La joven estudiante y emprendedora busca cerrar la brecha digital que aqueja a más de 2.5 millones de niños en nuestro país.

Por Samanta Alva

La familia entera se reúne a conversar en el comedor de su casa. Es momento de tomar decisiones. Alejandra Carrasco, de 19 años, encabeza la reunión. En la mesa hay panes, café y mantequilla. También algo de fruta. Sentados están sus padres, hermano y tíos. El directorio es en su casa de San Juan de Lurigancho y vienen analizando los pasos que seguirán este 2021. Son los creadores de Wawa Laptop, la primera laptop hecha con madera reciclada, creada en el Perú y que busca cerrar la brecha digital que existe en el país, tan notoria en tiempos de pandemia.

La travesía inicia en 2015, en Iñapari – frontera con Brasil – por un viaje familiar que los padres de Alejandra realizaron en busca de diversas oportunidades laborales. “En el viaje vimos la realidad respecto a la brecha digital educativa que hay en nuestro país. Los estudiantes tenían mucho talento, pero no tenían un maestro que los pueda guiar, material educativo, y mucho menos tecnología”, cuenta la joven CEO de Wawa Laptop. Así fue como nació la idea. Debían crear una computadora portátil que ayude en el proceso de aprendizaje a los niños de las zonas más vulnerables del país. Y lo hicieron.

“Decidimos hacer la estructura de las ‘wawas’ con madera reciclada porque nos topamos con que la sostenibilidad era el futuro de las próximas generaciones. Wawa está hecha de madera MDF, reciclada, prensada, trabaja con software libre y contribuye a la economía circular”, explica la CEO que busca democratizar el acceso a la tecnología y mejorar la calidad educativa de los escolares peruanos.

Transformación a Wawa Laptop

Una Wawa Laptop tiene un tiempo de vida entre 10 y 15 años. “Quiere decir que un niño puede tener una ‘wawa’ desde los 6 años, terminar la secundaria y aún conservarla al entrar a la universidad”, calcula Alejandra.

Durante el 2020 nació la campaña “Dona una Wawa Laptop y ayuda a un niño” que permite a cualquier persona financiar el que uno de estos dispositivos llegue a manos de un escolar. “Nosotros hacemos Wawa Laptop para que niños y niñas descubran un espacio nuevo, en el que ellos se sientan libres. Buscamos forjar a los próximos agentes de cambio, líderes, a quienes tomarán decisiones importantes en nuestro país en el futuro próximo”, cuenta.

Para Alejandra, lo primordial ahora es acortar esa brecha digital que aqueja a más de 119 millones de niños en Latinoamérica y más de 2.5 millones en el Perú. Por eso busca que en los próximos años se pueda generar alianzas con el sector público, de forma que Wawa Laptop llegue a las escuelas del Perú y le dé la oportunidad a miles de niños de potenciar sus habilidades apoyados en la tecnología.

Los retos del emprendimiento social

Para Alejandra y los Carrasco, crear Wawa Laptop fue todo un reto. Desde la creación del modelo de negocio hasta encontrar las fuentes de financiamiento. “No es muy común encontrar una startup basada en un producto”, cuenta Alejandra. Lograr que los inversionistas apuesten por un hardware fue uno de los puntos más complejos pues lo usual es invertir en software o productos finales mucho más desarrollados. Encontraron en este reto un impulso para buscar más oportunidades y conexiones con diversas organizaciones para generar alianzas y que el sueño de esta familia no se detenga.

Y claro, otro reto fue también encontrar el perfecto balance entre el negocio y la vida familiar. “Cada día aprendo algo nuevo de mis papás, de mis tíos, de mi hermano, y ellos de mí. Es una constante de aprendizaje balancear la vida de familia y de trabajo. Valoro la buena vibra que se ha generado en nosotros y hacia los demás. Tomamos decisiones rápido y desarrollamos un método de trabajo basado en la confianza, la eficacia y la horizontalidad. Así mantenemos el vínculo familiar intacto”, explica Alejandra.

Planes a futuro

Hoy Alejandra se está preparando para el sistema educativo universitario en el extranjero. Obtuvo una beca en el Dartmouth College de Hanover, EEUU, donde estudiará Ciencias Políticas y Human Center Design, una carrera que abarca antropología, psicología, Design Thinking y emprendimiento.

