Entrevista / Informe

-Hay quejas de usuarios por las demoras en la entrega de pasaportes. Cuando uno solicita una cita a Migraciones para hacer el trámite de este documento, te la dan en dos o tres meses; y hace unos días 200 pasajeros no pudieron viajar al extranjero por problemas en la emisión del pasaporte en el aeropuerto Jorge Chávez. Esto a qué se debe: ¿Es un problema presupuestal o no se dan abasto como institución?

En la historia de Migraciones y en la historia de entrega de pasaportes, tanto mecanizados y ahora electrónicos, nunca había sucedido esta demanda masiva de pasaportes. Nosotros en lo que va del año ya estamos emitiendo más de 400 mil.

– ¿Cuántos pasaportes se entregaban por día?

Antes de la pandemia entregábamos 800 pasaportes diarios en la sede principal de Migraciones de Breña y a nivel nacional no llegábamos a 2000 por día…

-Y en la actualidad, ¿cuántos pasaportes entregan?

Empezamos a incrementar de 800 a 1500, en nuestra sede de Breña. Pero las citas en línea se iban llenando por día y era imposible controlar esa demanda y fue así que decidimos ampliar nuestras capacidades y comenzar a atender las 24 horas (antes eran 12).  Este incremento masivo se da en marzo, luego del anuncio de las vacunas a los extranjeros en Estados Unidos. La demanda inusitada nos ha encontrado, menos mal, abastecidos de lo contrario el problema también sería el abastecimiento (de libretas de pasaportes).

– ¿Cuántas citas se dan por día?

Mire, de 800 citas pasamos a 5000 en un día. ¿Qué estamos haciendo? trabajando 24 horas, al máximo de nuestra capacidad instalada. Otras personas se han ido al aeropuerto sin sacar citas, y en el aeropuerto que se entregaban 30 pasaportes, ahora entregamos 400. Pero qué sucede, nosotros tampoco nos damos abasto para los 400.

-Usted ha dicho que hay una demanda masiva e inusitada de pasaportes. ¿Eso hace que su sistema y sus capacidades logísticas, de oficinas, de personal, de entrega de documentación se vea colapsada?

Sí, claro. Teníamos un número de 800 personas por día y pasan a 5000. De pronto aparecen, se satura el sistema en línea, y van pasando los meses y se van llenando las vacantes. ¿Entonces qué sucede? A nivel nacional se ha saturado. En jefaturas zonales que emitían 10 pasaportes, hoy emiten 150. El problema está en la excesiva demanda. Si estamos hablando que de marzo a hoy hemos emitido como 700 mil pasaportes, entonces, de setiembre a diciembre, estamos viendo que hay solicitados 300 mil pasaportes. Estamos hablando de un millón en 10 meses.

El incremento de viajes en los últimos seis meses ha hecho que Migraciones no se abastezca ¿Cuáles son las razones por la que los peruanos están viajando al exterior?

Muchos dicen que las razones son por salud, otros dicen que es por temas familiares, otros dicen que es por condiciones empresariales. Son diferentes las razones. Lo cierto es que hemos recibido una demanda muy alta imposible de controlar en un momento. Es como si nosotros como país recibiéramos un tsunami y ha habido situaciones que lamentablemente han significado un desmedro en el momento de la atención pero que fue inmediatamente solucionado.

pasaporte electrónico

De dónde vienen sus recursos ¿Les alcanza el presupuesto?

Nosotros recibimos del Estado el 20% del presupuesto que necesita nuestra institución. El 80% restante lo tenemos que gestionar. Entonces, si el 80% lo tenemos que autogestionar, evidentemente vamos a tener un problema de ingresos. Sin embargo, gracias a los avances en Migraciones, hemos podido salvar esa situación y gracias también a las relaciones y gestiones y coordinaciones interinstitucional hemos podido seguir avanzando y operar. Lo más importante es que no hemos detenido nuestras operaciones y que a pesar de todas las circunstancias que estamos viviendo siempre hemos brindado el servicio.

¿Se han rebalsado totalmente?

Hemos rebalsado y no solamente nosotros. En el país, la crisis sanitaria nos ha afectado a todos y en todo el mundo. Pero también es cierto que nosotros no podemos exponer y decirles a las personas que les vamos a abrir 10 mil citas al día para que aquí se aglomeren y se puedan contagiar. Pero tampoco sería posible. Una cita debe durar 8 minutos, pero cuando las personas son menores o ancianos o no se ven sus huellas, esto hace que la cita dure media hora. Y estamos hablando de 5 mil personas. Estamos buscando las maneras de resolver esto. Cualquier tipo de crítica la tomamos de la mejor manera porque consideramos que es una oportunidad de mejorar.

Abrirán una nueva sede en el Jockey Plaza…

Eso no significa que hemos podido comprar mayor equipamiento, lo que hemos hecho es traer de diferentes jefaturas, en donde se puede controlar los tiempos y poner ese equipamiento en el Jockey Plaza.

Es decir: No están ampliando los equipos…

Estamos redistribuyendo mejor. Buscamos llegar a todos. Las personas que en su grado de desesperación se van al aeropuerto sin haber gestionado ni una sola vez una cita, porque seguramente no les conviene, se ponen en riesgo. Tienen que saber que puede suceder cualquier cosa, que no tiene que ver Migraciones, como la caída del internet, en el banco, algún incidente en la impresión, requisitorias. En el mundo se cae la tecnología. Y seguramente después dirán Migraciones no entrega pasaporte y puede ser por otras razones. Cuando se trata de nosotros, siempre pedimos disculpas y advertimos cuando se trata de otras circunstancias que afecta nuestro trabajo.

 

Dato:

¿Quieres escuchar la entrevista completa a la Superintendente Nacional de Migraciones, Frieda Roxana Del Águila Tuesta? Dale clic al siguiente enlace.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Frieda Roxana Del Águila Tuesta, migraciones, Pasaportes

Según la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho), las mypes en el Perú pasaron de ser 6.06 millones a ser 3.11 millones, durante la pandemia. Las cuarentenas, la incertidumbre política, económica y social hicieron que quebrara el 48.8% de las micro y pequeñas empresas en nuestro país.

A ello se suma otro problema, muchas de las empresas que les compran a las mypes, argumentan que la paralización de proyectos y el menor dinamismo en la generación de ingresos ha hecho que se amplíe el plazo de pago que antes era de 65 días, promedio, a 80. Esto hace que las mypes no tengan liquidez al momento que realmente lo necesitan y no puedan reinvertir ese dinero para su capital de trabajo.

