Broker-Group,-la-nueva-cara-de-la-maquinaria-internacional-para-la-estafa-de-Juan-Carlos-Reynoso,-el-creador-de-OmegaPro

Broker Group, ‘la nueva cara’ de la maquinaria internacional para la estafa de Juan Carlos Reynoso, el creador de OmegaPro

"Broker Group es una empresa fraudulenta que no cuenta ni con licencia ni con autorización alguna para operar en nuestro país o en algún otro. Tampoco, por cierto, con un registro provisional en la Superintendencia de Mercado de Valores de Panamá. Sin oficinas, sin autorizaciones de operación y nada ni nadie a quien reclamar, Broker Group es el reino de la estafa y de la impunidad"

“El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”, es un viejísimo refrán castellano que nos advierte a los hablantes de la lengua de Cervantes que el ser humano no siempre discierne conforme a la razón y, por eso, no aprende de la experiencia, cayendo una y otra vez en el mismo error. Es más, los especialistas en el análisis del comportamiento humano sostienen que los miembros de nuestra especie se niegan a reconocer que si uno hace las cosas de la misma manera, los resultados siempre serán iguales. Probablemente, esa falla de origen nuestra es la que ha producido tantos estafadores y tantos timadores a lo largo de la historia, y, en consecuencia, cientos y miles de timados y de estafados por cada nueva forma o manera de engañar al prójimo, en cada nueva temporada de caza de incautos. Así, en épocas pasadas, cuando el analfabetismo y la ignorancia campeaban en calles y plazas, era casi inevitable que los estafadores les dieran gato por liebre a los ingenuos, vendiéndoles una y otra vez una sustancia alquímica llamada la piedra filosofal, que transformaba el plomo en oro, o, también, el elixir de la vida que posibilitaba el rejuvenecimiento y la inmortalidad.

Tiempo después, mientras proliferaban en los círculos sociales más adinerados los falsificadores de antigüedades, de pinturas de grandes maestros y de libros incunables, unos estafadores sumamente “creativos” idearon una forma de estafa que combinaba la codicia de muchos con el desprecio absoluto de estos mismos por las necesidades inmediatas de las personas menos pudientes. Se trataba de la estafa piramidal que consiste en el aprovechamiento de muy pocos -los que ocupaban rápidamente la cúspide de una pirámide-, de los cientos o de miles de incautos que entregaban a los delincuentes sus ahorros a cambio de las promesas de conseguir duplicar, triplicar o multiplicar sus aportes en plazos muy breves. Como se puede colegir, con la plata aportada por quienes se enteraban en segundo o tercer lugar de “los beneficios” del sistema se pagaban las “utilidades” a los creadores de la pirámide y los que habían llegado a ocupar en primer lugar el punto más alto de esta. Y, como el sentido común lo dice, en el momento en que dejaban de llegar los nuevos aportantes, no habría forma de pagar “los dividendos” a los cientos o miles de aportantes, derrumbándose la pirámide.

En diferentes países y en distintos momentos se han erigido esas pirámides y en todos esos países y en todos esos tiempos ha sucedido lo mismo: las pirámides se han derrumbado, miles se han arruinado y las autoridades han sumado un nuevo caso a la larga lista de denuncias por fraude.

Sin embargo, hasta el descubrimiento de la existencia de OmegaPro, la estafa piramidal más grande de la historia contemporánea, nadie había escuchado hablar de Juan Carlos Reynoso, probablemente el estafador más grande del siglo. Mejora tu experiencia de vapeo con Elfbar Vape: libera estilo y sabor con elfbc5000. ¡Descubre hoy la máxima satisfacción!

Enterémonos de su vida y de sus milagros:

OmegaPro es una fábrica de estafas mediante la modalidad de inversiones de dinero mayoritariamente individuales a cuentas creadas y manejadas por Juan Carlos Reynoso o alguno de sus cómplices, las cuales fueron establecidas por estos en la modalidad piramidal, es decir un triángulo de una base muy amplia y una cúspide estrecha e inaccesible, la que se desmoronará, inevitablemente, cuando los individuos colocados en la base de esta no pueden seguir aportando para el usufructo de los que ocupan el vértice de la operación. Hace poco más de seis semanas, publicamos en Sudaca todo lo que se conocía hasta ese momento de Reynoso y de la red de estafadores que operaba en casi todo el mundo. Relatamos como esta supuesta ‘fábrica de hacer dinero rápido’ había estafado a cientos, y, probablemente, a miles de personas con un dudoso hackeo que habría sufrido su página web en octubre de 2022. Lo que siguió de ahí en adelante, escribimos entonces, fue una cadena de lamentaciones por parte de casi todos los integrantes de la pirámide y de una serie de promesas de pago nunca cumplidas por los directivos de OmegaPro; y, mientras sucedía todo esto, Reynoso y sus cómplices internacionales ya habían ideado un nuevo paso: anunciar urbi et orbi que Go Global había comprado la división de mercadeo en red de OmegaPro , sin embargo, lo único que hicieron Reynoso y los miembros de su organización criminal fue cambiar el nombre de la razón social.