“En algún punto de mi vida busco aplicar a un cargo público, para generar mejoras en el sector educativo. Deseo conocer todos los rincones del Perú y sus problemáticas. Uno debe conocer lo que realmente le duele a las diversas comunidades de nuestro país para tomar decisiones más sabias. En algún punto me gustaría liderar el país, ser presidenta y articular con ministros y distintos sectores para mejorar el Perú. Es mi visión, un sueño que espero cumplir”, finaliza.

Datos:

Wawalaptop, cuenta con el respaldo empresarial de la incubadora de empresas del CIDE-PUCP. Ha sido reconocida por cumplir los nueve objetivos de desarrollo sostenible señalados por la ONU y fueron seleccionados como ganadores de la 7G de StartUp Perú, en la categoría de Emprendimiento Innovador.

Las Wawalaptop llegaron a estudiantes de colegios de San Juan de Lurigancho, Santa Rosa y Ancón. Con las computadoras, también llega un plan de capacitación de coaching educativo. Además de talleres para docentes y alumnos sobre informática, robótica, IoT (internet de las cosas),

Para donar una Wawa Laptop pueden escribir a Contacto@wawaperu.org, o llamar al 950134814.

Más allá de lo económico, el compromiso con la sociedad y los valores éticos son algunos de los factores que le ayudarán a tu negocio a sostenerse en el mercado, respaldado por los consumidores.

No existen fórmulas mágicas para lograr que una empresa pueda trascender en el tiempo. Sin embargo, existen herramientas -que van más allá de lo económico- que ayudan a lograr organizaciones sólidas al representar principios éticos que comprometen a la empresa, a su entorno con la sociedad y a sus colaboradores, como, por ejemplo: todas las empresas deben operar con integridad, responsabilizándose por los derechos humanos, laborales, ambientales y la lucha contra la corrupción, tanto en su propia operación como en la cadena de abastecimiento.

Para David Lao, socio de Lao y consultores, las empresas que logran ser sostenibles en el tiempo, son compañías que ven más allá del riesgo, encontrando valor real en ser pro-activos en todos los temas internos y con sus stakholders. Estas son algunas herramientas que el experto destaca para lograr que una organización trascienda.

Fortalecimiento de la sociedad: Aportar al desarrollo de la sociedad y el país en donde se interrelaciona. Esto se convierte en un factor clave para el éxito y la viabilidad de las compañías, pues no podrían tener un crecimiento sostenible mientras el mundo a su alrededor se deteriora.

Compromiso de la plana superior: El cambio efectivo comienza con el apoyo del gerente y el dueño, así como los líderes de la compañía, enviando mensajes a toda la organización sobre la importancia de la sostenibilidad en sus empresas.

Reportes de progreso: Las empresas deben de hacer públicos sus progresos o cuanto menos transparentar su contabilidad y documentación legal para medir la sostenibilidad, realizando comunicación sobre su progreso y gestión en los temas referentes a la sostenibilidad. Estos por lo general son incluidos dentro del reporte anual de gestión y se convierten en muestra de transparencia con los inversionistas, grupos de interés y sociedad en general.

Acciones locales: Las empresas deben desarrollar sus gestiones de manera local de acuerdo a las legislaciones de cada Estado o ciudad, y trabajar por las prioridades de la sociedad a la que impacta directamente.

Esto denota que, en la medida en que una empresa actúe con ética y moral en lo económico, lo social y lo ambiental, tendrá más posibilidades de perdurar en el tiempo generando valor compartido para los diferentes públicos de interés y mejorando la vida de las personas.

Empresas deben ser inclusivas. De acuerdo con el Banco Mundial (BM), “el desarrollo sostenible reconoce que el crecimiento debe ser inclusivo y al mismo tiempo ambientalmente racional para poder reducir la pobreza y generar prosperidad, tanto para quienes viven en el planeta en el presente como para las futuras generaciones”.

Lo primero es preguntarse si vale la pena y si me será útil. No te dejes llevar por la emoción y analiza todas las posibilidades. Aquí te contamos qué hacer.