“Hoy muchas pymes no tienen liquidez. Para eso se puso el Reactiva Perú. Sin embargo, debido a la situación actual, la mayoría de pequeñas y medianas empresas nos llaman para que se prorrogue (el pago a Reactiva Perú), porque no se ha normalizado el mercado”, explica Ricardo Márquez, presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), quien agrega que solo un 6% de las microempresas que hay en nuestro país accede al crédito bancario.

Por ello, dicha entidad, sumada a la Plataforma de Gremios de las Mypes y la ‘Coalición de gremios de Servicios’, viene demandando la publicación del reglamento del Decreto de Urgencia 013-2020 que permitirá que el factoring funcione plenamente como alternativa de financiamiento, principalmente para las micro y pequeñas empresas.

¿Qué es el factoring?

Con el factoring las empresas proveedoras pueden adelantar el cobro de sus facturas. Ceden su factura al banco o empresa especializada que les adelanta el pago de la misma a una tasa de descuento. Después la entidad financiera cobra a la empresa compradora de bienes o servicios de la proveedora. Esto permite que las empresas proveedoras (mayormente mypes) tengan liquidez más rápido y pueden cobrar en 8 días y ya no en 65 u 80.

“El factoring ayuda a reducir la brecha de acceso a financiamiento que buscan las micro, pequeñas y medianas empresas mediante sus facturas”, afirmó la viceministra de Mype e Industria del Ministerio de la Producción (Produce), Rosa Balcázar.

El factoring no solo representa un canal alternativo al sistema financiero, sino que es también un mecanismo que permite reducir la tasa de interés por el financiamiento, ya que los niveles de descuento fluctúan mensualmente entre el 0.5% y el 1.5%; representando, además, un mecanismo de formalización, pues las micro y pequeñas empresas deben contar con RUC y factura electrónica para participar en todo el proceso de financiamiento alternativo.

empresa

Brecha pendiente para las empresas

Según la Asociación Peruana de Factoring (APEFAC), el monto acumulado de colocaciones por factoring alcanzó casi 1.500 millones de soles durante la primera mitad de este año. Sin embargo, para Ricardo Márquez asegura que esto no es suficiente para una óptima reactivación económica de las pymes.

“En el Perú no hay factoring. Lo que hay es una confirmación de factura, que es muy distinto. Pero veamos los números: según la Superintendencia de Banca y Seguros, durante este año solo hubo 11 mil operaciones de factoring por 11,400 millones de soles. ¿Qué significa eso? Que en un mundo de 2 millones y medio de empresas solo hay 11 mil operaciones de factoring. Yo creo que para todos es claro de que aquí no hay una voluntad política (de aprobar el reglamento)”, indica Márquez y añade: “El monto negociado y el número de empresas es de los más bajos del continente, pues solo Chile tiene el 12% de su PBI comprometido en operación en apoyo a las micro y pequeñas empresas, mientras que el Perú solo tiene un porcentaje menor del 2%.

¿Un impulso?

La Asociación de empresas de Factoring y la Sociedad Nacional de Industrias estiman que con la publicación del reglamento del DU 013-2020, se lograría atender a más de 30 mil empresas el primer año, llegando a 100 mil en los siguientes. Asimismo, Rosa Balcázar sostiene que es importante que se reglamente dicho decreto, ya que con esto las características del instrumento financiero mejorarían para que las micro, pequeñas y medianas empresas accedan a un financiamiento más ágil y rápido en buenas condiciones por medio de la venta de sus facturas negociables.

Por su parte, Arón Prado, representante de la Plataforma de Gremios de las Mypes, que agrupa a más de 92 gremios de la micro y pequeña empresa nacional, considera que, de no reglamentarse pronto este Decreto de Urgencia, le quedaría poco tiempo de vida a las pequeñas empresas. “Yo creo que máximo dos meses, por no decir inmediato. Hay un buen porcentaje de micro y pequeñas que están en un caos fundamental de liquidez. Es que lo que mueve a una empresa es la liquidez. Sin ella van a cerrar más y más empresas”, advierte.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Factoring, mipyme, MYPES, SNI

-Usted ha señalado que cuatro bancos (BBVA, BCP, Scotiabank e Interbank) concentran el 83% del sistema bancario. En ese contexto ¿El Banco de la Nación está en la capacidad de competir con la banca privada?

Potencialmente por su puesto. Pero para eso tienen que cumplirse varias condiciones. Pero quisiera retroceder un paso.

-Por su puesto.

Cuando hablamos de cuatro empresas bancarias que controlan el 83% del negocio, es obvio que no hay lugar para la libre competencia. Entonces estamos hablando de un mercado oligopólico. Es decir: pocos ofertantes frente a muchos demandantes. Ahí no hay opción para el libre juego de la oferta y la demanda. Por lo tanto, hay una mayor probabilidad de que ocurra un abuso de posición de dominio. Que en cristiano significa aprovechar el poder de mercado, como la capacidad de influir sobre los precios. Por ejemplo: el precio básico de la tasa de interés. Entonces, se necesita que haya más competencia y en esa lógica yo sí creo que una idea plausible es el ingreso del Banco de la Nación para que sea un competidor más.

– En la región hay ejemplos de bancos públicos compitiendo con el sistema privado…

Esto no es marciano. Desde 1953 el banco público de Chile, un símil del Banco de la Nación, compite en el sistema. Y lógicamente la competencia en el sistema es bienvenida porque genera más eficiencia y definitivamente -por ejemplo- mejores tasas en favor de los consumidores. Aquí de lo que se trata es de promover la competencia de un mercado concentrado. Este no es un tema político, sino de mejor funcionamiento de los mercados. ¿O los cuatro bancos que concentran el mercado no creen en la libre competencia? ¿O solamente es de la boca para afuera? Mucha gente habla de la libre competencia siempre y cuando no le toquen el mercado concentrado donde operan.

-El Estado suele ser ineficiente en la gestión de recursos. ¿Qué condiciones debe tener el Banco de la Nación para que sea un buen competidor?

Por ejemplo, se debe capacitar al personal en términos de riesgos crediticios. El Banco de la Nación no tiene ese personal calificado y tendría que incorporarse o recalificarse al personal en ese sentido. El banco no es miembro del Fondo de Seguro de Depósitos y debería serlo, porque obviamente ese es uno de los caballitos de batalla de la banca privada. Por eso estoy diciendo, este es un proceso que debería conducir a que el Banco de la Nación tenga las competencias necesarias para competir con la banca privada.

– Al ciudadano ¿Cómo le beneficiaría que el banco público compita con la banca privada?

