Emprende

El nivel de incertidumbre de la pandemia obligó a que las empresas replanteen sus objetivos estratégicos, pero también que revisen los valores y la cultura organizacional que los une y los motiva a trabajar, a pesar de la distancia

Por María Claudia Medina

Con la pandemia, la posibilidad de generar una mayor cohesión a partir de compartir el mismo ambiente de trabajo se esfumó, pero según un artículo de Quartz difundido por el Foro Económico Mundial, a pesar de la distancia, los trabajadores sí se involucran más con sus compañeros, porque conocen aspectos de sus vidas privadas como los hijos o las mascotas, lo que puede ayudar a establecer relaciones más fuertes.

“La mayoría de las empresas informan haber mejorado la comunicación, lo que significa que los empleados podrían sentirse más conectados. También ha habido un gran cambio en la flexibilidad, y las empresas deben reconocer, algunas por primera vez, que sus empleados tienen vidas complejas, que a veces incluyen niños, padres, ancianos y problemas de salud por nombrar algunos de los desafíos que la pandemia ha puesto de relieve”, indica.

En base a estas nuevas relaciones y la necesidad de tener un liderazgo más empático, Tracy Brower, socióloga especializada en el ámbito laboral, consideró -en un artículo de Forbes- que la cultura organizacional debe reforzarse considerando las siguientes claves:

Comunicación fluida. Crear una densidad de información en la que más personas tengan más información con rapidez para poder orientar decisiones y acciones.

Escuchar a los trabajadores. Concentrarse en sus necesidades y abordar proactivamente sus preocupaciones.

Desarrollar líderes. Proporcionar educación y coaching. Asegurarse de que dirijan en función a los objetivos y muestren empatía por los trabajadores.

Fomente conexiones sólidas. Crear o mantener programas de tutoría y planificar la vinculación de personas y equipos para integrar más a los trabajadores.

Reconocimiento. Felicitar a los empleados que actúan según los valores de la empresa y darles el crédito cuando su desempeño está alineado con la cultura organizacional.

Demostrar la cultura fuera de la empresa. La forma en que el líder interactúa y contribuye a su comunidad también envía una señal fuerte sobre su cultura empresarial.

En el Perú, de acuerdo al informe “Liderando el cambio en la adversidad” de EY Perú y Amcham Perú, las empresas peruanas transformaron sus eventos para seguir fomentando los valores de la organización y repotenciaron a los “embajadores” de la cultura organizacional, trabajadores clave para mantener a los equipos motivados en el nuevo entorno laboral.

“El modelamiento de la cultura en un contexto adverso y complejo facilita el proceso de adaptación a los cambios; en los que la capacitación y el desarrollo de las nuevas competencias digitales, así como el reconocimiento de comportamientos que soporten una cultura flexible y abierta a los cambios permitirá que los colaboradores adopten nuevos hábitos”, precisa el documento, que recoge experiencias de más de 60 empresas locales.

 

 

El miedo al fracaso es uno de los grandes enemigos de quienes desean tomar el camino del emprendimiento. Aprende a vencerlo.

Por Samanta Alva

Sentir temor al iniciar un nuevo proyecto es normal, pero no debemos permitirnos que eso nos frene. Optar por el emprendimiento es un camino lleno de trabajo, pero cada vez más esperanzador y popular. Un informe del Banco Mundial reveló que uno de cada tres latinoamericanos son autónomos o pequeños empresarios.

Puede que hayas escuchado muchas historias sobre cómo distintos negocios han cerrado o no han dado frutos pasado el año de instaurados, y esto te retraiga de emprender. La realidad es que, según el economista Juan Carlos Delgado, los negocios suelen percibir ganancias (una vez de recuperar la inversión) en un plazo de dos años. Por eso es importante tener paciencia y constancia en este camino.

Para empezar a romper con el miedo de empezar con tu propio negocio, ten en cuenta estos consejos:

Pierde el miedo al fracaso: Según el psicólogo Diego Vásquez, el miedo al fracaso solo genera más fracaso. Clave para ello es tener metas realistas. Recuerda que fallar es parte del proceso de aprendizaje, algo que va muy de la mano con el emprendimiento. Al armar tus planes concéntrate en las cosas sobre las que tienes control y las que puedes mejorar. Analiza y potencia aquello que está a tu alcance.

