Estrategias para que puedas reinventar tu negocio durante el confinamiento

En cuarentena los clientes difícilmente podrán movilizarse e ir hacia nuestro negocio. Nuestro emprendimiento debe llegar a ellos, afirma experto. ¿Cómo reinventarnos?

En tiempos de incertidumbre como los que vivimos, el ingenio siempre sale a flote. Es en ese momento que el espíritu emprendedor no nos permite claudicar y nuestra fortalezas nos hacen salir adelante. En la siguiente entrevista con Gianpier Boucher, administrador de empresas y colaborador de piensa.pe, nos da algunos tips, para reinventar un negocio en tiempos de cuarentena.

¿Cómo puedo armar una estrategia para reinventar mi negocio durante la cuarentena?

Lo primero es perder el miedo o la vergüenza a cambiar de estrategia o de modelo de negocio. Ninguna empresa grande o pequeña es inmune a las crisis.

En segundo lugar, es necesario que el negociante pueda escuchar, investigar a sus clientes y saber las necesidades que enfrentan en estos momentos. Tal vez no cuente con algo que pueda satisfacer esa necesidad y no se haya visto. Para ello, es necesario implementar y mejorar los canales de comunicación. Adicionalmente, es necesario que el empresario impulse sus redes sociales y la estrategia web. En un tiempo de cuarentena las personas difícilmente pueden movilizarse y no irán hacia uno, uno debe llegar a ellos.

Una vez que se haya conseguido esto, es necesario identificar qué se puede hacer para comenzar con poca inversión o que no cueste mucho. Lo importante es ir consiguiendo victorias tempranas que ratifiquen el camino o que te enseñen por dónde debes ir.

¿Qué debo hacer primero: enfocarme en digitalizar mi negocio o en satisfacer al cliente?

Las dos estrategias no se oponen, es más pueden ser complementarias. Es primordial que el empresario esté seguro de que está escuchando y atendiendo las necesidades de sus clientes.

Si está en operación puede continuar satisfaciendo las necesidades de sus clientes mientras va implementando la estrategia de digitalización.

Ahora, es muy importante entender que digitalización no necesariamente implica grandes proyectos tecnológicos o compra de ERPs muy sofisticados.

Lo principal es la agilidad para aprender y tomar decisiones para satisfacer y ganar más clientes. Esto se puede ir haciendo al implementar formas de entender a los usuarios y de estar en contacto con ellos. Así se puede ir digitalizando y satisfaciendo las necesidades del cliente.

Adicionalmente, es necesario generar expectativa para nuevas mejoras en el producto o servicio que ofrezca y con eso aumentar el compromiso de los clientes ya que esperarán algo mejor de la empresa.

¿Puedo reinventar mi negocio en tan poco tiempo o se requiere de una estrategia más larga?

Es necesario tomar acciones rápidas que permitan responder a esta situación y continuar operando el negocio. Se puede hacer una lista de iniciativas y priorizarlas de acuerdo a cuáles generarían más impacto en los clientes y cuáles significarían menor esfuerzo.

Esta combinación ayudará a tener victorias tempranas, se continuará con el negocio y se irá renovando el servicio a los clientes.

Si este contexto fuerza a tomar acciones de cambio o transformación, no se puede perder de vista que uno puede aprovecharlo para mirar un poco a largo plazo. Puedes preguntarte si sigues por este camino de cambio, a dónde te llevará. Si la visión que uno tiene es alentadora y se encuentra potencial, entonces se puede comenzar a planear los siguientes pasos y definir la estrategia.

¿Con qué actitud deben enfrentar los emprendedores este nuevo confinamiento?

Lo principal en estos momentos es mantener la esperanza. Toda crisis representa una oportunidad. Si bien la cuarentena pasada significó el fin para muchos negocios, también hemos visto muchas historias de éxito que nos demuestran que el espíritu emprendedor es algo difícil de derrotar. Lo importante es mantenerse abierto a las posibilidades, estar en constante aprendizaje y conocimiento de tus clientes. No se debe tener miedo o vergüenza de explorar otros caminos. Si no se te ocurre algo, pide ayuda, hay mucha gente dispuesta a pensar contigo.

Hemos escuchado muchas veces que si del cielo caen limones debemos hacer limonada, pero en este caso, no sólo haz la limonada, si no también véndela.

Mas artículos del autor:

"Pasaje Sarratea: el visitador que no quería ser identificado"
"Exmonjas de congregación fundada por Luis Fernando Figari denuncian abusos"
"Presidente de la SNI sobre mineras sancionadas: “Lo que pasa es que son las más fiscalizadas, ¿pero sabes cuántas hay en el Perú informales?”"