Inteligencia Emocional

La Inteligencia Emocional es una herramienta que nos ayuda a entender de qué forma podemos influir de un modo adaptativo e inteligente sobre nuestras emociones, así como en nuestra interpretación de los estados emocionales de los demás. Este tipo de inteligencia puede ayudarnos a encontrar la forma óptima de resolver conflictos, tanto en nuestra vida personal como en la vida laboral.

Un informe de D’Arte Human and Business School, escuela de coaching, explica que uno de los grandes problemas interpersonales reside en el desconocimiento sobre la gestión de las emociones. Esto provoca que no se sepa cómo canalizar el conflicto hacia la negociación.

Estos son algunos pasos a tomar en cuenta para lograr resolver los conflictos aplicando Inteligencia Emocional:

Identifica el problema

Imagina que en un espacio compartido, dos personas discuten continuamente porque uno deja sus cosas en cualquier lado y la otra persona es demasiado exigente a la hora de tener todo en su sitio. Podríamos identificar que aquí el problema central es el orden en la oficina.

Acercamiento amable

Este podría ser el paso más importante de todos. Resulta conveniente eliminar las barreras y comunicarnos con nuestro interlocutor desde una perspectiva bondadosa y sin reproches. Tomando el ejemplo anterior, hablar con la otra persona desde la bondad y el respeto se asemejaría a: “eres una persona que colabora rápidamente siempre se te pide, pero en ocasiones…”. Esto mostrará las oportunidades de mejora de la otra persona.

Buscar el tiempo y el lugar adecuado

Si el enfado de alguno de los lados es demasiado alto, hay cansancio acumulado, o nos encontramos en medio de la calle, no es momento de intentar negociar. Es necesario esperar la ocasión en la que las partes estén receptivas pues de lo contrario la comunicación no valdrá de nada. Es importante no confundir esperar con evitar. No hay que dejar pasar el tiempo para resolver el conflicto.

Buscar la intención positiva común

Detrás de las necesidades de cada persona, existe una intención positiva común. Entonces habrá que preguntarse el ‘para qué’. Siguiendo con el ejemplo de los compañeros, ¿qué lleva a uno ser desordenado y al otro no? En ambos casos, la intención positiva es sentirse a gusto en casa: el desordenado vive cómodo con el caos y el ordenado quiere todo recogido para sentirse relajado donde habita.

Negociación

Una vez que se cumplan los anteriores pasos, será posible llegar a la negociación. Ambas partes podrán ceder un poco para que la intención positiva de cada uno, es decir su necesidad, se sienta satisfecha y se resuelva el conflicto. En el ejemplo visto, se puede llegar al acuerdo de intentar mantener el máximo orden en zonas comunes.

Tags:

Compañeros de trabajo, Inteligencia Emocional, Trabajo

Tener buenas habilidades sociales y poder trabajar bien en equipo son actitudes bien valoradas en el trabajo y demandadas ampliamente en los procesos de selección. Sin embargo, estas habilidades son solo unas pocas características de lo que, actualmente, se denomina inteligencia emocional, y que cada vez está siendo más requerido en el ambiente laboral como una capacidad integral.

En líneas generales, la inteligencia emocional es un conjunto de habilidades para identificar y gestionar las emociones propias y las de los demás. Si bien algunas personas la tienen naturalmente, es una habilidad que puede desarrollarse y mejorarse. En la forma definida por el creador del concepto, el psicólogo Daniel Goleman, comprende hasta 12 características entre las que se cuentan la adaptabilidad, la empatía, el trabajo en equipo o la orientación al logro.

En una entrevista con BBC Mundo, Goleman consideró que las principales cualidades para tener éxito en el trabajo son las habilidades de orientarse al logro, la empatía y la influencia. «Escogería la orientación al éxito, entendida como la capacidad de seguir esforzándome para conseguir los objetivos a pesar de los obstáculos. En estos tiempos esto parece muy importante», aseguró.

Así como la orientación al logro puede ser de utilidad en un contexto desafiante como la pandemia, Goleman explica que la empatía y la influencia -entendida como la capacidad de transmitirle un argumento a las personas clave de manera convincente- son características importantes para el nuevo ambiente de trabajo al que los trabajadores se enfrentan. 

