Finanzas personales

Frente a la dificultades que afrontaron algunos contribuyentes debido a la pandemia, la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT) amplió los plazos para que los últimos grupos de empresas que debían incorporarse a la emisión de comprobantes de pago electrónico lo hagan desde septiembre del 2021. Según la SUNAT, su uso representa un ahorro de hasta 67% en los costos de impresión, gastos de distribución y archivo en comparación con los comprobantes físicos.

Si bien este sistema de facturación se implementó en 2014, y miles de medianas y pequeñas empresas la adoptaron de forma voluntaria, en septiembre de 2020 se determinó la obligatoriedad de su uso para todos los contribuyentes, contemplando tanto a pequeñas, medianas y grandes empresas, las mismas que deben encontrarse habilitadas y habidas.

Actualmente, y según datos de la entidad tributaria, 230 mil empresas vienen emitiendo comprobantes de pago electrónicos, lo que representa la emisión de 700 comprobantes diarios y 18 mil al mes por empresa. Sin embargo, para Renzo León-Velarde, gerente general de Digiflow, empresa de facturación electrónica, la falta de acceso a Internet es una de las principales limitaciones para lograr una transformación digital completa para muchos contribuyentes.

Cerrar las brechas

Para León-Velarde, la empresa privada en general, sin diferenciar sectores ni tamaños, debería voltear de forma decidida hacia la transformación digital como camino de crecimiento, consolidación, y más acorde a la realidad de hoy que la virtualidad ha ganado todos los espacios. “En ese marco, es el Estado el llamado a fomentar no solo desde la obligatoriedad, sino desde incentivos para los emisores electrónicos y democratización de servicios necesarios como el Internet o una adecuada plataforma pública de emisión. Existe una pero no llena las expectativas para que un emprendedor decida dejar el papel”, indica.

Lo ideal es lograr la masificación electrónica para el 2022, pero es necesario considerar factores que evitan su cumplimiento. León-Velarde recuerda que es indispensable que el emprendedor y empresario pueda acceder a una plataforma que le permita manejar su negocio, gestionar sus clientes y, al mismo tiempo, cumplir con emitir electrónicamente e iniciar su proceso hacia la transformación digital.

Beneficios de la facturación electrónica

-Es una herramienta que garantiza la transparencia tributaria de las pequeñas, medianas y grandes empresas.

-Permite a las empresas hacer consultas desde cualquier lugar, las 24 horas del día.

-Mejora la productividad de las empresas, al optimizar sus procesos, sistemas de emisión y cobranza.

-Se convierten en facturas negociables para acceder al factoring.

-Se genera menor contaminación del medio ambiente al no emitir papeles.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Factoring, Factura, Facturación electrónica, Sunat

La pandemia nos ha dejado muchas lecciones. Una de ellas es la importancia de planificar nuestras finanzas personales a futuro, sobre todo si tenemos una familia, un negocio o diversas responsabilidades económicas, pues ante un eventual fallecimiento, es necesario dejar todo en orden para evitar mayores complicaciones a otros. En ese sentido es bueno preguntarse qué sucede con las deudas de una persona fallecida.

La Asociación Peruana de Empresas de Seguros (Apeseg) explica que si la persona fallecida tenía un préstamo, ya sea hipotecario, vehicular, u otro, o una tarjeta de crédito en una entidad financiera, a su fallecimiento se activará el seguro de desgravamen. Se trata de un seguro de vida que cubre la deuda que mantiene el asegurado con una entidad financiera derivada de un préstamo o del consumo en su tarjeta de crédito, en caso de fallecimiento o invalidez permanente. Gracias al seguro de desgravamen, los familiares no deberían preocuparse por el pago.

En el mercado financiero se pueden encontrar dos tipos de desgravamen:

Saldo deudor: La aseguradora paga la deuda que el asegurado mantenía con la entidad financiera al momento del fallecimiento.

Monto inicial: La compañía de seguros paga la deuda que el asegurado mantenía con la entidad financiera y adicionalmente les otorga a los beneficiarios del asegurado el importe del crédito cancelado hasta el fallecimiento del titular.

En caso el que la persona fallezca, los familiares o persona con invalidez deben acercarse a la entidad financiera donde el cliente tenía el crédito y presentar los requisitos solicitados que suelen ser partida de defunción, DNI del fallecido y el certificado médico en el caso de invalidez, entre otros.