Sal de tu zona de confort: Solemos movernos dentro de la comodidad en nuestro día a día, y romper con ella genera un gran estímulo. Según la Ley de Yerkes-Dodson, la motivación y el esfuerzo por alcanzar un objetivo aumentan hasta que la expectativa de éxito o el nivel de incertidumbre alcanza el 50%. Una vez que rompamos nuestras propias barreras encontraremos un sinfín de oportunidades de crecimiento.

Plantéate micrometas: Para David Laurent, economista conductual, las micrometas son la clave de la productividad. Si desarticulamos los proyectos en tareas, y a la vez estas tareas en ítems más pequeños, tendremos mayor sensación de seguridad pues percibiremos que estamos avanzando constantemente. Esto mantendrá la motivación en alto para continuar.

Confía en ti y tu equipo: No permitas que el síndrome del impostor te invada. Confía en que tienes las capacidades necesarias para continuar con el proyecto. Refuerza los puntos que reconozcas como débiles en ti, apoyándote en un equipo cercano. Para el economista conductual uno de los más grandes detonantes para el fracaso de un negocio, es la falta de confianza en el equipo.

Estructura tu negocio: Plantea de forma clara qué productos o servicios ofrecerás. Define también cuál es la estructura de tu negocio y decide cómo podrás financiarlo. Dependiendo del tipo de producto que busques ofrecer, investiga si te es más conveniente optar por un producto crediticio o una recaudación de fondos como un crowdfunding.

Para sacar adelante un emprendimiento es más necesaria la perseverancia que el espíritu creativo. Además, Andrea Rivas, coordinadora senior de Emprendimiento de Emprende UP, señala que no existe una edad adecuada para aventurarse a tener un negocio propio.

Por María Claudia Medina

Ya sea por una oportunidad de negocio o por la necesidad de tener un ingreso, en el Perú, el emprendimiento tiene una alta valoración, según el estudio Global Entrepreneurship Monitor 2018-2019, publicado por la Universidad Esan, donde se ubica al Perú como el tercer país con la más alta percepción de oportunidades para emprender.

Además, un 62.4% de los entrevistados considera que tener un emprendimiento exitoso es una fuente de estatus y prestigio. Sin embargo, también existen muchos mitos alrededor de los emprendedores sobre las habilidades que deben tener, su edad o sus condiciones previas.

Para Andrea Rivas, coordinadora senior de Emprendimiento de Emprende UP, no existe una receta única para lograr el éxito con un negocio propio. Considera que los emprendedores pueden tener distintas edades y características, todavía más después de una pandemia que ha dejado a muchas personas sin empleo.

Mitos más comunes

La edad. Refiere que hay jóvenes que se lanzan a emprender saliendo de la universidad, pero hay otros que tienen experiencia en empresas y luego, se dan cuenta que quieren ser sus propios jefes, renuncian a las empresas y se lanzan a emprender. También hay adultos y adultos mayores.

“Más que edad tienen que tener un espíritu jovial, sin miedo al riesgo para que puedan hacer sus emprendimientos”, precisa.

Inversión. Es común pensar que se necesita un gran capital para iniciar el negocio, pero Rivas considera que depende del rubro en que se quiera incursionar. “Actualmente, con todas las metodologías ágiles lo que se hace es, con poco presupuesto, probar el producto para que, una vez aceptado por el mercado, validado, recién se haga la gran inversión”, indica.

Conocimientos. Las competencias técnicas de administración o finanzas aportan mucho, pero las habilidades son igual de importantes. Particularmente, en este contexto de pandemia, la especialista resalta la necesidad de conocer los canales de venta electrónicos y tener gran perseverancia para manejarse en un contexto de incertidumbre.

“Un emprendedor tiene que ser amigable con la tecnología, sin miedo a utilizar medios de pago digitales. Tiene que tener mucha resiliencia, ser perseverante. Si bien esperamos que este año sea mucho mejor que el año pasado, igual es un año con cierta incertidumbre por temas macroeconómicos y políticos”, asegura.

De acuerdo a Enrique Rodríguez, socio director de Investa, uno de los errores más grandes de los emprendedores al momento de contratar un especialista contable es pensar que solamente lo necesita para calcular el pago de los impuestos.

Por María Claudia Medina

En un intento por organizar mejor las finanzas de su negocio, los emprendedores suelen contratar a algún especialista contable o tercerizan la contabilidad para evitarse los problemas tributarios. Sin embargo, Enrique Rodríguez, socio director de Investa, precisa que esta es solo una de las funciones que pueden realizar los contadores. El principal beneficio de la parte financiera y contable es dar señales oportunas sobre algún cambio en el negocio.

