OEFA

Informe de OEFA remitido a la Supervisión Ambiental
en Infraestructura y Servicios

En palabras de una fuente en el SONARE (Sociedad Nacional de Residuos Sólidos): “en Lima tenemos botaderos, las autoridades juegan con la vida útil de los rellenos y se hacen los locos”. Estos aseguran que la vida útil de los rellenos ha terminado en ambos casos y en consecuencia la situación exige la intervención del MINAM y OEFA. “Han ido a inspeccionar, pero no han hecho nada”, señalan.

Ahora bien, acerca del asunto de la vida útil del relleno de El Zapallal, la consideración más importante que ha de tomarse en cuenta son las extrañas contrariedades en su proceso de determinación, pero sobre todo la completa falta de respeto por cumplir los plazos fijados. Para empezar, hay que observar qué es lo que sí está en regla con respecto al relleno. Un informe de enero de 2021 del OEFA señala que este cuenta con un estudio de impacto ambiental aprobado en 2008 y modificado por última vez en 2012.

Innova Ambiental

En 2018 OEFA supervisa El Zapallal y señala lo siguiente: el administrativo ha cumplido con los compromisos establecidos en el IGA (EIA 2008). Pero al año siguiente van a supervisar nuevamente y hubo un resultado diferente. En esta oportunidad el informe encarga el inicio de un proceso administrativo sancionador. ¿Sobre qué bases? Esto es algo que no está claro, ya que el informe donde se consignaron los hallazgos (Informe de Supervisión N 290-2019-OEFA/DSIS-CRES) no está disponible en el portal de datos abiertos del OEFA. Algo que sin duda resulta extraño, ya que en su base de datos se encuentran cerca de 2 mil informes de supervisión comprendidos en el periodo 2019-2022, pero hay una singular omisión en el informe 290-2019-OEFA/DSIS-CRES.

Innova Ambiental

En cualquier caso, una anotación en otro documento de la misma entidad hace referencia al archivo faltante diciendo que, según la oficina de asesoría jurídica del OEFA, el informe citado es de carácter confidencial. Este hecho no solo es desconcertante, sino que en el contexto de supervisión y sanción es tan solo natural que levante sospechas. Más aún cuando en 2020, un año después, por medio de Reporte Público de Supervisión N 32-2020 nuevamente se solicita el inicio de un proceso administrativo sancionador. Sin embargo, a la fecha no se ha visto evidencia alguna de una sanción a Innova, a pesar de que tienen dos procesos sancionadores.

Innova Ambiental

SONARE dice que la vida útil del relleno hace mucho que ha terminado, y en 2021 Innova emite la resolución directoral n 2261-2016 y el informe 6201-2016, ambos corresponden a la actualización del PAMA del relleno de El Zapallal, mediante el cual se amplía la vida útil en 4 años y 5 meses. Esto quiere decir que el llamado relleno tuvo que dejar de ser utilizado en octubre del año pasado, pero en otra contradicción la empresa sostuvo que la vida útil del relleno no puede ser calculada, pues depende de volúmenes variables. Con esto lo que tenemos es otra forma más de ampliación indefinida, algo a lo que esta empresa ya está acostumbrada en perjuicio de la ciudadanía.

Tags:

Basura, desperdicios, Innova ambiental, OEFA

El día de ayer, Sudaca recibió una ‘nota aclaratoria’ de parte de la compañía minera Minsur, a propósito del reportaje “Inversiones manchadas: AFP destinan fondos a mineras con infracciones ambientales” publicado el 5 de julio. Sudaca cumple con publicarla, pero reafirma su posición y la responde puntualmente.

Sudaca precisa que, en los últimos diez años, la compañía minera Minsur ha sido sancionada por el regulador ambiental (OEFA) por cometer infracciones ambientales tal como indica el título del reportaje publicado.

En el primer párrafo de dicho reportaje, se afirma que Minsur ha sido sancionada por contaminación ambiental. Eso es correcto a partir del rango de tiempo revisado para la investigación. El caso mencionado por Minsur en su nota aclaratoria es uno que ameritó una sanción firme de parte de OEFA y una multa de 50 UIT, como responsable del derrame de su contratista. Treinta y ocho toneladas métricas de relaves fueron derramadas en la quebrada de Chogñacota, Puno. Ello constituyó “una situación de contaminación ambiental” según determinó el regulador, luego de constatar “excesos significativos” de los parámetros plomo, cobre, zinc, arsénico, manganeso y fierro en el suelo.

Tags:

AFP, infracciones ambientales, Minsur, OEFA
x