inteligencia emocional

Inteligencia emocional: ¿Cómo resolver los conflictos de la mejor manera?

Uno de los grandes problemas interpersonales reside en el desconocimiento sobre la gestión de las emociones.

La Inteligencia Emocional es una herramienta que nos ayuda a entender de qué forma podemos influir de un modo adaptativo e inteligente sobre nuestras emociones, así como en nuestra interpretación de los estados emocionales de los demás. Este tipo de inteligencia puede ayudarnos a encontrar la forma óptima de resolver conflictos, tanto en nuestra vida personal como en la vida laboral.

Un informe de D’Arte Human and Business School, escuela de coaching, explica que uno de los grandes problemas interpersonales reside en el desconocimiento sobre la gestión de las emociones. Esto provoca que no se sepa cómo canalizar el conflicto hacia la negociación.

Estos son algunos pasos a tomar en cuenta para lograr resolver los conflictos aplicando Inteligencia Emocional:

Identifica el problema

Imagina que en un espacio compartido, dos personas discuten continuamente porque uno deja sus cosas en cualquier lado y la otra persona es demasiado exigente a la hora de tener todo en su sitio. Podríamos identificar que aquí el problema central es el orden en la oficina.

Acercamiento amable

Este podría ser el paso más importante de todos. Resulta conveniente eliminar las barreras y comunicarnos con nuestro interlocutor desde una perspectiva bondadosa y sin reproches. Tomando el ejemplo anterior, hablar con la otra persona desde la bondad y el respeto se asemejaría a: “eres una persona que colabora rápidamente siempre se te pide, pero en ocasiones…”. Esto mostrará las oportunidades de mejora de la otra persona.

Buscar el tiempo y el lugar adecuado

Si el enfado de alguno de los lados es demasiado alto, hay cansancio acumulado, o nos encontramos en medio de la calle, no es momento de intentar negociar. Es necesario esperar la ocasión en la que las partes estén receptivas pues de lo contrario la comunicación no valdrá de nada. Es importante no confundir esperar con evitar. No hay que dejar pasar el tiempo para resolver el conflicto.

Buscar la intención positiva común

Detrás de las necesidades de cada persona, existe una intención positiva común. Entonces habrá que preguntarse el ‘para qué’. Siguiendo con el ejemplo de los compañeros, ¿qué lleva a uno ser desordenado y al otro no? En ambos casos, la intención positiva es sentirse a gusto en casa: el desordenado vive cómodo con el caos y el ordenado quiere todo recogido para sentirse relajado donde habita.

Negociación

Una vez que se cumplan los anteriores pasos, será posible llegar a la negociación. Ambas partes podrán ceder un poco para que la intención positiva de cada uno, es decir su necesidad, se sienta satisfecha y se resuelva el conflicto. En el ejemplo visto, se puede llegar al acuerdo de intentar mantener el máximo orden en zonas comunes.

Tags:

Compañeros de trabajo, Inteligencia Emocional, Trabajo

Mas artículos del autor:

"“En el Perú no hemos creado un ambiente que permita resolver la mortandad de las Mypes”"
"“En el Perú no hemos creado un ambiente que permita resolver la mortandad de las Mypes”"
"Comedia: ¿Ayuda a purificar nuestro estado de ánimo?"