¿Cómo recuperar la motivación en el trabajo?

Plantearse tareas específicas y celebrar cumplirlas brinda una recompensa emocional instantánea. Conoce otras formas de seguir motivado en el espacio laboral.

Por Samanta Alva

Cuando un trabajador está satisfecho con su puesto de trabajo es un 12% más productivo y un 31% más eficiente, según estudios de la Universidad de Warwick y del Wall Street Journal. Es por eso que el bienestar laboral se ha convertido en uno de los temas más importantes a tratar en los últimos años para las empresas.

David Laurent, economista conductual, comenta que una vez que llevemos un tiempo en un puesto de trabajo, es posible que la motivación se vaya disipando, pero para poder mantenerla es importante que definamos nuestras propias reglas de oro. El experto recomienda plantear cinco reglas y hacer que estas trabajen directamente sobre aspectos que debemos mejorar en el día a día. “Si por ejemplo noto que soy desordenado, mi regla puede ser organizar previamente mi semana. Estas cinco reglas deben apuntar a permitirte tener una buena actitud en el espacio laboral y ser eficiente en las funciones”, indica.

Acciones claras para mantener la motivación

Crea tu propio ambiente: Muchas veces nos enfrentamos a tareas pesadas que nos aletargan y eso puede hacer que nuestra motivación caiga. Para enfrentar esto, podemos preparar el ambiente idóneo con las comodidades que nos permitan desarrollarlas. Por ejemplo, aprovechando el teletrabajo puedes buscar qué otros espacios en casa te permiten trabajar mejor.

Mide tu progreso: Procura registrar tus acciones y evaluar tu propio rendimiento. Esto te permitirá tener una sensación de recompensa y crecimiento cada cierto tiempo. Además podrás ver en qué puntos reforzar. Una de las cosas que más motivación pueden generar es lograr los objetivos que te has propuesto y poder comprobarlo.

Ten tareas específicas: Tener un proyecto grande en manos puede ser abrumador y recompensarnos a largo plazo. Laurent sostiene que lo mejor es plantearse metas cortas y celebrarlas, para tener una retribución emocional constante. Desagrega las grandes tareas en pequeños ítems que te permitan ver el panorama del proyecto de una forma más clara.

Planifica: Muchas veces somos optimistas en cuanto al tiempo que nos tomará completar ciertas tareas, pero al no tener la información necesaria a la mano o con los imprevistos del día a día, es posible que no alcancemos al deadline planteado. Sé realista en cuanto a los tiempos, apoyándote en tener tareas específicas, planifica y ve modificando tus espacios dedicados a cumplirlas.

Busca apoyo: Somos seres sociales por naturaleza, por lo que está bien reconocer que estamos desmotivados y buscar apoyo en otras personas. Presta atención a personas que admires, se destaquen en algún área cercana a ti, o simplemente personas cercanas a ti que te den la fuerza necesaria para continuar trabajando en ti y apóyate en ellas.

Mas artículos del autor:

"Rectificación de Willax"
"Confiep: “Comparado con el primer Gabinete, el de Mirtha Vásquez generó un alivio”"
"Secretario general de Nuevo Perú: “[En Perú Libre] nos ven más como enemigos a nosotros que a los sectores conservadores”"