“Si el conductor de un automóvil no sabe leer la velocidad o el control de cambios, puede irse al precipicio. El kilometraje o la velocidad son todas herramientas para llegar al destino. La misma función cumple la contabilidad y la idea es que el emprendedor pueda ir revisándolas y si ve algún error, pueda corregir el rumbo”, explica.

Por lo general, las empresas pequeñas y medianas tercerizan este servicio, pero Rodríguez aconseja no quedarse solo con el pago de impuestos y pedirle al especialista que explique con claridad los estados financieros. En su opinión, los principales aspectos a conocer de la parte contable son los siguientes:

El capital de trabajo. Es la cantidad de dinero que se necesitará para asumir el tiempo en que el negocio podría estar sin ventas. Por ejemplo, se emplea cuando se concretan las ventas, pero el cliente lo paga a consignación muchos días después. “Si te quedas sin capital de trabajo, el emprendimiento se cae. Cuando se inicia un negocio, se debe contar con un capital de trabajo de seis meses por lo menos, que es el peor escenario”, asegura.

El flujo de caja. Es una herramienta sencilla para saber cuánto de ingresos se tiene en efectivo y cuánto está quedando en las cuentas. Eso genera un saldo mensual. “Uno de los problemas que tenemos a veces es no tener un flujo de caja proyectado. Eso me va a permitir saber qué problemas tendré en el futuro y tomar decisiones para corregir”, precisa.

Los resultados. Cuando se habla de resultados, el emprendedor piensa –por lo general- solamente en las utilidades o las pérdidas, pero hay otros indicadores importantes para medir el rendimiento como los márgenes. “Se debe ver, por ejemplo, cuánto se está invirtiendo y cuál es el margen. Normalmente, sí lo observan, pero no lo relacionan con el estado financiero”, advierte.

Tiempo para revisar. La elaboración de la contabilidad se puede tercerizar, pero siempre se debe separar tiempo para revisar los números y si no puede interpretarlos bien, capacitarse. “Hay que ver los números de la empresa de manera recurrente”, agrega.

Por la pandemia, las casas de playa y de campo han tenido gran demanda, pero en los próximos meses, se estima, habrá oportunidad de alquilar viviendas para familias con niños.

Por María Claudia Medina

Con el teletrabajo y con las clases online, las familias están buscando espacios cada vez más amplios para sobrellevar el confinamiento de la pandemia con comodidad. Según Cecilia Caamaño, gerente general de la gestora inmobiliaria CCAA17, apenas se dio la cuarentena, hubo una mayor demanda de casas de playa y de campo, pero con el cierre de playas, el interés también estará presente en distritos tradicionales de Lima Metropolitana.

“En los distritos tradicionales de Lima Metropolitana, como en La Molina, las casas son muy grandes para mantenerlas y antes casi no se pasaba tiempo en ellas. Ahora, esas casas se han alquilado. También en distritos como Miraflores se han desocupado departamentos alquilados a extranjeros que se fueron. Eso está volviendo poco a poco a la normalidad”, aseguró.

Para los propietarios que deseen alquilar un inmueble, por las condiciones de incertidumbre que se proyectan, recomendó emplear alguna cláusula de salida, donde el inquilino tenga, por ejemplo, facilidades para no estar obligado a cumplir con todo el tiempo del contrato si necesita salir del país o cambiar de plaza de trabajo.

“Hoy en día, se está alquilando entre un 20% a 30% más barato porque los arrendatarios no quieren quedarse sin el alquiler. Como hay cambios, en este momento, se puede hasta bajar el precio, pero si el alquiler es a dos años, de repente ya no me sale tan a cuenta”, precisó.

Por ello, sugirió tener plazos más cortos que permitan manejar mejor cualquier coyuntura que pueda presentarse y tener en cuenta que las inmobiliarias también han dado facilidades para acceder a una primera vivienda como la reducción de la cuota inicial, que están haciendo más atractiva la compra frente al alquiler.

Precios y distritos más buscados

En el mes de noviembre, el portal Properati elaboró un análisis sobre el mercado inmobiliario de alquiler en Lima Metropolitana y encontró que el precio promedio del metro cuadrado para alquiler varía desde US$ 3,04 en Comas hasta US$ 10,58 en San Isidro.