Este seguro evita que los familiares del asegurado se vean obligados a asumir la deuda que mantenía el asegurado con la entidad financiera en los siguientes casos:

– Por fallecimiento natural o accidental del asegurado.

– En caso el asegurado quede inválido producto de una enfermedad o accidente que le impida generar sus ingresos habituales.

Al ser un producto comercializado por la compañía de seguros a través del banco, su costo se encuentra incorporado en forma diferenciada en el cronograma de pagos de tu préstamo o el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

De acuerdo al índice de Actividad Emprendedora Temprana (TEA), propuesto por Global Entrepreneurship Monitor y la ESAN, Perú es el tercer país con mayor cantidad de emprendimientos en fase temprana. Sin embargo, al evaluar la cantidad de emprendimientos que logran consolidarse en el mercado nacional, Perú ocupa el puesto 45 de 54 países.

Muchas veces uno de los grandes problemas para que estas empresas se consoliden es la falta de financiamiento. En ese sentido, un informe del Banco BBVA brinda algunas ideas para que las pyme puedan tener liquidez y concretar su crecimiento constante.

Préstamo bancario

Se trata de una de las primeras opciones a considerar para obtener un financiamiento de forma rápida y sencilla. Créditos comerciales, líneas de crédito y préstamos bancarios son algunos de los productos que las pequeñas y medianas empresas pueden solicitar para llevar a cabo su actividad.

Business Angels

Son inversores privados que poseen conocimientos sobre el mundo empresarial, y que impulsan el desarrollo de proyectos empresariales con alto potencial de crecimiento, aportando capital y valor añadido a la gestión en sus primeras etapas de vida. Estos inversores ayudan a los emprendedores con los niveles de riesgo y la falta de liquidez en las etapas iniciales de la constitución de su empresa.

Fondos de capital riesgo

Estos son una fórmula de financiamiento muy utilizada por ‘startups’ y empresas innovadoras que están pasando por un proceso de expansión y que requieren de inversión. Estos fondos son gestionados por sociedades anónimas especializadas que invierten sus recursos financieros en las empresas, para vender su participación en un futuro y obtener, así, beneficios. Muchos de ellos están formados exclusivamente por empresas de capital privado, pero, también, por grandes empresas, bancos o la propia Administración Pública.

Factoring

Mediante esta alternativa de financiamiento, las empresas proveedoras pueden adelantar el cobro de sus facturas. Se trata de un contrato mediante el cual ceden su factura al banco o empresa especializada que les adelanta el pago de la misma a una tasa de descuento.

Crowdfunding

El micromecenazgo o financiamiento colaborativo consiste en poner en contacto a los emprendedores que necesitan financiamiento con diferentes inversores que desean apostar por una empresa. Por lo general, este tipo de procesos se llevan a cabo de forma online a través de diferentes plataformas en las que se describe el proyecto, la cantidad necesaria, y el beneficio que obtiene el inversor al aportar capital.

Foto de portada: Diario Gestión

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Crowdfunding, Factoring, Inversionistas angeles

Una de las grandes lecciones que nos ha dejado esta pandemia es la necesidad del ahorro. Según la entidad financiera BanBif, la cantidad de dinero ahorrado en bancos por personas naturales creció un 47.53% durante el 2020. Estos ahorros, en muchos casos, se han logrado por la liberación de la CTS y AFP, así como en la necesidad de posponer gastos.

En ese sentido, la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc) resalta la importancia de contar con un fondo de emergencia que nos permita disponer de dinero que deba ser utilizado en casos de urgencias o cubrir gastos no planificados, como temas de salud o la reparación de un desperfecto en tu hogar, negocio o incluso del auto. Este dinero te permitirá tener mayor tranquilidad y pasar cualquier situación apremiante de manera más tranquila y sin mayores complicaciones económicas, subraya Asbanc.

El dinero de este fondo está pensado exclusivamente para cubrir urgencias o emergencias, por lo que debes empezar un plan de ahorro para reponerlo, cuando lo hayas usado en parte o en su totalidad. De manera que siempre esté ahí, completo y listo, por si se necesita.

¿Cómo empezar mi fondo de emergencia?

