Entregas inmediatas: el reto del ecommerce en el Perú

Los clientes no solo buscan calidad y buena atención, también quieren que sus productos lleguen de inmediato

La pandemia impulsó la transformación digital de muchas empresas y el comercio electrónico aumentó en 300%, durante el 2020, según Niubiz. Según la Cámara de Comercio de Lima (CCL), durante la primera cuarentena en el Perú, se realizaron transacciones por alrededor de 700 millones de soles. Y para el 2021 se estima que el 60% de las mypes migren a canales digitales.

Por ello, hoy en día, las empresas tienen que contemplar un plan estratégico digital, que permita comercializar sus productos o servicios a través de redes sociales. Si bien esta realidad abre un sinfín de oportunidades, también conlleva retos y dificultades. Para Giacomo Navach, CEO de Qayarix, el reto a superar es la inmediatez de la entrega de un producto adquirido.

“Las mypes y los marketplaces en general deben buscar gestionar entregas inmediatas; ya no es inalcanzable tener el control, hacer seguimiento y la trazabilidad de la entrega junto con un registro de información en tiempo real en busca siempre de la inmediatez”, comentó Navach y agregó que para este año se proyecta que la venta digital crezca en más de150 % en todo el Perú, por lo que el reto de aspirar a una entrega rápida y eficiente será un objetivo por cumplir.  

Otro de los retos para las pymes es aprovechar las mejores plataformas para vender de forma digital. En cuanto a redes sociales, los internautas peruanos prefieren YouTube y Facebook sobre otras aplicaciones móviles. Sin embargo, entre los jóvenes de 18 a 24 años, la red más usada es Instagram.

Utilizarlas para comercializar es beneficioso porque permite una interacción directa con el consumidor y una atención más rápida y personalizada.

Los visitantes únicos desde móviles en YouTube alcanzan 7 millones, mientras que suman 6.5 millones en Facebook. En Instagram llegan a 5.1 millones y Twitter, 2 millones.

Por otro lado, tener una página web de e-commerce es hoy mucho más sencillo que antes, lo que se debe evaluar es si el negocio lo necesita y si se está en capacidad de atender el flujo de ventas de forma automatizada y con trazabilidad que permita mantener satisfecho al cliente.

Ya sea ventas por redes sociales o e-commerce se debe asegurar una buena comunicación estratégica con los consumidores o potenciales clientes, además de un correcto seguimiento del recorrido de compra del cliente.

La pandemia impulsó la transformación digital de muchas empresas y el comercio electrónico aumentó en 300%, durante el 2020, según Niubiz. Según la Cámara de Comercio de Lima (CCL), durante la primera cuarentena en el Perú, se realizaron transacciones por alrededor de 700 millones de soles. Y para el 2021 se estima que el 60% de las mypes migren a canales digitales.

Por ello, hoy en día, las empresas tienen que contemplar un plan estratégico digital, que permita comercializar sus productos o servicios a través de redes sociales. Si bien esta realidad abre un sinfín de oportunidades, también conlleva retos y dificultades. Para Giacomo Navach, CEO de Qayarix, el reto a superar es la inmediatez de la entrega de un producto adquirido.

“Las mypes y los marketplaces en general deben buscar gestionar entregas inmediatas; ya no es inalcanzable tener el control, hacer seguimiento y la trazabilidad de la entrega junto con un registro de información en tiempo real en busca siempre de la inmediatez”, comentó Navach y agregó que para este año se proyecta que la venta digital crezca en más de150 % en todo el Perú, por lo que el reto de aspirar a una entrega rápida y eficiente será un objetivo por cumplir.  

Otro de los retos para las pymes es aprovechar las mejores plataformas para vender de forma digital. En cuanto a redes sociales, los internautas peruanos prefieren YouTube y Facebook sobre otras aplicaciones móviles. Sin embargo, entre los jóvenes de 18 a 24 años, la red más usada es Instagram.

Utilizarlas para comercializar es beneficioso porque permite una interacción directa con el consumidor y una atención más rápida y personalizada.

Los visitantes únicos desde móviles en YouTube alcanzan 7 millones, mientras que suman 6.5 millones en Facebook. En Instagram llegan a 5.1 millones y Twitter, 2 millones.

Por otro lado, tener una página web de e-commerce es hoy mucho más sencillo que antes, lo que se debe evaluar es si el negocio lo necesita y si se está en capacidad de atender el flujo de ventas de forma automatizada y con trazabilidad que permita mantener satisfecho al cliente.

Ya sea ventas por redes sociales o e-commerce se debe asegurar una buena comunicación estratégica con los consumidores o potenciales clientes, además de un correcto seguimiento del recorrido de compra del cliente.

Mas artículos del autor:

"Violencia de género: ¿cómo empezar a erradicarla en las empresas?"
"Campaña de Navidad: 4 consejos para realizar compras en línea sin temor a robos"
"Violencia de género: ¿cómo empezar a erradicarla en las empresas?"