¡SOS! Lidiar con un jefe adicto al trabajo es complicado ¿cómo sobrellevarlo?

Atención: Un jefe adicto al trabajo es una persona egoísta y no se pone en el lugar del otro. Tampoco genera empatía son sus colaboradores.

Por David Gavidia

 

Un jefe adicto al trabajo puede afectar en tu vida personal. Puede obligarte a laborar siete días a la semana, más de ocho horas al día y tener interminables coordinaciones por videollamadas, Zoom, envíos de correos electrónicos. Con plazos de entrega de productos implacables y una acumulación de trabajo desordenado, estresante y agotador.

Tener un jefe adicto al trabajo -además- significa sacrificar tiempo personal para satisfacer todas sus demandas. Para los adictos al trabajo, el trabajo es la vida y laborar bajo este tipo de presión puede conducir rápidamente al agotamiento. “No puedes cambiar a tu jefe. Ellos prosperan siendo así. Viven para el disparo de adrenalina (…) pero, como empleado, puede que tengas una familia y otras prioridades, y que no puedas trabajar las 24 horas, los 7 días de la semana”, afirma Harris Kern, autor de On Being a Workaholic: Using Balance and Discipline to Live a Better and More Efficient Life.

 

¿Qué hacer para saber llevar o evitar estos jefes que pueden resultar tóxicos en tu vida? “Encuentra una organización que esté en línea con tu visión sobre el equilibrio entre la vida laboral y la personal”, recomienda Dana Brownlee, fundadora de Professionalism Matters, una compañía de capacitación en desarrollo profesional. Pero eso es en el mundo ideal y no suele ser así.

Entonces solo queda aprender a convivir con ellos ¿Cómo sobrellevarlos? La respuesta la tiene Walter Dávila, psicólogo clínico y director de la Escuela de Desarrollo Personal Supérate.

“Un jefe adicto al trabajo es una persona egoísta y no se pone en el lugar del otro. No tiene empatía son sus colaboradores y piensa que todos deben seguir su ritmo y responder a sus llamadas, correos o WhatsApp a la hora que él lo solicite y no te deja respirar”, explica.

¿Qué debe hacer el colaborador? Debe tener en claro que la comunicación es importante y desarrollar una comunicación asertiva. El psicólogo recordó que estos temas deben conversarse en el entorno laboral. “No debes quedarte callado porqué estas reprimiendo las emociones y eso puede generar síntomas de agresión, estrés y, lo más importante, la productividad en el trabajo, por lo que debes expresar lo que sientes a tus compañeros e, incluso, con tu mismo jefe”.

Agregó: “Debes marcar límites. Hacer respetar el horario de trabajo. Hacerle recordar al jefe adicto al trabajo que existe un horario de entrada y otro de salida para respetar el equilibrio vida personal-trabajo. Todo esto con mucho respeto”, señala.

Para tener una vida equilibrada, el colaborador debe organizar su día de trabajo. Tiempo para las actividades laborales. Tiempo para tus hobbies. Tiempo para tu vida social y hacer deporte o estar con los hijos.

“Al tener varias actividades, tu vida cobra más sentido, no se hace monotonía. Tiene un sentido. Si solo vives para el trabajo y pierdes el empleo, te quedas vacío. Tu vida pierde sentido y la persona afectada puede caer en una profunda depresión”, señala Dávila.

El teletrabajo, recuerda, se ha ido adaptando a esta nueva modalidad y los colaboradores deben ser honestos. “Si están cumpliendo el horario laboral tienen que respetarlo. Si vives con tu familia habla con ellos para que respeten tu tiempo laboral. Por tu parte no excedas más horas al trabajo para que puedas atender tu hogar, tu familia, tus hobbies”, sentencia.

 

Mas artículos del autor:

"Genera más ventas: palabras que cautivarán a tus clientes"
"Sudaca se une al Consejo de la Prensa Peruana"
"La lista completa de las 487 personas que recibieron la vacuna de Sinopharm fuera del ensayo clínico"
x