Teletrabajo

Dado que la pandemia ha cambiado la forma en que la gente trabaja, también transformó la contratación de personal, la capacitación del personal y todas las demás acciones que competen al área de recursos humanos de las compañías.

Según el informe Tendencias Globales de Talento 2021 de la consultora Mercer, en la evaluación de las necesidades de la fuerza laboral a futuro, el 33% de ejecutivos consultados consideró que el bienestar y la flexibilización del trabajo serán elementos fundamentales para garantizar una mayor productividad y serán los focos de atención de los departamentos de recursos humanos.

“La flexibilidad es un concepto que aparece tanto a nivel organizacional como desde el punto de vista de la oferta. Las empresas están viendo cómo adaptarse a esta nueva realidad”, indica Juanvi Martínez, líder del área de consultoría de capital humano de Mercer a Cinco Días.

Para Kety Jáuregui, Directora de la Maestría en Organización y Dirección de Personas de la Universidad ESAN, existen al menos tres tendencias que se van a posicionar en la post-pandemia, de acuerdo a un artículo del portal Conexión ESAN.

Bienestar emocional de los empleados. Durante la pandemia, se han registrado casos de estrés entre los trabajadores. Para mejorarlo, es necesario que las organizaciones implementen un mejor servicio de bienestar al colaborador como líneas de atención disponibles las 24 horas del día, prácticas de “mindfulness”, y brindar talleres de gestión del estrés y la ansiedad. Velar por la salud de los colaboradores se ha convertido en una acción fundamental en la nueva normalidad.

Espacios de trabajo en la nube. El área de Recursos Humanos tuvo que digitalizar sus tareas. Para lograrlo, han acelerado sus procesos de transformación digital. Según el estudio Madurez Digital de las empresas en el Perú 2020 de EY Perú, el 45 % de empresas en el país ha realizado avances significativos en transformación digital. Eso quiere decir que implementaron herramientas para optimizar sus procesos internos y mejorar la productividad de sus áreas.

Cultura de comunicación y colaboración. Al verse obligados a quedarse en casa, los colaboradores y gerentes se han visto en la necesidad de utilizar plataformas digitales y aplicaciones para llevar a cabo encuentros de forma virtual, realizar reuniones, videoconferencias, etc.

Por su parte, Johanna Melgarejo, directora de Recursos Humanos de G4S, empresa especializada en seguridad integral, también considera cinco tendencias para las cuales las empresas deben estar preparadas: la comunicación digital efectiva, capacitación constante, el reclutamiento digital, los modelos híbridos de trabajo y el apoyo psicológico.

En un artículo de la Asociación Peruana de Recursos Humanos (APERHU), explica que, por el lado del apoyo psicológico, en G4S implementaron un programa ‘’Tu voz amiga’, que consiste en una línea abierta las 24 horas que da orientación y tratamiento psicológico al trabajador y su familia. Durante el año pasado, atendieron cinco veces más consultas que en 2019.

Tags:

Pandemia, Recursos Humanos, RRHH, Teletrabajo

El estudio realizado por EY, “Retos y desafíos en la gestión de la compensación y el impacto del covid-19” reveló que actualmente el 95% de empresas formales estarían manteniendo a parte de sus trabajadores en la modalidad de home office o teletrabajo.

Esta cifra implica a un 42% de empleados formales que vienen trabajando desde sus casas, y los sectores en los que se prioriza este sistema de trabajo son los de educación, finanzas y seguros, donde un 74% y 62% de colaboradores respectivamente, hace home office.

Horas de trabajo

Según el “Barómetro Edenred Perú 2021: La situación laboral a un año de la pandemia”, el 73% de los trabajadores que se encuentra realizando teletrabajo parcial o total indican que su carga laboral se incrementó entre 1 y 5 horas al día.

Además, el 84.5% de los trabajadores encuestados indica que pese a que su carga laboral se incrementó, no recibió remuneración por horas extra. Solo el 7.8% de los empleados consultados dijo haber recibido un bono para cubrir gastos por trabajo remoto y un 18.5% recibió muebles y equipos de la compañía.

El estudio señala también que el 47% de colaboradores valoraría que la empresa les otorgue algún bono para cubrir los costos del teletrabajo, como electricidad, internet, muebles, entre otros.