La imagen es la siguiente. Ingresa una llamada a tu celular. Ves el número mientras el teléfono suena una, dos, tres veces. No reconoces el número y dudas al contestar. Lo haces. Respondes. Y a otro lado del auricular, una voz melodiosa, se presenta y te ofrece un producto. Esta vez es un banco con la posibilidad de ampliar tu línea de crédito. Te invitan a tomar la oferta, promoción. Te dicen que es solo por este mes o por única vez. Te hablan de tu buen historial crediticio y los beneficios de tener una tarjeta de crédito con una amplia línea. Pero ¿Debes aceptar?

Antes debes de saber lo siguiente. Para solicitar o aceptar un aumento en la línea de crédito, es importante hacer una evaluación de la situación actual de tus finanzas personales. Si bien el aumento significa un beneficio, también conlleva mayor responsabilidad. Entonces debes preguntarte: ¿Será necesario ampliar mi línea de crédito o es suficiente con el que tengo?,¿Será útil para mis gastos personales o para invertir en mi negocio? ¿Para qué solicitar uno? ¿Vale la pena?

Ante esta situación, el Head Middle Office de Experian Perú, Marcela Pinzon, describe los principales factores a considerar antes de aceptar este aumento.

¿Es necesario? Antes de aceptar un aumento de línea de crédito, piensa si dicho aumento es realmente necesario para ti. Quizás no gastes mucho mes a mes, y por lo tanto no necesites aumentar tu capacidad de endeudamiento en este momento.

Si aumentó tu fuente de ingresos. Si te concedieron un aumento o conseguiste un ingreso adicional, entonces aumentar tu línea de crédito sería una buena idea, ya que contarás con la capacidad de pagar un monto más alto al que vienes pagando actualmente.

Si decides tener una tarjeta de emergencia. También es posible aumentar nuestra línea de crédito sin necesidad de que se utilice dicha tarjeta, ya que podría estar destinada sólo para casos de emergencia. Contar con una línea de crédito amplia no implica que tengamos que utilizar todo el saldo.

Si cancelaste otras tarjetas. Si te diste cuenta que las otras tarjetas que tenías no te convenían y decidiste quedarte con la que te da los mayores beneficios, aceptar el aumento de la línea no es una mala idea, ya que es la única tarjeta que usarás, y todos los pagos serán destinados a ella.

“Se sugiere que una línea se amplíe solo hasta ser 50% mayor al ingreso de una persona; asimismo, se recomienda que sólo se utilice hasta un 50% del límite de crédito. La clave para manejar correctamente un aumento crediticio está en elaborar un flujo de caja que te permita visualizar tus gastos y así poder afrontar mejor tus pagos”, comentó Pinzon.

Aumentar tu línea de crédito es una oportunidad que el sistema financiero ofrece para demostrar que vas por buen camino con tu historial de crédito. Sin embargo, es importante recordar en qué circunstancias específicas sería conveniente aceptar este aumento de línea, y en cuáles quizás no.

Dato:

¿Cuándo otorgan las instituciones financieras la ampliación del crédito?

De acuerdo con la Ley para la transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros, “las Entidades Financieras sólo podrán elevar el límite de crédito; en créditos, préstamos o financiamientos revolventes asociados a una tarjeta, a clientes que tengan un comportamiento de cumplimiento en sus compromisos crediticios. En todo caso la entidad deberá formularle una oferta para elevar el límite de su crédito, préstamo o financiamiento, que deberá ser aceptada expresamente por el cliente en forma verbal, escrita o por medios electrónicos en términos de la legislación aplicable.”

Ante el incremento de casos de COVID-19 en nuestro país, los emprendedores deben evaluar sus vulnerabilidades, evitar gastos innecesarios y reconocer el mercado.

Los emprendedores fueron golpeados de manera muy dura, en la etapa más cruda de la pandemia. Con la reapertura de la economía, intentaron salir adelante con esfuerzo, ingenio, y ganas de trabajar. Sin embargo, en los últimos días, con la detección de una nueva variante del virus en el Reino Unido, sonaron las alertas. Una de las primeras medidas que implementó el Gobierno, fue impedir el ingreso de personas provenientes de Europa. Bajo ese escenario nos preguntamos ¿Qué deben hacer los emprendedores ante la llegada de una segunda ola? ¿Cómo deben enfrentarla?