El ciudadano de a pie se va a beneficiar con productos financieros a menor costo y -sobre todo- con un carácter descentralizado. Por ejemplo: el Banco de la Nación tiene una oficina en San Antonio del Estrecho, en la región Loreto. Se puede llegar ahí a siete días por río o en hora y media por avioneta. Ahí existe una oficina del Banco de la Nación que permite que los padres de familia puedan depositar los abonos o pagos de la universidad de sus hijos (en otras regiones). La gran ventaja del Banco de la Nación es que tiene una red descentralizada y llega a sitios donde no llega la banca privada. También se le debería potenciar la economía digital, el uso del internet de las plataformas, de comercio electrónico para promover operaciones en línea.

– Para que el público entienda cómo funciona el Banco de la Nación podría explicarnos ¿Con qué recursos se maneja? ¿Recibe recursos del Ministerio de Economía y Finanzas, tiene recursos propios o se sostiene por sus utilidades?

Sobrevive de sus propios recursos. No recibe un centavo del tesoro público, excepto el pago por el manejo de los recursos de la gestión de la tesorería. ¿De dónde sacan los recursos para sobrevivir? De sus propias operaciones. El año pasado, que fue un año malo, la utilidad neta del Banco de la Nación estuvo alrededor de los 660 millones de soles (en el 2019 estuvieron alrededor de 1200 millones de soles). El tema es, y eso es lo que no se dice, que la mitad de las utilidades del banco van derechito al tesoro público. En cualquier otra empresa o banco, las utilidades o se redistribuyan o se reinvierten y si estamos hablando de una empresa pública como el Banco de la Nación debería reinvertirse. Pero solo tiene esa posibilidad el 50%.

– ¿Usted considera que a la banca privada le preocupa o le teme que el Banco de la Nación ingrese a competir?

Yo creo que sí. ¿Qué significa más competencia en lo concreto? Productos de mejor calidad y a menor precio. Ese es el resultado de la competencia. Si decimos que estamos convencidos de que mercados perfectamente competitivos son los deseables en economía, porque son mercados más eficientes, entonces por qué negarse a esa posibilidad. Insisto, no es que eso pueda hacerse mañana. Hay una serie de etapas preparatorias para que el banco tenga las competencias que ahora no las tiene. Pero es factible. Si funcionó en Chile, por qué no aquí.

– Cambiando de tema, luego de 20 años, esta semana Moodys bajó la calificación crediticia del Perú ¿Qué pasa con la rebaja de la calificación? ¿Cómo nos afecta?

Aquí yo quisiera poner paños fríos. El Perú no ha perdido la condición de grado de inversión como emisor de deuda, sobre todo en el caso de deuda soberana. Lo único que pasa es que hemos descendido dentro de lo que es el grupo de banca de inversión, que es un grupo en el cual las posibilidades de entrar en default son casi inexistentes. Perú pese al downgrade todavía es emisor con grado de inversión. Lo que pasa, sencillamente, es que la reducción en la calificación, hace que sea un poquito más riesgoso de lo que era casi nada anteriormente.

-Antes de terminar, una curiosidad, ha tenido nuevamente algún acercamiento con el presidente Pedro Castillo luego de su alejamiento del equipo técnico de Perú Libre.

[Sonríe] Ninguno. De mi lado, dije las cosas que tuve que decir en su momento. Ese tema del deslinde con el señor Cerrón terminó siendo fundamental.

– O sea ¿Tendría que irse el señor Cerrón para que usted pueda colaborar con el gobierno?

Yo no sé si tendría que irse. Él es el dueño del partido, el dueño de la pelota. Si la pregunta es si me han contactado como la vez anterior, la respuesta es negativa. Y si lo van a hacer o no lo van a hacer habría que preguntarle al profesor Castillo, y a Cerrón de pasadita.

 

Foto de portada: Andina-Agencia Peruana de noticias.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Banco de la Nación, Kurt Burneo

Esta semana se inauguró la edición número 42 de la Feria del libro Ricardo Palma. Se viene desarrollando de manera presencial en el Parque Kennedy de Miraflores y va hasta el 13 de setiembre. Sudaca conversó con Willy del Pozo, presidente de la Cámara Peruana del Libro, quien recuerda la necesidad de la permanencia de la Ley del Libro para acercar la lectura a los peruanos, así como sostener la industria editorial, en tiempos de pandemia.

Llevamos año y medio de pandemia. ¿Cómo se ha visto afectada la industria editorial en este tiempo?

Definitivamente el año 2020 ha sido complicado. Difícil para todos en general, pero sobre todo para industrias como la nuestra, que tiene al libro como motor. Sin embargo, hemos contado con ciertos apoyos como del Ministerio de Cultura a través de los estímulos culturales y económicos que tienen que ver con la creación literaria y la producción editorial. También desde la Biblioteca Nacional y el apoyo de un Decreto de Urgencia que se generó el año pasado desde el Gobierno para la compra de libros. Por otro lado, todos han tenido que aprender este sistema nuevo, implementar el e-commerce, no solamente para la comercialización de libros, sino también para la propuesta de programas culturales.

En octubre del año pasado se aprobó la Ley del Libro, que es una norma que plantea exoneraciones tributarias y un aumento en el presupuesto destinado al sector. ¿Hasta el momento han visto algún avance?

Participamos activamente, conjuntamente con el Ministerio Cultura, con la Biblioteca y demás entes vinculantes en la industria del libro, en sacar adelante esta ley. Incluso cuando fue promulgada, estuvimos presentes en el Congreso de la República y tuvimos la suerte después de conversar con varios congresistas que nos apoyaron. Sin embargo, consideramos que tenemos que seguir trabajando porque son tres años [en que la ley es válida], esta exoneración del IGV siempre tiene fecha de caducidad. Siempre tendremos que hacer campañas y negociaciones con los congresistas. Otra vez plantearles que el libro es un bien de primera necesidad, llegar al fondo de su conciencia y sentimiento para que realmente comprendan que un país con situación de emergencia lectora es como un país con una situación de emergencia en la salud. Los libros son vitales y necesarios. Esta ley debería ser permanente.

Por otro lado, otro tema que también se podría seguir peleando es una dotación mayor para la adquisición de libros. Es vital que las bibliotecas regionales y bibliotecas distritales tengan la oportunidad de contar con una mayor oferta de libros.

Y por último, otro punto que podríamos seguir trabajando es el sesgo para la retribución tributaria, para que te devuelvan el dinero, ese que tú soportaste, si no lo pudiste repercutir, ese IGV, ese retorno. No solamente sea para la microempresa, sino que sea para todos.

Desde la Cámara Peruana del Libro, ¿hay alguna medida que ustedes vengan impulsando para que se pueda ya concretar con el Gobierno?

Es un Congreso joven, recién están en el Gobierno. Hemos pedido ya nuestra cita con el ministro de Cultura para conversar sobre estos puntos. Hemos tenido algún alcance con miembros de la Comisión de Cultura en el Congreso. Entonces tenemos estos dos avances, pero de momento falta que se concrete la charla, las entrevistas y volver a retomar la conversación. Ahora estamos con la feria Ricardo Palma.

