La Huaca es poesía: a diez años

La Huaca es poesía: a diez años

"Uno de los grandes movimientos que han surgido en la última década fue un proyecto común entre un poeta y un arqueólogo que decidieron difundir la poesía peruana y latinoamericana en un espacio histórico como lo es el Complejo Arqueológico Mateo Salado, sito en el límite entre Pueblo Libre y Cercado de Lima. Al optar por ese espacio como centro de lectura poética se revalora el sitio no solo como "ruinas", sino como escenario vivo de nuevas producciones artísticas. De esa manera se visibilizan estos lares como fuentes de inspiración actual y orgullo para las generaciones más jóvenes"

[LA TANA ZURDA] Rafael Hidalgo, el poeta, y Santiago Morales, el arqueólogo, lograron gestionar el Complejo Arqueológico Mateo Salado (de la cultura Ychma, con más de 800 años de antigüedad) como espacio de sus operaciones. Hidalgo, poeta de la generación del 90 y miembro del colectivo Estación 32, y Morales, ex jefe de restauración de Mateo Salado y actual restaurador en el Complejo Arqueológico Chavín de Huántar, convocaron a otros poetas y artistas y empezaron con un gran festival de poesía en el año 2013, que se ha venido repitiendo y creciendo cada año desde entonces.

LHEP ha realizado además numerosas actividades aparte de esos diez memorables festivales, que han incluido a decenas y decenas de poetas peruanos e internacionales. LHEP también ha logrado integrar artes plásticas, música y ferias del libro en sus eventos de la explanada de la huaca Mateo Salado, con el permiso del equipo arqueológico del complejo, dependiente del Ministerio de Cultura del Perú. Asimismo, sus miembros han realizado innumerables recitales virtuales (vía Zoom durante la pandemia y después, de los que constan las grabaciones en su página de Facebook), festivales presenciales, y co-organizado eventos internacionales, incluyendo su participación directa en el congreso «Trilce y las vanguardias latinoamericanas» por los cien años del revolucionario libro de César Vallejo, en Casa de las Américas, Cuba, el pasado 10 de noviembre del 2021.

Hidalgo y Morales invitaron poco a poco a otros poetas y conformaron lo que hoy, con un toque de socarronería, llaman su «Comité Central». Esos poetas son Valeria Chauvel Moscoso, Brenda Vallejo Mezarina, Francesca Federico, Sandra Luna, Yazmín Cuadros, Lesley Costello, Santiago Morales Erroch, Rafael Hidalgo Osorio, José Antonio Mazzotti y Raúl Bueno Chávez. Ellos provienen de distintos lugares y generaciones, por lo que puedo asegurar que no intentan constituirse como un movimiento generacional ni estilístico, sino que aceptan su diversidad y gracias a ella se enriquecen mutuamente como escritores y personas.

Desde las más jóvenes poetas Valeria Chauvel Moscoso y Brenda Vallejo Mezarina hasta los ya consagrados José Antonio Mazzotti y Raúl Bueno (estos dos de las generaciones del 80 y el 68, respectivamente), los poetas de LHEP se unen por el común amor a la palabra y a la posibilidad de construir un mundo mejor a través de la vivencia poética. Y lo hacen sin ningún tipo de apoyo estatal ni privado.

Como Asociación Cultural también se preocupan de organizar actividades de carácter académico que sirvan al gran público para compenetrarse con la reflexión y la crítica sobre poesía. Por ejemplo, solo el 2020, en plena pandemia, organizaron las conferencias “¿Qué pasa en la poesía peruana del 80 para acá?”, por José Antonio Mazzotti; “Doce años de poesía y violencia (19- 80 a 1992)”, por Paolo de Lima, Luis Fernando Chueca y Alfredo Márquez; «Voces del interior (poesía femenina)», por Ethel Barja, Mónica Carrillo y Ana Varela; «La poesía de los Contemporáneos de México», por el renombrado escritor Pedro Ángel Palou; «Chicas en tiempos suspendidos: poesía actual argentina», por la consagrada poeta porteña Tamara Kamenszain (lamentablemente fallecida el 2021); «Wallmapu resiste: de genocidios, despojos y sueños en la poesía del país mapuche», por el crítico chileno Luis Cárcamo Huechante; «Voces finiseculares peruanas», por los poetas Florentino Díaz y Enrique Bernales (del grupo Inmanencia) y Paolo de Lima (del grupo Neón); «Panorama de la poesía quechua en el Perú», por Julio Noriega Bernuy; «El transbarroco peruano», por Rubén Quiroz Ávila; «Fayad Jamís y la poesía cubana», por el reconocido poeta Víctor Rodríguez Núñez; y la presentación de mi antología Volteando el siglo. 25 poetas peruanos, editada el 2020 por Casa de las Américas (Cuba) y la Revista de Crítica Literaria Latinoamericana (Perú/EEUU).

Y no quiero seguir con las actividades del 2021, el 2022 y el 2023, porque la lista sería muy larga. Qué mejor manera de celebrar estos diez primeros años de LHEP que con un libro donde se pueda apreciar la calidad de la escritura de todos sus miembros nucleares. Sin embargo, es increíble que, a estas alturas, siendo el proyecto de La Huaca es Poesía una dependencia del Ministerio de Cultura, al menos formalmente, no reciba ni un centavo de apoyo y todas las actividades tengan que hacerse de puro corazón.

Por lo tanto sería bueno que se empiece a dirigir un poco del presupuesto nacional en centros históricos culturales donde se trata de visibilizar no solamente lo antiguo sino lo que se está produciendo contemporáneamente.

La antología, que me cupo el placer de editar, se presenta virtualmente este viernes 1° de setiembre a las 8 pm por el Facebook Live de La Huaca es Poesía. Conéctese y conozca algunas de las nuevas y viejas voces más interesantes de la poesía peruana.

Tags:

festival de poesía, La Huaca es Poesía, LHEP, Mateo Salado, Ministerio de Cultura del Perú

Mas artículos del autor:

"Biodiversidad peruana y manipulación en Netflix"
"Heraud en la memoria y en el Perú de hoy"
"La casa de Adelina y Amador"
x