Ana Vera, CEO del Grupo Kobsa, explica que la mejor manera de hacerle frente a esta situación es crear planes de contingencia, detectar gastos innecesarios y capacitarse, para enfrentar posibles problemas financieros.

Evalúa tus vulnerabilidades. Recuerda que es primordial organizar tus acciones ante situaciones de posibles crisis. Por tanto, debes considerar implementar una gestión de contingencia, la cual debe incluir un plan correctamente establecido para monitorear los cambios de escenario, evaluar las vulnerabilidades y conformar un grupo de trabajo preparado para afrontar cualquier tipo de panorama. “La clave es ser resistentes e ingeniosos en tiempos de adversidad”, refiere Vera.

Analiza tus gastos. En este aspecto, se debe considerar la optimización del inventario. Esta es la oportunidad de detectar los gastos que no son necesarios, ya que esto puede implicar dinero estancado. Por tanto, se aconseja evitar comprar más de lo que se necesite. De acuerdo con la especialista, las consecuencias de una mala administración del flujo de efectivo pueden ir desde la pérdida de ingresos hasta el fracaso de la empresa.

Políticas de crédito y cobranzas. Este es el mejor momento para establecer una política de crédito y cobranza. Si tu emprendimiento ya la tiene, no olvides revisarla a detalle. Es importante saber que el flujo de las operaciones de crédito y cobranza deben de funcionar sin importar el lugar y el momento, sin importar si realizas tus gestiones desde tu oficina matriz, sucursal o desde tu casa.

Evalúa el mercado. Un buen consejo es que siempre estés pendiente de la inflación, del tipo de cambio, del poder adquisitivo y de la competencia. Estos factores pueden afectar tu flujo de efectivo y comprometer tus posiciones de largo plazo.

Capacítate. Un emprendedor capacitado en finanzas favorecerá el éxito de su negocio. Saber cómo implementar una buena administración ayudará a no pedir tantos préstamos y a disminuir el costo de los intereses.

“Hay muchas maneras de que una pequeña empresa pueda desenvolverse adecuadamente en periodos de crisis. Lo importante es poner en práctica estos consejos todo el tiempo, no solo de vez en cuando”, enfatizó la especialista.

Recordemos que en el Perú, el COVID-19 -según data del Ministerio de Salud- viene dejando 38 mil 049 fallecidos, más de un millón de casos confirmados y 5628 hospitalizados.

Después de haber perdido el trabajo, es normal tener ansiedad y estrés. Marleny Fabián, psicóloga organizacional, recomienda prepararse bien ante un proceso de selección y tener en cuenta que, con la pandemia, la forma de buscar empleo cambió y es importante adaptarse.

Por María Claudia Medina

Cuando se empieza a buscar trabajo después de un largo tiempo fuera del mercado laboral, es natural que se sienta ansiedad y estrés, emociones que debemos aprender a gestionar durante los procesos de reclutamiento. Según Marleny Fabián, psicóloga organizacional y docente de Psicología de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), con la pandemia, la forma de buscar empleo también ha cambiado y eso también implica un proceso de adaptación.

“Tengo que activar mi red de contactos para saber si hay alguna vacante, adecuado al perfil del puesto que quiero. Buscar trabajo también es un trabajo. Hay que saber entrar a las páginas adecuadas porque hay muchas estafas al momento de ofrecer empleo. Si he activado mi red de contactos, debo tener cuidado con el manejo de mis redes sociales”, comentó.

La búsqueda se hace más angustiante cuando las fortalezas, atributos o dones que queremos resaltar no están claras. “Uno se siente más inseguro”, advirtió. Una vez que se definen mejor esas fortalezas, consideró importante definir el tipo de trabajo que se está buscando.

Durante y después de las entrevistas

Con la pandemia, las entrevistas virtuales se han vuelto una constante. Fabián recomendó asegurarse de que no existan problemas técnicos con el audio o la imagen, ensayar la conexión con algún amigo o familiar y guardar la calma para aprovechar al máximo el tiempo que se tendrá para la entrevista, que en promedio es alrededor de siete minutos.

