2021: ¿Es mi empresa cobarde o con propósito?

Alinearse a los problemas de la sociedad en que se desarrollan y evitar caer en ser una “empresa cobarde” serán clave de aquí en adelante.

Por Samanta Alva

Con el inicio de un nuevo año van apareciendo dudas sobre cómo mejorar el camino que estamos trazando con nuestro emprendimiento o pequeña empresa. Una de ellas, frecuentemente mencionada en los últimos años, es cómo plantear el propósito de nuestro negocio.

Durante la segunda jornada del CADE Ejecutivos 2021, Vasco Masías, director ejecutivo de Grupo Alimenta, destacó que es necesario repensar a las empresas que generen valor como sociedad. A ello añadió que “las empresas no viven aisladas del entorno, no se pueden separar los grandes problemas de la sociedad y la actividad empresarial”.

Al respecto, Seth Traum, Managing Partner Strategy 3 de Ipsos North America, explicó durante un Ipsos Talks que para crear una estrategia auténtica, creíble y eficaz en torno al propósito social, el primer paso es reconocer que no existe una solución estándar. Destacó que el propósito social es inherentemente único para la empresa que lo busca.

Por su lado, Adolfo Gaffoglio, CEO de Ipsos Centroamérica, menciona que el 2020 fue el año en que las empresas tomaron más posiciones y acciones. Esto conlleva a la eventual desaparición de “empresas cobardes”. Se trata de empresas que carecen de valentía para realizar una acción o enfrentar una situación que supone un desafío complejo. Esto debido a que los consumidores recuerdan positivamente a las marcas que tienen un rol en los “momentos de verdad”.

Definir un propósito claro

En un contexto de necesidad de mayor participación e involucramiento de las empresas hacia un crecimiento y aporte a nivel de sociedad, es importante trazar el propósito de que nuestro negocio seguirá. El propósito no está vinculado a la misión ni a la visión de la empresa. En realidad este responde a un “¿por qué?”. El por qué empresarial se relaciona con los grandes retos sociales y medioambientales.

Algunos pasos para definir e integrar el propósito de tu empresa son:

  • Analizar qué problema o retos se pueden abordar y conversar con el equipo que será el encargado de asegurar la relevancia de la temática planteada para el propósito del año.
  • Alinear el propósito a la actividad desarrollada por la empresa.
  • Analizar a la competencia y comprobar la efectividad del presupuesto y esfuerzos destinados a la comunicación interna y externa.
  • Fijar el compromiso a largo plazo de tu empresa y comunicar lo que está consiguiendo.

Si necesitas tener ideas más aterrizadas sobre qué tipo de propósito puedes plantear, las Naciones Unidas publicó una guía de materiales que apuntan al desarrollo sostenible al 2030. La idea es no quedarse atrás.

Mas artículos del autor:

"Presidente de la SNI sobre mineras sancionadas: “Lo que pasa es que son las más fiscalizadas, ¿pero sabes cuántas hay en el Perú informales?”"
"Rectificación de Willax"
"Confiep: “Comparado con el primer Gabinete, el de Mirtha Vásquez generó un alivio”"