Realidad Virtual

En los últimos años venimos usando la Realidad Aumentada (RA), casi a diario, ya sea en filtros de Instagram, al ver transmisiones de partidos de fútbol en vivo o en videojuegos.

Un informe de HubSpot sobre la RA explica que esta es un tipo de tecnología que permite usar capas de elementos virtuales sobre imágenes reales. Ofrece experiencias interactivas al usuario a partir de una combinación de la dimensión virtual y física, por medio de dispositivos digitales como los teléfonos inteligentes.

Beneficios para los negocios

Incluir la Realidad Aumentada en la estrategia de una marca puede ser muy beneficioso. El informe de HubSpot explica algunas bondades de la RA:

Mejora la experiencia del usuario: La unión del mundo virtual y el real hace que la experiencia del usuario se multiplique y obtenga una mejor satisfacción del producto o servicio.

Facilita el uso de productos: La RA puede ayudar a los consumidores a tener mayor información sobre los productos que están adquiriendo, lo que ofrece una mejor experiencia de compra.

Favorece la interacción social: La inmersión del usuario implica una mayor interacción social, pues se centra en las dimensiones de la imaginación y la sociabilidad, donde los consumidores tienen la opción de relacionarse con otros.

Mejora el aprendizaje: La RA puede llevar a los usuarios a aprender cosas nuevas e incluso practicar otras habilidades que de otra forma nunca conocerán.

Ejemplos de RA en marcas

Revisar los casos de éxito o de alta funcionalidad es un gran punto de partida para identificar el tipo de RA que podemos usar en nuestro negocio, así como su usabilidad. En el punto de venta, la RA ofrece un beneficio doble. “Puedes aprovechar la tecnología en este punto del recorrido del comprador para ofrecer experiencias de prueba. Esto puede aumentar tus ventas porque las aplicaciones ayudan a superar las objeciones de los clientes”, indica el informe de HubSpot.

Por ejemplo, una manera sencilla de explicar estas prácticas funciones de RA es el caso de Style My Hair de L’Oréal Professionnel, que permite a los usuarios maquillarse de manera virtual o ver cómo quedaría un tinte para el cabello antes de adquirirlo.

Por otro lado, los vestuarios virtuales un gran ejemplo de una experiencia impulsada por la realidad virtual. Se trata de una alternativa para probarse la ropa. Gap realizó esto mediante su Dressing Room, en el que los compradores eligen su prenda deseada para que un modelo generado por RA se la pruebe. El cliente puede mirar la ropa y su ajuste desde todos los ángulos.

Tags:

Realidad aumentada, Realidad Virtual