El nuevo entorno y la inteligencia emocional

Un artículo de La Tercera de Chile recuerda que, durante el teletrabajo, la capacidad de adaptación se ha puesto de manifiesto. Lo mismo ocurrió con otras habilidades de la inteligencia emocional, por ejemplo, expresar empatía por una colega que trabaja y al mismo tiempo cuida de sus hijos. Incluso el autocontrol ha sido útil cuando el teletrabajo nos abruma.

Paola Rubio, especialista y docente de Aprende Institute, indicó a El Economista que, a pesar del trabajo remoto, la inteligencia emocional cobra relevancia por la necesidad de seguir fortaleciendo las relaciones interpersonales. “Sobre todo en el contexto actual, con clases y jornadas laborales remotas desde casa, la estabilidad emocional, la flexibilidad psicológica y capacidad de adaptación a nuevos escenarios, tolerancia a la frustración y manejo de la incertidumbre son esenciales”, aseguró.

Entre los beneficios de contar con inteligencia emocional en el equipo de trabajo, se cuenta el tener una mayor productividad y crecimiento. Además, los costos asociados a la rotación y el ausentismo laboral se reducen. Esta capacidad también tiene la ventaja de potencial el liderazgo, ya que permite alcanzar metas e influir en otras personas para que, de manera voluntaria, se comprometan con el logro de objetivos comunes.

Tags:

Inteligencia Emocional, Trabajo, Trabajo en equipo

¿Cómo enfrentar el estrés y la ansiedad que nos deja el año 2020? ¿Cómo tener fortaleza para tener un mejor año nuevo? Aquí se lo contamos.

Se acaba el 2020 y nos deja muchas lecciones y, porque no, también demasiado estrés. Estrés que nace debido al confinamiento, al trabajo o la búsqueda de mismo, al home office y al convivir con un virus invisible que en el país ya dejó más de 37 mil muertos por Covid-19. ¿Cómo superar o combatir esa suma de emociones negativas que nos deja este año y mirar con expectativa el 2021?

La psicóloga y coaching Rosa Tenazoa, del Portal Salud en Casa, responde: “El estrés puede ser combatido de muchas formas. Lo más importante es entender que no son fórmulas mágicas las que nos ayudarán. Generalmente estamos estresados por estar en un estado de hiperalerta del entorno y de las amenazas de este”, asegura. Y agrega: “Por otro lado, vivimos con niveles altísimos de autoexigencia y de crítica de lo que hacemos, logramos o del nivel de nuestra productividad generándonos insatisfacción y estrés”.

Para la especialista, es importante ser conscientes de los pensamientos que tenemos, las emociones que generamos y la forma en que nos tratamos, ya que algunas personas se frustran creyendo que no están haciendo lo suficiente y se exigen cada vez más.

“En cambio, otras personas ven que su productividad ha cambiado o disminuido, ya que las condiciones de trabajar en casa no son las mismas que laborar en una oficina y no se permiten descansar por tal motivo”. Por eso -asegura- las personas deben ser conscientes de la forma cómo se hablan a sí mismas o de los pensamientos que tienen, ya que eso incrementa los niveles de estrés.

¿Qué ejercicios o qué debemos hacer para evitar el estrés del teletrabajo, del trabajo en oficina o por convivir con una pandemia?

  1. Ser realista con las expectativas que tengo sobre mí.
  2. Ser consciente a lo que manifiesta mi cuerpo. El desgaste físico o emocional se traduce en dolores de cabeza, migraña, mareos, náuseas, entre otros.
  3. Buscar el equilibrio. Ningún extremo es bueno. Si no deseamos que nuestro cuerpo sufra una descompensación por estrés es importante equilibrar nuestra vida dándole espacio a nuestra familia, a nuestro descanso, a la salud, a los amigos y generar el equilibrio mental y emocional que nuestro cuerpo necesita.
  4. Es importante establecer límites. Si bien el trabajo remoto ha hecho que se pierdan los límites en los horarios de trabajo, es importante decidir hasta que momento puedo trabajar, si no es posible desconectarme al termino de mi horario de trabajo, si es importante definir cuánto tiempo adicional voy a dedicar al mismo, sin que este afecte mi relación conmigo y mi entorno.
  5. Ser una prioridad y dedicar tiempo para mí. Muchas personas se enfocan en el trabajo y se olvidan de ellas mismas y de interactuar con el entorno. Es bueno hacer ejercicio. Es vital para mantener la salud personal. También puedes practicar ejercicios de respiración y relajación.