“Es importante cuidar el estado de relajación. El estrés es una alerta en nuestro cuerpo, pero hay que saberlo gestionar. Hay varias formas de lograr un estado de relajación, por ejemplo, respirar profundamente unos siete minutos, inhalar y exhalar. También se puede repetir alguna vocal sintiendo que vibra todo el cuerpo, o cantar cualquier música que genere energía en uno y que sirva para inspirarse creativamente”, explicó.

Si se van a tener varias entrevistas en una semana, tener rutinas de ejercicio y meditación también pueden servir para alcanzar el estado de tranquilidad que hay que tener durante una entrevista laboral. Además, comentó que hay que cuidar la imagen a pesar de estar en la casa.

“Antes de ir a la entrevista, conozca más sobre la empresa. Si me han preguntado algo que no supe, toca alegrarme porque voy a aprender. Desde el momento en que a uno lo han convocado hay que agradecer y tener cuidado con la presentación”, alertó.

En caso de que la persona no haya quedado seleccionada para el puesto, aconsejó pensar en la experiencia que se ha ganado para próximos procesos de reclutamiento.

“Si la persona no quedó seleccionada, agradecer la oportunidad y estar satisfecho con haber sido convocado, lo siguiente es que ya se ganó experiencia. De repente no manejaste bien la entrevista y vas a saber qué hacer la próxima vez”, refirió.

Por la pandemia, las casas de playa y de campo han tenido gran demanda, pero en los próximos meses, se estima, habrá oportunidad de alquilar viviendas para familias con niños.

Por María Claudia Medina

Con el teletrabajo y con las clases online, las familias están buscando espacios cada vez más amplios para sobrellevar el confinamiento de la pandemia con comodidad. Según Cecilia Caamaño, gerente general de la gestora inmobiliaria CCAA17, apenas se dio la cuarentena, hubo una mayor demanda de casas de playa y de campo, pero con el cierre de playas, el interés también estará presente en distritos tradicionales de Lima Metropolitana.

“En los distritos tradicionales de Lima Metropolitana, como en La Molina, las casas son muy grandes para mantenerlas y antes casi no se pasaba tiempo en ellas. Ahora, esas casas se han alquilado. También en distritos como Miraflores se han desocupado departamentos alquilados a extranjeros que se fueron. Eso está volviendo poco a poco a la normalidad”, aseguró.

Para los propietarios que deseen alquilar un inmueble, por las condiciones de incertidumbre que se proyectan, recomendó emplear alguna cláusula de salida, donde el inquilino tenga, por ejemplo, facilidades para no estar obligado a cumplir con todo el tiempo del contrato si necesita salir del país o cambiar de plaza de trabajo.

“Hoy en día, se está alquilando entre un 20% a 30% más barato porque los arrendatarios no quieren quedarse sin el alquiler. Como hay cambios, en este momento, se puede hasta bajar el precio, pero si el alquiler es a dos años, de repente ya no me sale tan a cuenta”, precisó.

Por ello, sugirió tener plazos más cortos que permitan manejar mejor cualquier coyuntura que pueda presentarse y tener en cuenta que las inmobiliarias también han dado facilidades para acceder a una primera vivienda como la reducción de la cuota inicial, que están haciendo más atractiva la compra frente al alquiler.

Precios y distritos más buscados

En el mes de noviembre, el portal Properati elaboró un análisis sobre el mercado inmobiliario de alquiler en Lima Metropolitana y encontró que el precio promedio del metro cuadrado para alquiler varía desde US$ 3,04 en Comas hasta US$ 10,58 en San Isidro.

De acuerdo a Daniela Maldonado, Key Account Manager Real Estate de Properati en Perú, el análisis evidenció que cinco distritos concentran la mayor cantidad de búsquedas; Santiago de Surco, Miraflores, San Miguel, San Borja y Los Olivos. Estos distritos atraen la mayor demanda, debido a que son zonas con características residenciales, como áreas verdes, sin mucho ruido ni aglomeración de personas.

El ranking de los distritos con la mayor demanda inmobiliaria en alquiler es liderado por Santiago de Surco, con el 11%, seguido por Los Olivos (9%), La Molina y Cercado de Lima con el 7%. Las viviendas con las áreas de entre 70m² y 90m² son las más solicitadas.

