesidad, vimos una oportunidad de hacer las cosas bien en el ámbito periodístico. No vemos una neutralidad en los canales de televisión y optamos por esta nueva alternativa.

¿Por qué considera que El Foco y Epicentro TV no aceptaron la propuesta para trabajar con Nacional TV?

No sabría decirte. No he autorizado, como responsable del proyecto, a ninguno de los miembros del equipo para que negocien con esos medios. Cada uno tiene su posición y se respeta.

En una entrevista al programa Panorama mencionó que en Nacional TV impulsarán la agenda de los tres poderes del Estado, ¿a qué se refiere con impulsar una agenda?

Me refería a darle espacio al poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Las puertas del canal van a estar abiertas a todos. Que cuenten la labor, lo que han hecho, lo que van a hacer y emitan su posición.

¿Pero eso no es lo que actualmente hacen los canales del Congreso y Justicia TV?

No sé cuánta gente vea el canal del Congreso. En tal caso, si es similar, esta va a ser otra alternativa. No es tan así como transmitir la agenda de los poderes del Estado; es informar las acciones que vienen realizando y juzgar cuando se deba hacer y aplaudir cuando corresponda.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Pedro Castillo

Usted ha pedido investigar cómo se financia la campaña por la Asamblea Constituyente que impulsa Perú Libre. Yo le hago una pregunta también importante: ¿cómo se financia la suya?

Solo para que quede claro: no es que yo sea un mastín, un sabueso, que esté pidiendo que se investigue. Eso que dije fue a consecuencia de una pregunta del periodista de Correo, que preguntó qué pensaba del financiamiento de la campaña de Perú Libre para la Asamblea Constituyente, si creía que había dinero público. Yo le dije que no sabía, que eso es algo que se debe investigar, porque es de interés público. No es que me interese que rueden cadenas, ni que sea un inquisidor. Nosotros estábamos haciendo hasta hace poco una campaña basada 100% en el voluntariado. Es decir, todo lo pagaba yo mismo y la gente que me acompañaba de sus bolsillos. Hasta hace dos o tres semanas que hemos empezado a recibir donaciones pequeñas de personas naturales que transfieren dinero a una asociación que es la que impulsa nuestra iniciativa.

¿Cuál es esa asociación?

Se llama Asociación por la Causa de la Libertad. Tiene un RUC, su cuenta, todo hecho legalmente. Y cuando llegue el momento, vamos a transparentar todo. Es una asociación que se ha constituido este año, recientemente.

¿Erasmo Wong es uno de los donantes?

Hasta donde sé, él no ha contribuido. Son otras personas, con donaciones muy pequeñas. Lo que sí ha hecho Erasmo Wong es respaldar la iniciativa permitiéndonos colocar mesas para la recolección de firmas en los exteriores de centros comerciales que pertenecen a sus empresas.

¿No desembolsa nada el estudio Ghersi?

Tampoco. No es que haya dinero en esta campaña.

La inversión de tiempo que usted le dedica a la campaña la podemos entender como una inversión. Me imagino que su padre le habrá dado licencia.

Podría verse de esa manera, quizá.

Ha estado en territorio enemigo: en Cajamarca, ¿cómo lo han recibido?

Muy bien. De hecho, la Plaza de Armas de Cajamarca ha sido el lugar donde más firmas hemos recolectado en un solo lugar. Se ha obtenido más ahí que en los centros comerciales de Lima. Un respaldo masivo de la ciudadanía. A mí me sorprende: siempre que vamos a un lugar que es territorio enemigo, siempre que nos advierten que tengamos cuidado o que nos dicen que nos van a recibir mal, encontramos todo lo contrario. En Chota mismo se ha recolectado firmas a pequeña escala, pero este fin de semana se va a instalar una pequeña mesa en la plaza de armas.

Recientemente se ha sumado a su campaña una organización de ronderos. ¿Qué otros colectivos lo apoyan?

Fue el presidente de la confederación nacional de ronderos, pero a título personal. No es que haya una organización de ronderos que esté institucionalmente comprometida en este movimiento. Hay todo tipo de peruanos que apoyan, individuos y militantes de partidos políticos. Y gente de diferentes ideologías. No hay mucho apoyo institucional ni lo buscamos. El único partido político que ha dado un apoyo institucional ha sido el Partido Popular Cristiano.

Y Lourdes Flores también, a manera personal.

Sí, como ciudadana, ha ayudado a recolectar firmas. Pero no es solo ella, sino muchos militantes del PPC, y de otros partidos y muchísima gente que no tiene filiación a un partido.

¿Y no teme usted que la doctora Flores lo sale?

No, yo no creo en la sal.

Lo digo porque a ella las victorias le son esquivas.

[ríe] Bueno, puede ser, pero yo no creo en la sal. Ella está como ciudadana y agradezco mucho el apoyo de la doctora, así como agradezco a todos los que apoyan esta iniciativa.

Hablemos de su propuesta. Quiere usted “agregar un párrafo al artículo 206 de la Constitución que prohíba de manera expresa una Asamblea Constituyente en el Perú”. ¿Eso no es recortar el derecho de los ciudadanos?

La razón por la que estamos en contra, es porque la Asamblea Constituyente significa poder absoluto y el poder absoluto significa arbitrariedad absoluta. El Congreso puede cambiar la Constitución, pero tienen que respetar límites: los derechos fundamentales y los principios democráticos. La Asamblea Constituyente no reconoce ningún límite y podría cambiar la Constitución eliminando la libertad de prensa o los límites a la reelección presidencial, o la separación de poderes. Mientras una Asamblea Constituyente trabaja, además, la asamblea podría intervenir otras instituciones públicas. Podría decir: ‘si voy a refundar el país, ¿para qué va a haber un Poder Judicial o un Ministerio Público? Mejor los intervengo’. La propuesta de Perú Libre es que los peruanos escojamos con los votos solo a 60% de los constituyentes y el 40% restante de organizaciones de la sociedad civil elegidos por ellos mismos, es decir, un mecanismo corporativista. Esas son declaraciones que dio el presidente Pedro Castillo en una entrevista con Enrique Castillo. Y esa fórmula es idéntica a la que se empleó para la asamblea del 2017 en Venezuela. No es parecida, ni similar. Es idéntica.

La abogada María Teresa Gonzáles-Otoya ha calificado este proyecto como inconstitucional, pues -dice ella- atenta contra el artículo 32°, que señala “que no puede someterse a referéndum la supresión o la disminución de los derechos fundamentales de la persona”.

Bueno, esa es una visión sui generis de los derechos fundamentales porque hasta donde yo recuerde no hay un derecho fundamental al poder absoluto. Y la Asamblea Constituyente es un espacio de poder absoluto. Lo único que decimos nosotros es que debe haber un poder limitado. ¿Existe tal cosa como el derecho fundamental a que haya una asamblea con derechos absolutos? De ninguna manera, ese argumento no tiene ni pies ni cabeza. Es una comprensión autoritaria, anticonstitucional.

¿Pero usted cree que Chile va a convertirse en una sociedad donde el Ejecutivo tenga el poder absoluto o que Ecuador se convirtió en una dictadura luego de su asamblea instalada el 2007?

