¿Cómo sacarse de encima un reporte negativo en una central de riesgos?

Cualquier deuda que se contraiga forma parte del historial crediticio de las personas. Entre los buenos pagadores, esta información es de mucha ayuda, pero para quienes caen en morosidad, se convierte en un perjuicio que demora años en dejar de ser visible.

En un escenario de crisis, donde la cantidad de personas con deudas morosas ante entidades financieras se ha incrementado en un 36%, a diciembre de 2020, de acuerdo a un informe de Equifax y Emprende UP, las posibilidades de estar reportado negativamente ante una central de riesgo son altas.

Estos sistemas de información, que pueden ser públicos o privados, sirven para saber cuál es la conducta financiera de cada persona, respecto del pago de sus deudas, pero también ayuda a evaluar la capacidad de endeudamiento. Cualquier información negativa en estas bases de datos puede reducir sus posibilidades de obtener un nuevo crédito o incluso un empleo. De allí que sea importante intentar mejorar la calificación que se obtiene en estas bases de datos.

Según la consultora financiera “Al Día”, una mala calificación crediticia también podría tratarse de un error. En ese caso, recomiendan pedir una “Solicitud de revisión de información”, a la central de riesgo en cuestión. “Otras situaciones donde puedes solicitar la revisión de información son: si en tu historial se registra movimiento en alguna tarjeta de crédito que no posees o si se te adjudica un préstamo que nunca solicitaste”, precisan. 

En cambio, cuando sí se trata de una deuda reconocida, hay que ponerse al día y recién cuando la deuda se subsana, la entidad financiera se lo notifica a la central de riesgos. No obstante, esta notificación demora y el titular puede hacer el trámite por sí mismo, solicitando a la entidad financiera una “carta de no adeudo” que se puede llevar a la central de riesgo para que se actualice la información.

El proceso de volver a estar limpio

En el caso de la central de Infocorp, que ahora es Equifax-Infocorp, el tiempo que una deuda morosa queda registrada es 5 años, pero si se llega a algún acuerdo de pago, de acuerdo a Javier Mori, gerente legal de Equifax-Infocorp, el reporte se mantendrá solo por dos años y como una deuda que se está cumpliendo. En entrevista con Gestión, precisó que, aunque la deuda ya no esté reportada, va a seguir existiendo

“La deuda sigue existiendo. El plazo general de prescripción de las deudas es de 10 años, con algunas excepciones en determinados casos. Si me inician un proceso de cobranza, en el juicio puedo aclarar que la deuda ya prescribió y hay un plazo que tengo para decirlo. Aún así, la deuda no deja de existir, prescribe, pero el mismo banco tendrá el registro”, aclaró.

Por ello, Jorge Carrillo, profesor de Pacífico Business School, recomienda negociar la forma de pago con la entidad financiera que hace el reporte de morosidad.

“Una vez que he cancelado la deuda vencida y ya no salgo reportado como moroso en las centrales de riesgos, lo primero que se recomienda es tener paciencia para acceder a un nuevo financiamiento, ya que las entidades financieras no solo miran el último mes (donde ya “limpié” la deuda morosa), sino que revisan la evolución histórica de mi comportamiento”, explica. En estas revisiones, generalmente, se evalúa los últimos 24 meses.

Mas artículos del autor:

"¿Cómo se mejora la experiencia de venta con los pagos digitales?"
"4 pasos para registrar mi marca en Indecopi"
"¿Cómo afecta la carga laboral excesiva a la creatividad?"