Vaneza Caycho: la emprendedora que reinventó la industria de los muebles

La fundadora de la startup iFurniture, emprendimiento que mezcla la carpintería, el diseño y lo digital, cuenta cómo crecer en medio de la pandemia, diseñando muebles hechos con tecnología digital.

Vaneza Caycho es una emprendedora que revolucionó la industria de los muebles en el Perú. Lo logró utilizando la carpintería digital. En 2014 fundó su startup: IFurniture, una plataforma online que comercializa muebles fabricados con tecnologías digitales. Desde artículos de oficina creados con madera reciclada o implementando ambientes con este innovador mobiliario.

 

Para entender qué es la carpintería digital debemos explicar lo siguiente. IFurniture utiliza softwares digitales de diseño. Para la fabricación de su mobiliario emplea el corte router CNC, una herramienta muy útil al momento de cortar materiales blandos. Luego hacen el ensamblado de los muebles, que son personalizados y a pedido.

 

A través de su tienda virtual, los clientes pueden hacer los ajustes que requieran a los muebles que han solicitado. Un sistema que nunca imaginaron que les iba a servir tanto durante el 2020.

 

Historia en pandemia

Cuando las actividades comerciales entraron en cuarentena por la pandemia, el taller desde el cual Vaneza Caycho, fundadora y CEO de iFurniture, diseñaba y despachaba a todo Lima muebles personalizados, tuvo que cerrar sus puertas. Pizarras, sillones, sofás, libreros y esculturas armables de madera, que las personas le solicitan con medidas exactas a través de su tienda virtual, quedaron almacenadas hasta nuevo aviso.

 

En medio de la pausa, ella y su equipo decidieron aprovechar al máximo su plataforma web, la que utilizan normalmente para conectar a los clientes con los carpinteros y los diseñadores, pero esta vez de una forma descentralizada.

 

“El COVID-19 nos hizo entender un concepto que pensábamos aplicar en el futuro. Como no teníamos la libertad de desplazamiento de antes, decidimos hacer un inventario de las personas que podían contar con la maquinaria en distintas partes de Lima y comenzamos a subcontratar. Por ejemplo, un fabricante en Chorrillos, al que le enviábamos todos los planos, lo hacía y desde ahí lo despachaba”, explica.

 

Para Caycho, joven arquitecta que creció en el taller de carpintería de su abuelo, una de las principales fortalezas de este cambio es el propósito social de que la tecnología y el conocimiento impulsen la recuperación económica del sector.

 

“Hay que levantar la industria, no hay que esperar que pasen años para que la industria se levante y se regenere de los golpes que ha tenido, y si hay que levantar la industria, el conocimiento tiene que ser rápidamente adquirido”, indica.

 

Vaneza Caycho
La emprendedora que reinventó la industria de los muebles

Productos nuevos y mercados por explorar

 

En sus palabras hay determinación, pero también ideas que constantemente van surgiendo. Desde que iFurniture empezó a aplicar este nuevo modelo de negocio, denominado de fabricación local distribuida, Caycho se dio cuenta que tenían que capacitar en la tecnología que utilizan a una gran cantidad de personas y en el menor tiempo posible.

 

De esta manera, surgieron los talleres virtuales, que les han traído una nueva clientela interesada en conocer lo que está detrás de sus muebles. “Si queremos expandirnos, necesitamos que nuestros socios y aliados como los fabricantes y diseñadores sepan de nuestras técnicas. Nuestro enfoque es que en menos tiempo aprenda más gente”, precisa.

 

Por el lado del usuario, comenta que también es clara la demanda de nuevos tipos de muebles y como los de iFurniture ahorran mucho espacio en el domicilio, están siendo muy pedidos por profesores que necesitan hacer clases virtuales, estudiantes y teletrabajadores.

 

“En las casas se están creando nuevos espacios y eso fue muy interesante. Nos pedían reposa pies, soportes de laptop, zapateras para la entrada de la puerta para la desinfección, y así empezaron a aparecer muebles nuevos, y eso fue un gran reto porque había que diseñarlos desde cero”, asegura.

 

Considera que esta nueva demanda se va mantener por un poco más de tiempo, pero lo que definitivamente quedará es el modelo de negocio, aplicable a toda ciudad latinoamericana.

 

“Estamos desarrollando nuestra plataforma para que se vea que ya no es solamente en Perú donde se puede comprar, sino que también se pueda comprar desde otros países”, agrega.

 

Estudiar a cada momento

En un contexto donde incluso los negocios más tradicionales están volcándose al mundo digital, consideró importante que los emprendedores estudien más, especialmente aquello que permita la sostenibilidad del negocio.

 

“Yo soy arquitecta y me costó mucho estudiar marketing digital, pero hay que hacerlo porque quieres que tu emprendimiento crezca. A otras personas no les cae bien mi consejo porque creen que ya estudiaron, pero en mi forma de trabajo, yo estudio todo el tiempo”, sostiene.

 

Lo cierto es que, en su caso, siendo una de las pocas personas con un coeficiente intelectual mayor a 130, o lo que se denomina “superdotación intelectual”, el estudio permanente es una forma de vida. Al comentar este tema, Caycho asegura que siempre busca llevar una vida normal, pero también reconoce que su ritmo de aprendizaje es distinto y que su equipo de trabajo ya está acostumbrado a ir uniendo las piezas mientras ella avanza a toda velocidad.

 

DATO:

IFurniture obtuvo un econocimiento en Taiwán por su impacto social durante el APEC O2O Summit.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Emprendedora, Emprendimiento, IFurniture, Vaneza Caycho

Mas artículos del autor:

"Coaching: ¿Cómo superar la inseguridad personal?"
"5 ventajas de formarse profesionalmente en una Startup"
"Emprendedor: ¿Qué tener en cuenta para exportar a EEUU?"