Arispe Bazan, Silvia

La castración no es solución

"Actualmente los violadores de niños y niñas tienen penas sumamente elevadas, incluyendo cadena perpetua, sin posibilidad de beneficios penitenciarios ni gracias presidenciales. Todas estas medidas tomadas en los últimos 5 años para responder a la alza de casos a nivel nacional"

Querida Manuela,

Hoy va a ser un año de nuestra correspondencia. Tan rápido, así como pasaron 200 años de república. Estos días he estado pensando, analizando nuestras cartas.  Ha sido un año de doble  pandemia. Por un lado, el corona virus y por otro el de violencia contra niños, niñas, adolescentes y mujeres. El encierro de estos dos últimos años, nos ha llevado a reflexionar sobre la violencia dentro del hogar. Creo que es un metáfora a cómo vamos en lo público, ya que ha sido un año de inestabilidad política, desánimo y pésima gestión por parte del Ejecutivo y del Legislativo. 

No quiero hacerte recordar el  1 de enero de 1834, cuando te ordenaron que abandonaras Colombia en un plazo de trece días. Seguro que fue horrible para ti, después de todo lo que habías hecho con Bolívar por formar la Republica de Colombia. Fue en ese momento que te encerraron en la cárcel de mujeres y luego fuiste llevada hasta Funza para subir e ir a caballo al puerto de Cartagena con destino a Jamaica. Tú conoces la prisión y yo también.

A diferencia de ti, yo no he sido nunca detenida, he trabajado como asesora en Derechos Humanos del Presidente del Instituto Nacional Penitenciario. Así conocí casi la totalidad de  cárceles en el Perú, incluyendo el Fundo Barbadillo y la Base Naval. Tú y yo sabemos lo que es una cárcel en latino américa. Sabemos que hay escasez de servicios básicos, de alimentos y actualmente están hacinadas. Sabemos que es el infierno en la tierra.

Hace unos días, salió en las noticias, un caso terrible de violencia sexual contra una niña de 3 años en la ciudad norteña de Chiclayo. Todos los días se reportan noticias de violencia contra mujeres, niños, niñas y adolescentes. Terrible Manuela. Pero esta noticia fue tan sórdida por el hecho que la pequeña violada por un hombre adulto termino con el cuerpito destruido luchando por su vida en un quirófano sin entender lo que le había sucedido.

Así nuevamente, ingresa a la agenda pública la preocupación por resolver esta problemática. Nuestros políticos refritos aparecen a opinar e inclusive el día de ayer el Ejecutivo no tuvo mejor idea que presentar el Proyecto de Ley que Autoriza la Castración Química para Violadores de Niños, Niñas y Adolescentes. Esta es una medida que carece de sustento legal. Me llama la atención que el proyecto no lo presente el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables que es la competente, bastante raro.

Sabes, actualmente los violadores de niños y niñas tienen penas sumamente elevadas, incluyendo cadena perpetua, sin posibilidad de beneficios penitenciarios ni gracias presidenciales. Todas estas medidas tomadas en los últimos 5 años para responder a la alza de casos a nivel nacional. Nuestros políticos, como siempre, usan el derecho penal para resolver problemas sociales. Pero no resuelven nada más que crear un caos normativo ya que de acuerdo a las cifras del Programa Nacional para la Prevención y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres e Integrantes del Grupo Familiar PN Aurora, en los últimos 5 años estos casos de violencia grave han ido incrementado. El encierro nos mostró que somos una sociedad donde la violencia ocurre en casa, en el entorno familiar y que el derecho penal no frena a los agresores.

Justamente como  Directora Ejecutiva del Programa Nacional para la Prevención y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres e Integrantes del Grupo Familiar durante la pandemia, vi que el enfoque a la respuesta de este problema social se encuentra centralizado en la pena al delincuente. Las leyes penales han sido modificadas así como la Ley para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres y los Integrantes del Grupo Familiar-Ley 30364 desde un enfoque punitivo contra el agresor. Claro que debemos sancionar, claro que sí estamos de acuerdo pero creo que actualmente debemos centrarnos en lo esencial para el futuro de nuestra sociedad: las víctimas. ¿Como vamos con la prevención para los más pequeños? ¿Como vamos con  la atención a las pequeñas víctimas? ¿Como vamos con los servicios de salud especializados en la zonas de alta casuística? ¿Que proyecto tiene el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables que proponer?

Más bien porque no nos concentramos en nuestro futuro, en darles seguridad a nuestros niñas, niños y adolescentes mediante la real aplicación de la Ley 30364 y el  Sistema Nacional para la Prevención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres y los Integrantes del Grupo Familiar y sus 4 instrumentos y mecanismos de articulación: El Protocolo Base de Actuación Conjunta, el Registro Único de Víctimas y Personas Agresoras, el Observatorio Nacional de la Violencia contra las Mujeres y los Integrantes del Grupo Familiar, y el Centro de Altos Estudios contra la Violencia contra las Mujeres y los Integrantes del Grupo Familiar. Porque no se trabaja en las escuelas, barrios, clubes, la prevención de la violencia. 

Manuela, hace un año que nos escribimos, la republica sufre porque su futuro esta cada día en riesgo, sin cuidados ni prevención. Vamos castrando los sueños de nuestros niños y niñas.

Tags:

sociedad, violencia

Mas artículos del autor:

"Sistema Nacional de Cuidados: URGENTE"
"El Congreso contra las Niñas"
"Ollas comunes, lideresas únicas"
x