Derechos laborales y teletrabajo

Cabe señalar que el trabajo remoto es una opción laboral que tiene ciertas características, deberes y derechos, que no todos conocemos, tanto por parte del colaborador como del empleador. El socio de Amrop Perú, José Torres-Llosa, recuerda que la jornada ordinaria de trabajo hoy es la misma que se tenía pactada con el empleador antes de iniciar la modalidad de trabajo remoto o la pactada al inicio de este.

“En ningún caso puede exceder de ocho horas diarias o 48 horas semanales y por un máximo de seis días a la semana”, enfatiza. Pero precisa que no se encuentran comprendidos en la jornada máxima de trabajo los ejecutivos de dirección, aquellos que no se encuentran sujetos a la fiscalización inmediata y los que prestan servicios intermitentes.

Señaló que las horas extra laboradas durante el trabajo remoto también deben ser remuneradas. El Decreto Supremo que regula el trabajo remoto indica el cumplimiento de un horario que no puede sobrepasar la jornada ordinaria de trabajo. En ese sentido, el trabajo remoto que exceda la jornada laboral podría ser sujeto al pago de horas extras debidamente autorizadas por el empleador o, en su defecto, se podría acordar convertirlas en días compensables.

Recordó que el empleador puede pedir pruebas de que el trabajador se encuentra cumpliendo sus labores, como fotos o videos. Desde el momento en que el trabajador remoto desempeña un trabajo subordinado, el empleador podrá implementar mecanismos de supervisión y reporte de labores, pudiendo ser estos mecanismos virtuales, como podría ser horarios estimados de conexión, reportes de acciones, número de acciones ejecutadas, entre otros”.

Dato:

Según el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, más de 220,000 trabajadores formales en el país realizan sus labores en la modalidad de trabajo remoto.

Tags:

EY, home office, Horas de trabajo, Teletrabajo

Este mes se aprobó la nueva Ley del Teletrabajo, con el fin de impulsar el uso de esta modalidad laboral durante la pandemia del COVID-19. Dado que pasaremos cierto tiempo más bajo estas medidas, es importante saber cómo destacar en el ámbito laboral incluso desde la virtualidad que el teletrabajo brinda como plataforma de comunicación.

Una encuesta realizada en más de 50 países por Cegos, firma global en servicios de consultoría, reveló algunas de las habilidades blandas más valoradas en el mercado en este contexto.

Colaboración remota

Las empresas están conectadas a través de la red y cuentan con equipos adaptables, remotos y multiculturales. Además, las comunidades virtuales y redes sociales toman el relevo de las organizaciones verticales. Colaborar y cooperar a distancia es imprescindible. Para lograrlo se requieren habilidades interpersonales, en el uso de herramientas de colaboración, y saber entender posibles diferencias culturales.

Comunicación digital

Es necesario ser un usuario competente, pero no es suficiente. La alfabetización digital implica tres habilidades complementarias:

Gestionar la información, mediante la búsqueda, acceso, clasificación, filtros y síntesis de información relevante de forma crítica y sistemática.

Producción de contenido que aporte un valor agregado real para otros.

Producción y publicación de contenidos multimedia adecuados.

Agilidad y adaptabilidad

La agilidad y capacidad de las personas para liderar el cambio es un factor clave de éxito, pues es necesario trabajar una gran tolerancia a la incertidumbre y a las nuevas ideas, mientras se adquiere conocimiento en varias disciplinas y se es capaz de asumir el cambio continuo.

Espíritu emprendedor

La libertad de empresa, tanto dentro como fuera de las organizaciones, nunca ha sido tan grande como en este contexto. La capacidad de una persona para convertir ideas en acciones requiere una gran motivación, asumiendo riesgos y administrando proyectos que busquen alcanzar objetivos concretos.

Tags:

Espíritu emprendedor, Liderazgo, Teletrabajo

La aparición de la pandemia por Covid-19 generó cambios radicales e instantáneos alrededor del mundo. Nos introdujo términos como “la nueva normalidad” y obligó a cambiar de ritmo de vida mediante el teletrabajo, abriendo la posibilidad de un cambio permanente.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) explica en su informe “El futuro del trabajo en América Latina y el Caribe”, que el Covid-19 está acelerando la transformación del mundo del trabajo a través de un uso más intensivo de la tecnología.