¿Cómo ven que finalmente ya se pueda realizar esta feria? ¿Cuál va a ser el objetivo final de realizarla?

Lo importante es haber experimentado el año pasado de la virtualidad para rescatar todo lo positivo. La Feria Ricardo Palma el año pasado fue virtual. Esta es nuestra feria más antigua. Son 42 años que lleva desarrollándose y está presente ininterrumpidamente en el distrito de Miraflores. Hemos conseguido retomar el espacio tradicional que es el Parque Kennedy, un espacio donde confluye mucha participación vecinal. Vemos con mucho optimismo la recuperación de este escenario. Son más de 50 expositores los que están participando y la afluencia del público será con todos los protocolos de bioseguridad, en un ambiente completamente oxigenado, completamente aireado y con distanciamiento entre un stand y otro.

¿Cómo fue realizar una feria completamente virtual el año pasado?

Al inicio, había que aprender escenarios en los que no nos movíamos. Sabíamos que, por ejemplo, las actividades presenciales eran siempre por las tardes y noches. Sin embargo, en la virtualidad puedes trabajar desde la mañana, puedes trabajarla a la hora de almuerzo. Ese tipo de experiencias son enriquecedoras. También saber que paralelamente, como estás haciendo una actividad presencial, la puedes transmitir a través de tus redes, cosa que antes, por ejemplo, se tomaba algunas fotos o se grababa tres minutos. Ahora no.

Ahora, con todo lo que aprendimos el año pasado, podemos tener la oportunidad de transmitirlo. También podemos contar con participación de extranjeros sin necesidad de que ellos vengan acá. Dentro de este aprendizaje y dentro de esta experiencia, se puede seguir trabajando con mayor empeño para que esta parte virtual se concrete y se posicione de una forma más directa con el posible lector por el posible comprador.

Para conocer el programa de la Feria del Libro Ricardo Palma, puedes dar clic AQUÍ

Foto de portada: Tomada del blog de Teodoro J. Morales 

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

feria del libro, Ricardo Palma, Willy del Pozo

A propósito de la denuncia pública realizada por la congresista Patricia Chirinos contra el presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido, la violencia verbal y los comentarios sexistas también se encuentran presenten en los ambientes de trabajo.

De acuerdo a la información desarrollada por la herramienta de inteligencia artificial ELSA (Espacios Laborales Sin Acoso), creada por Genderlab y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), 1 de cada 4 mujeres ha sufrido de alguna experiencia de acoso sexual en los últimos dos años en el ámbito laboral. En entrevista con Sudaca.pe, Marlene Molero Suárez, CEO y cofundadora de GenderLab, explica que -lamentablemente- existe una tendencia a tolerar el hostigamiento sexual o el acoso político.

-¿Cuándo podemos decir que estamos ante una agresión con una carga de género y no solo palabras “desafortunadas” o “bromas de mal gusto”?

Cuando se habla de comentarios desafortunados o de bromas de mal gusto, esas son referencias que, en realidad, hablan de una tolerancia al hostigamiento sexual o al acoso político, en el caso del Premier Bellido y el debate instalado sobre este tema. Tenemos una tendencia a tolerar aquello que no deja una huella visible y con el tiempo, ya nadie reacciona ni dice nada y empieza esta normalización, pero eso ya no es una broma. En todo caso, es una manifestación de hostigamiento sexual que pasó por un proceso de normalización.

En el plano laboral, ¿esto ocurre más frecuentemente en los compañeros de cargo o entre jefes con algún poder de autoridad?

En datos que tenemos de ELSA, la herramienta que tenemos con el BID, lo que hemos encontrado es que en más del 50% de los casos el hostigamiento suele darse entre compañeros de trabajo. Es decir, entre pares. En segundo orden, se da por parte de superiores jerárquicos de la misma área, vendría a ser el jefe o la jefa directa y en tercer orden, en superiores jerárquicos de otras áreas.

De acuerdo a esa información, ¿las organizaciones esperan que haya denuncias o investigan?, ¿qué tan reacias son las víctimas a denunciar?

La denuncia es la última opción de una persona que pasa por una situación de hostigamiento sexual laboral. La mayoría opta por evitar a la persona o contárselo a un compañero o compañera de trabajo. La denuncia por los canales establecidos es marginal. Poco más del 5% de personas que pasa por estas situaciones decide denunciar o hablar con recursos humanos. Y encontramos a personas que nos dicen que esto no sucede en su sector porque no reciben denuncias. Ahí está la desconexión, que la gente por lo general no denuncia. Eso no quiere decir que no suceda.

Cuando esto sucede, las personas agredidas no están en la obligación de dar alguna respuesta, pero ¿es importante que demuestren su disconformidad?

La norma actual no pide que el rechazo sea expreso. Eso ya no es un requisito, basta con que la conducta no sea bienvenida. Cuando hay una relación jerárquica, las personas pueden verse en la dificultad de expresar cuál es su voluntad real. Eso lo que hace es no pasar la responsabilidad, en realidad, a quien hace la conducta. Estamos acostumbrados a preguntar si dijeron que “no”, a buscar el rechazo, cuando en realidad la pregunta es “¿te dijo que sí de alguna manera?”. Si buscas el rechazo y lo que encuentras es silencio, lo vas a interpretar como un sí, pero si estás buscando un consentimiento y lo que encuentras es silencio, ese silencio se va a volver no. Cambia la figura al 100%.

¿Qué actitud se debería de buscar de parte de las personas que puedan estar frente a este tipo de actos, siendo testigos?

Hay medidas legales como capacitar a todo el personal y al comité que investiga los casos de hostigamiento sexual laboral, pero hay que ir más allá de la ley. Si nuestras capacitaciones son de 20 minutos o si la capacitación al comité es de unas dos horas, pero centrado en las obligaciones legales, no ayuda a entender de lo que hablamos ni a trabajar la sensibilidad del enfoque de género que se necesita para resolver estos casos.

Una vez que se resuelven los casos, ¿es importante darlo a conocer como una forma de saber que hay un término de los procesos?

Hay una obligación de guardar confidencialidad, sobre todo, alrededor de la víctima, pero eso no significa que no pueda haber una puesta en conocimiento. Una forma puede ser con reportes anuales que digan cuántas denuncias se recibieron por hostigamiento sexual laboral, en qué caso se encontró evidencia suficiente y que se sancionó con el despido o una suspensión. Esto hace que la gente sepa que hay denunciantes, no están solos. Dice también que la organización recibe la denuncia, la investiga y, además, la sanciona. Esta no es una obligación legal, pero sí una muy buena práctica.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Acoso sexual, BID, ELSA, Genderlab, Hostigamiento sexual, Marlene Molero

El presidente de la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú), Juan Fernando Correa, analiza la situación actual de las mypes en el Perú. En 2020 pasaron de ser 6.06 millones a ser 3.11 millones, según la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho).

