Juan Carlos Tafur Portada

Boluarte frente al horizonte del caos

“No la tiene fácil Dina Boluarte y necesitará mucho empaque y respaldo. Hoy lo tiene de parte de las Fuerzas Armadas y policiales, y del centro y la derecha congresales. ¿Le bastará con ello?”

Si el gobierno de Dina Boluarte no activa formas democráticas de enfrentamiento del conflicto social venidero, y aumenta el número de muertos sin solución política a la crisis, puede escalar un escenario de desestabilización tal que su mandato culmine antes de lo previsto.

El pedido de “que se vayan todos” sigue en pie y la percepción ciudadana de un sector del país es que solo se ha ido uno. Si a ello se le suma el papel conspirativo de grupos ilegales organizados y sectores radicales, se debe temer la creación de una atmósfera incandescente que un régimen tan frágil como el que tenemos podría no soportar.

El problema más grave es que no se ven escenarios mejores viables. Por lo pronto, no pareciera que el eventual reemplazo de Boluarte por el presidente del Congreso, José Williams, vaya a aquietar las aguas contestatarias del sur del país, que a partir de este 4 de enero anuncian un paro nacional indefinido.

El pliego de reclamos macrorregional tiene aspectos insostenibles, como la liberación de Pedro Castillo, que bien preso está por golpista y a quien seguramente pronto se le sumarán los cargos de corrupción sostenidos en la denuncia constitucional de la Fiscalía de la Nación. Lo mismo cuando se habla del cierre inmediato del Congreso. ¿Sin Ejecutivo ni Legislativo puede sostenerse el país? Es absurdo lo que se demanda y el gobierno tiene, entre sus responsabilidades mayores, hacerles entender eso a los disidentes.

Restaurar el orden con justa represión, sin comisión de excesos, es lo que se le debe exigir, como mínimo al Ejecutivo, pero claramente no basta ello para resolver el problema. Algún gesto adicional se tiene que desplegar y ese solo parece ser el de adelantar alguna parte del proceso electoral (o se anticipan mediante una votación congresal rápida antes del 31 de enero, que acaba la presente legislatura, o se realizan primarias que generen la sensación ciudadana de que efectivamente este es un gobierno que ya está de salida).

No la tiene fácil Dina Boluarte y necesitará mucho empaque y respaldo. Hoy lo tiene de parte de las Fuerzas Armadas y policiales, y del centro y la derecha congresales. ¿Le bastará con ello? Eso lo sabremos en las próximas horas.

Tags:

Dina Boluarte, Gobierno

Mas artículos del autor:

"La izquierda debería estar a favor del adelanto"
"Un Congreso de espanto"
"¿Gánsters al poder?"
x