Hans Behr

Las Migraciones: La clave, la aceptación social

“Los países receptores para el imaginario colectivo comienzan a constituirse como el espacio de mejores oportunidades e ingresos”

Hacer un recorrido por la historia a nivel mundial para identificar sus  momentos migratorios, es necesario, creo yo, considerando la coyuntura que vive el mundo y el Perú en especial, donde la movilidad humana se ha convertido en el tema de los estados y las sociedades. Obligando a decir que estamos inmersos en el “siglo de las migraciones”

En algún momento se dieron las migraciones transoceánicas, aproximadamente hasta casi mediados del siglo pasado, (de esos años resulta creo yo, mi apellido) donde Europa migró y pobló estos lares, configurando las ciudades a un nivel muy urbano, después de ello, un segundo momento se genera con las migraciones internas, que muchos investigadores consideran significó el producto de una crisis económica que se dio en las décadas de 1930 y 1940; luego los conflictos políticos, sociales y quizás económicos, promueven un gran paso transfronterizo de comunicación inmediata caracterizando un tercer momento migratorio y la globalización permite y quizás promueve movilizar a casi 150 millones de personas en las últimas décadas del siglo XX hasta la fecha. Esta es la historia rápida de las migraciones, cada uno de estos momentos con características muy propias, con reconfiguraciones sociales importantes, con efectos distintos, y con motivos diferentes que van desde crisis políticas hasta desniveles económicos muy propios en cada país.

La tendencia propone la homogeneización del mercado internacional a nivel global y la movilización humana permite probar esa apreciación, sin embargo, debemos considerar la desigualdad estructural que se presenta en nuestros países constituyendo una traba para el desarrollo deseado de una construcción global y he ahí un tema a desarrollar en próximas colaboraciones.

Los países receptores para el imaginario colectivo comienzan a constituirse como el espacio de mejores oportunidades e ingresos. El buscar mejores condiciones de vida motiva y mueve los movimientos migratorios, y muchas veces las consecuencias económicas y sociales, provocan, situaciones de conflicto en los mismos países receptores. De alguna manera es posible que la competencia laboral se incremente, que surjan nuevos bolsones de pobreza, que se generen percepciones negativas de los migrantes, quizás va a aumentar la discriminación o la xenofobia. Eso es muy cierto, no podemos negarlo, sin embargo, es posible revertirlo, y los actores principales para ello es la misma población de acogida. Las personas, en este caso, los peruanos.

No debemos olvidar que las migraciones no solo son desplazamientos de personas o grupos de personas desde el lugar que, hasta otro, es decir, un cambio de residencia. Sino es algo mas que eso, es el intercambio de experiencias, es la cultura que viaja, es el asentamiento estructural, de mentalidad y acción. Con estas reflexiones, desde el análisis mundial, es que se considera desde las Naciones Unidas, institución rectora de decisiones compartidas para el mundo, un gran pacto que mira de manera ordenada el manejo a niveles de estado, las migraciones, que se pone como un punto importantísimo de agenda. De esta forma es que se va a buscar dar orden y seguridad para la movilidad humana, recomendando se ponga énfasis en valorar la necesidad de una regularización ordenada que genera principios a seguir y objetivos por cumplir, pero a nivel de Estado.

Por ende, los principios que nos otorga el reconocido pacto mundial que basa su legislación internacional en los derechos humanos y busca reafirmar el compromiso de todos los estados de respetar, proteger y hacer realidad todos los derechos humanos de los migrantes, es un tema a considerar y a no ignorar.

Es sabido que el pacto mundial se basa en la Declaración Universal de los Derechos Humanos basándose en nueve instrumentos básicos del derecho internacional sobre los derechos humanos, convirtiéndose en un ente rector en el tema migratorio, y a la letra transcribo para un mejor entendimiento del tema, y entender la rectoría del tema migratorio: «El Pacto Mundial se basa en la legislación internacional sobre derechos humanos y defiende los principios de no regresión y no discriminación. Al aplicar el Pacto Mundial, garantizamos el respeto efectivo, la protección y el cumplimiento de los derechos humanos de todos los migrantes, independientemente de su situación migratoria, en todas las etapas del ciclo migratorio. También reafirmamos el compromiso de eliminar todas las formas de discriminación, incluidos el racismo, la xenofobia y la intolerancia, contra los migrantes y sus familias;»

  Podemos darnos cuenta entonces en la lectura de este artículo que, al lado de la historia, hay también una propuesta mundial consensuada y pactada que asegura el buen manejo de los efectos migratorios para el mundo. Y se alimentan las normas y las leyes para promover y asegurar el tema a nivel de Estado. Pero lo mas importante, es lograr la aceptación social, pues si la sociedad acepta, el desarrollo y crecimiento país está asegurado, si la sociedad acepta y tolera y construye, la inclusión social que tanto promovemos de hace años, vería la realidad en su verdadera definición.

Mas artículos del autor:

"La agroindustria en nuestro País"
"Motores del mercado interno"
"Comunidad Campesina vs. Asociaciones Campesinas"
x