Entrevista / Informe

La economista y presidenta de IPAE, Asociación empresarial, Elena Conterno, indicó que el Jurado Nacional de Elecciones debe resolver con transparencia y análisis los pedidos de nulidad que se han presentado en diversas mesas de votación durante el proceso de la segunda vuelta electoral. Afirma que esto disipará las dudas de la población y le dará gobernabilidad al siguiente mandato. Además, nos recuerda que la polarización solo nos traerá más daño al país e indica que vienen presentando propuestas para el desarrollo del próximo quinquenio.

Hace unos días emitieron un comunicado mostrando su preocupación por la coyuntura actual y donde piden se privilegie la gobernabilidad.

Tenemos un país polarizado y vemos a muchos ciudadanos y organizaciones con muchas dudas. Vemos algunos llamados para anular las elecciones o el pedido de sacar a las Fuerzas Armadas. Debemos ir por las vías democráticas y esclarecer las dudas. Eso permitirá la gobernabilidad al siguiente gobierno. Tenemos que aprender a expresarnos sin tener que afectar los derechos de otras personas. Esclarecer las dudas con transparencia y con análisis. Eso generará que el nuevo gobierno trabaje y quede atrás la polarización y trabajemos unidos por el desarrollo del país.

¿Cuál será el rol de las organizaciones en este contexto?

Nosotros como IPAE promovemos el desarrollo. Estamos convencidos de que necesitamos una institucionalidad sólida. Esta debe incluir el tema de la democracia representativa, que hay que fortalecerla. Necesitamos una economía social de mercado. Una economía que crezca de manera vigorosa y que incentive la inversión privada. Además de mecanismos que garanticen la igualdad de oportunidades y los servicios de calidad.

Ustedes han enviado cartas a los 10 partidos que estarán en el Congreso e imagino que buscarán reunirse con quien resulte ganador de las elecciones ¿Qué propuestas les están haciendo llegar?

Tenemos propuestas que difundiremos en los próximos días sobre cómo fortalecer nuestra democracia representativa. Allí hay temas como fortalecer a los partidos políticos y afinar la relación Legislativo – Ejecutivo.

Una segunda propuesta es el tema de la meritocracia en el sector público. La meritocracia es la única forma que tenemos para lograr servicios de calidad para los ciudadanos.

Una tercera propuesta es la económica. Se necesita la independencia del Banco Central de Reserva, la relevancia de la estabilidad macroeconómica. El Estado solo debe cumplir un rol subsidiario y no intervenir en el control de precios. Necesitamos una economía de mercado y tiene que haber normas y mensajes claros para la inversión privada grande o chica.

Otro gran tema es el desarrollo de los servicios públicos donde la ciudadanía exige grandes reformas.

En educación, hay que mejorar la gobernanza del sistema. Tenemos que fortalecer la formación inicial docente como los institutos pedagógicos, y hay que poner el foco en la primera infancia y darles más oportunidades a los jóvenes.

Nuestras propuestas: son institucionalidad sólida, el tema de una economía social de mercado con un crecimiento vigoroso; y tener buenos servicios de salud, educación y protección social.

Gane quien gane, ¿Qué es lo que más les preocupa como Asociación en el próximo quinquenio?

Me preocupa que nos quedemos en el modo actual. Que estemos polarizados. Si queremos avanzar como país necesitamos que, quien nos presida del 2021 al 2026, gobierne para todos los peruanos. Que tenga liderazgo y un mensaje de unión que nos permita avanzar. Los peruanos ya no queremos más confrontación. Será relevante salir de este modo para pasar al modo cooperación, al modo trabajo conjunto y al modo unión. Cubierto eso, hay que atender las necesidades de los hogares peruanos. Primero: educación de calidad. Segundo: salud de calidad, seguir con la vacunación y el control de la pandemia. Tercero: Oportunidades de empleo. Son tres temas claves. Y no hablar solo de normas o cambios que no van a traducirse en mejoras para los hogares.

¿Cómo daña a la economía todo este contexto?

Un proceso electoral siempre pone un freno en las inversiones. Pero el daño a largo plazo es que sigamos siendo un país polarizado y que no haya gobernabilidad.

