Pie Derecho

Contra la libertad de prensa

“Es menester advertir de antemano el tufillo autoritario y controlista de un sector importante de la clase política respecto de una de las libertades esenciales de la democracia”

Sendos proyectos del Congreso, aprobados ya en comisiones y pendientes de pasar al Pleno, imponen restricciones y se entrometen en el libre ejercicio empresarial y periodístico de los medios de comunicación, mostrando una injerencia autoritaria y atentatoria de la libertad de empresa, base fundamental de la libertad de prensa.

La libertad de prensa es uno de los pilares fundamentales de cualquier sociedad democrática, ya que garantiza el derecho de los ciudadanos a estar informados y a formarse su propia opinión sobre los acontecimientos que tienen lugar en su entorno. Sin embargo, a lo largo de la historia, hemos sido testigos de numerosos intentos por parte de los gobiernos de controlar o limitar esta libertad.

Esto se debe a que los gobiernos tienden a ver a los medios de comunicación como una amenaza a su poder y a su control sobre la sociedad. Cuando los medios de comunicación son libres e independientes, pueden investigar y denunciar los abusos y las irregularidades que cometen las autoridades, lo que a menudo provoca la indignación de la opinión pública y puede poner en peligro la estabilidad del gobierno.

Además, los gobiernos también pueden intentar controlar la libertad de prensa como una forma de manipular la opinión pública y de difundir propaganda a su favor. Cuando los medios de comunicación están controlados por el gobierno, éste puede asegurarse de que sólo se difundan aquellas noticias que le convengan y de que se oculten aquellas que puedan resultarle perjudiciales.

Por todo ello, es fundamental que la sociedad esté siempre vigilante y que defienda la libertad de prensa como un valor fundamental de la democracia. Los medios de comunicación deben ser libres e independientes para poder cumplir su función de informar a los ciudadanos de manera veraz y objetiva, y para poder ejercer su papel de contrapoder frente a las autoridades.

En definitiva, la libertad de prensa es esencial para garantizar la transparencia y la rendición de cuentas de los gobiernos, así como para proteger los derechos y las libertades de los ciudadanos. Por eso, debemos estar siempre alerta ante cualquier intento de controlar o limitar esta libertad, y defenderla y fortalecerla.

Esperamos que el Congreso recapacite y si no lo hiciera, que el Ejecutivo observe esta ley, que a la postre, conducida a un tribunal mayor, como el constitucional, va a terminar dándole la razón a los medios de prensa. Pero es menester advertir de antemano el tufillo autoritario y controlista de un sector importante de la clase política respecto de una de las libertades esenciales de la democracia.

Tags:

Libertad de prensa

Mas artículos del autor:

"El ejemplo de Milei"
"El populismo que se viene"
"Si no es Antauro será otro"
x