Selección Perú

Para triunfar ante la adversidad: ¿se aplica la fe o la perseverancia?

La forma en que los deportistas afrontan los obstáculos también puede darnos lecciones para sobreponernos a los obstáculos y salir de una mala racha. En el ámbito personal, estas estrategias se traducen en analizar los errores y enmendar, sin tirar la toalla.

En el futbol peruano la frase “La fe es lo más lindo de la vida”, del futbolista Luis ‘Cuto’ Guadalupe, se volvió popular para los momentos desesperados con todos los indicadores en contra. Y si la frase ha tenido tanta acogida es, en parte, porque el deporte siempre ofrece la oportunidad de lograr hazañas que parezcan increíbles, ya sea en disciplinas grupales como el fútbol o en competencias individuales como una maratón o el reciente campeonato mundial de globo ganado por Francesco de la Cruz. 

Sin embargo, las grandes victorias vienen también precedidas por un gran esfuerzo. Un ejemplo de ello es la experiencia de la fondista Gladys Tejeda, que fue la primera peruana en ganar una medalla de oro en los Juegos Panamericanos Lima 2019. Ella lo describe de la siguiente manera: “Llega un momento en que uno se siente desfallecer, otro instante que no siente su cuerpo, pero uno tiene que seguir adelante y continuar porque tienes una meta”.

En el ámbito personal, esta capacidad humana de salir adelante a pesar de todos los obstáculos es denominada “resiliencia”.

Resiliencia y ciclos deportivos

Para Yolanda Robles, psicóloga del Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado-Hideyo Noguchi, esta capacidad tiene determinantes biológicos, pero sobre todo factores sociales que influyen en la persona desde su infancia, tales como la autoestima, la creatividad e identidad cultural. En diálogo con la agencia Andina explicó que la naturaleza de la resiliencia es compleja.

Cuando se tiene, por ejemplo, un fracaso deportivo, con creatividad y autoestima, es posible transformarlo en una oportunidad de crecimiento. Según la psicóloga Alba Niño González, especialista en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, asumir el fracaso puede ser positivo si lo logramos enfocar hacia un nuevo objetivo.

“La derrota si se supera es por tanto un crecimiento psicológico para alcanzar y conseguir subir cada peldaño de nuestro rendimiento hasta llegar al último, vivir la victoria y llevar colgada una medalla, en este caso cargada de nuestro propio trabajo de superación”, indicó al portal UPAD Psicología y Coaching.

En suma, recomienda entender que el rendimiento deportivo es como una curva que en determinados momentos crece, pero que muchas veces se mantiene lineal. Esto no quiere decir que estemos estancados, sino que para llegar a la parte alta de la curva se tuvo que superar un gran entrenamiento físico y mental.

De igual manera, el psicólogo Pep Marí, que entrenó a deportistas de alto nivel, consideró en un artículo de La Vanguardia, que es fundamental seguir al menos tres pasos para salir de una mala racha: reconocer con humildad el mal resultado, analizar las razones que pueden estar detrás y la perseverancia para aplicar distintas soluciones.

Tags:

adversidad, Fe, Fútbol, Perseverancia, Perú

Mas artículos del autor:

"Laly Goyzueta y MufFit, el producto que la convirtió en emprendedora"
"Laly Goyzueta y MufFit, el producto que la convirtió en emprendedora"
"¿Cómo se mejora la experiencia de venta con los pagos digitales?"