Yo no estoy diciendo que todas las asambleas constituyentes llevan a una dictadura, sino que las constituyentes pueden llevar a una dictadura. Y que generan poder absoluto. La de Ecuador tenía poder absoluto y seguramente cometió errores. La asamblea de Chile está actuando con poder absoluto. En Venezuela han cometido arbitrariedades tremendas. No es algo que se pueda pasar por agua tibia. Generas la concentración del poder y eso genera el riesgo de la arbitrariedad. Además, la asamblea que se está proponiendo en el Perú no se parece al caso de Chile, sino al de Venezuela por dos motivos importantes: en Chile se hizo en contra de lo que quería el gobierno y la mayoría fue conformada por pequeños partidos independientes. En Perú lo está impulsando el gobierno con una fórmula venezolana. 

Entiendo por lo que me dice que le tiene más temor a lo que Vladimir Cerrón y sus amigos leninistas pueden hacer con una Asamblea Constituyente que a la asamblea en sí. ¿Es así?

Bueno, le tengo temor a las dos cosas. No es que yo esté en contra de la asamblea solo en el caso de Perú Libre. Yo estoy en contra en general. Hay partidos políticos menos malos que Perú Libre, que harían una Asamblea Constituyente menos mala, seguro que sí. Pero eso no significa que yo vaya a estar a favor de la Asamblea Constituyente. Mi oposición es una oposición de principio y no una posición de oportunidad.

Doctor Ghersi, usted viene señalando que hay que proteger a las instituciones democráticas de una Asamblea Constituyente, pero cuando las instituciones democráticas fueron petardeadas con el grito de fraude en mesa usted estaba allí [con los manifestantes]. ¿Qué fraude hubo?

Yo no sé, yo no he investigado ese tema. Yo no tuve ninguna participación en nada del proceso electoral.

Pero usted estuvo en las marchas, al menos según una nota del diario Expreso.

¿En una marcha haciendo qué? Yo en todas las marchas en las que he estado he ido a hablar del tema de la Asamblea Constituyente. No tuve ninguna participación del presunto fraude que hubo o no hubo. Independientemente de eso, no he presentado impugnaciones, no he sido abogado de Fuerza Popular, no conozco los hechos como para darte una opinión jurídica. Sin perjuicio de eso, discrepo radicalmente de lo que has mencionado. Estás equivocado. Denunciar fraude y hacer una denuncia o presentar una impugnación, ¿por qué es petardear una institución democrática? Si los partidos políticos tienen derecho a presentar impugnaciones. Eso no es petardear una institución democrática. Esa es una visión equivocada del estado de derecho.

No le hablaba de las impugnaciones, sino de los que salían a petardear una elección avalada por organismos internacionales que la calificaron como democrática y justa. Y el diario Expreso lo pone a usted en medio de una de estas marchas.

Todas las marchas a las que yo he acudido, he ido a hablar del tema de recolección de firmas. Sin perjuicio de eso, una manifestación pública de ciudadanos que pensaban que la elección tenía algún tipo de vicio es parte de su derecho de reunión, de protesta, de reunión. ¿Por qué eso es petardear las instituciones democráticas? Esa visión de las cosas no es tolerante ni consistente con el estado de derecho. Ahí tengo una discrepancia bien profunda contigo.

Pero el dato de que estuvo en estas marchas es correcto entonces.

En la mayoría de marchas que yo he estado hablando de este tema, hay gente te va a hablar de vacancia, hay gente que te va a hablar de fraude en mesa. Yo no soy responsable por lo que las demás personas dicen. No voy a estar de acuerdo con todo lo que dicen en una marcha. Yo sí creo que la elección tiene vicios graves de legitimidad. No puedo probar fraude, pero, por ejemplo, cuando se presentan impugnaciones, todos los jueces en todo tipo de procesos, incluidos los magistrados del JNE, tienen la obligación de intentar resolver el problema de fondo y adecuar los requisitos de forma a el fondo. Si un juez dice que no puedo resolver tu impugnación porque es extemporánea, fuera de horario de oficina, pero no hay horario de oficina porque es una mesa de partes virtual, eso es sospechoso. Entonces el JNE tuvo un actuar incorrecto. Denunciar eso no es de ninguna manera petardear las instituciones democráticas. Sí me molesta que me hayas dicho lo que me has dicho. Revela una convicción democrática que no me parece sólida.

Lamento que lo haya molestado. Pero, en todo caso, discrepamos.

Todo con buen humor.

Juan Carlos Tafur ha llamado a renovar los cuadros del centro y de la derecha. Uno de los nombres que lanzó fue el suyo. ¿Se va a lanzar usted a “las grandes ligas”, como dice él?

Bueno, yo voy a aclarar que en las elecciones regionales y municipales no voy a participar. Por ahora mi preocupación es sacar adelante la campaña en contra de la Asamblea Constituyente y luego evaluaré si tengo alguna otra participación. Evidentemente tengo un interés en los temas públicos, no lo niego. Tengo interés en defender el estado de derecho. Pero por ahora no tengo interés en el mediano plazo ni en el corto en la política partidaria.

¿No lo ha llamado ningún partido?

He tenido conversaciones con varios partidos, pero yo he expresado que no tengo interés en postular o afiliarme.

Esta campaña que usted está haciendo puede ser un trampolín.

No lo veo como un trampolín. Para mí esto no es un medio para lograr otro objetivo. No es un medio, sino un fin. Estoy abocado en el cumplimiento del objetivo que, desde mi punto de vista es resguardar el estado de derecho e impedir el establecimiento de la dictadura en el Perú. Porque la Asamblea Constituyente abre la puerta al establecimiento de una dictadura.

Como futuro político también es blanco de críticas. Una de ellas es que, pese a su poca experiencia, usted fue invitado por la Comisión de Constitución del Congreso de la República para ser parte del Consejo Consultivo. ¿Aceptó?

He aceptado. Como abogado, desde hace tiempo vengo respondiendo consultas al Congreso en distintos temas. Es parte de mi ámbito profesional. A mí me llama la atención la crítica que se me hace, que estaba relacionada con mi edad. Pero esa crítica yo la rechazo, porque cuando una persona de mucha experiencia, de mucha edad asume un encargo, se le dice dinosaurio. Cuando una persona que es joven asume un encargo, se le dice que no tiene experiencia. Entonces, con ese argumento se puede cuestionar a todos. Con toda humildad y respeto, considero que tengo la suficiencia profesional para absolver ese tipo de consultas. Por el trabajo académico que he hecho, por la maestría que tengo, por la experiencia en el Tribunal Constitucional.

Pero la crítica además fue que su experiencia se reducía al estudio de su padre.

Eso es falso. Yo tengo una experiencia de varios años en el TC antes de estar en el estudio y además tengo la maestría de la universidad de Chicago. Entonces, hay medios de prensa que faltaron a la verdad, además sin llamarme, sin buscar mis descargos.

¿Se siente usted “el hijo de”?

Yo tengo una gran admiración y aprecio por mi padre. Pero además de ser su hijo, soy una persona con una carrera propia. Yo no me siento el hijo de, me siento Lucas Ghersi.

 

(*) Foto de portada: Diario La República.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Asamblea Constituyente, Lucas Ghersi

Ministra, ¿qué opina de que el Foro de Mujeres del Mercosur, una ONG que lucha por “lograr la igualdad de género”, le haya dado un reconocimiento a Guido Bellido por su compromiso de trabajar para todas y todos los peruanos?

