Finanzas personales

Luego de las fiestas de fin de año, y todos los gastos que han traído, enero suele ser un mes complicado, porque nos hemos quedado sin plata. En una época en la que muchos trabajadores suelen tomarse unas vacaciones, nos preguntamos ¿Cómo ordenar mis finanzas si quiero realizar un viaje con amigos, en pareja o con mi familia? ¿Cómo organizar nuestros gastos en temporada de verano si me quiero dar un descanso en familia en algún hermoso lugar del Perú? En ese sentido, Walter Eyzaguirre, autor del libro ¿Y si hacemos dinero? (Editorial Planeta), nos brinda algunas recomendaciones que debemos tener en cuenta para planificar adecuadamente nuestros gastos en esta época del año y nuestras vacaciones.

1.-Sin presupuesto no hay paraíso: Uno debe saber que todo lo que hacemos con nuestro dinero debe estar presupuestado y así puede tomar las consideraciones del caso para no gastar más de lo que se puede, es mejor siempre tener ese presupuesto de viaje o de vacaciones para planificar y saber mejor el destino de nuestro dinero, esto también te ayudará a planificar las vacaciones del siguiente año.

2.-No te endeudes sin sentido: Cuidado con los paquetes en cuotas mensuales o con usar la tarjeta de crédito para pagar las vacaciones en cómodas cuotas, ¿qué sentido tiene tener un viaje en febrero de 2022, que se terminará pagando en julio de 2023? Usemos el crédito para cosas que nos generen valor hacia el futuro, no para la diversión.

3.- Analiza los gastos con tu familia: Es importante tener unas finanzas familiares planificadas en conjunto, pues a veces tomamos decisiones sin consultar al resto de la familia, y eso puede impactar negativamente en nuestro bolsillo.

4.-Planifica con anticipación: Para las próximas vacaciones, pueden empezar con un reto como el “Ahorro calendario”, esto significa que ahorren un sol en función al día del calendario, es decir el día uno ahorrarás un sol, el día 15 ahorrarás 15 soles y así sucesivamente cada día del mes. Con esto tendrás unos 5,500 soles al año y así este reto familiar te pagará tus próximas vacaciones.

Tags:

Finanzas personales, Vacaciones, verano, Verano 2022

Experto en finanzas personales y profesor de Pacífico Business School, Jorge Carrillo Acosta señala que en la actual coyuntura, donde aún nos encontramos intentando salir de la crisis económica producto de la pandemia y el entorno político, sugiere 12 recomendaciones simples para empezar este 2022 cuidando nuestras finanzas personales, con el fin de mejorar la economía familiar.

1.- Lleve un control de sus ingresos y gastos

Debemos tener claro cuánto ganamos, cuánto gastamos y en qué gastamos, para poder calcular nuestro excedente o faltante, y a partir de allí saber cómo manejarlo.

En cuanto a los ingresos, siempre tomemos en cuenta el ingreso neto (después de los descuentos), y no el ingreso bruto.

Respecto de los gastos, se recomienda distinguir entre gastos domésticos (alquiler, luz, agua, teléfono, cable, internet, etc.), gastos de manutención del hogar (alimentación, aseo, salud, educación, etc.), gastos de transporte (pasajes, taxis, gasolina, etc.), “gustitos” diarios y “gustitos” semanales.

2.- Reduzca sus gastos no esenciales

Normalmente incurrimos en gastos que no son estrictamente necesarios, ya sea de forma diaria (como comprar golosinas, gaseosas o jugar la lotería) o de forma semanal (como ir al cine, cenar en un restaurante o salir a un centro comercial).

Incluso, hay gastos que podríamos evitar, como gastar en taxis por no levantarnos más temprano y tomar el transporte público.

Este tipo de gastos debemos procurar controlarlos o reducirlos, para tener una mayor capacidad económica.

3.- Planifique sus compras

La planificación es fundamental parta no gastar de más al momento de realizar cualquier compra.

Por ejemplo, cuando vamos al mercado o supermercado, se recomienda elaborar una lista y respetar esa lista, para no adquirir algo que no necesitamos.

Asimismo, muchas familias compran productos “en mancha”, con el fin de ahorrar en conjunto por el precio “al por mayor”.

Otro ejemplo de una adecuada planificación es buscar previamente por internet el producto que voy a comprar, y de esta forma encontrar el mejor valor.

4.- Ahorre, aunque sea de a pocos

Uno de los mejores hábitos financieros es ahorrar, lo cual debemos verlo como “pagarnos a nosotros mismos”.