Ustedes se han mostrado en contra de que el Estado sea empresa

El Estado debe enfocarse en temas como salud, educación o combate de la anemia. Y lamentablemente no lo hace bien. Entonces, me cuesta creer cómo podría ser empresa. Eso ya lo hemos visto en el pasado. La intervención del Estado a nivel empresarial solo ha traído grandes déficits. Ya lo hemos visto en el pasado y lo vemos hoy con la Refinería de Talara, que empezó con un presupuesto y hoy está en 6 mil millones de dólares que pudieron haberse aprovechado de manera más productiva. Encima es una refinería parada que no sabemos cuándo va a volver a empezar.

 

Foto de portada: Andina.

Tags:

confrontación, Elena Conterno, Gobernabilidad, IPAE, Jurado Nacional de Elecciones

Junto a la vacunación y la reactivación económica, el próximo gobierno tendrá el gran reto de revertir el retroceso de diez años en lucha contra la pobreza que trajo consigo la pandemia. Los datos de la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) dan cuenta de un incremento de 2.9% a 5.1% en la pobreza extrema y de 20.2% a 30.1% en la pobreza monetaria. Sin embargo, en entrevista con Sudaca.pe, Carolina Trivelli, exministra de Desarrollo e Inclusión Social y consultora senior de la FAO, observa que también ha surgido un fenómeno más grave: el hambre.

Por lo visto en la segunda vuelta electoral, ¿considera que los candidatos entendieron el reto de reducir la pobreza?

Los dos candidatos han buscado mostrar una preocupación por ampliar los programas sociales. A la luz de la situación de pobreza y hambre, creo que eso es totalmente insuficiente. El que resulte ganador va a tener que desarrollar un plan de acción específicamente para esos dos temas. En los últimos años estuvimos preocupados en la malnutrición, la anemia, el sobrepeso, pero ya no teníamos un problema de hambre. Ante esto, no basta con hacer crecer los programas sociales que existen o hacer más de lo mismo.

¿Qué tipo de intervención se requiere?

En el Perú la pobreza ya estaba bajando a un ritmo muy lento y había problemas de malnutrición, eso se atiende con los programas sociales regulares que existen y hay que seguir haciéndolo, pero, además, hay una situación de emergencia causada por la crisis y eso tiene que atenderse con nuevos instrumentos temporales y focalizados. Ahí se necesita un instrumental distinto que puede ser transferencia de ingresos con los bonos, pero no para todos

¿A quiénes se dirigiría?

Hogares que antes no se atendían, organizaciones comunitarias como las ollas comunes, los comedores populares o programas nuevos. Para ese grupo de personas que temporalmente ha caído en situación de pobreza, hambre e inseguridad alimentaria, necesitas darles un salvavidas mientras dure su emergencia y reengancharlo con la reactivación económica. Esas son cosas que no se hacían en el 2018 y no se van a tener que hacer en el 2025, se tienen que hace ahora.

Con los recursos que tenemos ahora, ¿es posible financiar esas estrategias?

Sí porque tienen que ser estrategias temporales y focalizadas. Si no inviertes en eso, los costos de largo plazo son mucho mayores. Tienes que poder darles el salvavidas y jalarlos hacia la reactivación. Probablemente, serán por un año o año y medio, y después, podrán ocuparse de sus vidas. Mientras no lo hagan, es tu obligación atenderlos y que se reenganchen porque si no, serán clientes de un “Juntos” en el futuro.

¿El próximo gobierno necesitará hacer reformas tributarias para financiarlo?

Los programas de atención de emergencia que son temporales y focalizados no deberían ser ni tan grandes ni tan costosos, además, no duran tanto tiempo. Entonces, la principal traba no es el financiamiento sino identificar las estrategias más efectivas para hacerlo bien y rápido. No pueden ser bonos como los que hemos tenido que se demoraron seis meses en pagar. Ha llegado a la mayor parte de los más pobres y eso está bien, pero se han demorado mucho.

¿Qué riesgo hay si no se hace bien?

La atención de emergencia hace que la gente sobreviva durante la crisis y se recupere, pero hay que hacerse en los próximos dos años porque si no, se van a quedar en una trampa de pobreza y se van a convertir en los pobres de largo plazo, los que sí necesitan de los programas sociales que duran varios años y cuestan más dinero.

Después de la pandemia, ¿es válido reevaluar cómo medimos la pobreza y a quienes se les considera vulnerables?

El Perú tiene una medición bastante sólida de pobreza monetaria. Es una medición que recoge el mínimo indispensable que debe tener un peruano para no pasar hambre. Cualquiera que esté arriba de esa línea no es que esté bien, tiene el mínimo. Complementariamente, necesitamos tener mediciones multidimensionales de la pobreza.