Del total de mypes activas, 1.6 millones se dedican a actividades de servicios, una caída del 49.6% frente al 2019; 1.08 millones a comercio, una reducción del 47.3%; y 400 mil a servicios de producción.

La reducción del número de empresas provocó además una caída del empleo. En el periodo de 2019 a 2020, el empleo en las mypes disminuyó en 49%, al pasar de 8.7 millones a 4.7 millones de trabajadores. Todo este panorama significó un retroceso de 17 años.

Esta crisis se analizará en la XIV Cumbre Pyme APEC, que se realizará este 1 y 2 de setiembre. Pero antes de conversar sobre esta problemática con Correa Malachowski le consultamos sobre la aprobación del voto de confianza al Gabinete Bellido.

Esta entrevista la realizamos instantes después de darse el voto de confianza al Gabinete Bellido. ¿Cuáles son sus primeras impresiones?

Lo primero es que hay un claro alejamiento de las propuestas electorales. No hay un planteamiento directo de la Asamblea Constituyente ni han hablado del cierre de importaciones o afectar los Tratados de Libre Comercio. También es positivo que el gabinete se ha propuesto retomar el Plan Nacional de Infraestructura que generará inversión y mucho trabajo. Eso ayudará al Perú a seguir desenvolviéndose de manera más productiva y más eficiente. También consideramos positivo el retomar proyectos de infraestructura relativos al riego como Chavimochic III, Majes Siguas II o Alto Piura. Hay una serie de proyectos que sumarían unas 200 mil hectáreas adicionales que podría duplicar la producción de agroexportación y los ingresos del país. La agroexportación podría convertirse en el principal generador de divisas para el país por encima de la minería.

¿Qué temas les preocupan?

Entre los temas que nos preocupan está que no hay una determinación clara de crear medidas sanitarias para que los chicos vuelvan al colegio. El Perú es uno de los pocos países del mundo en que los chicos aún no regresan al colegio. También nos preocupa que no vemos una clara visión internacional de este gobierno ni de este gabinete. Si queremos dar soluciones rápidas a las personas que se han quedado sin trabajo y a las empresas que han quebrado, el foco no solo debe estar en visitar los países de la región. Debemos estar abiertos al mundo. Pensar en Asia Pacífico, que son 2500 millones de personas

Entrando al tema de las mypes. La crisis política, económica y la paralización de actividades por la pandemia hicieron que estas se vieran fuertemente golpeadas

Tenemos una enorme preocupación en cuanto al efecto que ha causado la pandemia en las micro y pequeñas empresas. La Encuesta Nacional de Hogares muestra que en el 2020 cerraron el 48.8% de las micro y pequeñas empresas del país. De 6 millones 300 mil quedaron 3 millones. Más de 3 millones de mypes desaparecieron. ¿Eso qué significa? Que se perdieran 4 millones de empleos.

– Comex refirió que, pese a la reducción del número total de mypes, hubo otro efecto: la tasa de informalidad se elevó.

En situación de emergencia la informalidad se extiende (84.7% de las mypes son informales al no estar registradas en la Sunat). Esto se ha producido por las medidas de encierro dramático que hemos tenido. Al principio de la pandemia pensamos que estaríamos cerrados unas cuantas semanas y ahí se acababa todo. Pero no fue así. Si viene una tercera ola esperamos que el gobierno entienda que con más personas vacunadas y con un sistema más preparado no deberían ser necesarios los encierros. Los encierros han perjudicado a las empresas más pequeñas.

Una de las propuestas del Gabinete Bellido sobre las mypes es que el Banco de la Nación les entregue créditos para su reactivación…

Las mypes se han visto en muchas dificultades de financiamiento. La informalidad hace muy difícil prestarle a una micro y pequeña empresa. El gobierno está planteando que sea el Banco de la Nación quien haga ese trabajo. Yo creo que tenemos un montón de mecanismos como son las cajas, las cooperativas que están en mejor condición de hacer ese trabajo que el Banco de la Nación.

El total de mypes peruanas pasó de 6.06 millones en 2019, a 3.11 millones al cierre del año pasado. La COVID-19 redujo el número de mypes a niveles previos a 2004. Eso quiere decir que hemos retrocedido 17 años ¿Cómo resolver esta situación?

Con actividad económica en varios rubros y con apoyo de financiamiento a cajas municipales, rurales y cooperativas, porque son las cajas las que tienen la posibilidad de estar cerca a las personas y facilitarles el crédito. Pero lo más importante es que haya apertura, apoyo del Gobierno. O sea, una FAE-MYPE renovada. No tiene que ser el Banco de la Nación, pero sí el Estado puede proporcionar créditos de mayor ampliación para facilitar la sobrevivencia de las mypes.

-¿En qué regiones del Perú se encuentran la mayor proporción de mypes informales?

En el mundo de las mipymes la informalidad es del 85%. La informalidad es más grande en la región sur del país. Puno y Huancavelica son regiones con bastante informalidad. Eso responde a aspectos culturales, pero también a que el Estado no da un apoyo completo de servicios y soporte para la actividad económica. Por otro lado, Junín, Huánuco y Lima han reducido su nivel de informalidad.

El 95% de las empresas en el Perú son pequeñas y medianas; y durante la pandemia, las empresas más afectadas han sido las dedicadas a la gastronomía y turismo…

El turismo se debe reactivar rápidamente, obviamente cumpliendo con todas las medidas de seguridad. Pero tenemos que promocionar al Perú como un destino seguro para que los turistas extranjeros que ya están vacunados vengan con confianza. Aumentar el aforo a Machu Picchu. ¿Para qué darle un 20% de su aforo si es un sitio totalmente abierto? Puedes llevarlo a 50%, 60%, o 70% y no pasa nada.

-Comex organizará la XIV Cumbre Pyme APEC donde se analizarán estos temas. ¿Cómo se puede participar de este evento?

Comex es el encargado de desarrollar la XIV Cumbre Pyme APEC. La llevamos adelante con la Asociación Pyme Perú que preside la señora Ana María Choquehuanca, excongresista y exministra. Participarán unas 2500 pymes y el programa se desarrolla el 1 y 2 de setiembre. Las pymes pueden inscribirse en www.cumbrepyme.org. Habrá charlas magistrales, autoridades del gobierno, líderes empresariales y conversatorios para la reactivación.

