Tolerancia cero a la violencia de género, clave para una correcta cultura organizacional

Las compañías deben promover espacios laborales libres de discriminación, violencia, hostigamientos y acoso sexual.

Una de cada tres mujeres y niñas experimenta episodios de violencia a lo largo de su vida. Esto es algo que sucede en los hogares, los centros educativos, la calle, el trabajo y el internet, y se manifiesta, entre otras, de forma física, sexual y psicológica. Las empresas no son ajenas a esto. La violencia puede darse dentro de su propio ámbito, como es el caso del hostigamiento sexual laboral y también puede impactar la vida privada de sus trabajadoras.

 Un estudio de Gender Lab encontró que por cada persona que reconocía expresamente haber pasado en su vida laboral por una situación de acoso sexual, otras cinco lo reconocían cuando se les preguntaba por manifestaciones concretas. Por su parte, la violencia que afecta a las mujeres en su vida privada supone costos empresariales altos, los cuales están mayoritariamente asociados a los agresores. En ese contexto, el Comité Estratégico de Líderes por la Equidad de Género de IPAE asegura que debe existir en las compañías, tolerancia cero a la violencia de género. Una empresa, con una correcta cultura organizacional, enfatiza, debe promover la equidad de género.

La tolerancia cero a la violencia de género debe impulsar espacios laborales libres de discriminación, violencia, hostigamientos y acoso sexual. “Hablar sobre la violencia de género visibiliza las desigualdades y lleva a combatirlas; por ello, es importante que las empresas cooperen para erradicarlas. Es necesario formular políticas que garanticen espacios laborales libres de violencia y difundir procedimientos para la prevención y atención”, comentó Miguel Uccelli, presidente del Comité y Gerente General de Scotiabank Perú.

Para lograr este objetivo, el Comité Líderes por la Equidad, viene proponiendo dos medidas que las empresas podrían implementar dentro de la cultura organizacional: implementar Políticas y Comités de Denuncia contra el Hostigamiento Sexual en línea con la legislación laboral vigente; y difundir activamente los procedimientos para prevenir y atender la violencia de género en el ámbito laboral y en ámbitos privados.

“Es alarmante que cada hora desparezca una mujer en el Perú. Esto nos impulsa a realizar cambios desde nuestros espacios, tanto entidades públicas como privadas, con la única meta de erradicar cualquier tipo de violencia. Asimismo, perseguimos la creación de espacios seguros dentro de las instituciones, donde la víctima pueda denunciar y ser escuchada. Crear una cultura organizacional con equidad de género es un gran desafío para todos, pero es el único camino que debemos empezar a recorrer”, indicó Adriana Giudice, miembro del Comité y Gerenta General de Austral.

La lucha contra la violencia de género es, uno de los grandes retos para lograr la equidad en las organizaciones.

Mas artículos del autor:

"Genera más ventas: palabras que cautivarán a tus clientes"
"Sudaca se une al Consejo de la Prensa Peruana"
"La lista completa de las 487 personas que recibieron la vacuna de Sinopharm fuera del ensayo clínico"