Wangiri

Con el trabajo remoto, el comercio electrónico y los servicios que almacenan información en la nube, todas las organizaciones, empresas o entidades públicas, necesitan tomar medidas de ciberseguridad mucho más agresivas. De todos los rubros, las instituciones más afectadas son las entidades financieras.

De acuerdo a los especialistas de Seguridad de la Información del Banco de Comercio, en el 2021, los intentos de ciberataques a entidades financieras se han incrementado en un 52% con respecto al año 2020, siendo las redes sociales y servicios de mensajería los más usados por los ciberdelincuentes para la propagación de malware y uso de técnicas de ingeniería social en aras de obtener de manera ilícita datos e información de clientes.

Ante estos riesgos, recomiendan fortalecer la ciberresiliencia, que es la forma en que la organización buscará mantener sus operaciones ante un ciberataque. Sobre todo, cuando se producen ataques como los “ransomware”, donde los delincuentes piden un rescate para devolver la información o no hacerla pública.

“Uno de los aspectos clave es sensibilizar a los trabajadores, clientes, socios y accionistas de las empresas a través de charlas, ya que es necesaria su participación activa para detectar riesgos y aplicar día a día un protocolo de respuesta inmediata en cadena ante los ciberataques”, indican.

Claves para los trabajadores

Los especialistas también sugieren que los líderes de la compañía generen valor en cocreación con sus equipos de trabajo para fomentar hábitos como utilizar contraseñas complejas en routers y móviles, realizar copias de seguridad frecuentes y evitar la conexión a redes Wifi desconocidas. Estas son los consejos que consideran más importantes difundir:

Protéjase de la suplantación de la identidad. Debe reunir las pruebas que sustenten el hecho, tales como: capturas de pantalla, grabaciones de audio o video, correos electrónicos, etc.  Seguido de ello, se debe denunciar la estafa ante la DIVINDAT (unidad especializada en delitos informáticos) de la Policía Nacional, aportando las pruebas con las que se cuente. Es común encontrar en las redes sociales cuentas duplicadas o falsas, usualmente, no tienen foto y son de reciente creación. Además, las cuentas oficiales tienen un check de verificación.

Evite dar click en enlaces maliciosos. Sospeche de sitios sin medidas mínimas de seguridad como: protocolos de comunicación segura (https), certificados de seguridad (candados de seguridad) o que intenten descargar archivos sin su autorización. Para evitar el “phishing”, un correo electrónico falso que solicita información personal, se recomienda tener actualizados los dispositivos electrónicos y usar un buen antivirus en lugares desde donde habitualmente se ingresa información personal o se realizan las operaciones financieras.

No responda llamadas sospechosas. Otra de las modalidades de ciberataque, es la denominada, Wangiri, consistente en recibir una llamada y se corta al contestarla, provocando que la víctima quiera devolver la misma y así generar dinero para el estafador. Ante ello, se aconseja no devolver la llamada ni bloquear el número.

Tags:

Ciberdelito, Ciberresilencia, ransomware, Wangiri