 

Foto de portada: Tomada del portal Tour Gourmet.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

ComexPerú, Juan Fernando Correa, MYPES, Pyme APEC

En conversación con Sudaca, Oscar Caipo, presidente de Confiep, aseguró que los empresarios cumplen con el pago de sus impuestos y que esto permite financiar hasta el 60% del presupuesto, y que las controversias tributarias son una pequeña proporción que sigue la vía legal. También indicó que hay mensajes que el Gobierno envía que no terminan de generar el clima de estabilidad necesario para la marcha del país. Pidió enfocarse en prioridades como la salud, la tercera ola y la reactivación del crecimiento.

Después de cerca de 20 días de la juramentación del Gabinete Bellido, ¿todavía está presente la preocupación que mencionaron en su comunicado del 30 de julio?

No solamente son los nombramientos los que preocupan y no solamente de los ministros, sino también los nombramientos que están habiendo a niveles de viceministros, directores y cambios que se están haciendo en algunos ministerios. Por un lado, escuchamos mensajes del ministro Francke que dan cierta tranquilidad, pero, por otro lado, empezamos a ver anuncios, como el que circuló de que MINCETUR podría estarse absorbiendo en otros ministerios, que realmente preocupan. Creemos que una medida como esa sería un retroceso. Son esas señales que no terminan de generar un clima de estabilidad.

Para reducir la incertidumbre, ¿será suficiente la ratificación del señor Julio Velarde en el BCR?

Alguien con la experiencia de Julio Velarde da tranquilidad, pero claramente no es suficiente. El tipo de cambio sigue en niveles por encima de S/ 4. El señor Velarde, con toda su capacidad, no va a poder trabajar solo si es que no tiene un directorio con gente con las cualificaciones y capacidades necesarias para acompañarlo, pero no es suficiente con la política económica o la política monetaria, necesitamos coherencia en las medidas que se dan en todo el Gabinete.

Sobre la tercera ola, ya el Ministerio de Salud sacó algunas proyecciones y ha dicho que no están a favor de nuevas cuarentenas, ¿cómo se están preparando las empresas?

En primer lugar, la vacunación se tiene que acelerar, de eso no hay dudas y para eso hay que tener el stock de vacunas. No nos podemos distraer en este momento en discusiones de si nos salimos del Grupo de Lima (o no). En este momento, la prioridad del Minsa, y el ministro lo muestra, pero también de la Cancillería es asegurarnos que los contratos de vacunas lleguen a tiempo. Seguimos estando a disposición del Gobierno para poder ayudar con nuestras capacidades a escalar el proceso de vacunación. Mi mensaje es que no nos distraigamos ahora con otras cosas que no sean sacar adelante al país. Tenemos a los niños y niñas que no van al colegio y eso tiene muchos impactos.

Ante el inicio de una tercera ola, ¿no sería más complicado?

Sí claro, pero somos casi el único país en el que los niños no están yendo al colegio. Hay que priorizar la vacunación de los profesores y generar protocolos. Eso tiene otra derivada. Cuando los niños están en casa, uno de los padres tiene que estar en casa y con los temas inequidad que tenemos, son las mujeres las que lo hacen. Donde más pérdida de empleo ha habido es en las mujeres. El gobierno no debe enfocarse en temas que no son urgentes y esa es una pregunta para hacernos ¿el gobierno tiene claras las prioridades que requiere la población?

Recientemente dos mineras pagaron deudas tributarias en litigio y el Gobierno dijo que publicará una relación de empresas deudoras para que también lo hagan, ¿estos pagos responden a este llamado de atención por parte del Gobierno?

Es nuestra obligación como empresarios y personas cumplir con nuestras obligaciones tributarias y lo hacemos. Estas controversias son una proporción pequeña y estas dos en particular, ya venían pagándose fraccionadamente. Con el tipo de cambio a esos niveles y, reconociendo que se paga con intereses, vieron una oportunidad de pagarlo y zanjar eso. Creo que aquí, por un lado, se podría estar violando el secreto de un proceso y que, innecesariamente se está atacando al sector empresarial como si no fuéramos responsables de cumplir con nuestros impuestos, que financian presupuestos nacionales y regionales. En un momento en el que necesitamos reconciliarnos, empezamos a dar mensajes en el cual tratamos que generar una polarización innecesaria, injusta también con el sector empresarial.

Si se publicara una lista de las empresas con estas deudas, ¿lo considerarían un exceso?

Tendría que hacerse dentro del marco legal y dentro de la ley de confidencialidad y protección de datos personales. Hay que tener mucho cuidado de no generar una animadversión ante el sector empresarial sobre temas que están en controversia. No necesariamente la Sunat y el Estado tienen la razón, están siguiendo un debido proceso. En algunos casos, en vías administrativas, en otros casos, en el Tribunal Fiscal. Entonces, creo que, en este momento, en el que tenemos que trabajar unidos, no suma.

¿Qué imagen quisieran dar desde el sector privado después de lo ocurrido en la pandemia con los precios de las clínicas?

Ha sido muy difícil lo que hemos vivido desde pérdida de vidas, empleos y personas que volvieron a la pobreza. El sistema de salud en el Perú en más del 95% es manejado por el Estado, el sistema privado es menos del 5%. Entonces, al colapsar el sistema público han volteado al sistema privado. Es una situación muy compleja que nos ha puesto a prueba. Y reconocemos que ha habido, en algunos casos, problemas y estamos trabajando para hacer los ajustes. Hemos invertido para incrementar la capacidad en las UCI, de tal manera que podamos absorber -ojalá que no pase con la vacunación- a más casos críticos, pero también para hacer los ajustes que tengamos que hacer y estar coordinados con el Gobierno para que no se den algunas situaciones confusas y no deseadas. Tenemos que trabajar juntos.

 

Foto: Diario El Peruano.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Confiep, Gabinete Bellido, Oscar Caipo

Si bien el sector construcción fue uno de los más golpeados al inicio de la pandemia por Covid–19, es también uno de los que logró recuperarse con mayor prontitud. Durante el primer trimestre del presente año registró un crecimiento de 41.89% con relación a similar periodo del 2020. Tras el cambio de mando y en plena incertidumbre política y económica, conversamos con Jorge Zapata, presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) sobre el estado y futuro de este rubro.

El 11 de agosto los trabajadores y empresarios de la construcción emitieron un pronunciamiento al Gobierno actual. ¿Cuál es su mayor preocupación y qué es lo que le solicitan al presidente Castillo?

Como hemos visto, los nombramientos de ministros y altos funcionarios del Estado no han recogido los requerimientos para estos cargos. Adicionalmente tienen algunos problemas de estar involucrados en actos de corrupción. Eso es preocupante, porque en el Estado tiene que haber buenos funcionarios. Antes los tecnócratas que teníamos en el Ejecutivo eran gente preparada, con experiencia, que hacía maestrías, doctorados en Administración Pública y eso se estaría rompiendo, lo cual va a ser muy perjudicial para el Estado, la economía del país y para todos los peruanos.

