emprendimiento empresarial

Emprendimientos empresariales

“Para ello es necesario tener una mirada empresarial de los emprendimientos, avizorar que los cambios tienen que ser herramientas importantes para el desarrollo. Si bien un emprendedor muchas veces comienza su proyecto solo, y trabaja de manera independiente, un empresario trabaja a través de una estructura hecha, aprendiendo a delegar tareas y establecer seriamente sus tiempos. Un empresario tiene en mente desde el inicio que su negocio sea potente y por ello comienza a generar estrategias.”

Es muy común hablar de los emprendimientos en la actualidad y en el Perú, más aún, pues el concepto se ha vuelto en la realidad, en una opción de crecimiento, status y desarrollo comercial, muchas veces familiar o en otros casos amical. Pero definir ciertamente a los emprendimientos es abordar el tema desde la oportunidad que se presenta para poder diseñar, comenzar y administrar un nuevo negocio, ver una empresa emergente que ha identificado necesidades y que ofrece un producto o servicio, con esperanza de sostenibilidad. Para ello tiene que organizar los recursos necesarios, construir un plan de negocios y considerar la contratación futura de recurso humano.

Por otro lado, el emprendimiento también es definido como aquella actividad nueva que tiene por finalidad lograr ganancias económicas. Esto implica poder convertir una idea nueva en una exitosa muestra de innovación, para ello es necesario fortalecer las habilidades, afinar la visión, incrementar la creatividad, pensar ser persistente y no tenerle temor al riesgo. En suma, es un descubrimiento de oportunidades que salen algunas veces de la visión inconsciente que trae la necesidad. Muchas veces, hay impacto sobre la productividad y la generación de empleo y como se ha dicho en artículos anteriores, el proceso equitativo del mercado laboral y la economía real, siempre tienen ese objetivo.

Desde el Estado siempre se busca fortalecer estas apuestas emprendedoras, pues generan desarrollo y crecimiento, demostrándose que los mercados internos funcionan como redes muy estructuradas, sin embargo, creo que no basta con hablar de formalización de estos emprendimientos, no basta con generarles un número para tributar, que es por demás importante pero que en términos objetivos no validan el éxito de la empresa que emerge. Las capacitaciones y los fortalecimientos de capacidades no darán resultado si el emprendedor no asume un formalismo interno y personal y se formaliza en sus acciones futuras. Esto es lo más importante, ser formal legalmente y ser formal para el desarrollo de su apuesta emprendedora.

Para ello es necesario tener una mirada empresarial de los emprendimientos, avizorar que los cambios tienen que ser herramientas importantes para el desarrollo. Si bien un emprendedor muchas veces comienza su proyecto solo, y trabaja de manera independiente, un empresario trabaja a través de una estructura hecha, aprendiendo a delegar tareas y establecer seriamente sus tiempos. Un empresario tiene en mente desde el inicio que su negocio sea potente y por ello comienza a generar estrategias.

Para que una persona pase de emprendedor a empresario, es muy importante que afine su chip, que tenga una mentalidad que legitime su formalidad, pues siempre va a estar sumergido, entiendo, en un mercado muy competitivo y requiere de constante innovación.

Entonces cuando nos referimos a un emprendedor empresario entendemos que son dos términos que utilizamos a diario en el mundo de los negocios y que no dicen lo mismo pues son términos muy diferentes, algunos piensan que uno es la evolución del otro, pues difícil, yo diría que hay que emprender sintiéndose empresario.

La definición de un emprendedor empresario es contundente, ya que se convierte en una de las definiciones más conocidas los nuevos mercados o en el mundo de los negocios propiamente. La realidad nos indica que en el proceso de crecimiento de un negocio existen varios escenarios motivadores, uno y creo que el más general es la necesidad de subsistir, otro es la oportunidad que se genera post experimento necesario, y los otros son los que andan rondando por la mente de los que quieren ser sus propios jefes y la independencia natural para trabajar y crecer, y muchas razones más, sin embargo, todas estas razones, no pueden dejar de considerar lo expuesto líneas arriba: la visión empresarial, la formalidad en actitud y la legalidad en la formalización. Clave para desarrollar una idea y proyectarse al éxito.

Tags:

Emprendimiento, Empresa

Mas artículos del autor:

"Un fenómeno social generador de oportunidades"
"Rutas Productivas: Misterio de Capital (II)"
"Rutas Productivas: Una necesidad (I)"
x