¿Es más conveniente abrir una cuenta corriente o una cuenta de ahorros?

Las ventajas y condiciones de estos productos son diferentes entre sí. Para elegir el que mejor se adapte a sus necesidades, tenga en cuenta las tasas de rendimiento que ofrece cada entidad financiera

Hasta el primer trimestre del año pasado, solo 46.4% de peruanos mayores de 18 años tenía una cuenta de ahorro o cuenta sueldo en el país, según un informe técnico del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Aunque todos los años la cifra se incrementa, las cuentas de ahorro todavía no son de uso extendido.

Mientras que las cuentas corrientes son de más utilidad para empresas y personas con negocios, las cuentas de ahorro están orientadas a todo tipo de persona natural o empresa.

De acuerdo a la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), una cuenta corriente permite disponer de los fondos de manera inmediata y admite el uso de chequeras. En cambio, una cuenta de ahorro son depósitos de dinero a la vista con las que es posible disponer del dinero en cualquier momento.

“Cada entidad financiera ofrece diferentes tipos de cuenta de ahorros, por ejemplo: cuentas de costo cero, con transacciones ilimitadas o limitadas sin costo, cuentas con premios, con operaciones sin costo a nivel nacional, entre otras características”, explica el regulador.

Diferencias y tasas de interés

Una primera gran diferencia entre ambas cuentas es la tasa de interés. Las cuentas corrientes no generan un rendimiento para el titular, pero tampoco cobran comisiones, pues su número de operaciones tiende a ser más alto. Lo que sí pueden solicitar es un monto mínimo de apertura. Además, la SBS precisa que el contrato de estas cuentas debe mencionar si se contará –o no- con el uso de una chequera.

En el caso de las cuentas de ahorro sí hay intereses a favor y el organismo regulador recomienda que los ahorristas consulten por la Tasa de Rendimiento Efectiva Anual (TREA) aplicable, antes de elegir una cuenta de ahorros entre todas las que existen.

En ambos casos, si el ahorrista recurre a una entidad financiera regulada por la SBS, tiene que saber que su dinero está protegido por el Fondo de Seguro de Depósitos (FSD), que puede devolverle hasta S/ 101,522 (a diciembre de 2020) de sus depósitos si es que la institución financiera quiebra.

En el último año, debido a la pandemia, tanto las entidades bancarias como las cajas rurales y municipales han ido rebajando las tasas de interés que pagan por los ahorros porque han contado con otras fuentes de financiamiento, o también porque las empresas –al operar a menor ritmo- han solicitado menos créditos.

Sin embargo, en Lima y Callao, todavía 14 cuentas de ahorro de las 55 opciones que presenta el portal Comparabien.com.pe, ofrecen tasas de interés de entre 2% y 4.25% de Tasa Efectiva Anual (TEA) para un depósito de 5 mil soles, según se verificó en la segunda semana de febrero.

Mas artículos del autor:

"¿Cómo cuidar los datos del celular ante una pérdida o robo?"
"¿Qué bienes puedo asegurar ante un sismo o terremoto? "
"Laly Goyzueta y MufFit, el producto que la convirtió en emprendedora"