En primer lugar, decir que las noticias se tergiversan de una forma bastante cuestionable. Tal como la presentan tanto RPP como Canal N era “Guido Bellido, reconocimiento por su trabajo a favor de la mujer”. Cuando vi esto dije: ¿de dónde salió este reconocimiento? En ningún punto dice que sea un reconocimiento a favor de la mujer. Hay una preocupación legítima por las acusaciones sobre hostigamiento que le han hecho al premier, que se tendrán que investigar y esclarecer, y no solo por el premier, sino por otras autoridades. Tenemos otros congresistas que también han sido cuestionados. Tenemos una serie de autoridades con estos cuestionamientos sobre su machismo estructural, pero no podemos caer en este tipo de tergiversación.

Lo concreto es que la ONG se dedica a la lucha por la igualdad de género.

No estoy al tanto de todas las ONG, es legítimo, ellos verán. Hay que respetar a la sociedad civil.

Es que suena a ironía.

[La ministra guarda silencio].

¿Cree al menos que ha sido espontáneo el reconocimiento, luego de todas las acusaciones contra Bellido?

Mira, yo respeto a la sociedad civil. Respeto la división de poderes, no puedo prohibir a ninguna asociación hacer lo que ha decidido hacer. Solo digo que no se sobredimensione, ni se tergiversen las legítimas luchas de las mujeres por tener una vida libre de violencia, sin acoso ni hostigamiento.

¿Ha leído los posts del premier que han salido la última semana?

No.

Algunos son recientes. Los tengo acá.

Casi no leo Facebook. Me imagino lo que dicen, he escuchado comentarios.

Y a raíz de lo que ha escuchado, ¿le parecen condenables?

Sé que estas últimas semanas han estado sacando posts pasados de distintas autoridades, no solo del premier. Creo que estamos en un momento en que ya estamos en el gobierno. Espero que esto no se repita. No he revisado los posts del 2012, 2019, de una persona que en ese momento no era una autoridad. Yo quisiera que el debate se centre en la política, en lo que queremos emprender como gestión. Y no en el rebusque del Facebook del 2012, porque eso empobrece el trabajo que queremos hacer y el debate político.

Pero si queremos hablar de política, tenemos que hablar del líder de esa política. Y el líder de este equipo es el señor Guido Bellido.

Es el señor Guido Bellido de ahora, no del 2012 o 2013.

¿Le cree a Patricia Chirinos [quien acusa al premier de haberle dicho “ahora solo falta que te violen”]?

Es que este no es un acto de fe mío, de que yo crea o no. Es un tema muy grave que se tiene que investigar y esclarecer.

¿En este caso no juega un papel el lema “yo te creo”, que ha sido importante en el activismo mundial?

No estoy diciendo que no sea importante. Lo que digo es que hay que esclarecer toda denuncia. No solo la de la congresista Chirinos.

Entonces, ¿la presunción de inocencia debe ser la regla ante estas denuncias?

Yo estoy diciendo que debe de investigarse, esclarecerse y sancionarse de ser el caso.

Insisto porque hubo muchas críticas en redes sociales a su reacción luego de este episodio. Algunas personas, incluso feministas, señalaban que no hubo una condena tajante contra Bellido, como sí lo ha hecho la izquierda en casos anteriores.

No. El ministerio en un primer momento sacó una reacción que, me parece, fue oportuna. Que las cosas no se digan en los términos que quieren determinadas periodistas o personas no quiere decir que no se digan. Creo que ahí no hay mucha vuelta que darle. La reacción fue tajante y en su momento.

Lo que pasa es que, por ejemplo, cuando denunciaron a Lescano por acoso, usted señaló en un tuit: “Lescano es un adulto y se comportó como un acosador cualquiera”. Eso es una condena mucho más tajante.

Pero ahí teníamos el chat de quien lo acusaba. Lo mismo con Mamani, teníamos cosas…

Del señor Mamani teníamos una denuncia de parte.

Parece que había más cosas que esa. Y luego se burló con lo de la “mano zas”. Pongamos en su real dimensión las denuncias.

Usted pidió en el caso de Mamani: “Esperemos que sea desaforado de inmediato”.

Y lo blindaron las mismas señoras que ahora salen con ‘Ni Una Menos’. No usemos, y te lo pido a ti también, la justa demanda de las mujeres por una vida libre, sin acoso político, sin hostigamiento para poder ejercer sus derechos… No instrumentalizarlas [las denuncias], ni tergiversarlas ni minimizarlas.

anahí twitter
Noviembre del 2018. Durand pidió que el entonces congresista Moisés Mamani, acusado de tocamientos indebidos, sea desaforado de inmediato.

¿No considera entonces que hay una contradicción entre los tuits que le he leído y el comunicado que ha sacado sobre el caso Bellido?

No, ¿por qué? En absoluto.

Ministra, luego de este incidente ha planteado que todo funcionario de alto nivel pase por un curso de inducción…

Esto no es a raíz del incidente. Es algo que ya habíamos planteado. Ya habíamos conversado. Y eso se basa en evidencia internacional. En Argentina está la Ley Micaela, por ejemplo, que plantea que los altos funcionarios y los servidores públicos puedan pasar obligatoriamente por estos cursos de inducción.

¿Cómo ha tomado esa iniciativa el señor Bellido?

Tengo todo el respaldo del Gabinete y del presidente.

A quienes no les debe haber gustado mucho es a los ministros que han sido denunciados por violencia psicológica, maltrato físico. Hablo de los señores Rubén Ramírez y Juan Silva. ¿Ha podido hablar con ellos sobre estos casos?

Por supuesto, esto se está discutiendo en Consejo de Ministros y lo vamos a presentar ahí para que tenga rango de ley. Para que no sea solo en este Gabinete, sino en todos los gabinetes a futuro.

¿Pero ha hablado con ellos de las denuncias que han tenido?

El tema está planteado, el curso se va a dar, vamos a seguir trabajando en ello. Quien tiene que hablar de las denuncias… Creo que ahí hay un tema que es otra parte de lo que hemos afirmado, que es el padrón de agresores.

¿No cree que hay un patrón de violencia entre sus colegas? Ramírez, por ejemplo, tiene dos denuncias.

Mira, yo creo que lo que tenemos que hacer es trabajar en soluciones que vayan a la raíz, de mediano, corto y largo plazo, que abarquen a la totalidad del sistema público más allá de una persona u otra. Y en esa línea estamos trabajando.

Ministra, ¿se siente cómoda en el Gabinete?

Por supuesto. Si no, no estaría aquí.

Hace unos días, César Hildebrandt tuvo palabras muy duras contra usted. Escribió en su columna que “se tuvo que tragar el sapo de seguir aceptando el liderazgo de Guido Bellido. La señora Durand apostó por el sueldo, la circulina y el resguardo”. ¿Es así? ¿Apostó usted por el sueldo?

Mira, yo tengo mi sueldo, siempre me he ganado la vida trabajando desde los 18 años. Me dio un poco de pena porque, por ejemplo, mi mamá lee a Hildebrandt. A mí, la verdad, me parecía bastante reaccionario hace bastante tiempo. De hecho, en la campaña atacó mucho a Verónika Mendoza. Yo diría incluso que con ciertos toques de misoginia. Pero en fin, las opiniones son las opiniones. Se respetan. Yo no la comparto. Me pareció bastante lamentable esa declaración.

