¿Qué sectores serán claves para la economía peruana en el 2021?

Entre la posibilidad de que una nueva ola de contagios afecte las actividades comerciales y que se desaten nuevas crisis políticas antes de las elecciones, una recuperación de la economía, duramente golpeada por la pandemia, aún no está garantizada.

Por María Claudia Medina

Aunque en los últimos meses la economía peruana ha ido recuperándose, el Banco Central de Reserva (BCR) todavía prevé que este año, por las medidas tomadas para contener la propagación del COVID-19, la economía retroceda 11.5% anual, la mayor contracción de los últimos 100 años. Por ello, más que recuperación, para el próximo año los economistas esperan un “rebote” de similar magnitud.

Para Guillermo Dulanto Rishing, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Piura, dependiendo del desenvolvimiento de la pandemia, la activación de los sectores más golpeados este año, como turismo, producción de bienes no necesarios, minería o construcción, serán el motor detrás de economía.

“Aquellos que dependen de la demanda externa (agroindustria y minería), sobre todo de Estados Unidos y Asia, podrían tener una reactivación más rápida. Los que están supeditados a la demanda interna deben esperar que la reactivación del sector exportador se convierta rápidamente en un círculo virtuoso, con mayor demanda en el mercado interno. Al incremento de esta demanda interna también debe coadyuvar el gobierno”, explicó.

Aunque reconoció que la capacidad del Estado será más limitada el próximo año, un apoyo monetario directo a los sectores más vulnerables y la ejecución de obras públicas serán importantes para impulsar la economía.

Riesgos para la minería y la agroindustria

El precio del cobre ha llegado a su pico más alto en los últimos siete años (US$ 3.55 la libra) y eso favorecerá a las mineras peruanas en operación, pero sobre todo a los proyectos que están a la espera de financiamiento. Según el economista Alejandro Indacochea, presidente de Indacochea Asociados, es una oportunidad que el Perú dejará pasar si no resuelve los conflictos sociales.

“Con el bloqueo en Las Bambas, que lleva más de un mes, nos hacemos un autogol. Estamos dejando pasar la oportunidad que el mundo nos da con un precio del cobre alto en los últimos años. Minería es un sector que podría jugar a favor, pero necesita una decisión política. La única inversión grande que tenemos es Quellaveco”, sostuvo.

Por la demanda de alimentos a nivel mundial, el sector agropecuario fue el único que no registró cifras negativas este año. Sin embargo, por factores climáticos y la derogatoria de la Ley de Promoción Agraria, su desempeño podría verse afectado. La nueva Ley que debería de ofrecer mejores condiciones laborales, todavía enciende polémicas.

“Estoy convencido que 20 años después, para el segmento de mediana y gran empresa, se tienen que replantear varias cosas porque evidentemente el país ha dado un subsidio al rebajar el Impuesto a la Renta, ¿ha respondido? Sí, ha respondido, pero tenemos que ser flexibles”, indicó.

Reactivación por fases e infraestructura

Teniendo en cuenta que todavía no hay una fecha clara para la llegada de las vacunas, en una segunda ola de contagios del coronavirus, de acuerdo a Indacochea, es muy probable que los negocios de comercio y servicios comprendidos dentro de la Fase 4 de la Reactivación Económica dejen de ser viables y se tenga que dar marcha atrás en las autorizaciones para atender en sitios como casinos o cines.

En cambio, lo que podría tener un mayor dinamismo son las obras públicas y la Reconstrucción del Norte, un conjunto de proyectos que se ejecutarán bajo el mecanismo de gobierno a gobierno que se ha acordado con Reino Unido. “Creo que la reconstrucción del norte dará un fuerte impulso a la infraestructura porque en cuatro años no se terminó con gobiernos locales y regionales”, anotó.

Las elecciones y el populismo

Al margen del tema sanitario, los enfrentamientos surgidos entre el Congreso y el Ejecutivo en los últimos meses pueden recrudecerse antes de las elecciones generales del mes de abril. Para superar esta situación, Dulanto propone un cambio de actitud en los poderes del Estado y los gremios o grupos políticos.

“Los últimos acontecimientos en el país, causados en muchas ocasiones por el enfrentamiento entre el Congreso y el Ejecutivo, y en otras por el aprovechamiento de la situación por parte de gremios o grupos políticos que propician el caos, no propician un buen escenario para el desarrollo, tanto de la oferta como de la demanda, en el país”, aseguró.

Además de las leyes populistas que el Congreso actual busca aprobar, para Indacochea existe un alto riesgo de que ninguno de los partidos políticos en carrera obtenga una votación suficientemente representativa como para ganar las elecciones y de hacerlo, su gobernabilidad será precaria.

Mas artículos del autor:

"Genera más ventas: palabras que cautivarán a tus clientes"
"Sudaca se une al Consejo de la Prensa Peruana"
"La lista completa de las 487 personas que recibieron la vacuna de Sinopharm fuera del ensayo clínico"