Una mayor cultura financiera promoverá reducción de la informalidad en la economía

También impulsará la inclusión financiera, destaca especialista en finanzas

La cultura financiera es importante para entender acerca de los costos financieros de asumir una deuda, tema que nos acompañará en nuestras actividades personales o para administrar un negocio, afirma el profesor de la carrera de Administración y Finanzas de la Universidad ESAN, Edmundo Lizarzaburu.“Es importante entender los temas de tasas de interés y la morosidad, no solo para una etapa poscoronavirus sino como una constante”, manifestó. Considera que esta información debería incorporarse en la malla escolar, de tal modo que aseguremos de este conocimiento a las nuevas generaciones.  “Esto, sumado a mejorar el uso de los recursos, podría hacer más eficiente el gasto (lo básico) y determinar las necesidades de planeamiento en el muy corto plazo. Así, se lograría asegurar la inclusión financiera y reducción de la informalidad”, aseguró el experto en finanzas. 

Algunas recomendaciones 

Asimismo, Lizarzaburu brindó las siguientes recomendaciones para asegurar la sostenibilidad y una adecuada rotación, aspectos importantes en finanzas y economía: A nivel de crecimiento económico, dijo que es vital establecer planes buscando la integración y formalización, mejorar la rotación de productos y fomentar la empleabilidad con la capacitación. También comentó que debe haber consistencia en el cobro, buscando dar plazos acordes con la realidad de los clientes y que el ciclo productivo se mantenga, lo que implica incorporar en nuestra cultura aspectos de gestión de riesgos en los procesos o productos y servicios que ofrecemos. En el caso de la transformación digital subrayó que es una realidad, la tecnología integra aspectos de e-commerce con mecanismos de comercialización, atención, venta y post venta en línea. “Es necesario incluir continuidad de negocio, seguridad de información y sostenibilidad”. 

Planes estratégicos  

Lizarzaburu sugirió diseñar planes estratégicos tangibles y ejecutables a todo nivel, buscando acciones de micro, corto, mediano y largo plazo con colaboradores, clientes, proveedores, entidades financieras, Estado, comunidad y accionistas. “Para superar el 2021 y pensar en el 2022, es clave la liquidez”. Igualmente resaltó los planes de contingencia, en los que se puede resumir planes de manejo de crisis: cómo me abastezco, cómo me financio, cómo retengo a los colaboradores y clientes y, sobre todo, cómo se generan alianzas. El docente de la Universidad ESAN agregó que frente a los aspectos antes mencionados es vital que las personas, empresas y quienes tengan capacidad de decisión, tomen en consideración la necesidad de incorporar acciones de prevención en el día a día y buscar no solo incorporar aspectos de innovación y tecnología, sino también de gestión de riesgos y desarrollo de un enfoque hacia los colaboradores. 

 

Mas artículos del autor:

"Pasaje Sarratea: el visitador que no quería ser identificado"
"Exmonjas de congregación fundada por Luis Fernando Figari denuncian abusos"
"Presidente de la SNI sobre mineras sancionadas: “Lo que pasa es que son las más fiscalizadas, ¿pero sabes cuántas hay en el Perú informales?”"