De acuerdo a Daniela Maldonado, Key Account Manager Real Estate de Properati en Perú, el análisis evidenció que cinco distritos concentran la mayor cantidad de búsquedas; Santiago de Surco, Miraflores, San Miguel, San Borja y Los Olivos. Estos distritos atraen la mayor demanda, debido a que son zonas con características residenciales, como áreas verdes, sin mucho ruido ni aglomeración de personas.

El ranking de los distritos con la mayor demanda inmobiliaria en alquiler es liderado por Santiago de Surco, con el 11%, seguido por Los Olivos (9%), La Molina y Cercado de Lima con el 7%. Las viviendas con las áreas de entre 70m² y 90m² son las más solicitadas.

“En la nueva normalidad, distritos de Lima Moderna y Lima Top, son altamente atractivos para los interesados en buscar una vivienda para alquiler”, anotó la especialista.

Desde el lunes 11 de enero, los afiliados pueden hacer su solicitud de retiro de AFP sin la necesidad del cronograma establecido por la Asociación de AFP. Entérate cómo darle seguimiento a tu solicitud de retiro.

Con el aumento de la Unidad Impositiva Tributaria (UIT) a S/. 4,400 soles para el 2021, los pensionistas que no registren aportes por doce meses consecutivos o más, podrán retirar de su AFP un máximo de S/. 17.600, si su trámite lo hacen este año. Si el trámite lo hicieron el año pasado, el retiro es de S/.17.200, cuando el valor de la UIT era de S/.4.300.

Cabe recordar que los aportantes al Sistema Privado de Pensiones vienen haciendo la solicitud de retiro de su AFP desde el pasado 9 de diciembre. Los aportantes podían hacer su solicitud guiándose de un cronograma que fue válido hasta ayer, 11 de enero.

Ahora la solicitud puede hacerla hasta el 8 de marzo, sin necesidad del cronograma. Es decir, cualquier aportante que cumpla con los requisitos, podrá realizar la solicitud. Es decir: El retiro lo pueden hacer quienes se encuentran en suspensión perfecta (S/. 2000), y si el afiliado no aporta por un año o más de manera consecutiva. También pueden hacerlo los pacientes oncológicos (en ambos casos puede retirar hasta S/.17.600).

La solicitud la pueden hacer de lunes a viernes de 8 a.m a 8 p.m, hasta el 8 de marzo, ingresando a la web www.consultaretiroafp.pe. Es bueno precisar que el trámite es gratuito y 100% online, por lo que no es necesario hacer colas, asistir a las oficinas de la AFPs o hacer uso de tramitadores.

¿Cómo va mi solitud de retiro de aportes a la AFP?

Los primeros pagos -dependiendo la AFP- ya comenzaron. Sin embargo, quienes quieran saber el estado de su  retiro podrán hacerlo ingresando a www.consultaretiroafp.pe de la Asociación de AFP. Una vez adentro dirígete a la parte inferior de la pantalla y dar clic en el  botón “¿Cómo va mi solicitud?”.

Posteriormente, la web te llevará a una nueva página que lleva por título Seguimiento. Ahí se te pedirá que ingreses tu número de Documento de Identidad, tu número verificador (el número que aparece al lado superior derecho de tu DNI, después del número de ocho dígitos de tu documento de identidad). Posteriormente marcar el botón “No soy un robot”. Es recomendable tener tu documento de identidad a la mano. Luego, presionar el botón, “Consultar”.

Una vez ingresado los datos solicitados, la web te brindará la siguiente información: a qué AFP te encuentras afiliado, el tipo de solicitud que realizaste, la fecha en la que hiciste el registro, tu número de DNI y, la situación en la que se encuentra tu pedido y con la fecha máxima en la que se hará el depósito.

Cabe señalar que los afiliados que no muestren aportes a su fondo durante 12 meses consecutivos hasta octubre del 2020 y retiren S/. 17.600, el pago se hará hasta en tres armadas. Para los afiliados que sean pacientes oncológicos, el pago se hará en una sola armada.

Los aplicativos móviles concentran muchos servicios de interés para los clientes y su uso se ha extendido a muchos dispositivos móviles, por lo que lanzar una “app” puede ser muy ventajoso. Sepa cómo hacerlo sin ser un experto.