“En la nueva normalidad, distritos de Lima Moderna y Lima Top, son altamente atractivos para los interesados en buscar una vivienda para alquiler”, anotó la especialista.

No solo implica tener ganas y ser un apasionado. Tener una estrategia y hacerte algunas preguntas básicas te ayudarán a crear el camino.

¿Por qué fracasan los negocios? ¿En qué fallan? ¿Qué debo mejorar o en qué debo enfocarme para no caer y fracasar constantemente. La prestigiosa revista Forbes elaboró una lista donde mostró las muchas razones por las que fracasan los negocios. Desde tener problemas en la concepción de las ideas, el financiamiento o la estrategia de comercialización o promoción.

Por ello, recomendó, que los futuros empresarios se hagan una serie de interrogantes antes de treparse al bote del emprendimiento.

1. ¿Cuál es tu propuesta de valor?

Consiste en definir y explicar de manera clara por qué los consumidores requieren de tu producto o servicio. Sin una necesidad real, no existen incentivos para que los clientes paguen por tu oferta. Recuerda que muchas veces el éxito de un producto no está simplemente en la novedad del servicio, sino en el valor agregado, como, por ejemplo, un adecuado servicio de postventa. Incluso un diferencial como usar productos orgánicos para la creación de tus productos, esto puede ayudarte a capturar a un público con una necesidad, pero además con un propósito social.

2. ¿Está el producto dirigido a un mercado viable?

Recuerda que no puedes enamorarte de tu producto. Ni de tú idea de negocio. Antes debes confirmar si hay un mercado que lo requiere o si tú idea es crear un nuevo nicho. Una vez analizado el mercado, las competencias, los pro y contras, habrás dado un paso importante para seguir adelante.

3. ¿Qué distingue tu producto del de los competidores?

Ofrecer un valor agregado es -muchas veces- más valioso que la más costosa campaña de marketing y publicidad. Por ejemplo, si eres diseñador de ropa. Entiendes que vender polos en verano es necesario. Sin embargo, competencia en el rubro hay, y mucha. ¿Cómo hacer para diferenciarte? Usar algodón orgánico, unirte a diseñadores independientes y sacar una línea de ropa sostenible con estampados personalizados. Esto servirá para que tu producto vaya a un público que busca productos ecosostenibles y con consciencia ambiental. Ellos pagarán, porque lo vale.

4. ¿Cuánto capital requieres para iniciar tu negocio?

Muchos inversores y consultores te dirán que la mayoría de los negocios fracasa porque requerían mayor capital inicial del que poseían o creían que necesitaban. La recomendación es calcular cuánto capital piensas que necesitas y a esa cifra añadirle un “colchón” extra.

5. ¿Cuáles son tus fortalezas?

Analiza tus posibilidades y oportunidades. Un error común es que muchos emprendedores creen ser “todistas” y creen que dominan todas las materias del mercado. Entonces crean diversos productos, diferentes líneas y pierden el foco. Grave error. Especialízate en un rubro y sácale todo el provecho. La diversificación de productos caerá por su propio peso.

6. ¿Cuáles son tus debilidades?

Ubícalas y céntrate en tus fortalezas. Por ejemplo, si debes contratar un contador, hazlo, si es que esa no es tu especialidad. No es necesario que te encargues de un área que no dominas. Delega funciones. Confía. Y asóciate con un compañero leal y que te complemente para hacer de tus debilidades, una oportunidad para aprender y mejorar.

Esta fecha que inició como una campaña publicitaria empezó a cobrar un sentido natural para miles de personas alrededor del mundo.

Por Samanta Alva

Entre el fin de fiestas, los estados de cuenta y las ganas de sostener las promesas del nuevo año, se empezó a hablar del “Blue Monday”, alegando ser el día más triste del año. Se trata de un día como hoy, el tercer lunes de enero.