El futuro del trabajo

Este informe prevé tres cambios importantes en el mundo laboral a partir de lo que estamos viviendo hace más de un año.

1.- El teletrabajo se mantendrá como un aliado para combatir la propagación del virus

Mientras no se logre resolver la pandemia, esta forma de trabajo será clave para seguir produciendo y consumiendo, minimizando el contacto humano y la propagación del virus.  Para facilitar el teletrabajo, se deberá revisar el marco normativo para ajustarlo a las necesidades de  empleadores y trabajadores de cada país en particular. El BIE explica que en la región han surgido algunas preguntas que no tienen respuesta en la legislación actual, como: ¿es responsabilidad de la empresa dotar al trabajador de la conectividad adecuada y del equipo para realizar el teletrabajo?, ¿el teletrabajo se puede desarrollar desde cualquier lugar o tiene que  ser en la misma ciudad donde tiene sede la empresa?, ¿qué medidas deben tomarse para garantizar un balance entre la vida y el trabajo? Las regulaciones laborales del futuro son una tarea pendiente que deberá responder a estas preguntas.

2.-La capacitación a distancia mejorará la empleabilidad y facilita la búsqueda de empleo.

 Los programas de aprendizaje acelerado permiten brindar a los trabajadores mejores habilidades y facilitar su regreso al mercado laboral en menos tiempo. Esto incluye módulos cortos y simples en habilidades básicas de cuidado, digitales y socioemocionales. Una forma de multiplicar el alcance a  nivel  de  individuos  y  empresas  es  diseminar los contenidos por canales de comunicación masiva.  En  contextos  con brechas  de  conectividad se debe promover la entrega de aprendizaje en formato analógico, vía celular, redes sociales, radio o televisión.

3.- Ante la falta de seguros de desempleo, las plataformas de trabajo bajo demanda ofrecerán fuentes de ingreso accesibles

Las bajas barreras de entrada que caracterizan a las plataformas de trabajo bajo demanda pueden brindar fuentes de ingreso  a  millones  de  personas  que han  perdido  su  trabajo  o  han  visto  sus  ingresos laborales  reducidos.  Por  otro  lado,  la  flexibilidad de horarios que ofrecen también las convierte en una alternativa para muchas personas que tienen la responsabilidad del cuidado de menores en casa.

Tags:

Covid, Teletrabajo, Trabajo

Con la pandemia, la obligación de contar con un Plan de Vigilancia, Prevención y Control del Covid-19 es la principal condición para tener labores presenciales. Además, las inspecciones de trabajo exigen cumplir también con las medidas de seguridad y salud regulares.

 

Dependiendo la actividad económica a realizar y las condiciones de cada trabajador, los centros de labores están obligados a cumplir con nuevas obligaciones de seguridad y salud durante la pandemia. En el caso de las empresas que tengan labores presenciales, contar con un Plan de Vigilancia, Prevención y Control del Covid-19, y cumplirlo es lo principal.

“Es algo que se ha exigido ya hace algún tiempo para que las empresas puedan operar de manera presencial. Básicamente, se está verificando que las empresas tengan un plan COVID-19 y que lo cumplan. Cuando Sunafil hace la inspección, fiscaliza el plan de COVID-19 y también las obligaciones en materia de seguridad y salud en el trabajo”, comenta César Puntriano, socio principal del área de Derecho Laboral y Seguridad Social del Estudio Muñiz.

Estos planes incluyen medidas de higiene, distanciamiento en el centro de labores, pero también debe servir para identificar a los trabajadores comprendidos dentro del grupo de riesgo definido por el Ministerio de Salud (Minsa).

“Por ejemplo, un obrero que trabaje en una labor industrial considerada como de riesgo, pero que no tiene contacto cercano con otras personas, probablemente no sea de riesgo ante COVID-19, pero sí para riesgos ocupacionales y accidentes de trabajo”, precisa el especialista.