El ahorro nos permite alcanzar ciertas metas (como acumular para la cuota inicial de un departamento o un auto), así como afrontar algunos imprevistos (emergencias familiares, accidentes, etc.).

En este sentido, lo ideal es ahorrar al menos el 10% de nuestros ingresos, y acumular en el tiempo unos 3 sueldos mensuales como mínimo.

5.- Utilice la tarjeta de crédito de forma inteligente

La mejor forma de utilizar la tarjeta es bajo la modalidad de “crédito directo” o “pago total”, es decir, consumo mis gastos del “día a día” con la tarjeta y la dejo en “cero” llegada la fecha de pago, ya que de esta forma no pagamos intereses.

Hacer un consumo con la tarjeta y pagarlo en cuotas o con los pagos mínimos suele ser muy caro, salvo que se trate de una promoción de “cuotas sin intereses”, donde sí nos conviene, siempre que sea un monto grande.

6.-Endéudese solo para compras importantes

Solo debemos endeudarnos cuando se trata de un consumo que tenga un valor importante, como un electrodoméstico, un mueble grande o un viaje, cuya compra no podemos pagar en su totalidad a fin de mes.

En estos casos lo mejor suele ser un préstamo personal en vez de una tarjeta de crédito, ya que las tasas son más bajas en promedio.

7.- Si va a tomar un crédito, que sea en la moneda en la que recibe sus ingresos

Si, por ejemplo, gano mi sueldo en soles y me endeudo en dólares, puedo correr el riesgo de que suba mucho el tipo de cambio, y aumente innecesariamente la deuda. Por ejemplo, en lo que va de 2021, el dólar ha subido un 12% aproximadamente.

Recordemos que el dólar es una moneda que varía mucho, y depende tanto de  eventos externos como internos que ocurran en el país.

8.-Controle que sus cuotas no superen la tercera parte de sus ingresos

Si mi sueldo o ingreso neto es, por ejemplo, S/1,500 al mes, lo que yo destine para pagar las cuotas de todas mis deudas juntas (tarjetas de crédito, préstamos personales, crédito vehicular, etc.) no debería ser más de S/500.

De lo contrario, podría caer en sobreendeudamiento.

9.-En un financiamiento, pregunte siempre por la TCEA

Cuando tomamos un crédito, normalmente solo preguntamos por la tasa de interés, pero, además de esta, las entidades financieras cobran otros conceptos adicionales, que son comisiones, seguros y otros gastos.

Si incluimos todos los cargos que nos cobran en un solo “paquete”, se obtiene justamente la TCEA (Tasa de Costo Efectiva Anual), que la tasa real que debemos comparar.

10.-Cuide su “deuda potencial”

No conviene tener muchas tarjetas de crédito o mucha línea de crédito en estos plásticos, ya que ello incrementa nuestra “deuda potencial”, y cuando solicitemos un crédito hipotecario o vehicular, no podremos acceder a estos productos a menos que cancelemos algunas tarjetas o reduzcamos nuestras líneas.

Se recomienda tener máximo 2 tarjetas de crédito, y con líneas no mayores a 3 sueldos mensuales.

11.- Mantenga un buen historial crediticio

Debemos cuidar nuestra reputación crediticia, cumpliendo puntualmente con nuestras obligaciones, y no solo cuando se trate de deudas con entidades financieras, sino también con otras instituciones como SUNAT, el pago de luz, agua, teléfono, etc., ya que todo ello se reporta a las centrales de riesgo.

Si estamos mal reportados, se limita nuestra posibilidad de obtener un nuevo financiamiento, pero además podríamos perder oportunidades laborales.

12.- Aproveche los meses de ingresos fuertes

Si estoy en planilla, debería aprovechar los ingresos “estacionales” como la gratificación, la CTS o el pago de utilidades, para poder reducir mis deudas caras o empezar a ahorrar.

Lo mismo ocurre si, por ejemplo, soy emprendedor y obtengo mayores ganancias en esta campaña navideña. Es una buena oportunidad para ordenar mis finanzas familiares.

Tags:

Ahorros, Finanzas personales, Uvas financieras

De acuerdo a la última encuesta Pulso Perú de Datum Internacional, los peruanos planean gastar en estas fiestas de Navidad y Año Nuevo, un monto promedio de S/ 430 en regalos, un 14% más que en la campaña navideña de 2019, antes de la pandemia. Con un mayor gasto, conviene que evalúe más que nunca cuál es el estado de sus finanzas personales.