Por María Claudia Medina

Con los ‘smartphones’, tablets, Smart TV y otros dispositivos, los aplicativos móviles se han instalado con éxito en las rutinas diarias de los usuarios y para los negocios, contar con una propia, representa una gran oportunidad de llegar directamente a su cliente final con toda su oferta de servicios.

Una de las ventajas de tener una “app” es que todo el contenido puede estar en un solo lugar y que los usuarios pueden recibir fácilmente una notificación de cualquier cambio. Además, puede ser usada como tienda online con pasarela de pago, como un sistema de reservas, una vía para gestionar pedidos y un canal para recibir comentarios mediante las reseñas.

Sin embargo, también implica desafíos como sacar adelante dos versiones; la plataforma para Android y la de iOS (Apple). Existen aplicaciones híbridas, que funcionan en ambos sistemas, pero su rendimiento es más bajo. También se debe definir si habrá una plataforma de pago o anuncios que financien los gastos.

De acuerdo al portal Postedin, lo primero es planificar en papel qué función tendrá esta ‘app’, a qué público se dirige, qué la diferencia de millones que existen en el mercado y cómo podría promocionarse. También es bueno dibujar algunos contenidos y la interfaz que tengamos en mente, incluyendo colores y diseño, que son elementos importantes para captar clientes.

Una vez que se tengan estos detalles, hay que compartirlo con otras personas que puedan darnos una buena retroalimentación y mejorar la aplicación. Con esta información, ya se puede construir una versión “alfa” y si no se tienen los conocimientos técnicos, se puede buscar algún asesor o probar alguno de los servicios que se ofrecen en internet para no programadores. Estos son los más conocidos:

Appypie. Sencilla de usar, permite crear una “app” para iPhone, Android, Blackberry, Windows Phone y Fire OS. Dispone de plantillas de diferentes sectores, a través de un Marketplace. Recientemente adquirió AppMakr, con lo que alcanzó a más de 10 millones de usuarios.

Apps Builder. Este creador de apps tiene una interfaz muy intuitiva y con un diseño muy cuidado. Además, es compatible con ambas plataformas y permite crear aplicaciones nativas e híbridas.

Andromo. Ideal para hacer “apps” para Android. Permite hacerlo sin programar ni una línea de código. Además, a través de plantillas, se puede personalizar bastante el diseño.

Bubble.io Tiene una gran integración con plataformas de email marketing, analítica, bases de datos y pasarelas de pago. Además, todos los servicios están alojados en su propio hosting,

Mobincube. Tiene una interfaz visual para su edición. Además. tiene funciones avanzadas como tienda online, bases de datos, analítica y para los más expertos, acceso al código fuente.

No solo implica tener ganas y ser un apasionado. Tener una estrategia y hacerte algunas preguntas básicas te ayudarán a crear el camino.

¿Por qué fracasan los negocios? ¿En qué fallan? ¿Qué debo mejorar o en qué debo enfocarme para no caer y fracasar constantemente. La prestigiosa revista Forbes elaboró una lista donde mostró las muchas razones por las que fracasan los negocios. Desde tener problemas en la concepción de las ideas, el financiamiento o la estrategia de comercialización o promoción.

Por ello, recomendó, que los futuros empresarios se hagan una serie de interrogantes antes de treparse al bote del emprendimiento.

1. ¿Cuál es tu propuesta de valor?

Consiste en definir y explicar de manera clara por qué los consumidores requieren de tu producto o servicio. Sin una necesidad real, no existen incentivos para que los clientes paguen por tu oferta. Recuerda que muchas veces el éxito de un producto no está simplemente en la novedad del servicio, sino en el valor agregado, como, por ejemplo, un adecuado servicio de postventa. Incluso un diferencial como usar productos orgánicos para la creación de tus productos, esto puede ayudarte a capturar a un público con una necesidad, pero además con un propósito social.

2. ¿Está el producto dirigido a un mercado viable?

Recuerda que no puedes enamorarte de tu producto. Ni de tú idea de negocio. Antes debes confirmar si hay un mercado que lo requiere o si tú idea es crear un nuevo nicho. Una vez analizado el mercado, las competencias, los pro y contras, habrás dado un paso importante para seguir adelante.

3. ¿Qué distingue tu producto del de los competidores?

