Alejandra Carrasco: la CEO de 19 años que lidera Wawa Laptop, la primera laptop hecha de madera en el Perú

La joven estudiante y emprendedora busca cerrar la brecha digital que aqueja a más de 2.5 millones de niños en nuestro país.

Por Samanta Alva

La familia entera se reúne a conversar en el comedor de su casa. Es momento de tomar decisiones. Alejandra Carrasco, de 19 años, encabeza la reunión. En la mesa hay panes, café y mantequilla. También algo de fruta. Sentados están sus padres, hermano y tíos. El directorio es en su casa de San Juan de Lurigancho y vienen analizando los pasos que seguirán este 2021. Son los creadores de Wawa Laptop, la primera laptop hecha con madera reciclada, creada en el Perú y que busca cerrar la brecha digital que existe en el país, tan notoria en tiempos de pandemia.

La travesía inicia en 2015, en Iñapari – frontera con Brasil – por un viaje familiar que los padres de Alejandra realizaron en busca de diversas oportunidades laborales. “En el viaje vimos la realidad respecto a la brecha digital educativa que hay en nuestro país. Los estudiantes tenían mucho talento, pero no tenían un maestro que los pueda guiar, material educativo, y mucho menos tecnología”, cuenta la joven CEO de Wawa Laptop. Así fue como nació la idea. Debían crear una computadora portátil que ayude en el proceso de aprendizaje a los niños de las zonas más vulnerables del país. Y lo hicieron.

“Decidimos hacer la estructura de las ‘wawas’ con madera reciclada porque nos topamos con que la sostenibilidad era el futuro de las próximas generaciones. Wawa está hecha de madera MDF, reciclada, prensada, trabaja con software libre y contribuye a la economía circular”, explica la CEO que busca democratizar el acceso a la tecnología y mejorar la calidad educativa de los escolares peruanos.

Transformación a Wawa Laptop

Una Wawa Laptop tiene un tiempo de vida entre 10 y 15 años. “Quiere decir que un niño puede tener una ‘wawa’ desde los 6 años, terminar la secundaria y aún conservarla al entrar a la universidad”, calcula Alejandra.

Durante el 2020 nació la campaña “Dona una Wawa Laptop y ayuda a un niño” que permite a cualquier persona financiar el que uno de estos dispositivos llegue a manos de un escolar. “Nosotros hacemos Wawa Laptop para que niños y niñas descubran un espacio nuevo, en el que ellos se sientan libres. Buscamos forjar a los próximos agentes de cambio, líderes, a quienes tomarán decisiones importantes en nuestro país en el futuro próximo”, cuenta.

Para Alejandra, lo primordial ahora es acortar esa brecha digital que aqueja a más de 119 millones de niños en Latinoamérica y más de 2.5 millones en el Perú. Por eso busca que en los próximos años se pueda generar alianzas con el sector público, de forma que Wawa Laptop llegue a las escuelas del Perú y le dé la oportunidad a miles de niños de potenciar sus habilidades apoyados en la tecnología.

Los retos del emprendimiento social

Para Alejandra y los Carrasco, crear Wawa Laptop fue todo un reto. Desde la creación del modelo de negocio hasta encontrar las fuentes de financiamiento. “No es muy común encontrar una startup basada en un producto”, cuenta Alejandra. Lograr que los inversionistas apuesten por un hardware fue uno de los puntos más complejos pues lo usual es invertir en software o productos finales mucho más desarrollados. Encontraron en este reto un impulso para buscar más oportunidades y conexiones con diversas organizaciones para generar alianzas y que el sueño de esta familia no se detenga.

Y claro, otro reto fue también encontrar el perfecto balance entre el negocio y la vida familiar. “Cada día aprendo algo nuevo de mis papás, de mis tíos, de mi hermano, y ellos de mí. Es una constante de aprendizaje balancear la vida de familia y de trabajo. Valoro la buena vibra que se ha generado en nosotros y hacia los demás. Tomamos decisiones rápido y desarrollamos un método de trabajo basado en la confianza, la eficacia y la horizontalidad. Así mantenemos el vínculo familiar intacto”, explica Alejandra.

Planes a futuro

Hoy Alejandra se está preparando para el sistema educativo universitario en el extranjero. Obtuvo una beca en el Dartmouth College de Hanover, EEUU, donde estudiará Ciencias Políticas y Human Center Design, una carrera que abarca antropología, psicología, Design Thinking y emprendimiento.

“En algún punto de mi vida busco aplicar a un cargo público, para generar mejoras en el sector educativo. Deseo conocer todos los rincones del Perú y sus problemáticas. Uno debe conocer lo que realmente le duele a las diversas comunidades de nuestro país para tomar decisiones más sabias. En algún punto me gustaría liderar el país, ser presidenta y articular con ministros y distintos sectores para mejorar el Perú. Es mi visión, un sueño que espero cumplir”, finaliza.

Datos:

Wawalaptop, cuenta con el respaldo empresarial de la incubadora de empresas del CIDE-PUCP. Ha sido reconocida por cumplir los nueve objetivos de desarrollo sostenible señalados por la ONU y fueron seleccionados como ganadores de la 7G de StartUp Perú, en la categoría de Emprendimiento Innovador.

Las Wawalaptop llegaron a estudiantes de colegios de San Juan de Lurigancho, Santa Rosa y Ancón. Con las computadoras, también llega un plan de capacitación de coaching educativo. Además de talleres para docentes y alumnos sobre informática, robótica, IoT (internet de las cosas),

Para donar una Wawa Laptop pueden escribir a Contacto@wawaperu.org, o llamar al 950134814.

Mas artículos del autor:

"Genera más ventas: palabras que cautivarán a tus clientes"
"Sudaca se une al Consejo de la Prensa Peruana"
"La lista completa de las 487 personas que recibieron la vacuna de Sinopharm fuera del ensayo clínico"
x