El primer paso para tener una gestión adecuada de sus cuentas, según Finanzas en Simple, una iniciativa de Equifax, es tomar conciencia y planificar para poder llegar a los objetivos propuestos y las metas mensuales.

“Si ya identificó los gastos fijos que tiene mes a mes, no olvide incluir en estos un presupuesto para transportes, salidas, café o comidas fuera de casa, todo esto son llamados los ‘gastos hormiga’, que son pequeñas salidas de dinero que, si no se controlan, pueden sumar una fuerte cantidad de dinero”, indicaron.

Actitudes positivas

Una vez que conocemos con qué patrimonio contamos, cuáles son nuestros gastos e ingresos, es necesario recordar qué medidas solemos tomar para la administración del dinero. En ese sentido, la consultora financiera Al Día considera que hay al menos cinco características que dan cuenta de la salud de nuestras finanzas:

Gasta menos dinero de lo que gana. Si hizo su presupuesto personal y notó cuánto dinero ingresa y cuánto dinero sale de sus cuentas, y al hacer esta comparación, se dio cuenta de que gasta menos dinero del que gana, es un claro indicador de que está haciendo las cosas bien.

Tiene un fondo de emergencias. Quienes tienen unas finanzas saludables prevén su futuro y están preparados ante problemas de salud o el desempleo. Se trata de tener un monto ahorrado destinado a cubrir necesidades mensuales por al menos seis meses.

No se retrasa en el pago de las deudas. Si sabe de educación financiera es consciente de que los retrasos son imperdonables y generan intereses más altos. Siempre pague a tiempo sus recibos, sean los de servicios básicos, los de educación, o tarjetas de crédito, si las tuviera.

Tiene un buen historial crediticio. Tener salud financiera no significa no tener tarjetas de crédito o préstamos. De hecho, un buen historial es una clara señal de finanzas sanas. El problema es no lidiar bien con las deudas. Un buen endeudamiento brinda acceso a beneficios.

Cuenta con seguros no obligatorios. Los seguros permiten que estés a salvo de imprevistos, pero que también que su economía lo esté. Si no tienes un buen seguro médico y enferma, los gastos podrían hacer que tengas una deuda cuantiosa al final. Es una buena salud financiera contar con algún seguro de salud, oncológico o contra accidentes.

Tags:

Finanzas personales, saludables

No es gratuito que al recibir el sueldo, la gratificación o un ingreso extra, nos pongamos alegres y nos animemos a comprar algo nuevo para consentirnos. Esto se debe a la segregación de endorfinas de nuestro cerebro, al que le encanta la gratificación inmediata. Nuestras emociones están presentes en muchos momentos de toma de decisión y a veces esto puede ser contraproducente si permitimos que dichas emociones se apoderen de nosotros, específicamente sobre nuestras finanzas.

David Laurent, economista conductual, explicó a Sudaca que las emociones son uno de los principales drivers del momento de nuestra toma de decisiones en diversos ámbitos de nuestra vida. “Siete de cada diez decisiones que tomamos son automáticas. Eso quiere decir que no pasan por un proceso deliberativo, ni racional, sino por un proceso muchas veces emocional”, explica Laurent.

El experto indica que cuando una persona está hambrienta, enamorada, o molesta, sus patrones de consumo cambian de manera radical al de su estado neutral. “Uno necesita la racionalidad para tener ciertos hábitos de consumo. Cuando la racionalidad se ve acotada por cualquier emoción fuerte como enamoramiento, cansancio, somnolencia o hambre, estos hábitos cambian y gastamos más de lo esperado”, explica.

¿Cuándo hacer compras?

Laurent recomienda evitar hacer gastos impulsivos o no contemplados cuando atravesamos momentos de alta emoción, dado que estas transacciones no serán producto de la racionalidad. “El mejor momento para hacer compras es uno de tranquilidad”, indica y explica que, por ejemplo, no es recomendable ir a comprar al supermercado cuando se está hambriento, porque terminamos llenando el carrito de antojos.

“En cambio, si vas a comprar, cuando estás saciado, cuando estás lleno, seguro las cosas que vas a comprar van a ser otras. No es lo mismo ir a comprar al supermercado después de haber terminado una relación, cuando seguramente tu cuerpo te pide azúcares, que comprar cuando estás bien en una relación y te sientes estable”, plantea.