Usted expresó su preocupación por los nombramientos ministeriales. ¿Cómo ve Capeco la designación del gabinete Bellido y que se le haya encargado la cartera de Vivienda a Geiner Alvarado?

No lo vemos bien. Estamos preocupados por este gabinete y expresamos nuestros votos para que se haga una revisión. Es lo que dice el comunicado firmado en conjunto con la Federación de Trabajadores. Ojalá el gobierno recapacite y entienda que los funcionarios públicos tienen que ser de primer nivel. Administrar la cosa pública no es nada sencilla, es uno de los trabajos más difíciles y se requiere mucha experiencia,expertise, preparación y capacidades, conocimiento del sector, estudios. Yo creo que debemos escoger a los mejores y no debemos optar por un gabinete totalmente ideologizado. Por el contrario, deberíamos de buscar gente de diferentes sectores, diferentes tendencias políticas para entre todos sacar adelante los diferentes sectores y el país en general.

A inicios de julio, usted indicó que el sector construcción crecería 20% este año, favorecido por la mayor dinámica de las inversiones públicas en todo el país. Tras estas designaciones, ¿se mantiene aún esta expectativa?

No. Probablemente vayan a la baja. Pero el problema no está tanto en el año que estamos cursando. El gran problema es que los agentes económicos no están confiando ni invirtiendo, entonces no van a salir nuevos proyectos. El 2022 y el 2023 pueden darse unas caídas muy hondas en el sector construcción, sobre todo en la parte de construcción privada. Eso lamentablemente lleva a una reducción de empleo de calidad y es lo que no queremos. Los nombramientos y algunas políticas que se están emprendiendo están llevando a eso.

Recientemente, en Capeco presentaron un Plan de Medidas Urgentes para la Obra Pública. ¿Cuáles son los puntos que considera que se deben atender con mayor prioridad?

Número uno: hay que modificar la Ley de Contrataciones del Estado, que es una ley obsoleta y que produce problemas. Alarga las obras innecesariamente, las detiene y hay muchas trabas. Hay que modernizar esa norma y proponer una nueva ley que sea más adecuada a los tiempos.

Número dos: hay que priorizar y revisar el Plan Nacional de Infraestructura para la Competitividad y ver cuáles van a ser las obras que se van a priorizarpara que todos los agentes tengan claro a qué nos vamos a dedicar. Se ha plasmado una serie de obras que hay que ver cuándo se van a hacer. Eso no lo hemos escuchado hasta ahora. Ni siquiera sabemos si la línea 3, 4 y 5 del metro se van a continuar, se van a sacar a concurso, o se van a dejar para después.Tampoco hemos escuchado qué se va a hacer con la Carretera Central. También es importante que nos digan si está en sus planes reactivar las asociaciones público privadas, que son importantísimas y dan un gran impulso al cerrar la brecha en infraestructura.

Respecto de la obra privada, ¿cuáles son los problemas más críticos que tenemos en este momento respecto a la reactivación de la obra privada?

Hay una serie de propuestas que hemos hecho en Capeco que de implementarse pueden pueden sacar adelante un buen número de construcción de viviendas. Hay que definir una buena política de suelo y territorio. Que haya disponibilidad de suelo urbano, acceso a servicios públicos de agua, desagüe, pistas, veredas y todo lo necesario. Para eso el Estado tiene que cambiar radicalmente ese modelo de crecimiento de ciudades por invasión, erradicarlo totalmente.Al Estado le cuesta mucho después atender las necesidades de la gente que se ha instalado en estas organizaciones sin servicios. Tenemos que ir por el modelo más adecuado que es construir la vivienda a través del sector privado. Hay que coordinar y hay que hacer las gestiones necesarias para tratar de ensanchar la provisión de crédito hipotecario. Es decir, que más actores puedan financiar a las familias de bajos recursos para que también tengan acceso al crédito hipotecario, que ahora es algo difícil conseguir.

¿De toda esta situación actual podríamos ver algún aumento en los precios de las propiedades en las viviendas?

Los precios de los materiales de construcción han subido de forma importante, es decir: el acero, el ladrillo, el cerámico. Eso naturalmente hace que el costo de la construcción suba, así como el del producto, en este caso una vivienda. Hay una probabilidad de que los precios se incrementen, pero también hay otro factor que es el mercado y hasta donde aguanta los precios.

¿Este aumento podría estar vinculado al alza del dólar?

El aumento de los costos de construcción sin duda están vinculados más al dólar que a la falta de inversión. Por lo menos ahora, porque hoy día se está viendo una dinámica que obedece a inversiones de años anteriores. Las inversiones que se hagan este año van a verse en las construcciones que se hagan en el próximo año o el 2023.

Uno de los temas más voceados por el gobierno actual es la Asamblea Constituyente. ¿Para el sector construcción podría significar un retroceso en la inversión?

Totalmente, y no solo para la construcción sino para toda la economía del país. Esto de la Asamblea Constituyente no es más que un tema sumamente ideológico. La Constitución actual permite perfectamente hacer cambios, permite manejar tasas tributarias, permite hacer incluso cualquier cambio a la misma Constitución para hacer alguna política un poco más orientada hacia la línea que el gobierno tiene en este momento. Las Asambleas Constituyentes no funcionan en democracia. Las Asambleas Constituyentes que hemos tenido en el siglo XX en el Perú han sido elaboradas en dictaduras. Es bastante absurdo.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Capeco, Construcción, Jorge Zapata

Esta semana la cocinera peruana Pía León fue elegida como la mejor chef femenina del mundo, según la lista The World’s 50 Best. Es la primera mujer peruana en obtener ese galardón. La dueña de Kjolle, y que junto a su esposo Virgilio Martínez lidera Central, Mayo Bar y Mil Cusco nos habla en la siguiente entrevista de cómo es el difícil camino de emprender y convertirse en la mejor del planeta.

Tienes 15 años de carrera. ¿Cuáles han sido los principales retos que has sorteado? Me atrevo a plantearte uno ¿Tal vez el hacerse camino en un terreno -como la industria gastronómica- habitualmente dominado por hombres?

Es visible, es evidente que en el mundo de la gastronomía hay un mayor porcentaje de hombres en una cocina frente a las mujeres. Antes, incluso, era más notorio. Con el tiempo esto ha ido cambiando y ha ido aumentando. Justamente este tipo de reconocimientos sirven para que seas un referente para las personas que están iniciando, no solo en la cocina sino en cualquier otra profesión. Es una demostración de que se puede.

¿Cuánto de disciplina hay en todo esto para lograr un objetivo como el que has obtenido?