En la medida que nuestra situación económica lo permita, para comenzar debemos tener disciplina y un objetivo claro en mente: tener un dinero que nos resuelva la vida ante eventualidades. ¿Cómo hacerlo? Separa un porcentaje o cantidad fija de tu sueldo para destinarlo a tu fondo de emergencia. La idea es que este tipo de ahorro no forme parte del dinero que requieres para cubrir tus necesidades. Por ello, debe guardarse en una cuenta separada. Puedes abrir una cuenta bancaria destinada únicamente a este fondo de emergencia. Puedes hacerlo en tu banco a elección y de manera digital. Según el BBVA, para lograr este fondo debes identificar tus gastos fijos (aquellos que hay que afrontar todos los meses como los gastos de la casa  o seguros) y gastos variables (aquellos cuyo coste puede alterarse como los gastos en ocio, la alimentación o los gastos médicos). De lo restante, saldrá tu fondo de emergencia.

Recuerda que el objetivo del fondo de emergencia es disponer de liquidez inmediata, por lo cual es recomendable evitar colocarlo en un depósito a plazo o algún producto financiero que no permita retiros. Así, cuando ocurra un imprevisto tendrás disponible tu fondo de emergencia y podrás cubrir estos gastos.

Este fondo, además, te da tranquilidad, ya que de acuerdo a una encuesta de la Asociación Americana de Psicología, para el 64% de los adultos el dinero y las preocupaciones financieras representan una fuente de estrés. Los expertos avisan: una mala salud financiera puede conllevar problemas de salud mental.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Ahorros, Deudas, Fondo de emergencia

Los creadores de contenido tienen claro que las redes sociales también pueden convertirse en una buena fuente de ingresos, y una de ellas es Twitter. Se trata de la red social con mayor inmediatez por sus pocos caracteres disponibles para publicar. Según un estudio de Ipsos Perú, el 12% de los peruanos conectados están presentes en esta red social, lo cual equivale a 1.3 millones de internautas.

Si tú y tu público están presentes en esta red e ingresan de forma constante, puedes aprovechar tu base de seguidores para empezar a rentabilizar tu contenido. Los programas de monetización que Twitter ofrece se da mediante videos y son dos las opciones a elegir.

Amplify Pre-roll

Se trata de un programa de publicidad opcional que incorpora pre-roll en contenido de video premium compartido en Twitter. Los anuncios de video pre-roll se reproducen al comienzo de un video publicado. Este programa se creó para que a los generadores de contenido les resulte más fácil monetizar sus videos en Twitter, y para que los anunciantes se alineen con el contenido seguro para la marca.

Con Amplify Pre-roll puedes elegir tu propia configuración predeterminada para monetizar tantos videos como desees, y luego etiquetar tu contenido de video seleccionando etiquetas relevantes de 15 categorías de contenido. Twitter lo empareja automáticamente con socios publicitarios que buscan alinearse con contenido relevante para llegar a sus audiencias más deseadas.

Amplify Sponsorships

Con el programa Amplify Sponsorships podrás alinear tu contenido de video premium a través de un patrocinio individual con uno o más anunciantes. En los patrocinios encuentras la mejor manera de lograr alcance e ingresos importantes para tu marca. Además de ello, estos ofrecen una alineación premium para los anunciantes que desean llegar a tu audiencia, así como oportunidades de marca más personalizadas.

Este programa te permite desarrollar un paquete de video premium con mucho dinamismo mediante una combinación de videos en vivo y videoclips. Los patrocinios más exitosos aprovechan el contenido del editor y la creatividad publicitaria que se alinea en torno a un tema unificado. Adicional a estas características, Amplify Sponsorship ofrece formatos innovadores que te permitirán generar diferentes niveles de narración en tu patrocinio. Tendrás incluso la opción de preguntas y respuestas patrocinadas para interactuar en mayor nivel con la audiencia.

En ambos casos, los socios que sean aceptados en el programa y desarrollen un paquete de patrocinio tendrán acceso a la funcionalidad de monetización en Media Studio.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

dinero, Monetizar, twitter

Para acceder a este producto financiero, lo primero necesario es ser cliente de la entidad bancaria con una cuenta de pago de sueldos, así como recibir el sueldo en dicha cuenta.

Los peruanos tienen claro cómo ir resolviendo sus problemas financieros ante imprevistos. El informe de Ipsos Perú, “Bancarización del peruano”, reveló que de tener una necesidad económica urgente, el 37% de los peruanos pediría un préstamo. y el 25% pediría un adelanto.