Que incluya el acceso a servicios básicos…

Claro. La pobreza monetaria mide si tienes suficiente dinero en el bolsillo para lo mínimo que necesitas, pero si donde vives no hay hospital ni escuela de calidad, por más que te agencies lo mínimo, eso es lo máximo que lograrás. Por el contrario, hay personas que viven en lugares donde hay buenas escuelas y hospitales, pero no tienen dinero suficiente en el bolsillo para alimentarse. Eso tampoco es sostenible, se necesita las dos cosas para poder desarrollarse y tener una vida digna.

Tags:

Carolina Trivelli, exministra de Desarrollo e inclusión social, FAO

A pocos días de la segunda vuelta, el economista y columnista de Sudaca, Carlos Parodi, explica el escenario que afrontarán Pedro Castillo o Keiko Fujimori, de ganar la contienda electoral, y el impacto de las medidas que tomen en los próximos meses para una economía todavía fuertemente afectada por la pandemia.

Una vez que se conozcan los resultados de las elecciones, ¿terminará la incertidumbre que se refleja en el dólar o podrían alcanzarse nuevos picos?

La volatilidad está originada en este momento por la incertidumbre electoral, pero no solamente en términos de quién pueda ganar, sino en términos de qué hará con el Banco Central de Reserva (BCR) quien gane. El 6 de junio vamos a tener el resultado, pero hasta el 28 de julio se necesitarán definiciones. Mientras no esté definido si el BCR se mantendrá independiente, la volatilidad cambiaria va a continuar, independiente de quien gane.

Depende de la expectativa que genere el candidato…

Las expectativas están determinando que el tipo de cambio tenga un sentido u otro. Conforme Keiko ha subido en la intención de voto, el tipo de cambio se ha ido estabilizando lo que nos da una idea de que, en caso ganara Keiko, iría al nivel que el BCR proyectó, de S/ 3.55 a S/ 3.60. La razón de la volatilidad es la incertidumbre, ¿hasta cuándo la tendremos? De todas maneras, hasta el 6 de junio, y después, hasta que quien gane defina su posición respecto al BCR.

Antes de la segunda vuelta se proyectó un crecimiento de 10% o 9% para el PBI este año, ¿qué influencia tendrán las elecciones y el proceso de vacunación?

Sí, son dos determinantes. Primero, qué tanto se acelerará la vacunación y todo indica que sí se acelerará, lo que aleja un poco una eventual tercera ola, si es que el nuevo gobierno logra acelerar la puesta de las vacunas. Lo segundo es la incertidumbre electoral. En cualquier escenario, me parece que el PBI este año tendría que crecer 7% a 8% porque en estos meses, el temor a Castillo hizo que la inversión se ponga en espera. Por eso es importante que se diga claramente lo del BCR y quién sería el ministro o la ministra de Economía, en caso gane uno u el otro.

La segunda vuelta, ¿ya tuvo un impacto negativo en la economía?

Sí, desde que salieron los resultados de la primera vuelta, algunas inversiones han entrado en espera. Como el dinero que tenía Southern asignado a Tía María. Entonces, se tiene un compás de espera de las inversiones y cierto nivel de salida de dólares tras el impacto inicial de la primera vuelta. Por eso no creo que se logre el 10.7% que planteó el BCR, sino entre 7% a 8%.

En caso salga elegido Pedro Castillo, ¿cuál de sus propuestas sería la más perjudicial?, ¿cuáles podría resistir el país?

Imaginemos que se hace lo que dice el plan actualizado de Perú Libre, sería un cambio brutal en las reglas de juego. Eso generaría una salida de inversión privada rápida y eso iría en contra del crecimiento económico y de la reducción de pobreza. Para un inversionista, lo más importante es que las reglas de juego no cambien.

La nacionalización de recursos y renegociación de contratos, ¿tendría también ese efecto?

Lo que pasa es que el candidato en su plan toma como referentes a Bolivia y Ecuador, pero la diferencia es que cuando Evo Morales y Rafael Correa estaban en gestión, los precios del petróleo en Ecuador y del gas y el estaño en Bolivia, eran cuatro o cinco veces más de lo que están ahora. Había capacidad de negociación, ahora no hay un “superciclo” y no hay margen de maniobra. Entonces, la empresa se retirar, como ocurre en Argentina ahora.

