Miami S.O.S

Miami S.O.S

"No sólo son carros de lujo, verde y morado fosforescentes. Enormes edificios junto a las playas del Atlántico turquesa. Autopistas impecables y vida nocturna imparable. Casi 21% de la población es inmigrante. 1 de cada 5 ciudadanos. En cuanto a los niños, el 43% son hijos de inmigrantes. Una ciudad que funciona en base a extranjeros que dejaron sus países en busca de oportunidades"

[MIGRANTE DE PASO] MIAMI.- Esta realidad se encuentra en el blanco de las balas radicales de su gobernador. Solo le faltan cachos para ser el diablo. El mundo está bajo una tormenta conservadora de toda inclinación política. Desde Europa hasta todo América. Recordemos que esta desagradable tendencia nace de un mal manejo de inmigrantes y refugiados. Uno que sólo desenmascara un rostro xenófobo y racista.  La empatía está en decadencia.

Viendo desde lejos a mi país, que está siendo aplastado por un autoritarismo letal para todos aquellos que buscan una mejor calidad de vida, una que merece todo ciudadano, no se salva de la discriminación y odio a los venezolanos que llegaron escapando de su país en vías de destrucción. Muchos les echaron la culpa de la alta criminalidad; es cierto que hubo algunos foráneos que participaron en trabajos como el sicariato, pero no podemos lavarnos las manos de que somos un país repleto de violadores, feminicidas, homofóbicos y distintos crímenes. En un país cuya ley es sacarle la vuelta a lo que se pueda es un insulto dárnosla de santos.

Podrás imaginarte desde afuera. Ser un mexicano cruzando la frontera. Pensando en tu familia mientras que pasas. Dejando todo lo que conoces atrás.

Si tuvieras tú que esquivar las balas de unos cuantos gringos rancheros
Las seguirás diciendo good for nothing wetback?
Si tuvieras tú que empezar de cero.

-Molotov (Frijolero)

Como niño fanático de Molotov, cantando “Viva México Cabrones” antes de los 10 años, no puedo dejar de decir que es lamentable lo que está sucediendo en lo que una vez fue el paraíso de los migrantes. Un paraíso que cada vez se vuelve más infernal. Aquel agente del caos, que deja a Donald Trump como un ángel a su costado, el gobernador de Miami, tiene nombre. Uno que ya es sinónimo del mal: Ron DeSantis, quien asumió el cargo en el 2019.

Para empezar, el nombre de la ciudad nace del nombre “Mayami” utilizado por los indígenas Miamis que existieron en la zona. En 1960 se dió la primera gran ola migratoria de cubanos escapando del régimen autoritario de Fidel Castro, quienes fueron recibidos como refugiados. Luego en las décadas siguientes hasta hoy millones de latinos llegaron a Florida para establecerse y escapando de coyunturas castrantes de países hispanos.

Es palpable la influencia, no es necesario saber inglés para vivir sin problemas en este estado, el 69% habla castellano. Barrios como Little Habana o Little Buenos Aires demuestran la importancia de la comunidad migrante. Llegó a ser conocida como la “Ciudad del progreso”. Todo aparenta que pronto dejará de serlo.

Es común escuchar entre los taxistas una confusa adoración a Trump. Creen que gracias a él mejoró la economía cuando es una gran mentira. Las fake news han generado un cocowash masivo en múltiples estados norteamericanos. Si bien uno se siente acogido por el ambiente latinoamericano, sus protagonistas están siendo víctimas de mentiras disfrazadas de verdad. Está comprobado que las generaciones menores tienen mayor dificultad para reconocer noticias verdaderas de las falsas.

DeSantis y su actitud enferma ha sacado una nueva ley en contra de los inmigrantes ilegales, que ataca ferozmente a la economía y bienestar, tanto de los trabajadores como de los empresarios. Esta norma, la SB 1718, consiste en que todo negocio con más de 25 empleados, debe verificarlos a través de la base de datos E-Verify, que confirma si se puede o no contratar a la persona. Es una ley que ataca directamente a los trabajadores ilegales. Casi 800 mil personas están indocumentadas en Florida. Samuel Vílchez, director de American Business de Florida indicó que los sectores más perjudicados serán la agricultura, la construcción y los restaurantes y hoteles.