Este último suele ser una buena opción si juntamos los requisitos necesarios en el mes en el que necesitamos el dinero, así como el mes siguiente. El adelanto de sueldo es un tipo de préstamo que una entidad bancaria puede ofrecer a una persona que recibe un sueldo fijo en esa misma entidad. Este préstamo está basado en la cantidad de sueldo que recibe el trabajador y, además, se cobra una comisión por el préstamo.

¿Cómo sé si puedo solicitarlo?

Para acceder a este producto financiero, lo primero necesario es ser cliente de la entidad bancaria con una cuenta de pago de sueldos, así como recibir el sueldo en dicha cuenta. Lo siguiente será tener ingresos mensuales mínimos de S/1,000 o su equivalente en dólares, y haber percibido pagos de sueldos en los últimos 6 meses y no presentar deudas. Si reúnes todas estas condiciones, puedes solicitar el adelanto de sueldo, previa evaluación del banco.

Es importante tomar en cuenta que un adelanto de sueldo no es un financiamiento ni un crédito, pues el pago no puede ser fraccionado. En realidad el banco cobrará el total del monto adelantado de forma automática la siguiente vez que el trabajador reciba el sueldo en su cuenta bancaria. Además, no se aplica un interés sobre el adelanto de sueldo, sino una comisión entre los S/.15 y S/.65. Esto dependerá del monto adelantado y del banco en que este producto sea solicitado. También debes tener en cuenta que hacerlo una vez y ante una urgencia, puede resultar una buena alternativa. Sin embargo, hacerlo como una rutina de cada 30 días, perjudicará tu economía, pues entrarás en un carrusel. Deberás devolverle todos los meses el “préstamo” al banco, además de pagar la comisión. Ahí sentirás que recibirás menos sueldo y continuarás endeudado y con una sensación de frustración.

Considera además que los adelantos de sueldo no se dan en un 100%, sino que por lo general se establece un límite del 30% o se define un monto máximo para que el cliente no se vea perjudicado el mes siguiente.

Según la plataforma financiera Más Simple, actualmente en Perú, las entidades bancarias que ofrecen adelanto de sueldo son: BBVA, Banco de Crédito del Perú, Interbank, Scotiabank, BanBif, y el Banco del Comercio.

Dependiendo de la entidad bancaria en la que recibas tu sueldo, habrá distintas maneras de solicitar un adelanto de sueldo. En la mayoría de ellas puedes realizarlo a través de las oficinas del banco, por la banca digital o por cajero automático.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Adelanto de sueldo, Banco, entidad financiera

Llegó el momento de conseguir inversionistas. Deberás presentar tu emprendimiento y hacerlo con tal determinación que sabrás, no recibirás un “no” como respuesta, pese a la pandemia. Pero ¿Qué hacer? ¿Cómo lograrlo?

Lo primero que debes hacer es elaborar un plan de inversiones 100% realista y aterrizado a objetivos a largo y mediano plazo. Este es uno de los pasos más complicados, ya que de acuerdo a aquellas cifras que mostremos, los inversionistas tomarán su decisión respecto a invertir o declinar sobre tu negocio.

Cuando vayas a aterrizar cifras de inversión trata de pedirlas en dólares, ya que muchos de los inversionistas trabajan con divisas del exterior. Además tener en cuenta que los inversionistas se fijan en tres cosas: en las personas detrás de la idea, la idea en sí y la respuesta a la pregunta “¿Cuándo obtendré mi retorno de inversión (ROI)?”. Por ello, los especialistas financieros de Tkambio brindan un concepto mucho más aterrizado.

1. Haz una lista de las necesidades de tu negocio: Debes realizar una lista super completa de todo aquello que necesitas implementar en tu negocio para crecer. Incluye todos los elementos de inversión desde fuerza de ventas, hasta área de contabilidad, publicidad. Debes pensar a futuro que necesitarás y por qué lo necesitas para saber exactamente qué pedir.

2.Realiza el presupuesto de inversiones: Luego de realizar toda tu lista de requerimientos de tu negocio, comienza a aterrizar los precios ¿Cuánto necesito de presupuesto para implementar toda esa lista?