¿No fue muy acrítica usted al momento de asumir su cartera? Hoy [viernes 10 de setiembre] Carlos León Moya recordó en su columna que Pedro Francke tomó distancia cuando Castillo nombró a Bellido como premier. Dice León Moya: “utilizó su poca influencia política para torcerle un poco el brazo al presidente y al presidente del Consejo de Ministros. Por otro lado, Anahí Durand juramentó sin mayores conflictos ni pedidos”.

Bueno, esa es la imaginación de Carlos León Moya. ¿Cómo sabe lo que yo hice? Me encanta su imaginación. A veces lo leo en sus columnas.

¿Qué hizo usted?

Yo juramenté como parte de un compromiso, del compromiso con una política a seguir. No juramenté para hacer lo que a mí me diera la gana, ni lo que le diera la gana al premier o al presidente. Estamos hablando de un compromiso de Estado. Tenemos un compromiso político con Perú Libre, con el presidente y una agenda política que estamos llevando adelante. Creo que la imaginación de los opinólogos ha estado muy en boga últimamente, pero hay que empezar a hacer análisis político sobre lo que se va trabajando desde el Estado.

No hizo pedidos ni puso condiciones, entonces.

Yo no trabajo sobre pedidos y condiciones. Trabajamos bajo un programa conjunto, que es el Plan Bicentenario, donde está bien claro y afirmado el derecho de las mujeres y la lucha contra todo tipo de discriminación.

Ministra, le leo un tuit: “La solución al problema de la mujer no pasa por hacerla depositaria de la lástima o lograr normas proteccionistas, sino por reconocerle sus derechos y posición económico social en el modelo de producción que se desenvuelve”.

Tú te has leído todos los tuits. Has chismeado todos los tuits habidos y por haber. Ese es de Cerrón.

¿Está de acuerdo con esta interpretación?

Es su opinión.

¿Pero está de acuerdo?

Es su opinión. No puedo opinar sobre eso.

Hace una semana publicamos una crónica sobre los dos ministros a los que Bellido les pidió su renuncia y que le dijeron que no. La titulamos “El premier al que nadie le hace caso”. ¿Le parece una descripción acertada?

No, para nada. Estamos trabajando coordinadamente con el presidente y con el premier.

¿Usted le responde a él o al presidente Castillo?

Los ministros responden en primera instancia al presidente y luego al premier. Lo dice la Constitución.

Pero usted responde más al presidente, tengo la intuición.

Estamos trabajando coordinadamente.

Ministra, se acaba de estrenar un documental en YouTube llamado “Peruanas del Bicentenario”. Mirtha Vásquez, por ejemplo, dice que sus congresistas no la llamaban presidenta, que socavaron su poder tildándola de “generala”, de “dictadora”. Marianella Ledesma contó que cuando asumió la vicepresidencia del TC, le dijeron que debía ocuparse del cafetín. ¿Ha vivido usted una experiencia similar en estos meses?

En estos meses no. La he vivido desde que salí de la universidad. Yo he sido asesora de la PCM y he tenido que lidiar con ministros. También he sido directora en el Ministerio de Cultura y asesora en el Minedu. Siempre he tenido que lidiar con ese tipo de cosas: que te digan mamita, cómo has venido vestida, qué linda te pusiste hoy. No es de este Gabinete. Y ahora todo el mundo se ha dado cuenta de que existía el machismo y el acoso, empezando por ciertos sectores de la prensa. A mí esto me fastidia porque estoy en política desde los 18 y en la gestión estatal desde los 30, que acabé la maestría. Siempre he pasado por eso. Entonces, no nos hagamos los sorprendidos, trabajemos en cuestiones de fondo y tratemos de salir adelante con este tema.

El pasado 7 de setiembre se instaló la Comisión Nacional de Alto Nivel para la Igualdad de Género. (Foto: Ministerio de la Mujer).

Hablemos de las políticas de su cartera. La Defensoría advirtió que más de 3,400 niñas, adolescentes y mujeres fueron reportadas como desaparecidas entre enero y julio. El 2019, se registraron 168 feminicidios y el 2020, 132. ¿Qué está proponiendo?

Estamos muy preocupados por el tema. La pandemia ha agravado esta situación. Hemos tenido ya un par de reuniones con el ministro del Interior, porque es un tema de la Policía, sobre todo. Y responde a dos cosas: por un lado, la trata de personas, para fines laborales o de explotación sexual. Por otro lado, el tema ligado a la violencia. Lo que sabemos es que más o menos el 20% de personas desaparecidas, luego se revela que han sido víctimas de feminicidio. Se está tratando de implementar la mesa de desaparecidas y viendo cómo se puede ajustar al sistema para no llegar tarde. Hay casos emblemáticos sobre los que se puede trabajar, como el de Solsiret Rodríguez. Un ejemplo de cómo pudieron encontrarse los restos de una persona desaparecida hace cuatro años, con un poco de empuje del sistema judicial, de la Policía y fiscalía.

Recientemente se ha inaugurado la Comisión nacional de alto nivel para la igualdad de género, donde se verán políticas multisectoriales para acabar con estos problemas. ¿Qué asegura que no sea otra comisión de nombre rimbombante que solo sirva para que los funcionarios compartan el coffee break?

En esta comisión no se toma coffee break, porque además estamos en pandemia. Es una comisión que tiene un mandato muy concreto: supervisar que la igualdad de género esté al nivel de los servicios. Son 52 servicios, de 12 instancias del Estado, que tienen que ser supervisadas anualmente para que estén incorporando la igualdad de género. Y en esa línea es que tienen que responder sobre lo que están avanzando.

Sobre los niños y adolescentes que han quedado huérfanos por la pandemia, ¿qué medidas se están adoptando?

Esa es una preocupación que ojalá llamara más la atención que distintos temas y tuits que circulan. Pero bueno, se agradece la pregunta. Espero que ahí haya más consenso nacional, en vez de estar rebuscando Facebook y Twitter. Hay 98.000 niños huérfanos. Estamos proponiendo dos cosas concretas: por un lado, ampliar para poblaciones vulnerables la pensión nacional de orfandad, porque no todos han reportado que efectivamente la muerte fue por Covid-19. Y estamos implantando una estrategia para impulsar el proceso de adopción, porque los niños necesitan estar con una familia. La vamos a presentar el miércoles en Consejo de Ministros.

Para terminar, ministra, las fuerzas oficialistas y opositoras ya han sacado a relucir las armas de la vacancia y el cierre del Congreso. ¿Hay algún motivo para pensar que estos cinco años van a acabar bien?

Creo que hay un sector de la oposición que sigue viviendo la resaca de la segunda vuelta, que es claramente golpista, que no tiene problema en decir que se puede llevar a cabo una vacancia. Espero que ese sector quede aislado y que lo que prime sea el respeto a las reglas de juego democráticas. A nadie le conviene un proceso de vacancia, de cierre de Congreso. Estamos en una crisis social. Somos el país que tiene más huérfanos en el mundo, eso debería decirnos algo. Somos uno de los países más afectados por la pandemia. Creo que es el momento de dejar trabajar.

Y que le deje de preguntar por tuits.

Pues sí, parece que te gusta revisar Twitter.