En caso gane Keiko Fujimori, plantea bonos y un gasto que generará más endeudamiento cuando ya tenemos un déficit fiscal difícil de cerrar, ¿cuál es el peligro de eso?

El estimado del déficit fiscal para este año es 5.6% del PBI, el año pasado fue 8.9% del PBI. Cualquiera de los dos que gane va a tener que gastar más, eso está fuera de discusión porque, sumando, los dos han pasado con 32% de los votos. Ambos necesitan cumplir con parte de sus promesas y van a necesitar gastar más, pero no podrán a menos que se endeuden un poco. Mientras sea poco, es manejable. El plan de Castillo, fiscalmente, cuesta mucho más que el plan de Keiko. Lo que creo es que no se trata solo de gastar más, sino de gastar mejor.

En estos meses, quien gane usará esta Constitución y el presupuesto actual, ¿qué margen de maniobra tiene?

No es tan grande, primero por el déficit fiscal, pero lo segundo es saber qué harán con el BCR, que son los cimientos de la economía. El margen dependerá de lo que se haga con los cimientos, si los van a sostener o romper. Lo que creo es que los cimientos tienen que mantenerse y, a partir de ellos, hacer reformas, pero al mismo tiempo se necesitan ayudas directas porque el ciudadano de a pie no va a esperar. Este Gobierno, sea el que fuere, no tendrá una luna de miel. La gente presionará desde el día siguiente.

 

Foto: Universidad del Pacífico.

Tags:

BCR, Carlos Parodi, Pedro Castillo Keiko Fujimori

La cuarta edición del CADE Digital, que se realizó del 11 al 13 de mayo, volvió a poner en discusión los retos que supone la transformación digital en un periodo como la pandemia, donde la tecnología se ha vuelto fundamental para acceder a los servicios públicos.

A pesar de los continuos cambios de autoridades de los últimos cinco años, para Lieneke Schol, presidenta del CADE Digital 2021, sí existe una hoja de ruta que merece seguir implementándose desde la Secretaría de Gobierno Digital de la Presidencia del Consejo de Ministros. A ello se suma el problema más urgente; ampliar el acceso a internet, que en hogares rurales es solo del 40%, según reveló Osiptel durante el evento.

Para cerrar la brecha digital en los próximos 5 años, ¿es más importante el trabajo del Ejecutivo o del Legislativo?

Diría que de los dos. Desde el Ejecutivo hay que trabajar el tema de la Red Dorsal. Hay que revisar ese contrato y utilizar la infraestructura que ya está. La fibra óptica existe y hasta donde sabemos, eso ya está avanzando, pero debería ser una prioridad. Por el Legislativo, diría que también porque vivimos con leyes que tienen más de 50 años. Tiene que haber voluntad de las personas para generar ese cambio.

¿Es posible cubrir esa brecha de telecomunicaciones sin inversión privada?

No lo creo. Tiene que haber una inversión privada y lo que funciona mucho en el sector privado y público, son las mesas de trabajo con todos los actores para un problema específico. Ahí es donde salen ideas para consensuar.

Países donde digitalización es más alta la han tenido más sencillo para adaptarse a los cambios de la pandemia, ¿la conectividad podría haber hecho que el impacto en nuestro país sea menor?

Diría que sí, sobre todo en educación. Por los reportajes que han estado saliendo sobre los chicos que tienen que caminar por horas para tener señal o escuchar la radio, creo que sí. En especial en las zonas más alejadas, hubiese sido totalmente diferente. Desde el lado del emprendedor, la conectividad no ha sido necesariamente el problema. En un estudio que Osiptel publicó meses atrás, se muestra la penetración del ‘smartphone’ y ha crecido tremendamente en zonas urbanas y rurales.

En este periodo también se han creado nuevos negocios, ¿qué debería tener en cuenta un emprendedor cuando se dé el retorno a la presencialidad?

Va a ser un híbrido porque quedarnos 100% virtual nadie lo va a soportar. En el tema de los emprendedores se habló, en una de las sesiones, que no deberían irse a lo grande o lo complejo desde el principio, como colocar una gran infraestructura para el tema logístico. Si ya tenemos a alguien ahí, hay que asociarnos. En la medida en que se independizan, se puede tener una solución más compleja.

¿Qué conclusiones le dejó esta edición?