Si son cosas variadas como la implementación de un software, una campaña de publicidad que necesite merchandising, un evento de lanzamiento, un app o una web, fíjate de buscar más de un sólo proveedor para poder comparar precios y sacarle provecho a la inversión. Debes considerar cuál sería tu escenario financiero más fatalista, es clave que identifiques esos números también.

3.Planifica tus acciones: Después de tener un panorama más aterrizado de lo que necesitas y cuánto costaría, debes planificar tus acciones en el tiempo.

Preguntarte a ti mismo cuanto es que te va a demorar llevar a cabo cada acción y en cuanto tiempo vas a poder incrementar tu ganancia a comparación de tu posición financiera actual. Aterriza fechas concretas de este modo sabrás cuánta financiación necesitarás en cada etapa del desarrollo de tu negocio.

4.Identifica tu competencia: Lo más importante para un inversionista es el mercado y un mercado saturado por la competencia no es un mercado rentable. Debes tener en cuenta que nos encontramos en un estado de emergencia producto del COVID-19.

Por eso, averigua tu competencia y busca diferenciarte, si no tienes en el país consigue algún negocio parecido al tuyo en el exterior. Debes mostrarle al inversionista las miras a futuro de tu negocio y hacerle saber que esto no es una idea de momento, sino una oportunidad de ganar más.

5.Determina la tracción del negocio: Tu mejor estrategia es usar el conocimiento, la información y los números que encontraste en el desarrollo de tu negocio.

No sólo harás más interesante el negocio sino que tendrás a la mano todos los datos necesarios para mostrarles a los inversionistas potenciales que invertir en tu negocio es dinero bien gastado. Define los indicadores vitales de tu negocio que puedan mostrar la situación actual (Número de ventas mensuales, de clientes , costos unitarios , inversión por nuevo cliente, margen por operación, etc).

6. Aprende a ser rechazado: Como último consejo, debes aprender a ser rechazado. No es un camino fácil y cuando te enfrentas a una mesa de inversionistas muchos de ellos pueden llegar a ser muy crueles con tu idea.

No te desanimes, miles de ideas geniales también pasaron por tiempos difíciles. Lo que debes hacer es prepararte. Haz esta presentación a diferentes personas, anda a lugares donde sabes que te van a decir que no y experimenta el rechazo. Además, es una muy buena forma de tener una retroalimentación y mejorar tu plan de inversiones para futuro.

Busca, además, inversionistas ángeles, como los que se encuentran en la Red de Inversionistas Ángeles de Emprende UP. O postula a financiamiento del Estado a través del Programa Innóvate Perú del Ministerio de la Producción (PRODUCE). También tienes opciones como UTEC Ventures, la aceleradora de negocios de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC), que ofrece mentoría, aceleración, incubación y acceso a su red de inversionistas ángeles a startups del ecosistema local.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Empresa, inversiones

La inflación es el aumento en precios y es controlada por la autoridad monetaria, llamada Banco Central de Reserva del Perú (BCRP). Cuando alcanza niveles altos, genera que las personas con menos ingresos no puedan comprar bienes y servicios que les permitan satisfacer necesidades básicas. Es similar a poner un impuesto a los más pobres.

Perú sufrió una inflación sin precedentes entre 1985 y 1990. Los precios subieron 22 millones por ciento (agosto 85-agosto 90). Desde 1990, la inflación bajó y hoy es un fenómeno controlado con éxito por el BCRP; tanto así que es una de las fortalezas de la economía peruana.

Para lograrlo, la modificación del marco institucional fue clave: hoy, el BCRP es independiente del Poder Ejecutivo y está prohibido de financiar tanto el déficit fiscal del gobierno central como bancos de fomento; tampoco puede establecer tipos de cambio múltiples. Todas, características de los años 80. Desde 2002, estableció un sistema de metas explícitas de inflación, que consiste en el anuncio de una meta de inflación anual, de modo de anclar las expectativas de la población hacia esa meta, que además es el único objetivo del BCRP. A partir de 2007, la meta anual es de 2% +/- 1%. Es decir, entre 1% y 3%. La inflación entre 2000 y 2020 fue de 2.4% como promedio anual.

No tiene una meta con respecto del tipo de cambio, aunque sí interviene en el mercado, comprando o vendiendo dólares para evitar fluctuaciones bruscas. Por eso, vemos que cuando el precio del dólar sube o baja, lo hace de manera suave. El BCRP no fija el tipo de cambio, sino que reduce lo que los economistas llaman “volatilidad”, pues el precio del dólar depende del mercado.