 

Foto de portada: Ministerio de la Mujer.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

anahí durand, Covid-19, Guido bellido, Patricia Chirinos, Pedro Castillo

Un escándalo se armó ayer luego que se conociera la visita a la PCM de César Tito Rojas, señalado por la Dircote de haber sido presidente del Comité Electoral del Movadef, el brazo político de Sendero Luminoso, en el 2010. Sudaca ya había dado cuenta de este personaje en abril, cuando contamos que el presidente Pedro Castillo y otros profesores asistieron, en mayo de 2018, a un encuentro organizado por un líder del Movadef en Bolivia. Tito Rojas fue parte de aquella delegación.

Según el registro de visitas de la PCM, Tito Rojas se reunió con el primer ministro Guido Bellido entre las 09:56 y las 11:08 de la mañana. Aparece como representante del Sindicato Unitario de los Trabajadores de la Educación del Perú (Sutep), 0ero el gremio que lidera Patria Roja ha negado que sea parte de su agrupación. Tito pertenece, en cambio, a un grupo regional homónimo ligado al Fenate-Perú, el sindicato que fundó Pedro Castillo en el año 2017.

La reunión con el jefe del gabinete también fue desmentida en un comunicado de la PCM. El que sí reconoció haber recibido a Tito Rojas fue Braulio Grajeda, viceministro de Gobernanza Territorial de la PCM. El funcionario declaró a la prensa que en ese momento Bellido estaba atendiendo al embajador de Arabia Saudita y que la visita del profesor lo sorprendió.

La oposición ha aprovechado la situación para confrontar al Gabinete. Al cierre de esta edición, el vocero alterno de Renovación Popular, Alejandro Muñante, había presentado un pedido para que Bellido sea citado al pleno de mañana jueves por este caso.

 

La PCM publicó un comunicado hoy [ayer] en el que señala que usted ingresó a sus instalaciones a las 09:56 de la mañana. ¿Cuál es su versión?

Por supuesto. [Estuvieron] diversas organizaciones y sectores de Puno como el Frente de Organización Popular, construcción civil, comerciantes y transportistas. Hemos ido para plantear el problema del hospital regional Manuel Núñez Butrón. Son S/114 millones que se estarían desviando a otros proyectos más pequeños y [de esa manera] quedará desfinanciado el hospital, que está en plena ejecución. Hoy ha entrado en una situación de arbitraje.

¿Sacó una cita previa en la PCM? ¿Llamó al premier Bellido?

No he llamado ni a Guido Bellido ni he sacado ninguna cita, por favor. Este ha sido un trámite que han estado realizando congresistas y autoridades de Puno.

¿Qué congresistas?

Es un conjunto de congresistas.

¿De Perú Libre?

No tengo [el nombre de] quién ha encaminado la gestión. Vengo como parte del grupo. Todos los dirigentes hemos venido como delegación de las organizaciones sociales y populares de Puno para plantear cómo pueden resolver este problema,

Sudaca se comunicó con el congresista puneño de Perú Libre, Wilson Quispe Mamani, quien también es profesor. El parlamentario aceptó haber realizado coordinaciones con dirigentes de su región para conseguirles una reunión con el ministro de Economía y Finanzas, Pedro Francke. Confirma que el tema a tratar es el supuesto desvío de S/ 114 millones del presupuesto del hospital regional Manuel Núñez Butrón. No obstante, precisó que no coordinó con César Tito Rojas sino con dirigentes del Frente de Organizaciones Sociales. Sudaca se contactó con el MEF para confirmar si se produjo esa reunión y si en ella estuvo Tito Rojas. El ministerio se limitó a confirmar que funcionarios de la cartera -no el ministro- se reunieron con representantes de organismos sociales de Puno. 

¿Ustedes fueron a la PCM para reunirse con quién?

A nosotros nos dijieron que ya estaba la cita para que se pueda ir. Y como delegación, hemos pasado, ¿no?

¿Le dijeron que la cita era con el premier o con otro funcionario?

No sabíamos si el premier iba a estar o no, pues tiene una agenda apretada. Y, finalmente, quien nos ha recibido ha sido el viceministro de Gobernanza Territorial de la PCM [Braulio Grajeda].

¿A ustedes les dijeron que la cita iba a ser con el premier?

No hay una citación específica. No veo adónde está direccionando…

¿Por qué en el comunicado de la PCM lo menciona como dirigente del Sutep?

Soy dirigente del Sutep de Puno. Y somos parte de las organizaciones sociales, como organización gremial. Lo que está planteando el pueblo de Puno es que se encamine una paralización regional si el gobierno central no escucha.

Pero el Sutep dice que usted no es de ese sindicato. ¿Qué cargo tiene usted?

Soy secretario de Defensa del Sutep Regional de Puno.

¿El Sutep Regional de Puno está afiliado a la Fenate-Perú?

El Sutep Regional de Puno es parte de la Fenate-Perú.

¿Qué les dijo el viceministro Braulio Grajeda? ¿Salió usted satisfecho de la reunión?

[Nos dijo] que van a intervenir en este desvío del presupuesto del hospital regional Manuel Núñez Butrón. Dijo que va a ver a través de la Contraloría. Son más o menos S/379 millones, que es el presupuesto por toda esta obra. Y el gobierno regional de Puno está desviando S/ 114 millones para 10 obras pequeñas. El gobierno regional ha dicho que el Ministerio de Salud va a reponer ese presupuesto el próximo año, pero sabemos que la crisis económica está golpeando fuertemente y es probable que no se devuelva ese presupuesto. Entonces, ¿qué va hacer el ministerio de Salud y el ministerio de Economía para resolver este problema?

¿Van a pedir que vaya el premier a Puno?

Esperemos que vayan las autoridades. [Veremos] si va el ministro de Salud, el ministro de Economía, el premier. El punto es que resuelvan el problema.

¿Qué tiempo es el razonable para que el premier, el ministro de Salud y las autoridades del gobierno puedan resolver este problema?

Esperemos que entre 15 días a un mes ellos puedan llegar a Puno. No se puede perder un presupuesto de un hospital de nivel 4 y que quede abandonado, desfinanciado y se perjudique todo un pueblo.

¿Usted cree que con el premier hubiera habido una solución más inmediata?

Yo creo que a veces con la cabeza, el que tiene decisión ejecutiva, se podía dar mayor viabilidad.

Hubiera sido más conveniente que lo reciba el premier entonces.

Sí, bueno, seguramente. Claro, como cabeza tiene la facultad, la potestad de resolver.

¿Conoce al premier?

No, nunca he tenido contacto con el señor Bellido.

Pasemos al tema del Movadef. La Dircote lo ha señalado como uno de sus dirigentes. ¿Qué responde?

Mire, esas imputaciones vienen haciendo desde el año 2012. ¿Cuál ha sido el delito? Asumir como dirigente una huelga reivindicativa del magisterio nacional [del Conare-Sutep, que luego, en el 2017, se convierte en Fenate-Perú]. Y de allí, la Dircote nos ha hecho denuncias por apología, por desmanes y disturbios, y ese proceso ha demorado. Y, entre enero y febrero de 2017, lo archiva [la Fiscalía] porque no tenemos nada.

¿Usted es actualmente dirigente del Movadef?

No soy dirigente del Movadef.

¿Ha sido dirigente del Movadef?

No, tampoco he sido dirigente del Movadef.

La Dircote señala que usted ha sido parte del Comité Electoral del Movadef. Hay un documento que lo corrobora.

Deslindo abiertamente. No tengo nada que ver con el Movadef.

¿El documento es falso?

No sé de qué documento me habla.