Obligaciones y trabajo remoto

Cabe indicar que, cuando se trata de un trabajador considerado como población de riesgo, las normas indican que la persona realice trabajo remoto o que reciba una licencia con goce de haber. Si el trabajador insiste en hacer labores presenciales, el empleador puede optar por una declaración jurada que le exonere de responsabilidades ante un eventual contagio.

En el caso de los trabajadores que se encuentran en trabajo remoto, las responsabilidades del empleador son más acotadas, aunque existen cambios legislativos en curso.

“Por las normas establecidas, el empleador está obligado a dar recomendaciones en materia de seguridad y salud en el trabajo (en trabajo remoto). Desde casa, el empleador podría dar recomendaciones en cuanto a temas de ergonomía. Sin embargo, hace poco el Congreso aprobó un Proyecto de Ley por insistencia que establece que el empleador tiene que hacer la vigilancia epidemiológica para todos sus trabajadores”, advierte.

Se trata del Proyecto de Ley 5474/2020, que propone garantizar el bienestar de los trabajadores, indistintamente del régimen laboral que tengan o de la modalidad (presencial o remota), para que el empleador asuma el costo de los equipos de protección personal y el costo de las pruebas de tamizaje necesarias.

Si el proyecto se publica, estas disposiciones se sumarán a las existentes en materia de seguridad y salud en el trabajo, que han sido las fiscalizaciones más recurrentes por la coyuntura. Sin embargo, Puntriano observa que también se van a dar inspecciones en cumplimiento de beneficios sociales, particularmente en este mes, cuando se realizan los pagos de Compensación por Tiempo de Servicios (CTS).

Tags:

Covid-19, sanciones laborales, Teletrabajo

En los últimos años se ha hablado y hecho innumerables estudios sobre los millennials, pero hay una nueva generación que va tomando cada vez más protagonismo, sobre todo porque ya se está insertando al mercado laboral: los centennials. Esta generación está conformada por las personas nacidas a partir del año 1997 bajo una fuerte incidencia de la tecnología.

 

Según el estudio “Centennials Latinoamericanos”, elaborado por el Instituto San Ignacio de Loyola – ISIL, se estima que para el 2022, los centennials conformarán aproximadamente el 25% de la fuerza laboral a nivel mundial.

 

Aspiraciones laborales

 

El estudio de ISIL revela algunos datos interesantes sobre esta generación que nos da luces sobre sus aspiraciones y objetivos en el campo laboral. El 57% de ellos prefiere empresas que valoren el bienestar de sus empleados. Además se inclinan por las organizaciones que apuestan por la innovación y priorizan la línea de carrera.

 

Respecto a sus líderes, los centennials esperan que un líder se comunique asertivamente y demuestre integridad. Además, a nivel Latinoamericano, la inteligencia es preferida en Argentina, Ecuador y México, así como la visión de largo plazo en Perú y Colombia.

 

Otro dato interesante es que el 71% de los centennials consideran que la ética define al profesional del futuro, además de la capacidad de aprender y las buenas relaciones con otras personas.

 

Sobre sus metas de largo plazo, los centennials tienen una clara inclinación hacia el emprendimiento (68%). Los hombres tienden a tener más iniciativa para el emprendimiento (73%) en comparación con las mujeres (66%).

 

Este estudio de ISIL identificó además dos perfiles de centennials. Están los idealistas, quienes valoran la comunicación, el bienestar y las habilidades blandas; y los prágmáticos, quienes valoran el reconocimiento al trabajo duro, y están enfocados en aprender aspectos técnicos del trabajo.

 

Según el estudio ‘OK Zoomer: Gen Z Primer’ de Bank of America, esta generación nunca ha conocido una vida sin Google, el 40% prefiere pasar el rato con los amigos de manera virtual que presencial, pasarán seis años de su vida en las redes sociales, no usarán tarjetas de crédito y son activistas del clic.

 

El documento también afirma que beben menos alcohol, consumen menos carne y no consideran poseer un coche como una prioridad. Son activistas por la naturaleza, son emprendedores digitales, y El 95% de los ‘centennials’ busca y lee comentarios para mejorar y validar su elección de productos. Busan la innovación constante y serán la nueva fuerza productiva del país.

