Neobancos

Con la pandemia, las instituciones bancarias y financieras se han mostrado más interesadas en promover la inclusión financiera, pero con diferentes matices. Según el reporte Pulso 2021, donde COBIS entrevistó a 770 líderes de la industria financiera en el Perú y otros 16 países de Latinoamérica, los proyectos de inclusión financiera tendrán una importancia de 8.9 puntos en una escala de 10 puntos.

Si algo tienen en común todas las instituciones es que quieren lograr mejores niveles de colaboración y bancarización, y su principal reto es abrir canales de atención que sean más fáciles de usar para personas no familiarizadas con la tecnología. Para ello, todas las instituciones buscarán implementar tecnologías ‘cloud’.

“Una vez superada la situación del COVID-19, la inversión en innovación tecnológica será en promedio superior al 10% del presupuesto total de las instituciones financieras”, indica el reporte.

Tendencias diferenciadas

Si bien la inclusión financiera lleva años siendo la prioridad tanto de instituciones bancarias como agentes regulatorios, anteriormente, estas iniciativas se enfocaban en la bancarización de personas en áreas rurales o en la creación de oportunidades para mujeres, hoy la tendencia tiene una dirección distinta.

En el caso de los bancos comerciales y cooperativas, las pequeñas empresas (pymes) y clientes corporativos son el foco de atención; en tanto, para ‘neobancos’ y banca digital, los emprendimientos y jóvenes son prioritarios.

El documento destaca que, mientras para los ‘neobancos’ el mayor sector objetivo es el de emprendimientos o ‘startups’, este sector no está ni siquiera entre los cuatro principales sectores objetivos de los bancos tradicionales.

Las principales iniciativas que se reportaron fueron dirigidas a créditos a emprendimientos y pymes, entre los bancos, cooperativas y ‘neobancos’. En cambio, entre las ‘fintech’ destacó la habilitación de pasarelas de pago y medidas como el ‘crowdfunding’.

Adicionalmente, se encontró que el principal riesgo para todas las instituciones financieras es la ciberseguridad, siendo de especial preocupación en Sudamérica Andina (incluido Perú). Los ‘neobancos’ también califican la falta de avances regulatorios como una amenaza importante, mientras que, para los bancos comerciales, la principal amenaza es la carencia de infraestructura tecnológica.

Tags:

2022, bancos, Inclusión Financiera, MYPES, Neobancos