Sudaca le envío un documento de la Dircote, que dice que fue presidente del Comité Electoral entre los días 27 y 28 de noviembre de 2010 para la elección del Comité Ejecutivo Nacional, pero Tito prefiere no responder.

¿Lo que dice la Dircote de usted es un invento?

La Dircote, después de lo que hemos visto en reportajes en medios de comunicación… ¿Por qué, en ese momento, no nos metieron a la cárcel, no nos sentenciaron? Debería estar, en todo caso, purgando condena.

Usted viajó el 2018 a La Paz, Bolivia,  junto al profesor Pedro Castillo, a un evento organizado por Álex Chamán, quien es líder del Movadef en ese país.

Mire, quienes nos hace la invitación son los maestros rurales de Bolivia porque fue un tema de los distintos países de Sudamérica, porque hay la similitud con Bolivia, Perú, Chile, Argentina. En ese sentido, hemos asistido a participar en el evento pedagógico académico, básicamente.

¿Usted no sabía que Álex Chamán era líder del Movadef-Bolivia?

No sé, mi estimado.

¿Usted ha firmado el planillón del Movadef?

Como muchos partidos que recolectan firmas, nosotros como adherentes, sí [hemos firmado]. En su momento, en el 2009, porque planteaba, por ejemplo, la situación de la democratización de la economía, etcétera. Como adherente lo hemos hecho. Pero eso no significa que seamos militantes ni dirigentes del Movadef, ni una cosa parecida.

¿Se arrepiente de haber firmado el planillón?

Mira, el problema no es arrepentirse. Las cosas como son. Nosotros no somos del Movadef, no somos militantes. En su momento, por la situación de plantear la democratización de la economía…

O sea, usted firmó inocentemente el planillón del Movadef sin saber que reivindicaba el ‘Pensamiento Gonzalo’.

Efectivamente. En ese tiempo había algunas reivindicaciones del pueblo. Apareció como un movimiento nuevo…

¿Respalda el ‘Pensamiento Gonzalo’?

No, nosotros nada que ver con el señor Gonzalo. Nada que ver.

Fotoportada: Darlen Leonardo

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

César Tito Rojas, Guido bellido, pcm
Por Cristian Rebosio

Usted ha dicho que detrás del allanamiento a Vladimir Cerrón y su partido estaban los perdedores de las elecciones, ¿cree que existen presiones de la derecha para que se den órdenes como la del allanamiento?

Todos estamos siendo presionados por personas e instituciones que no terminan de reconocer el triunfo del partido de gobierno y el presidente Pedro Castillo. Esa férrea resistencia que implica un comportamiento antidemocrático, se sostiene por un gran porcentaje de la prensa que trata de seguir llevando presión, algo de lo que no escapan los fiscales y los jueces.

¿No confían en la imparcialidad del juez Juan Carlos Sanchez, quien dio la autorización del allanamiento?

Somos respetuosos de las decisiones del Poder Judicial y los pedidos del Ministerio Público. Pero eso no nos puede llevar a agachar la cabeza cuando existe un factor de presión que condiciona las decisiones. 

Tras el allanamiento, Vladimir Cerrón compartió en redes una columna de opinión de Aldo Mariátegui en la que señalaba que los “caviares” estaban detrás de estas intervenciones. ¿También considera responsable a esta izquierda?

Un caviar no es más que un ciudadano que se hace llamar de izquierda progresista, pero en el fondo va a cuidar que las cosas no cambien. Porque, si se solucionan, ellos van a perder una oportunidad política y económica de seguir subsistiendo en el sistema. Ante eso, en Perú Libre, partido auténticamente de izquierda, rechazamos y luchamos contra este grupo mal llamado de izquierda y progresista.

¿Pero acaso son ellos los que están presionando a la justicia?

Ellos, por mantener su posición política y económica, tienen que ir contra los que quieren hacer un cambio real. ¿Cómo no van a tener un interés en tumbarse a Perú Libre si representan un estorbo para sus fines? Funcionan igual que la derecha, pero al menos estos últimos muestran la cara.

Entonces, ¿los que ejercen presión sobre la justicia son esta izquierda progresista o, como ante mencionó, la derecha que perdió?

Son ambas fuerzas. El fujimorismo, aprismo y el sector negacionista coludido con estos tibios, que se hacen llamar progresistas, conviven en una férrea resistencia para que no se consigan los cambios. También es inaudito que ellos, que han perdido las elecciones incluso más lejos que la derecha, intenten reclamar posiciones en el gobierno. No es la manera de pedir que se les tenga en cuenta. Como la respuesta del partido es tajante, reaccionan intentando que el gobierno fracase y petardear al partido de gobierno. 

Pero esta izquierda progresista, representada por el partido de Verónika Mendoza, tiene en el Gabinete a Roberto Sánchez, Anahí Durand y Pedro Francke. ¿Ellos están operando para que el gobierno fracase?

Ellos han obtenido cuotas y posiciones que les dio solidariamente el partido. Pero como respuesta tenemos la traición que se convierte en confabulación contra el movimiento popular. Entonces, a pesar que se les ha intentado renovar la confianza, mira cómo están pagando. Porque consideran a los máximos líderes, como Vladimir Cerrón, como enemigos naturales.

Según información de La República, se habría encontrado información relevante sobre un presunto financiamiento ilícito en el allanamiento.

Pero según La República. Entonces, yo pregunto si La República lo ha corroborado. ¿La República es un brazo del Ministerio Público o tiene una dependencia en la policía? 

Otras fuentes señalaron que en Perú Libre no se habrían mostrado predispuestos a colaborar con la entrega de información.

Es cierto que la fiscalía pide documentación, pero hay respuesta por parte del partido, de Vladimir Cerrón y otros que estaban llamados a entregar documentación. Si se revisa el expediente, se encontrarán escritos de respuesta y solicitudes de prórroga. No es que se puedan hacer pedidos en veinticuatro horas. Es algo serio, no entregar por entregar. No quiero que se entienda como que hubo una rebeldía. Estamos dispuestos a colaborar con la justicia.

¿Vladimir Cerrón colaborará con los pedidos de la justicia pese a sentir que existe esta presión?

Es imposible que nos puedan pedir que respetemos la injusticia y los abogados estamos para lo que consideremos injusto. Ante situaciones en las que consideremos que hay arbitrariedad y presión, nos pondremos decididos a luchar por los derechos del doctor Vladimir Cerrón y del partido.

¿Le preocupa la información que puedan aportar los colaboradores eficaces vinculados al caso de Los Dinámicos del Centro?

No son colaboraciones eficaces mientras la persona siga siendo un aspirante. Todavía no termina la fase de corroboración de la información. Esa también es nuestra queja. Se han utilizado dos aspirantes a colaboradores y, si bien existen muchos buenos colaboradores, también hay mentirosos. No podemos pretender que, en la fase preliminar, nos hablen de aspirantes a colaboradores y que eso sea suficiente para transgredir derechos personales. No podemos ser tan ligeros. Nadie está en contra de la investigación, por más que no tiene asidero, pero sí podemos detener cualquier desviación que vaya fuera del cauce de la legalidad y el estado de derecho.

Entre estas personas que podrían colaborar con la justicia está Marina Vásquez, quien era jefa de Dirección de Transportes y Comunicaciones de la región Junín, y ha manifestado haber recibido amenazas de muerte por parte de miembros de Perú Libre.