El economista conductual plantea una solución práctica para evitar gastar al estar expuestos a momentos de alta emoción mediante un ejemplo: “Si me reúno con amigos del colegio que no veo hace mucho, estaré expuesto a una alta emoción. Si nos gusta consumir alguna bebida, es probable que gaste. ¿Qué hago entonces?  Me pongo un candado en el momento racional, entonces no llevo mi tarjeta, sino solo el efectivo que estoy dispuesto a gastar”.

Tags:

Emociones, estado de ánimo, Finanzas personales

Durante el 2020, los créditos otorgados por la banca crecieron en 10.9%, según la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc). Acceder a un crédito o préstamo a través de una entidad financiera es una gran opción para tener pronta liquidez para comprar bienes o cumplir metas que requieren de una inversión mayor a los ahorros acumulados.

Si bien son una gran ayuda, es importante tomar en cuenta ciertos puntos y condiciones como la tasa de interés y el tipo de préstamo para estar seguros de estar solicitando y aceptando el producto que más se ajuste a nuestras necesidades, medios y objetivos.

En ese sentido, la Asociación de Bancos del Perú comparte algunas recomendaciones que permitan determinar la conveniencia del producto al momento de solicitar un préstamo:

Conoce los diferentes tipos de créditos

Es necesario conocer los diferentes tipos de créditos a los que se puede acceder. Existen muchos dependiendo del bien a adquirir, cada uno con términos y condiciones diferentes. Por ejemplo, el crédito vehicular, el crédito hipotecario y los préstamos personales, que se pueden utilizar para diferentes fines.

Elige el préstamo que responda a tus necesidades

Cuando ya se tenga claro el objetivo, lo siguiente será elegir el tipo de préstamo más conveniente al propósito final. Es importante tomar en cuenta para qué se va a utilizar el crédito, además de contemplar el monto prestado, la tasa de interés y el plazo de financiamiento, es decir, el tiempo en el que se tendrá que pagar la deuda en cuotas.

Verifica la tasa de interés

Existen diferentes tipos de tasas de interés. Están por ejemplo, la tasa fija, que se pacta al inicio del crédito y se mantiene constante a lo largo del mismo; y la tasa variable, que se modifica de acuerdo a las condiciones del mercado. Haz las estimaciones necesarias y elige la más conveniente para tu caso.

Consulta antes de decidir

Mucha de la información relacionada al préstamo o crédito es bastante técnica, por lo que es recomendable contar con la opción de consultar y solicitar asesoría a las entidades bancarias de tu interés o, en todo caso, a un asesor financiero. Recuerda que para tomar la decisión más apropiada frente a tus necesidades es necesario tomarse el tiempo necesario para averiguar y comparar los diferentes tipos de créditos y beneficios que ofrecen las entidades financieras.

Tags:

Créditos, Finanzas personales, préstamos

Debido a la cantidad de empleos perdidos por la pandemia y el reciente incremento en los precios de varios productos de la canasta básica familiar, es importante tomar algunas precauciones para cuidar el presupuesto familiar. Por ejemplo, planificar bien las compras para no arriesgarnos a comprar demás y que se echen a perder los productos.

De acuerdo a Blanca Quiroga Ríos, docente de la Escuela de Negocios Internacionales de la UCV Campus Piura, una opción son las compras al por mayor. “Requiere de un trabajo de grupo, ya sea familia, amigos, compañeros o vecinos. Este fin suma necesidades y recursos para aminorar costos, y considerar comprar para quince días o más. De esta forma se puede ahorrar dinero, movilidad y es posible que se acceda a ofertas y mejores precios”, explica.

Agrega que también se debe organizar las finanzas a través de un presupuesto. De esta manera, se conoce cuánto se gasta, en qué y no se olvida el dinero considerado para el ahorro.

Lo primero a buscar, según Juan O’Brien, profesor de los Programas MBA y Alta Dirección de Centrum PUCP, es la estabilidad: “Tus ingresos recurrentes tienen que cubrir tus egresos corrientes y un pequeño porcentaje para imprevistos. Con esto no hay campo para la negociación, lo primero que tienes que darte y dar a tu familia es tranquilidad. Estos ingresos tienen que ser fijos y estables”, asegura.

Usos del dinero adicional

Por otro lado, en medio de la crisis, miles de personas accedieron a ingresos por gratificaciones, Compensación por Tiempo de Servicios (CTS) o retiros de AFP, que les pueden permitir organizar mejor su dinero en tiempos difíciles. Para Ana Vera, CEO de Grupo Kobsa, es bueno priorizar temas como educación, salud, alimentación, vivienda y emergencias.