Ofrecer un valor agregado es -muchas veces- más valioso que la más costosa campaña de marketing y publicidad. Por ejemplo, si eres diseñador de ropa. Entiendes que vender polos en verano es necesario. Sin embargo, competencia en el rubro hay, y mucha. ¿Cómo hacer para diferenciarte? Usar algodón orgánico, unirte a diseñadores independientes y sacar una línea de ropa sostenible con estampados personalizados. Esto servirá para que tu producto vaya a un público que busca productos ecosostenibles y con consciencia ambiental. Ellos pagarán, porque lo vale.

4. ¿Cuánto capital requieres para iniciar tu negocio?

Muchos inversores y consultores te dirán que la mayoría de los negocios fracasa porque requerían mayor capital inicial del que poseían o creían que necesitaban. La recomendación es calcular cuánto capital piensas que necesitas y a esa cifra añadirle un “colchón” extra.

5. ¿Cuáles son tus fortalezas?

Analiza tus posibilidades y oportunidades. Un error común es que muchos emprendedores creen ser “todistas” y creen que dominan todas las materias del mercado. Entonces crean diversos productos, diferentes líneas y pierden el foco. Grave error. Especialízate en un rubro y sácale todo el provecho. La diversificación de productos caerá por su propio peso.

6. ¿Cuáles son tus debilidades?

Ubícalas y céntrate en tus fortalezas. Por ejemplo, si debes contratar un contador, hazlo, si es que esa no es tu especialidad. No es necesario que te encargues de un área que no dominas. Delega funciones. Confía. Y asóciate con un compañero leal y que te complemente para hacer de tus debilidades, una oportunidad para aprender y mejorar.

El retiro de AFP ahora es de S/. 17.600 y los trabajadores independientes que emiten recibos por honorarios, el monto máximo mensual de emisión para no pagar impuestos se incrementa a S/3,208.

¡Atención emprendedor! el nuevo valor de la Unidad Impositiva Tributaria (UIT) para el 2021, aprobado por el Gobierno, tendrá un valor de S/ 4.400. Durante el 2020 fue de S/. 4.300. ¿Cuáles serán los efectos de este incremento para nuestros bolsillos?

“Habrá efectos tributarios, laborales y administrativos para los contribuyentes”, explicó Víctor Zavala, gerente del Centro Legal de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

Pero a todo esto, ¿Qué es la UIT? es un valor referencial que tiene, principalmente, tres usos: calcular tributos, multas y como parámetro para otros temas tributarios, laborales y judiciales. El monto de la UIT lo establece el Ministerio de Economía y Finanzas y rige por todo un año calendario, es decir, hasta el 31 de diciembre del 2021.

Explicó que la UIT se emplea también para determinar el monto de los derechos de trámite en la administración pública, la aplicación de multas tributarias, administrativas y obligaciones contables. Detalló que esta variación será aplicada en el índice de referencia para la declaración y pago del Impuesto a la Renta (bases imponibles, deducciones, límites de afectación, etc.), así como Impuesto Predial, Impuesto al Patrimonio Vehicular, Impuesto de Alcabala, entre otros.

Para Jorge Carrillo, administrador y docente de Pacífico Business School, el incremento de la UIT tiene diversos efectos en las finanzas personales y familiares de los peruanos. Por ejemplo, señala que en el caso de trabajadores independientes que emiten recibos por honorarios, el monto máximo mensual de emisión para no pagar impuestos se incrementa de S/3,135 a S/3,208.

Carillo, además, señala que el tope de gastos personales para solicitar devolución de impuesto a la renta del trabajo (4ta y 5ta categoría), que es de 3 UIT, aumenta de S/12,900 a S/13,200.

Para los interesados en retirar el dinero de su AFP, el docente, explicó que el límite del retiro que hasta diciembre fue de S/17,200 ahora es de S/17,600, si la solicitud se presenta en 2021. Lo mismo ocurriría con la “devolución” de aportes a la ONP (1 UIT).

Ademá, explicó, se obtendrá un mayor subsidio para el Crédito Mivivienda, llamado “Bono del Buen Pagador”. Se pagará menos impuesto predial y de alcabala, ya que los tramos y tasas están en función de la UIT. Sin embargo, detalla, sube el costo de los procesos judiciales y otros trámites ante el Estado. También se incrementa el valor de las multas administrativas.

Por otro lado, el tope de ventas para ser considerado microempresa es de 150 UIT, por lo cual este valor sube de S/645,000 a S/660,000. Lo mismo ocurre con la pequeña empresa, cuyo tope máximo de ingresos es de 1,700 UIT, aumentando de S/7’310,000 a S/7’480,000.

x