Sigo viendo que son testimonios que no pasan el estándar suficiente para tomar una decisión como la que se tomó [los allanamientos]. No me puedo basar en un dicho para tomar medidas de esta envergadura.  El partido ha salido a confirmar que se va a respetar la investigación y contribuir, pero siempre dentro de los parámetros legales y lejos de las contaminaciones políticas y mediáticas.

La Fiscalía realizó intercepciones telefónicas en las que a Marina Vásquez se le pedía contratar personal vinculado a la agrupación política de Vladimir Cerrón. ¿Esa no es una prueba válida?

Yo no leería Perú21 y mucho menos para dirigir mi tesis de investigación. Conozco muy buenos periodistas de Perú21, pero su línea editorial es sesgada, golpista y antidemocrática. 

Pero se están mencionando llamadas interceptadas legalmente no por Perú21, sino por la Fiscalía.

A lo que voy es a cómo ponen los titulares y venden la noticia. Es una idea subversiva contra la izquierda y el partido de gobierno. Estamos leyendo portadas de diario y chismes para formar una idea que nunca va a estar aterrizada en la objetividad y la verdad. Pueden haber llamadas y mensajes de Whatsapp, pero no basta escuchar. A lo mejor has contratado un imitador. Estoy exagerando. Pero lo que necesitamos es que la justicia se proteja de cualquier contaminación externa. 

Una investigación de la periodista Graciela Villasís reveló que en el 2013 Vladimir Cerrón presentó una declaración jurada en la que registraba ingresos mensuales por S/14.300 y por bienes reportaba S/69.457. Sin embargo, a finales de ese mismo año, el fundador de Perú Libre reportó S/680.400 como bienes. ¿Este drástico aumento en las finanzas de Cerrón no debería parecernos sospechoso?

Que lo use la Fiscalía, pero que vaya al fondo. Estamos en una [investigación] preliminar de lavado de activos. Recordemos que es un delito autónomo. Si bien es cierto que precede un delito que le da motivación, sigue su propia suerte. No basta decir que hay desbalance o hay superávit. Dejemos que la Fiscalía haga sus pericias. Ojalá investiguen todo porque, cuanto antes comencemos, vamos a terminar antes y queremos que se nos deje en paz para darle paz al gobierno.

¿Y no le parece un incremento llamativo?

Lo único que tenemos para decir es que estamos en una investigación preliminar y los allanamientos a los locales han sido injustificados, desmotivados y una violación a la legalidad. Por eso hemos apelado para corregir e incluso declarar la nulidad. Si me pongo a discutir las cifras de Cerrón, vamos a entrar en lo que ellos quieren, que es una suerte de audiencias por teléfono.

¿Cómo reaccionarían si se llega a pedir prisión preventiva para Vladimir Cerrón?

Si veo que es una actitud injusta, ilegal y desproporcionada, ¿por qué tendría que someterme a los brazos de mi verdugo? En su momento lo tendremos que evaluar. 

¿Considera a Vladimir Cerrón un perseguido político?

Sí, es un perseguido político y el partido también lo es. Esto es culpa de la presión y los fiscales y jueces también son víctimas de este sistema de presión motivado por los dueños de los medios de comunicación.

Dado que se considera un perseguido político, ¿podrían evaluar la posibilidad de pedir asilo político?

Nunca se puede descartar y, en una situación como la que vivimos, sería absurdo y necio decir que eso no lo haríamos. Queremos contribuir con la investigación, pero necesitamos  estar en las mismas condiciones con la defensa.

¿Pero se llegó a mencionar el caso específico del asilo político?

Por supuesto. Vladimir Cerrón es un líder y constructor del partido político del gobierno, no es ningún neófito ni es un Julio Guzmán. Es un hombre político y sería absurdo que no considere cualquier posibilidad dentro del mundo de la política.

¿Entonces sí está considerando la posibilidad de un asilo político?

El doctor Vladimir Cerrón, en una defensa donde se considera que existe una grave presión política y económica, tiene que considerar cualquier escenario y el asilo político es una solución ante lo que se podría convertir en una persecución política. Ante una situación así, tendríamos que escoger el camino que nos podría liberar de lo injusto. Pero, si a nosotros nos demuestran con contundencia que Cerrón es culpable, no podría recomendarle un asilo porque eso sería recomendar la fuga ante una responsabilidad demostrada.

Fotoportada: La República

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Dinámicos del Centro, Vladimir Cerrón
Por Cristian Rebosio

Alejandro Cavero y Adriana Tudela, quienes también son parte de la bancada de Avanza País, vienen participando en manifestaciones en las que se afirma que la democracia está en riesgo, ¿está de acuerdo con estas marchas y la participación de congresistas?

Puedes acompañar la marcha porque estás en defensa de la democracia. Lo que no puedes es adelantar opinión. Yo he sido una partícipe de marchas permanente porque soy una abanderada de la democracia y de los derechos de los peruanos. Pero, si la marcha tiene como consigna la vacancia, no podría participar porque no estamos en ese proceso. Hay que explicar claramente a la población que no existe el voto para la vacancia. Tampoco queremos que nos digan obstruccionistas. Queremos que haya estabilidad y, para ello, queremos muestras de que el señor Pedro Castillo quiere un país gobernado con libertad y sin intromisiones como la de Evo Morales incitando al cambio de Constitución.

¿En el Perú la democracia está en riesgo?

Sí, después de escuchar al señor Vladimir Cerrón en una entrevista… Ellos tienen una hoja de ruta planteada y quieren perpetuarse en el poder. Está en juego la democracia y todos tenemos que luchar para defenderla. Nos ha costado tener la estabilidad que tenemos y no podemos perderla ahora por una persona que quiere cambiar la Constitución para perpetuarse en el poder. Lo que nos parece extraño es que Pedro Castillo no deslinde de Cerrón. Puede ser presidente de su partido, pero él es presidente de la República. Existe el peligro de perder la democracia si es que nosotros, como Congreso, no defendemos estos temas.

¿Cree que Castillo puso a este Gabinete con la intención de confrontar con el Legislativo?

Dicen que él no va a cerrar el Congreso. Pero, si no le das la confianza a este Gabinete, gastas tu primera bala de plata. Si viene un Gabinete peor, me imagino a Bermejo como primer ministro. ¿Qué vamos a hacer ahí? Nos intenta poner contra la pared, pero nosotros, como Congreso, respondemos y casi todos los partidos políticos pedimos cambios de Gabinete. Solo queremos que saque a las personas con cuestionamientos graves.

*Nota de edición: Esta entrevista se realizó en los días previos a la presentación de Guido Bellido en el Pleno del Congreso. Sudaca volvió a comunicarse con la congresista luego de la votación para que actualice sus impresiones, pero no obtuvimos respuesta.

Respecto al excanciller Héctor Bejar, ¿por qué considera que hizo apología al terrorismo?

Por su biografía.  ¿Revisaste toda la biografía de Béjar?

¿Es por la interpretación de sus declaraciones antes de llegar a la Cancillería?

Claro.  ¿Tú crees que Abimael Guzmán va a cambiar? Estamos hablando de ideologías que son radicales. No me estás hablando de Verónika Mendoza o una izquierda de Barrantes. Estamos hablando de una izquierda radical que tiene vínculos con el Movadef.

¿Héctor Béjar es un radical como Abimael Guzmán?