Tags:

Centenials, Costumbres, Digital, Teletrabajo

Según el último estudio de Benchmarking de Recursos Humanos- COVID-19 de PricewaterhouseCoopers, el 98% de empresas peruanas adoptó el trabajo remoto, y un 89% planea continuar con esta modalidad de trabajo incluso cuando las restricciones de movilidad ya fueron levantadas.

 

Esta modalidad de trabajo, en la que ya venimos desarrollando nuestras labores durante más de un año puede llegar a ser bastante cansada y abrumadora, sobre todo para quienes tienen responsabilidades extras en casa como los padres y madres.

 

Expertos de Trello, plataforma especializada en organización y gestión de proyectos, tanto profesionales como personales, brindan algunos consejos para que quienes tienen hijos en casa, puedan balancear ambos aspectos de su vida.

 

Haz una rutina matutina

Procura levantarte a la misma hora todos los días, incluido el fin de semana. Esta constancia le enseña a tu cerebro a actuar de forma instintiva. Alístate como si fueses realmente a la oficina. Esas pequeñas acciones rutinarias te indican a ti y a los demás en la casa, como tus hijos, que te estás preparando para una actividad distinta al momento de juego o el fin de semana. Escribe tu rutina y apégate a ella.

 

Establece un flujo de trabajo 

Si es posible, ten un espacio exclusivo para trabajar. No te arriesgues a que tu oficina se convierta en un foco de distracción, por lo que es importante que sea un espacio distinto al de estudio o juego de tus hijos. Puedes crear un método para organizar la casa, el trabajo y los hijos. Utiliza la técnica Pomodoro para agrupar pendientes y terminarlos a tiempo. Por ejemplo, en lugar de revisar los correos apenas los recibas, separa 20 minutos en tu horario para revisarlos todos de una sola vez. Debes ser riguroso con el tiempo que le dedicas al trabajo y evitar los bloqueos productivos.

 

Comunícate con tu equipo

Para poder ser productivo trabajando desde casa tienes que comunicarte mucho. Es mejor que tu equipo esté enterado de alguna situación en casa que te está impidiendo trabajar al ritmo de siempre, que pretender que todo está bien. Apóyate en herramientas como Slack para indicar tu disponibilidad, y tus compañeros puedan saber cuándo pueden agendar una reunión obligatoria. Igualmente esto ayudará a indicar cuando estás centrado en algún proyecto en específico. Comunícate con tus pares y superiores para que conozcan tu contexto actual y la dinámica de trabajo se haga cada vez más sencilla.

Tags:

Coaching, Emprendimiento, Padres, Teletrabajo

Con la emergencia sanitaria, el trabajo remoto se convirtió en la regla para muchos rubros que incluso después de un año, siguen implementando nuevas políticas que mejoren estas condiciones de trabajo. Es el caso de la desconexión digital, que se aprobó en nuestro país el año pasado y sobre el cual el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) realizó algunas precisiones hace tres semanas vía Decreto Supremo.

 

De acuerdo a la norma, el derecho a desconexión se aplica entre el término de una jornada diaria y el inicio de la siguiente, el descanso semanal, feriados, vacaciones, días de licencia y otros periodos de suspensión de la relación laboral. El boletín mensual del estudio Payet, Rey, Cauvi, Pérez, precisa que, en estos momentos, el empleador no puede exigirle al trabajador la realización de tareas, establecer coordinaciones o responder comunicaciones.

 

Las únicas excepciones son cuando exista un acuerdo de trabajo en sobretiempo o en casos de fuerza mayor. “El empleador puede asignar tareas o remitir comunicaciones siempre que el trabajador no esté obligado a conectarse a dichos medios o a atender las comunicaciones fuera de su jornada laboral. De lo contrario, se considerará trabajo efectivo”, indican.

 

Entre las empresas peruanas, según un estudio de Marsh Perú, un 28% ha incluido la desconexión laboral entre sus políticas de trabajo remoto y un 35% está en proceso de actualizarlo. Del resto, un 46% no tenía conocimiento de la norma.

 

Estrategias entre las empresas

En España este derecho existía desde antes de la pandemia, pero con el teletrabajo forzado al que han tenido que entrar las compañías, muchos sindicatos han aprovechado para incluirlo dentro de los acuerdos a los que están llegando para garantizar un trabajo remoto en las condiciones más apropiadas para los trabajadores.