El siguiente paso es pagar las deudas. Vera advirtió que, los pendientes de pago, no solo impactan el historial crediticio, sino también en la salud mental de los deudores, expresado en situaciones de estrés y angustia permanente.

SI cumple con sus obligaciones y le resta un dinero para ahorrar, recomienda colocar el dinero en una cuenta a plazo fijo para así ganar intereses y usar el dinero a futuro. Otra opción es emprender, invirtiendo ese dinero extra en algún negocio con las habilidades que tenga o asociándose con alguna persona que esté dispuesta a invertir en una idea de negocio rentable.

Dentro de las inversiones existen dos figuras depósitos a plazo fijo y fondos mutuos. Luis Chávez Bedoya, profesor del MBA y la Maestría de Finanzas de ESAN Graduate School of Business precisa que un depósito a plazo fijo es cuando alguien deposita dinero con el compromiso de dejarlo en la entidad financiera por el tiempo pactado a cambio de un interés.

“Por otro lado, los fondos mutuos son inversiones colectivas. Puede que un grupo de personas o una institución que desee invertir en activos como bonos y acciones u otras opciones. Entonces, le dan su dinero a una entidad para que lo administre de acuerdo a una estrategia, y esta, luego de un plazo legal, se lo devuelve con las ganancias (o pérdidas)”, señaló.

Tags:

Crísis, Finanzas personales

En Youtube:

En Spotify:

En Soundcloud:

Síguenos en Sudaca.pe

#Sudaca​​​​ #Emprende​​​​​​​​ #Podcast​​​​ #SamantaAlva​​​​ #Coaching #Marketing #Finanzas

Tags:

Ahorros, Dólar, Finanzas personales

La crisis sanitaria y económica a causa de la pandemia por COVID-19 generó una gran reducción de los ingresos de las familias peruanas. La encuesta elaborada por el Banco Mundial, “Impacto de la #COVID-19 (#Coronavirus) en los hogares peruanos”, reveló que en mayo de 2020, el 80% de los hogares reportaron una disminución del ingreso familiar. De ellos, la mitad volvió a mencionar una caída en su ingreso en julio del mismo año.

En ese sentido, resulta crucial cuidar de las finanzas personales y familiares de modo que los ingresos sean cuidados e invertidos de la mejor manera posible, pensando siempre en el futuro. Un informe del Grupo Verona, consultora tributaria para empresas, brinda algunas recomendaciones para cuidar del dinero en tiempos de crisis como los que estamos viviendo:

1.-Liquidar las deudas

Liquidar todas las deudas en un tiempo corto es lo mejor, pero en tiempos de crisis puede resultar una tarea muy complicada. Por ello, se debe procurar al menos liquidar las deudas más caras, es decir aquellas que tengan una mayor tasa de interés. Entre estas se encuentran las generadas por las tarjetas de crédito, por lo que es igualmente recomendable contar con las indispensables, y en el mejor de los casos solo una para evitar tener mayores vías de endeudamiento.

2.-Evita contraer nuevas deudas

En los momentos de crisis es cuando menos deudas debemos acumular, pues existe la posibilidad de reducción en los ingresos. Una vez que las deudas hayan sido liquidadas, es importante evitar seguir acumulando nuevas, a excepción de las que puedan ser necesarias, o que podrían servir para aprovechar alguna oportunidad de negocio, por ejemplo.

3.-Gastar menos

Esto implica comprar lo necesario, evitar los lujos, y adquirir sólo lo que sea indispensable. Gastar menos también implica comprar de forma inteligente, es decir, investigar bien antes de comprar, comparar los precios, y buscar siempre buenas ofertas y descuentos.

4.-Ten un presupuesto personal

Un presupuesto siempre será la mejor herramienta para proyectar los futuros ingresos y egresos. En primer lugar, se debe determinar las fuentes de ingresos, por ejemplo, negocios, inversiones, empleos, y cuánto es lo que genera cada una.

Luego se debe determinar los gastos, como alimentación, educación, vestimenta, entre otros y cuánto es lo que se suele gastar en ellas. Finalmente, en base a la información anterior, se elaboran las proyecciones de los ingresos y egresos que serán generados en el próximo mes.

El presupuesto personal permitirá tener un mejor control del flujo del dinero, y conocer cuáles son los aspectos en los que estamos gastando demás, para poder ajustar el nivel de salida del dinero.

Tags:

Crísis, Deudas, Finanzas personales
Página 2 de 3 1 2 3