No. Yo hablo de una persona que es asesino, como Abimael, y el otro es un radical que cae en el fanatismo de decir que los terroristas no son terroristas, sino revolucionarios. Además, nos podríamos haber jugado que se busque sacar a Abimael Guzmán de la cárcel. Por eso Béjar era un peligro latente por el país.

¿Acaso el gobierno de Pedro Castillo busca indultar terroristas?

Nosotros estaremos ahí para no permitirlo. Sería un insulto para todos los peruanos. 75.000 muertos en la época del terrorismo de Abimael Guzmán [la estimación de la Comisión de la Verdad es de 69.000 muertos]. No hay forma de darle posibilidades para que salga.

¿Por qué era importante declarar persona no grata a Evo Morales?

Era un gesto político. Se juntó con Iván Merino, ministro de Energía y Minas, estuvo en la zona de mandatarios durante la toma de mando, viajó con el presidente Castillo a Ayacucho el 29 de julio y se manifestaba incitando a una constituyente. Un expresidente es bienvenido, pero, que le den un carro de Cancillería, resguardo policial y tenga reuniones con los ministros es intromisión. El señor no tiene que meterse en la política de nuestro país.

¿En qué se diferenciaría el caso de Evo Morales de la participación de políticos extranjeros, como Leopoldo López y Andrés Pastrana, en la campaña de Keiko Fujimori?

No sé si vinieron a ser parte de la campaña de Keiko, pero sé que vino Leopoldo López y contó lo que pasó en Venezuela. Él habló del modelo de lo que pasó en su país y advirtió para que no pase en el Perú. Es totalmente distinto. Si no, mañana viene Maduro, se pone a disposición del presidente Castillo y nos van a gobernar este grupo de países bolivarianos que tienen una ideología dictatorial.

¿Pero la izquierda no podría alegar que la derecha también invitó políticos que cometieron intromisión en las elecciones?

Que los declaren personas no gratas. Que se atrevan a hacerlo. Que lo hagan como yo lo hice. Es un gesto político. Les dije en el debate que declaren a Leopoldo López persona no grata si tienen los argumentos para hacerlo.

En los últimos meses se ha observado un constante enfrentamiento ideológico entre sectores opuestos del espectro político, ¿este Congreso aceptaría propuestas de izquierda?

Entendemos que muchos congresistas, como la mayoría de los de Acción Popular que vienen de provincias, tienen tendencia a una izquierda moderada. Entendemos que eso es un jalón de orejas para todas las autoridades, porque la parte del sur ha estado abandonada. Como congresistas no vamos a objetar cualquier gobierno que tenga propuestas claras, pero que se debatan. Hasta ahora lo que hemos visto han sido imposiciones, como la de un Gabinete con cinco personas cuestionadas.

Luego del conflicto con el congresista Jorge Montoya, usted renunció a la bancada de Renovación Popular y se integró a la de Avanza País. Sin embargo, no ha renunciado al partido de Rafael López Aliaga. ¿Por qué su renuncia solo fue a la bancada?

Renuncié a la bancada por conflictos de entendimiento con el vocero, que es el almirante Montoya. Conversé con Rafael [López Aliaga] y me sugirió que vaya a la bancada de Avanza País. Lamentablemente, por los problemas que se suscitaron cuando no voté a favor de una opción unipartidaria sino multipartidaria para la Mesa Directiva, el almirante Montoya me pidió retirarme.

Decidió renunciar a la bancada, pero sigue siendo parte del partido. ¿Es porque cree que, eventualmente, el congresista Montoya dejará de ser tan influyente en Renovación Popular?

No sé. Todavía falta un año completo. Por ahora estoy muy agradecida y tranquila. Tengo dos proyectos de ley que salieron por la bancada de Avanza País y todo esto es coordinado con Rafael López Aliaga. Yo no hago nada sin antes agradecer y consultar las decisiones que tomamos. Los que nos fuimos tenemos una línea más conciliadora.

¿Conversó con Hernando de Soto para llegar a la bancada de Avanza País?

No he conversado con él. Hemos tenido una comunicación por WhatsApp, pero no me he juntado con él ni lo conozco personalmente. Tengo entiendo que el señor De Soto está contento con que su bancada ahora tenga diez congresistas.

En una entrevista para RPP, usted señaló que algunas personas quisieran que usted abandone Renovación Popular para tomar el partido por asalto. ¿A qué personas se refería?

Soy una persona disciplinada. Hasta ahora, a pesar de no estar en la bancada, hago algunas consultas con Rafael López Aliaga. Lo que estoy viendo y me preocupa es que el secretario general está sobrepasando límites de lo que es la política del presidente del partido, quien ha sido radicalmente adverso a la política de Cerrón. No entiendo cómo el jefe de la bancada puede sentarse a conversar con Bellido cuando Rafael hasta está acusado de sedición. Hay cosas que no están claras. Cuando ven que hay un partido que está tratando de fortalecerse, ¿cómo no obedecen los mandatos del presidente del partido? Veo que hay una cosa extraña, pero espero equivocarme, porque ha costado sacar el partido adelante.

Foto: Andina

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Norma Yarrow, Renovación popular

Aproximadamente a las 4:00 de la tarde de hoy, en una reunión en la Presidencia del Consejo de Ministros que quedó registrada en una foto en su cuenta de Twitter, el premier Guido Bellido le pidió a Iber Maraví Olarte su renuncia a la cartera de Trabajo, según confirmó él mismo en diálogo con este medio. ¿La razón? La “crisis política” que ha tenido como último episodio un reportaje emitido ayer por Panorama, que continuó revelando los presuntos vínculos del titular de Trabajo con Sendero Luminoso. Maraví era el primero en la lista de los ministros que serían interpelados en los próximos días por el Congreso de la República.

¿Va a pedir la renuncia del ministro de Trabajo y de otros tres ministros, como reclama la bancada de Renovación Popular

Sí, ya se la he pedido [la renuncia], hace [un] rato nomás.

¿Le ha pedido la renuncia al ministro de Trabajo?

Hoy día. Hace unos minutos he colgado una foto de la reunión con él [con Iber Maraví].

¿A quiénes más le va a pedir la renuncia aparte del ministro de Trabajo?

El día de hoy he convocado al ministro de Trabajo, a nadie más. 

¿Y a quiénes más va a pedir su renuncia?

No, esto no es una cacería de brujas. Nosotros hemos evaluado el escenario político y hemos visto por conveniente esa salida.

¿Es por la presunta vinculación de Maraví con Sendero Luminoso?

No. Es por el escenario político, de cómo se está tornando. Y es parte, de alguna manera, de evaluar la situación. Supongo que en el transcurso del día va a confirmar [su renuncia el ministro de Trabajo].

¿Y qué va a pasar entonces con el pedido de renuncia de los ministros del Interior, Defensa y Mujer, que Renovación Popular ha amenazado con censurar?

En todo caso que Renovación Popular asuma la Presidencia de la República. Aquí nada tiene que ver Renovación Popular. Mañana viene con su pedido y hace su colita, ¿así es?

La vocera alterna de la bancada de Perú Libre, Silvana Robles, ha señalado a Sudaca que el gobierno interpondrá cuestión de confianza por los otros ministros cuestionados por la oposición. ¿Lo hará?

Nosotros ya sabremos por quién sí y por quién no.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Guido bellido
Página 1 de 7 1 2 3 4 5 6 7