¿Qué debo de tener en cuenta antes de ampliar mi línea en mi tarjeta de crédito?

Lo primero es preguntarse si vale la pena y si me será útil. No te dejes llevar por la emoción y analiza todas las posibilidades. Aquí te contamos qué hacer.

La imagen es la siguiente. Ingresa una llamada a tu celular. Ves el número mientras el teléfono suena una, dos, tres veces. No reconoces el número y dudas al contestar. Lo haces. Respondes. Y a otro lado del auricular, una voz melodiosa, se presenta y te ofrece un producto. Esta vez es un banco con la posibilidad de ampliar tu línea de crédito. Te invitan a tomar la oferta, promoción. Te dicen que es solo por este mes o por única vez. Te hablan de tu buen historial crediticio y los beneficios de tener una tarjeta de crédito con una amplia línea. Pero ¿Debes aceptar?

Antes debes de saber lo siguiente. Para solicitar o aceptar un aumento en la línea de crédito, es importante hacer una evaluación de la situación actual de tus finanzas personales. Si bien el aumento significa un beneficio, también conlleva mayor responsabilidad. Entonces debes preguntarte: ¿Será necesario ampliar mi línea de crédito o es suficiente con el que tengo?,¿Será útil para mis gastos personales o para invertir en mi negocio? ¿Para qué solicitar uno? ¿Vale la pena?

Ante esta situación, el Head Middle Office de Experian Perú, Marcela Pinzon, describe los principales factores a considerar antes de aceptar este aumento.

¿Es necesario? Antes de aceptar un aumento de línea de crédito, piensa si dicho aumento es realmente necesario para ti. Quizás no gastes mucho mes a mes, y por lo tanto no necesites aumentar tu capacidad de endeudamiento en este momento.

Si aumentó tu fuente de ingresos. Si te concedieron un aumento o conseguiste un ingreso adicional, entonces aumentar tu línea de crédito sería una buena idea, ya que contarás con la capacidad de pagar un monto más alto al que vienes pagando actualmente.

Si decides tener una tarjeta de emergencia. También es posible aumentar nuestra línea de crédito sin necesidad de que se utilice dicha tarjeta, ya que podría estar destinada sólo para casos de emergencia. Contar con una línea de crédito amplia no implica que tengamos que utilizar todo el saldo.

Si cancelaste otras tarjetas. Si te diste cuenta que las otras tarjetas que tenías no te convenían y decidiste quedarte con la que te da los mayores beneficios, aceptar el aumento de la línea no es una mala idea, ya que es la única tarjeta que usarás, y todos los pagos serán destinados a ella.

“Se sugiere que una línea se amplíe solo hasta ser 50% mayor al ingreso de una persona; asimismo, se recomienda que sólo se utilice hasta un 50% del límite de crédito. La clave para manejar correctamente un aumento crediticio está en elaborar un flujo de caja que te permita visualizar tus gastos y así poder afrontar mejor tus pagos”, comentó Pinzon.

Aumentar tu línea de crédito es una oportunidad que el sistema financiero ofrece para demostrar que vas por buen camino con tu historial de crédito. Sin embargo, es importante recordar en qué circunstancias específicas sería conveniente aceptar este aumento de línea, y en cuáles quizás no.

Dato:

¿Cuándo otorgan las instituciones financieras la ampliación del crédito?

De acuerdo con la Ley para la transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros, “las Entidades Financieras sólo podrán elevar el límite de crédito; en créditos, préstamos o financiamientos revolventes asociados a una tarjeta, a clientes que tengan un comportamiento de cumplimiento en sus compromisos crediticios. En todo caso la entidad deberá formularle una oferta para elevar el límite de su crédito, préstamo o financiamiento, que deberá ser aceptada expresamente por el cliente en forma verbal, escrita o por medios electrónicos en términos de la legislación aplicable.”

Mas artículos del autor:

"Genera más ventas: palabras que cautivarán a tus clientes"
"Sudaca se une al Consejo de la Prensa Peruana"
"La lista completa de las 487 personas que recibieron la vacuna de Sinopharm fuera del ensayo clínico"
x