CADE Digital nace con el encargo de trabajar una agenda prioritaria para impulsar la transformación digital en el país, congregando al sector público y privado, a la academia y los ciudadanos, y eso es lo que ha venido haciendo desde el 2018. De cara hacia delante, seguiremos trabajando en esa agenda país, trabajando muy de la mano con el sector público.

¿Sea cual fuere el Gobierno que gane las elecciones?

Cualquiera. Personalmente, espero que se mantenga la estrategia. La estrategia de transformación digital desde la Presidencia del Consejo de Ministros empezó con este Gobierno, pero con tres a cuatro presidentes atrás. A Dios gracias, la estrategia se mantuvo estos cinco años. Esperaría que esta hoja de ruta siga y no vengan a cambiarlo todo porque se ha avanzado. Hay mucha normativa trabajada, ojalá que se siga y no sea borrón y cuenta nueva.

En la última jornada tuvieron a un representante de los dos partidos políticos en campaña, ¿qué mensaje le han dejado esas presentaciones?

Resaltaría la voluntad de querer estar. Ambos partidos estuvieron dispuestos a conversar. Les explicamos que no iba a ser un debate, no iban a preguntarse entre ellos, sino algunas preguntas y escuchar propuestas. Escuchamos las propuestas, unas más realistas y sólidas que otras, pero al final pudimos sacar cada uno nuestras conclusiones sobre la posición de cada uno en el tema digital.

¿Partían de un mismo diagnóstico o cada uno tenía una interpretación distinta?

Distintas. Son perspectivas totalmente diferentes, pero no me gustaría dar una opinión sobre uno u otro.

 

Foto: Copyright by World Economic Forum / Benedikt von Loebell

Tags:

CADE Digital 2021, Lieneke Schol

En el Perú hay más de 8 millones de mamás. Y más de un millón de negocios son dirigidos por mujeres. Muchos de estos son liderados por madres que encontraron en el emprendimiento una forma de generar recursos, pasar más tiempo en familia y responder a las necesidades del mercado.

Griela Pérez es una joven empresaria cusqueña que busca -con su negocio- hacer que los peruanos revaloremos nuestra cultura. Con su negocio, vende polleras bordadas por artistas ayacuchanos, puneños, huanuqueños, huancaínos y cusqueños. Su idea: hacer que la pollera sea una prenda de moda y que transmita nuestra identidad. Pero esta iniciativa no hubiese sido posible si es que Griela no hubiese querido dejarle un legado a su hija, Agustina.

Creo las Polleras de Agus (denominación derivada del nombre de su pequeña), no solo para generar ingresos sino también para dejar una lección de mamá a hija: siéntete orgullosa de quién eres y de tus orígenes.

Hoy Las Polleras de Agus no solo se venden en el Perú, también han exportado a África, Italia, Australia, Estados Unidos, España y Alemania. “Mi hija fue mi gran inspiración”, dice esta madre emprendedora que, como muchas mamás peruanas, batalla – a diario- contra el tiempo, el cuidado de los hijos y la gestión del hogar.

Pero, así como a Griela podemos mencionar a Mariana Costa Checa, joven madre y emprendedora social. Creó Laboratoria para capacitar a mujeres en el sector tecnología e ingresen a un mercado dominado por hombres, como es la tecnología.

O Isabel Álvarez que convirtió -en plena crisis económica en los años ochenta- un emprendimiento gastronómico en uno de los restaurantes más prestigiosos del país, en la actualidad: El Señorío de Sulco.

Son historias inspiradoras que nos retratan la capacidad de la mujer peruana para ser resilientes, creativas y con capacidad de liderazgo para enfrentar un mercado competitivo. En palabras del periodista especializado en temas económicos, Carlos Orjeda: “Son mujeres batalla”. Sin embargo, tienen muchos retos por delante.

Cifras de las mamás emprendedora

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), hoy 8 millones 664 mil madres celebran su día. Pero una cifra del Ministerio de la Producción llama la atención: 1.5 millones de micro y pequeñas empresas son lideradas por mujeres en todo el Perú. Muchas de ellas son mamás.

La siguiente data nos ayudará a entender el panorama:

De acuerdo al Estudio Nacional de Hogares de 2015 (ENAHO PERÚ), las madres emprendedoras representan el 33% de las más de 5 millones de mamás entre 18 y 70 años.