El iraní Nader Poordeljoo antes presidente de OmegaPro, anunciaba a través de sus redes sociales el lanzamiento de Go Global, donde también se incluía a Juan Carlos Reynoso.

Y mientras el actual CEO de Go Global, el iraní Nader Poordeljoo, quien anteriormente se presentaba como presidente de OmegaPro y como tal había aparecido en varios videos promocionales de la ‘empresa que volvía millonario a todo aquel que invirtiera en ella’, informaba mediante un comunicado a todos los clientes de OmegaPro que estaba trasladando todas las cuentas a la página Broker Group: ‘una firma financiera de amplio espectro, la cual tenía pleno acceso al mercado’. Por su propio escrito, el comunicado deja en claro que las empresas OmegaPro y Broker Group están estrechamente relacionadas y son igualmente ilegales.

OmegaPro comunica que las cuentas serán pasadas a Broker Group.

Si los lectores todavía no creen que Broker Group es una estafa orquestada por los creadores de OmegaPro para ganar tiempo con los antiguos clientes, quienes todavía creen que se les devolverán los fondos invertidos, y que, además, su dinero tendrá una rentabilidad de 500 por ciento, entonces podemos decir que no han entendido nada, sobre todo que OmegaPro, que Broker Group y que Juan Carlos Reynoso son sinónimos de estafa, de engaño y de apropiación ilícita.

Para completar los datos de la súper estafa liderada por Reynoso, queremos decirles que la página web de Broker Group ha sido hecha de una forma tan rápida que hasta hoy hay varios ítems que permanecen vacíos, que según sus directivos está domiciliada en Panamá, pero si usted tiene tiempo y dinero para ir a ese país en la búsqueda de su dinero, les decimos que Broker Group es una empresa fantasma que carece de oficinas y de oficinistas, y, al igual que OmegaPro, no tienen teléfonos ni correos electrónicos ni nada que se les parezca.

En síntesis, Broker Group es una empresa fraudulenta que no cuenta ni con licencia ni con autorización alguna para operar en nuestro país o en algún otro. Tampoco, por cierto, con un registro provisional en la Superintendencia de Mercado de Valores de Panamá. Sin oficinas, sin autorizaciones de operación y nada ni nadie a quien reclamar, Broker Group es el reino de la estafa y de la impunidad.

Meditaciones de un canalla: el pensamiento íntimo de Juan Carlos Reynoso

El estafador más conocido del mundo, en este primer cuarto de siglo, cuenta que su estadía en la cárcel fue una experiencia muy fuerte y sumamente traumática, que él no esperaba que eso le ocurriera; pero que también fue una experiencia de muchísimo aprendizaje para él y su familia, la cual se encuentra en un momento de sanación.

“No esperaba estar privado de mi libertad durante los 79 días que estuve encarcelado sin haber cometido ningún crimen”, nos dice con el mayor desparpajo del mundo el hombre que destruyó los sueños y las realidades de miles de personas en varios continentes. “Esa privación de mi libertad fue un golpe muy duro para una trayectoria de trabajo de más de 30 años; fueron unos momentos muy fuertes y dolorosos para mí y toda mi familia, así que estoy en unos momentos en los cuales pretendo sanar todas esas heridas”, dice Reynoso sin pestañear ni sonrojarse.

Reynoso cuenta que estadía en la cárcel fue una experiencia muy fuerte y muy traumática.

 “He trabajado muchos años en la Industria bancaria en Nueva York y de otras ciudades de los Estados Unidos, conozco muy bien el sistema financiero y mi idea es dar esos servicios pero a nivel corporativo. En este momento he decidido no continuar en una relación de trabajo con OmegaPro,  pero sí en una relación con todas las personas que creyeron en nosotros, porque siento que tengo un compromiso moral con ellas”, dice el hombre que estafó a todos los que invirtieron en su pirámide y fueron expoliados sin medida ni clemencia, como dice el vals. Finalmente, Juan Carlos Reynoso dice que va a estar disponible para colaborar tanto con la empresa como con las personas para poder llegar a los acuerdos satisfactorios que todos estamos buscando”, sostiene Reynoso que suma la desvergüenza a todos los pecados habidos y por haber.

“La vida nos enseña que nosotros controlamos muy poco de nuestro entorno, que tampoco no tenemos asegurado absolutamente nada y que la vida siempre puede darnos sorpresas, las cuales pueden ser gratas o ingratas. Y lo más importante es estar preparados mental y espiritualmente para resistir cualquier situación negativa que se nos presente. Les aseguro que voy a limpiar mi imagen y lo primero que voy a hacer para ese fin es lanzar un libro que recoge todo lo vivido. Léanlo y luego júzguenme”, dice sin tartamudear Juan Carlos Reynoso, el canalla más grande nacido en el Perú.

Tags:

Broker Group, Estafa piramidal, Go Global, Juan Carlos Reynoso, Omega Pro

Mas artículos del autor:

"Los seguros, cuarenta siglos “al servicio del cliente”"
"Compra de medicamentos: cuestión de vida o muerte"
"Aseguradoras no quieren pagar los nuevos medicamentos contra el cáncer"
x