Son largas horas de trabajo, hay que ser muy constante y perseverante. Es muy fácil rendirse porque es una carrera con resultados a largo plazo. El “éxito”, por llamarlo así, no viene rápido. Son muchos años de estar detrás de una cocina, de aprender, de saber escuchar, de conocer. Uno no solo aprende en la cocina, sino también viajando, conociendo otras culturas, otras personas, otras técnicas, otras costumbres. Es un trabajo difícil pero muy gratificante.

Llegas a Central como asistenta, terminas siendo jefa de cocina y eres creadora de Kjolle ¿Qué habilidades desarrollaste para destacar en un rubro tan competitivo como el gastronómico?

Encontrar el equilibrio mental. No ha sido fácil aguantar. No solo por las largas horas trabajando de pie. También resignarte a no estar con tu familia o estar agotada para ciertas ocasiones. Nosotros los cocineros trabajamos domingo, feriados, Navidad, Año nuevo. Es un trabajo muy repetitivo y eso mentalmente te puede cansar. Entonces hay que tener mucha resistencia mental y ser un apasionado, esa es la clave.

Una vez me pregunté ¿Qué es lo que tú quieres para tu vida? Al hacerte esa pregunta y siendo muy honesta contigo mismo puedes encontrar el equilibrio, la paz mental y disfrutar el camino. Al inicio toca trabajar, trabajar y trabajar. Además, como en todo lado, es importante hacer equipos y saber amoldarse.

¿Lo más difícil fue sacrificar tiempo con tu hijo?

Me organicé muy bien con Virgilio [Martínez], mi esposo. Cuando decidimos tener un hijo habíamos armado un equipo de cocina y de sala súper sólido. Entonces me permitió darme ese tiempo para salir embarazada y dar a luz. Lo bacán es que siempre viví muy cerca al restaurante, entonces tuve esa ventaja. A mi hijo lo incluí mucho en el restaurante. Lo llevo a todos lados. La organización me ayudó mucho. Pero tengo algo muy claro: mi familia es lo primero. Quizás, cuando era joven te hubiera dicho otra cosa, que primero era mi trabajo. Yo la verdad muy poco me pierdo las clases virtuales de mi hijo. Por las tardes me doy un espacio para estar dos o tres horas con él y, si no, él viene al restaurante. Tengo que encontrar ese equilibrio, ser muy constante. Lograrlo es muy difícil.

-Mencionaste que este trabajo también podía ser muy reiterativo. ¿Cómo despertar la creatividad y la innovación desde un momento que puede resultar muy plano en el trabajo?

Eso se une a lo que te comentaba hace un momento. Uno necesita salir para motivarse, para inspirarse, para aprender y así aparece la creatividad. Uno necesita ver cosas distintas. Nosotros con el equipo viajamos mucho, no solo afuera del Perú, sino adentro, para conocer desde los andes a la Amazonía y aquí en la costa. Es necesario eso para ser creativo y generar experiencias únicas para las personas que nos visitan.

– ¿Cuán importante es trabajar en equipo en la industria gastronómica y cómo mantener un buen clima laboral?

Es indispensable, es importantísimo. Sin eso no hay resultados buenos y esto se aplica a cualquier tipo de negocio. No solo para un restaurante. El equipo son tus brazos y tus piernas. Ellos deben tener tu misma misión, tu misma filosofía. Tienen que ir por el mismo camino; y eso toma tiempo. No es sencillo. Hay que motivarlos, y me incluyo. Aquí hemos logrado tener un equipo que es una familia. Hemos logrado que el venir a trabajar no sea un pesar.

¿Y desde el liderazgo, cómo se logra eso?

Virgilio y yo somos muy cercanos, les damos mucha confianza. Si tienen problemas nos lo pueden contar y tratamos de ayudarlos. He tratado de crear esa conexión de cercanía y eso ha sido clave. Sin ellos no existiría este reconocimiento y estos resultados. Espero no equivocarme, pero siento que el equipo está muy contento, siempre tratando de mejorar o escuchar. La comunicación es clave.

¿Cuál es tu propósito de tu cocina?

Que con nuestra comida puedas recorrer el Perú en dos o tres horas y que te lleves una experiencia enriquecedora. La idea no es solo ir a un lugar y comer rico, sino aprender.

¿Cómo lograron adaptarse o reinventarse durante cuarentena?

Seguimos en la lucha, pero al inicio fue peor. Fueron tres meses donde todo estuvo cerrado. Hubo momentos de desesperación. No sabíamos qué se iba a hacer. Cada día era una noticia diferente, entonces había que tomar decisiones muy rápido, pero tenemos un buen equipo y buenos líderes. Tomamos decisiones con miedo, pero visto a la fecha, fueron muy acertadas.

¿Cómo cuáles?

Hacer delivery. Nunca lo habíamos hecho y no teníamos la idea de cómo hacerlo. Hubo mucha cabeza para lograr que los clientes reciban en sus casas nuestra esencia y tengan esta experiencia única que siempre nos ha identificado.

Empezamos con el delivery, con platos que puedan terminar en su casa. Las rotulaciones, la papelería fue muy detallada. Les dábamos [a los clientes] instrucciones del paso a paso. Nos dedicamos mucho a ese tipo de detalles. Luego hicimos sanguches grandes y las bombas rellenas… aprendimos un montón. Creo que fue el año en que aprendimos más.

¿Despidieron gente o la mandaron a suspensión perfecta? ¿Cómo manejaron esa situación?

No aplicamos la suspensión perfecta. Al principio nos esforzamos y cumplimos con los sueldos. Fuimos reincorporando a las personas poco a poco. Muchas entendieron que unas personas tenían más necesidades que otras. No te voy a mentir ni a decir que todo fue color de rosas. Hubo gente que era del extranjero y tuvieron que irse.  Otros no pudieron seguir esperando. Con el tiempo la gente ha ido reincorporándose y a la fecha creo que ya estamos casi todos los que estábamos antes.

¿Qué recomendaciones les daría a los emprendedores?

Para arrancar recomiendo, analiza si te gusta emprender y si te apasiona. Será duro, te van a criticar. A algunos no les va a gustar lo que haces, a otros sí. Pero si estas con la conciencia tranquila y haces las cosas de manera honesta, los resultados siempre se darán. Si uno trabaja bien, el resultado siempre será bueno.

Luego, ten mucha paciencia. Las cosas no vienen rápido. No es fácil y puede tomar mucho tiempo. Genial si los resultados son espectaculares en poco tiempo. Pero anímense, no tengan miedo. Hay que lanzarse. La vida es muy corta como para no hacerlo.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Chef, Mejor chef del mundo, Perú, Pía León
Página 1 de 3 1 2 3