De este 33%, el 45% de las madres emprendedoras están dentro del sector comercio, el 28% se desempeñan en el sector servicios, el 16% en el sector agropecuario y el 10% en el sector producción.

Estas cifras hacen preguntarnos ¿Cuáles son los retos de las mamás emprendedoras?

Para Andrea Rivas, Coordinadora Senior de Emprendimiento en Emprende UP, los principales retos que debe asumir una mamá emprendedora son: La gestión del tiempo. En la mayoría de los casos tiene que organizarse para atender el hogar, los hijos y ella misma, por lo que asegura -en el hogar- debe haber un rol compartido, donde los hombres tengan igual participación que las mujeres.

“Esto es super importante. En el hogar se debe compartir roles. Las preocupaciones de las mamás emprendedoras, más allá del trabajo (en estos tiempos de COVID-19) van porque su familia no se enferme; y si hay un enfermo, ellas suelen asumir los cuidados. Es decir: Tiene que ser mamá, esposa, enfermera, profesora porque ahora las clases son virtuales y también emprendedoras”, señala, con preocupación y sin ánimos de romantizar los múltiples roles que asumen las mujeres en el hogar, en el trabajo y en nuestra sociedad.

Poco acceso

La experta señala que otro de los retos a superar es la brecha de financiamiento, ya que no suelen acceder a préstamos bancarios con facilidad. Los motivos: sueldos bajos, trabajo en informalidad o no remunerado. Recordemos que, según el INEI, las mujeres ganan en promedio 31.8% menos que sus pares hombres; 7 de cada 10 mujeres trabajaba en el sector informal y solo el 34.7% de las trabajadoras tienen acceso al sistema de pensiones

Otro reto -asegura Rivas- es la tecnología: “Hoy las mamás emprendedoras han tenido que digitalizarse para poder subsistir”, señala, y especifica que no hay un rubro específico para el desarrollo de los emprendimientos en donde las mamás incursionen con mayor frecuencia. “Están en todos los sectores”, enfatiza.

Están en el rubro gastronómico (ayer en Sudaca contamos la historia de las mamás cocineras de Tappers); otras se desarrollan en el sector tecnológico o, incluso -afirma Rivas- trabajan en el empoderamiento femenino, como Sicurezza de Ileana Tapia que, a través de la venta de prendas íntimas femeninas, busca empoderar a las mujeres y cultivar el amor propio.

“Para emprender, las mamás y en general las mujeres, tienen que darse cuenta cuál es el mercado al que irá su producto y qué ésta tenga una propuesta de valor. Además, debe capacitarse. Esto les permitirá generar mayores ingresos y generar más emprendimientos”, señala Rivas.

¿Por qué emprenden?

Para Pía Olea, abogada especialista en género, diversidad e inclusión y Directora de Consultoría en GenderLab, las mujeres emprenden porque -en muchos casos- resultan menos atractivas para el trabajo dependiente, tema que está muy ligado a la maternidad.

Además, señala, también emprenden porque tienen remuneraciones más bajas que los hombres, como lo hemos demostrado líneas arriba.

También emprenden, señala: “Porque observan una oportunidad nueva en el mercado, además de hacerlo por necesidad. Sobretodo ahora que estamos golpeados por el Covid-19 y más mujeres que hombres han perdido su trabajo”, indica. Según IdehPucp, la población de mujeres económicamente activa disminuyó, en Lima Metropolitana, 52.3% en el segundo trimestre del 2020. 4.6% más que la PEA de hombres.

¿Por qué históricamente se le ha complicado más a las mujeres emprender o desarrollarse en el mercado laboral?, le preguntamos.

“Es cierto que en los últimos años hubo un avance. Nadie puede decir que nos encontramos igual que hace 200 años. Evidentemente las mujeres hemos tenido un avance en derechos y oportunidades. Las mujeres hemos tenido un ingreso prominente en el mercado laboral y en la educación. Somos el 50% de las graduadas de las universidades. Cuando ingresamos a un trabajo dependiente, también somos el 50%. El problema viene cuando ascendemos”, señala.

Todo este coctel, donde además abunda el machismo y a las mujeres y madres se les complica conciliar el tiempo en familia con el trabajo, son retos que las emprendedoras deben enfrentar día a día. Emprender, para ellas y en especial para las mamás, es una tarea aún más complicada de lo que ya es.

Tags:

Emprendedora, mamá emprendedora, Negocio