¿Y por qué no hace que los precios bajen, fenómeno llamado deflación? ¿No sería bueno? Claro que no. Le consulto, estimado lector, ¿usted invertiría, arriesgando su dinero, en un sector en el que observa que los precios están bajando? Yo tampoco lo haría. Lo que es bueno para unos (los compradores) no es bueno para otros (los vendedores). La deflación lleva a una menor inversión y, por ende, menor empleo, menor recaudación tributaria y más pobreza. Desde esa óptica, la deflación frena todavía más la economía, pues sin inversión no hay crecimiento ni empleo.

Lo ideal es que la inflación anual se ubique dentro de la meta del Banco Central. Más nos hace daño, pero menos también. En economía no todo lo que parece “obvio” es verdad. Y esto no es una cuestión de ideologías.

Para quienes no vivían o no recuerdan los años 80, les debe resultar difícil imaginar aumentos de precios de magnitudes impensadas. En los 80, la inflación fue originada por el exceso de emisión de dinero por parte del BCRP, por lo general destinado a cubrir el mayor gasto del gobierno central. Siempre es bueno recordar la historia para que no se repita. Por eso, no solo el BCR debe ser independiente, sino también su directorio debe estar conformado por expertos en política monetaria, despolitizados y sin conflicto de intereses.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Carlos Parodi, Entendiendo de Economía, Inflación

La educación financiera resulta cada vez más importante y necesaria para los peruanos. Según un informe de Ipsos Perú, uno de los grandes problemas es la desinformación y poco conocimiento que se tiene sobre los medios de pago. De los encuestados, cerca de la mitad reconoce que existen las tarjetas de débito y un tercio conoce sobre la banca digital y la tarjeta de crédito.

Por ello, al adquirir este último producto es que existen tantos problemas, como el sobreendeudamiento o el ruleteo. Para evitar este mal manejo, un informe de AlDía, asesora financiera, recuerda que la compra en cuotas, con la tarjeta de crédito genera intereses, y en cuantas más cuotas elijamos pagar, mayor será el sobrecosto generado.

¿Cuándo comprar en cuotas?

La respuesta es bastante sencilla: cuando sea absolutamente necesario. Si existe la necesidad de comprar en cuotas podemos usar esta opción para adquirir productos necesarios como una nueva computadora para trabajar o estudiar desde casa, o algún electrodoméstico que haga falta en el hogar para mejorar la calidad de vida de todos.

Lo ideal es usar este medio de pago para bienes que necesitemos realmente y que por el momento no podamos costear. Lo más recomendable es que la cantidad de cuotas no supere el tiempo de vida del producto. Por ejemplo, si pagamos un almuerzo para 10 personas, no sería coherente usar la tarjeta de crédito y terminar cancelando esta deuda en 3 meses.

Si no cuentas con efectivo o dinero disponible en tu tarjeta de débito, puedes calcular en cuántas cuotas pagar con tu tarjeta de crédito, de la siguiente manera:

-Una cuota: Los gastos no necesarios, como un almuerzo o un producto que no sea demasiado caro. Al cancelar en una sola cuota, no generamos intereses.

-Hasta 12 cuotas: Gastos personales necesarios. Aquí se encuentran por ejemplo las compras de ropa o calzado, aunque la decisión final de la cantidad de cuotas dependerá del costo y de tu capacidad de pago. Los gastos de vacaciones también pueden costearse hasta en 12 meses, pero considera que este es el tiempo que te hubiera tomado ahorrar para ellas.

-Más de 12 cuotas: No es realmente recomendable optar por pagos en más de 12 cuotas, pero si es lo que está a tu alcance al momento, es una opción a considerar. Aquí van los gastos más grandes, como electrodomésticos o tecnología costosa.

Lo ideal es realizar una buena planificación de compras para evitar deudas inesperadas. Es importante tener en cuenta que a menos cuotas, menos intereses y comisiones. Siempre que se pueda, lo óptimo será pagar por el producto al contado o aprovechar las ofertas de pagos sin intereses de la tarjeta de crédito.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Compras, Deudas, Tarjetas de crédito
Página 1 de 10 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10