Arispe Bazan, Silvia

Las niñas y la vacancia

"Como ya te he comentado en cartas anteriores, las víctimas de violencia sexual y el embarazo producto de violación sexual, tienen rostro de niña y adolescente mujer en el Perú."

Querida Manuela,

Han pasado dos semanas desde la ultima carta y aún no salimos de la crisis. Hoy no te quiero comentar sobre el presente, ya que la crisis política en el Ejecutivo y el Legislativo cada día se enreda más y no hay perspectivas de solución. Acusaciones, opiniones y enfrentamientos que no llevan a nada concreto, en fin, seguimos repitiendo la historia hace 200 años. Manuela, quiero más bien comentarte sobre algo más importante y que genera esperanzas.

Como cada año, este 11 de octubre se conmemoró el Día Internacional de la Niña (van 10 años desde que la Asamblea General de las Naciones Unidas lo proclamó). Muchos dicen que no es necesario, como el Dia de la Mujer, ¿por qué no hay un día del niño o del hombre?. ¿Crees que es importante esta fecha? Claro que sí, porque sirve para visibilizar a niñas y adolescentes mujeres, darles una voz en esta sociedad dominada por adultos varones donde ser mujer viene con desventajas estructurales. Como ya te he comentado en cartas anteriores, las víctimas de  violencia sexual y el embarazo producto de violación sexual, tienen rostro de niña y adolescente mujer en el Perú. Por ello, este día debería ser una fecha para promover medidas para protegerlas, especialmente sus derechos a la igualdad, a la participación política y a una vida libre de violencia.

Tu fuiste víctima de violencia por ser hija ilegítima, tu padre estaba casado y sedujo a tu madre, quien por la vergüenza posteriormente murió cuando tenías solo cuatro años. Fuiste discriminada por tu acaudalada familia materna, tu madre fue estigmatizada por haber parido a una hija fuera del matrimonio, no recibiste la herencia que te correspondía y te obligaron a casarte con un extranjero 20 años mayor que nunca quisiste. Fuiste una niña que no te conformabas con las reglas del Convento donde te mandó tu familia materna con el fin de no verte porque les dabas vergüenza. Esto aun ocurre hoy en día, en especial con las niñas y adolescentes madres. No ha cambiado el juzgar a las mujeres.

Manuela, han pasado 200 años, las cosas han ido mejorando lentamente para las mujeres adultas, pero las niñas y adolescente mujeres siguen en riesgo. Sería bueno refrescar la memoria con estadísticas actuales (enero a agosto de 2022) de los Centros de Emergencia Mujer del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables: se atendieron 25,952 casos de violencia hacia niñas y adolescentes mujeres, lo que representó un 71.6 % del total referido a personas menores de edad; de estos casos, 11 977 fueron por violencia sexual y 5063 por violación sexual, lo que representaría el 93.9 % de casos hacia dicha población. La violencia sexual tiene rostro de niña y adolescente mujer. La violencia sexual, se correlaciona con los 62 casos de trata de personas con fines de explotación sexual, donde son la niñas y adolescentes las mayores víctimas con 82.3% de los casos. Como ya te comenté en cartas anteriores, para que haya explotación sexual, es porque hay una oferta interesada en pagar por tener sexo con niñas y adolescentes.

Muy estrechamente ligado al tema de violencia sexual vemos que en el Sistema de Registro del Certificado de Nacido Vivo en Línea del Ministerio de Salud (Minsa) durante 2021 registraron 1430 nacimientos de madres niñas y adolescentes menores de 14 años y ahora en 2022, de enero hasta la fecha, esta cifra ya se encuentra en 1074 casos. La tasa de embarazo adolescente en el Perú no ha disminuido en los últimos 30 años y el acceso a la salud sexual y reproductiva es la política que más interrupciones ha sufrido (entre 2006 y 2014). Esta situación es gravísima porque el embarazo de una niña menor de 14 años, por ley, es consecuencia de una violación sexual.

Fuiste una niña dedicada a leer y sentir que no tenías un lugar en el mundo por ser hija ilegítima y huérfana de madre. Felizmente pudiste aprender a leer y dedicarte, en especial, a aprender de la Revolución Francesa. Soñabas desde pequeña con la independencia. Nuestras niñas no tienen porqué pasar por lo que pasaste hace mas de 200 años. Fuiste seducida y casada a la fuerza con un hombre que no querías, pero te liberaste, luchaste y lograste hacer tus sueños independentistas. La historia te redujo a ser una adultera por haber abandonado a un hombre que no amabas. Este ya no debe ser el futuro de las mujeres peruanas. Las niñas, cada 11 de octubre deben ser reconocidas desde sus conocimientos, incentivarlas a lograr sus sueños para que vivan felices y puedan expresarse.

La buena noticia es que existen espacios de participación política para las niñas y adolescentes mujeres desde distintos sectores, que con el tiempo están llegando a consolidarse entre esta población vulnerable. Por ejemplo el Ministerio de Educación con sus municipios escolares y la red nacional de participación, el Ministerio de Justicia con sus jueces escolares y el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables con sus Consejos Consultivos de Niños, Niñas y Adolescentes (Cconas). Hay avances, sin embargo, hay mucho que trabajar como país si queremos llegar a cumplir con la agenda 2030 de la ONU, donde creo que por el desorden del actual gobierno central y legislativo, son las nuevas autoridades regionales y locales elegidas las que deben sumarse a la protección de los derechos de niñas y adolescentes mujeres. Esperemos que así sea.

Tags:

#diainternacionaldelaniña #ods #Objetivosdedesarrollosostenible #cartasamanuelasaenz #derechosdelasniñas #noviolenciahacialamujer #noviolenciaalasniñas #niñasyadolescentes

Mas artículos del autor:

"Ima Sumaq ¡Que hermoso!"
"Fútbol sí, lo demás no importa"
"Las niñas y la vacancia"
x