 

Es el caso de Heineken que ha firmado un compromiso para garantizar el respeto al descanso y recientemente, la aseguradora Mapfre incluyó a la desconexión en sus políticas de trabajo. Entre sus disposiciones está la de no planificar reuniones fuera del horario laboral establecido.

 

“También se contempla que se evitará enviar correos y llamadas cuando una persona está disfrutando de un permiso o vacaciones. En este sentido, se recomienda activar el aviso de fuera de la oficina indicando los datos de contacto de las personas que estén disponibles”, precisan. Estas disposiciones aplicarán para España, pero se irá extiendo a los otros países donde operan.

 

Si bien hay temas todavía por definir, por ejemplo, su aplicación en trabajadores que no están sujetos a una jornada fija, lo más recomendable es que las empresas empiecen a implementar políticas sobre el tema, teniendo en cuenta que existen multas que pueden aplicarse por incumplimiento.

 

El estudio Payet, Rey, Cauvi, Pérez sugiere implementar políticas de autorización y control del trabajo en sobretiempo y aplicar medidas disciplinarias a trabajadores que tengan personal a cargo y les exijan a sus trabajadores laborar durante periodos de desconexión digital.

Tags:

Desconexión digital, MTPE, Teletrabajo

Al igual que las reuniones físicas, las digitales cansan y -si no se hace una adecuada estrategia- pueden generar pérdidas de tiempo para ejecutar lo planificado

 

 

Desde hace un año, todas las empresas han tenido que adaptarse a la coyuntura que nos ha traído el COVID-19. En muchos casos fue un proceso complicado ya que, aunque los equipos se han esforzado en cumplir metas, también se han visto afectados por el estrés y la falta de tiempo. Sin embargo, hay algunas formas de manejarlo que Pacífico Seguros, puede transmitir a aquellos que aún están batallando por superar esta etapa.

 

No más de 50 minutos: Al igual que las reuniones en persona, las virtuales también agotan, por ello también es ideal buscar eficiencias y tener una agenda clara a la hora de iniciarla y tener como meta no rebasar los 50 minutos en cada reunión.

 

Cada cita debe desarrollar temas puntuales, sin divagar ni entrar en distracciones. Debe ser planificada con tiempo y evitar -salvo urgencias- convocar a reuniones de último momento pues esto puede afectar el desarrollo del trabajo planificado durante el día.

 

Convocar a todos no es eficiente: Debido a lo fácil que es ahora agendar reuniones vía videollamadas, a veces convocamos a demasiadas personas, ya sea porque queremos que todos estén al tanto o para tener varios reemplazos por si acaso alguno falta. Sin embargo, no siempre es eficiente. Es mejor agendar a los necesarios, consultar si desean incluir a alguien en su reemplazo y tener un resumen preparado en caso alguien falte.

 

Equilibrio en la vida

 

La pandemia ha cambiado la forma en que todos trabajamos, nuestros horarios y cómo interactuamos con el mundo, comenta Carlos Ruiz, Gerente de GDH y Administración de Pacífico Seguros. Esto, recuerda, genera estrés por los diferentes aspectos de nuestras vidas que tenemos que manejar.

 

“Trabajar desde casa implica retos como atender las necesidades personales y de su familia mientras trabaja, a los que pueden sumarse problemas para concentrarse, sentirse mentalmente agotado o abrumado. Tener un orden y administrar mejor los tiempos es liberador”, asegura.

 

¿Qué recomienda para superar este problema?

 

Plazos claros para los entregables: Es posible que a veces no tengamos noción del tiempo cuando estamos en home office y terminemos trabajando horas adicionales para entregar algo que quizá se necesitaba en una semana. En estos casos es mejor tener claros los plazos de entrega -decirlos o preguntarlos-, así evitamos el desgaste mental de todos.

 

Programa el envío de tus correos: Si en alguna ocasión deseas avanzar con algunos pendientes fuera de horario laboral y necesitas mandar algunos correos, es mejor programarlos para que se envíen automáticamente al día siguiente, así no cortamos el descanso de los demás.

Tags:

Reuniones Zoom, Teletrabajo, Zoom
Página 1 de 2 1 2