Juan Carlos Tafur

¿Quién coordina en la oposición?

“Es imperativo que la mayoría opositora se reúna, coordine y ejecute planes de acción, frente al inmenso desafío que tiene por delante ante un gobierno corrupto y mediocre que se quiere quedar a como dé lugar hasta el 2026”

Es imperativo que la mayoría opositora se reúna, coordine y ejecute planes de acción, frente al inmenso desafío que tiene por delante ante un gobierno corrupto y mediocre que se quiere quedar a como dé lugar hasta el 2026.

Se tienen que reunir no solo los voceros de las respectivas bancadas parlamentarias de Fuerza Popular, Avanza País, Alianza para el Progreso, Renovación Popular, Somos Perú, Podemos, Acción Popular (previa criba), Integridad y Desarrollo y No agrupados. También sus respectivos líderes (Keiko Fujimori, César Acuña, Rafael López Aliaga, Hernando de Soto, Patricia Li, José Luna Gálvez, inclusive Susel Paredes o Edward Málaga, etc.).

En principio, suman 88 votos, suficientes para vacar a Castillo, pero lo que se ha visto, en la práctica, es que nadie coordina, nadie organiza, se actúa por la libre, sin estrategia ni planes de corto y mediano plazo (es inaudito, por ejemplo, que hayan permitido, en segunda votación, que el Movadef prosiga en su propósito de destruir la Derrama Magisterial, y no haya habido nadie asegurando que se repita la primera votación que con holgura rechazó el proyecto de ley del Ejecutivo  –el titular del Legislativo, José Williams, con más sagacidad, nunca debió permitir la segunda votación, si la sabía perdida-; sería bueno, por cierto, que alguien de la oposición reactive el tema y proponga una reconsideración).

Así como con este ejemplo de la Derrama Magisterial, sucede todos los días, para cada proyecto de ley, iniciativa parlamentaria, pedido de interpelación, etc. Nadie dirige, nadie coordina, nadie establece siquiera un mínimo plan de acción. Y de esa improvisación, por supuesto, se aprovecha la minoría oficialista, que con votos insuficientes ha logrado derrotar a la mayoría en muchos aspectos y cooptar a varios de sus miembros corruptamente, mientras la mayoría se cree triunfante solo porque impide los viajes presidenciales.

Como dijimos ayer, habrá que proceder primero a una limpieza de los congresistas corruptos que se han vendido al gobierno, pero también para ello se necesita afiatar una estrategia, para que no se trunque por nimiedades a veces ridículas (inasistencia de congresistas que prefieren ir a un programa de televisión en lugar de estar en la votación respectiva, por ejemplo). Hecho ello, el camino estaría allanado para que la oposición empiece a hacer política en serio.

La del estribo: conmovedora la puesta en escena de Limpiar la sangre, escrita e interpretada por Nishme Sumar, y codirigida por ella y Steven Buendía. Ella, de origen palestino, viaja a su lugar de origen a recuperar una casa familiar y en el proceso, que muestra al público en video y testimonio, se abren ventanas de su propia vida, pasado y expectativas. Va en el Centro Cultural de la PUCP, los jueves y viernes a las 20.00 horas, hasta el 9 de diciembre. ¡Y ya hay estacionamiento gratuito!

Tags:

derrama magisterial, Keiko, Keiko Fuimori, Pedro Castillo

Mas artículos del autor:

"¿Reformas a la loca?"
"El gobierno está metiendo la pata"
"¿Keiko nunca más?"
x