La realidad es que este concepto apareció por primera vez en Reino Unido en 2005, como parte de una campaña publicitaria de la agencia de viajes Sky Travel. Esta empresa decía haber descubierto, de la mano de psicólogos, el día más triste del año. El psicólogo británico Cliff Arnall desarrolló una fórmula que explicaba los factores que justificaban esta nueva teoría:

[W + (Dd)] xTQ / MxNA]

Las variables subjetivas son el clima (W = weather), las deudas acumuladas, (D = debt), el tiempo pasado desde navidad (T = time since Christmas), el tiempo desde que renunció al propósito de Año Nuevo (Q = time since failing New Year’s resolutions), la baja motivación (M = low motivational levels) y la necesidad de tomar acción (NA = The feeling of a need to take action).

Esta fórmula, alineada a la campaña publicitaria, estaba destinada a analizar cuándo las personas reservaban vacaciones asumiendo que existía mayor probabilidad de compra de boletos cuando se sentían deprimidas.

El Blue Monday ahora

Si bien muchos expertos han explicado ya que esta fórmula es una pseudociencia poco comprobable y hecha a la medida de una campaña dirigida a la venta, el término se popularizó debido a un crecimiento en la sensación colectiva de nostalgia alineada a estas fechas, mientras que los factores involucrados en la fórmula cobraban sentido en las personas. Si eres uno de los afectados por el “Blue Monday”, aquí hay algunos consejos a considerar.

  • Recuerda que es normal no poder sostener las resoluciones de Año Nuevo. Según un informe de U.S. News & World Report, el 80% de las personas fallan al respecto. Igualmente no te acomodes en esta cifra y observa de qué modo puedes retomar las resoluciones y plantéate metas cortas a cumplir.
  • Arma un presupuesto anual personal para evitar caer en la acumulación de deudas y plantea una meta de ahorro que te permita vivir con holgura en el tiempo cercano.
  • Haz pausas activas y toma los momentos de descanso que requieras, sobre todo si eres parte de la rutina del teletrabajo. Esto, más la planificación previa te ayudarán a no ser víctima del síndrome del burn out.

Desarrollar la capacidad de adaptarse a nuevos entornos y flexibilizar los planes pueden ayudar a tener un mejor manejo en situaciones inciertas.

Por Samanta Alva

Hemos empezado ya la primera semana del año, en la que muchas personas procuran cumplir al pie de la letra sus resoluciones. Si eres de aquellos que puede lograr cumplirlas, debes saber que perteneces a un grupo reducido. La realidad es que, según un informe de U.S. News & World Report, el 80% de las personas fallan en cumplir con sus resoluciones de Año Nuevo, y la gran mayoría de este grupo las pierde de vista hacia mediados de febrero.

El no empezar al cien con lo que nos hemos propuesto, o ver que las cosas no están tan encaminadas como creíamos puede situarnos en la incertidumbre. El economista conductual, David Laurent, explica que desde 2015 se habla de vivir en un entorno VUCA, que por sus siglas en inglés significa volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad. Se trata de un acrónimo que explica la situación que las empresas y personas vienen afrontando en los últimos años.

Adaptarse a la incertidumbre

“Hace unos años que vivimos en constante incertidumbre. No tenemos que luchar contra ella, porque nunca tendremos un mundo de certezas”, indica el economista conductual. Lo más recomendable es desarrollar la capacidad de adaptarse y aprender a convivir con la incertidumbre.

Un gran paso para tener mayor sensación de estabilidad es planificar en términos dinámicos, es decir armar una guía de nuestros planes mas no un guión estricto. En esta guía podemos establecer objetivos y ciertos patrones o líneas de acción que puedan cambiar en función al entorno. Evita los planes estáticos y adaptate a lo que venga teniendo un objetivo claro. Un ejemplo claro de ello fue la transformación digital de las empresas durante la pandemia, que tuvieron que convertir sus funciones en un mundo físico y presencial hacia un mundo virtual que funcione de igual manera.

Otra medida recomendada por el experto es celebrar rápido las metas cortas. “El ser humano es incapaz de valorar los beneficios a largo plazo, le es más sencillo valorar a corto plazo”, comenta Laurent. Si desmenuzamos los grandes objetivos en pequeñas tareas sencillas y rápidas de cumplir, tendremos mayor sensación de avance constante y por ende, podremos sostener la motivación para continuar con nuestros objetivos durante mucho más tiempo.

Página 4 de 9 1 2 3 4 5 6 7 8 9