¿Cómo deben afrontar este 2021 los emprendedores? ¿Qué actitud deben tomar luego de un 2020 traumático?

El mensaje para los emprendedores es aprender a ser resilientes, entiendo esta como la capacidad para sobreponerse a cualquier situación, sacar lo mejor de todo y seguir adelante. Este 2021, la actitud más apropiada es la de tomar la resiliencia aprendida en el año que nos deja, pero además sumarle la motivación, la flexibilidad al cambio, debemos entender que ante situaciones conflictivas o dolorosas debemos buscar el aprendizaje ya que de nada sirve pasar por una situación así, sin llevarnos algo que nos haga más fuertes, más sabios y nos prepare para nuevas experiencias.

¿Cómo deben cuidar los emprendedores su salud mental en medio de este panorama?

Los emprendedores deben fortalecer su inteligencia emocional, mantener la calma ante la incertidumbre de lo les depara o a sus negocios. Es algo difícil de manejar para muchas personas, por eso es importante que los emprendedores fortalezcan sus emociones, compartiendo sus sentimientos cuando se sientan abatidos y automotivándose a seguir adelante aun si las situaciones sean muy complicadas, buscando aprender de cada experiencia, para seguir adelante.

Tags:

Empresa, Inteligencia Emocional

Luego de nueve meses de pandemia, emergencia sanitaria y home office, las personas están priorizando temas de salud mental y física, según lo revela el estudio Futuro del trabajo en el Perú, realizado por el área de Innovación y Desarrollo de ISIL.

De acuerdo con el estudio, un 44% de los encuestados precisó que especialidades como salud y bienestar serán de las más demandadas en la etapa post pandemia.

El informe también establece que las empresas dedicarán especial atención a capacitar a su personal en temas como habilidades blandas, balance de vida y bienestar laboral, también llamado wellness.

“Salud y bienestar será la segunda especialidad más demandada, inclusive sobre algunas relacionadas a temas de tecnología, como transformación digital, por el que apostó un 55%”, afirmó José Miguel Marchena, director de Innovación y Desarrollo de ISIL.

Entre las demás especialidades identificadas por el estudio figuran marketing/redes sociales (37%), ciencia de datos (35 %), ciberseguridad (34%), innovación (24%), comercio electrónico (18%), Experiencia de Usuario (17%), inteligencia artificial (14%) y robótica solo con el 1%.

“Estos resultados son el reflejo de la necesidad de las personas en poner como prioridad su salud mental y física y en el caso de las empresas, el protagonismo que tienen sus colaboradores de cara a la situación que vivimos por la pandemia”, manifestó Marchena.

Entre las preguntas realizadas a los encuestados y con relación al bienestar laboral y personal, según RRHH, el clima laboral es el riesgo que más se ha incrementado con el trabajo remoto, comparando desde abril a septiembre de este año.

“Cuando la pandemia estaba comenzando, un 22% de los ejecutivos de las principales empresas manifestó que tenían un mal clima laboral. Esa cifra, a setiembre, aumentó en un 44%. Es por ello que están considerando incluir temas como el bienestar emocional y el wellness en sus planes de capacitación”, sostuvo el especialista.

El 72% de ejecutivos y analistas de RRHH planea capacitar a sus colaboradores en habilidades blandas e inteligencia emocional, el 60% en herramientas productivas de trabajo remoto, el 51% en wellnes (balance de vida o bienestar en el trabajo), el 35 % en herramientas de innovación, el 10 % en marca personal y el 15 % no considera capacitar a los colaboradores de su empresa.

Tags:

Empresa, Inteligencia Emocional
x