“Estas son industrias donde los inmigrantes forman la vasta mayoría de trabajadores. No permitir a los negocios el acceso a estos trabajadores tendrá un gran impacto en nuestra economía y en la capacidad de crear trabajos”

-Samuel Vílchez

Sólo los sectores mencionados cuentan con 391 mil trabajadores indocumentados y eso representa el 10% del total. El Florida Policy Institute estima que la pérdida de ese porcentaje podría llevar a una caída de 12.6 billones de dólares en tan sólo un año. La ley empeora con las sentencias, ya que quienes no la respeten pueden ser multados con altas cifras e inclusive terminar presos. De esta manera, la situación parece invertirse. Los migrantes ya no se quedan en este Estado, se están yendo. Algo totalmente comprensible ante semejante opresión.

Esta no es la primera arremetida del gobernador sin cordura hacia el progreso. En marzo del 2022 se promulgó la ley conocida como “No digas gay”. Se prohíbe abordar la identidad de género y orientación sexual desde el nido hasta el tercer grado. ¿Cuál es el límite de estos ataques? Miles de niños serán sometidos a exclusión y bullyng por un capricho estúpido y altamente conservador.

El mismo año se promulgó otra ley de prohibición de libros. Es imposible no pensar en las quemas de libros de parte de los nazis y otros regímenes autoritarios. En el ámbito educativo se prohibieron libros con temáticas LGTBQ, identidad de género, temas raciales, las minorías negras y la historia de la esclavitud del país, entre otros temas. Parece que quieren criar monstruos en vez de niños. Qué se puede esperar de una educación tan anticuada. Parece un retroceso a la Edad Media.

Como toda persona engreída, déspota, prepotente y con complejo de dios (aunque en este caso seria complejo de demonio), no se libra del rencor, la piconería disforzada y la venganza. Disney se opuso fuertemente a las medidas excluyentes contra la diversidad del gobernador y éste arremetió ferozmente contra ellos.  Desde 1960, la compañía contaba con un estatus especial similar a un gobierno local, lo que le permitía defender a sus trabajadores y brindar beneficios. En represalia, DeSantis sacó una ley que le permite al gobernador reemplazar la junta que administra el distrito. La disputa legal entre ellos continúa.

Este año, a partir del primero de julio, sacaron una ley que permite a los residentes de Florida portar armas ocultas en espacios públicos. Sin necesidad de un permiso gubernamental. Sólo este año han ocurrido alrededor de 370 atentados masivos y sobre esta realidad se suma esta nueva ley. Es una locura lo que está sucediendo, qué intenta incentivar con esta ley. No le pesan las muertes de su Estado ni los familiares de las víctimas. Este sujeto no deja de amenazar e insultar a su propia población.

Un ultimo atentado contra el progresismo fue la ley “de protección de los latidos del corazón”. Sinceramente tonterías. Se redujo la prohibición de abortos de un periodo de 15 semanas a 6 semanas. ¡Cuándo vamos a entender que ese derecho pertenece únicamente a las mujeres! Ya es hora de dejarnos de ridiculeces al creer lo contrario. Francamente este sujeto es de lo más absurdo que he visto en mi corta vida. Me repugna. Parece el nazismo encarnado. Asqueroso. Es deber de todo ciudadano consciente luchar contra este tipo de personalidades. Que no aparezcan más. Se lo pido por favor a todo el mundo. No más tipos como él.

Tags:

DeSantis, Fidel Castro, ilegales, inmigración, LGTBQ+, Miami, Molotov, Trump

Mas artículos del autor:

"La falacia del poder"
"Invocando a la oscuridad"
"Volver"
x