David Rivera: “Rafael López Aliaga es el candidato más peligroso de todos”

Sin pelos en la lengua. El economista y panelista del podcast “Debate” de Sudaca pone en la picota al candidato de Renovación Popular, a quien califica de “autoritario y matón”; asegura que Lescano es un político improvisado; y está seguro de que la izquierda de Mendoza no haría un gobierno “desastroso, chavista”, pero tampoco está en “capacidad política” de hacer todo lo que propone.

 

El jueves pasado Rafael López Aliaga  anunció una alianza con los reservistas de Virgilio Acuña, ¿qué dicen este tipo de acciones de él?

Inicialmente pensaría que se trata de un movimiento desesperado por ampliar su base electoral, que tal vez podría responder a un cálculo político, pero un cálculo político sin ningún fin ideológico más que el de ganar las elecciones y después deshacerse de ellos. Lo que estamos conociendo de López Aliaga es que utiliza a la gente y los medios que sean necesarios para conseguir los objetivos que se propone. También pienso que este señor tiene un problema psicológico, porque es una persona que miente con mucha facilidad, es un tipo que desvaría. Sacó eso, luego se arrepintió e intentó aclararlo. Tiene una especie de campaña permanente de fake news todo el tiempo y uno ya no sabe qué creerle.

 

¿Todo lo que viene haciendo podría resumirse en que está buscando el poder por el poder? No parece haber otra lógica detrás…

Sí. Y para quienes creen que va a ser un gobernante de derecha, en el sentido de que va a ser un promotor del libre mercado, yo les diría que va a terminar siendo como Fujimori, que es un populista de derecha, populista para darle a la gente lo que quiere y necesita en el corto plazo, y va a hacer lo mismo con los empresarios. De paso, se va a dedicar a aprovecharse del Estado para sus intereses personales, a hacer crecer su fortuna.

 

¿Con qué político de otro país lo compararía usted?

Es exactamente el Bolsonaro peruano. Bolsonaro ha destruido Brasil no solamente económica, sino social y políticamente. Tiene la peor crisis sanitaria en América Latina y la OMS ha dicho que es un peligro para toda la región. También con Donal Trump. Creo que ellos son los dos ejemplos más claros de lo que es Rafael López Aliaga.

 

Hernando de Soto es uno de los candidatos con una tendencia al alza en las encuestas. Ayer apareció en una foto con algunos representantes del gremio de transportistas, ¿eso podría ayudarlo?

Hernando de Soto está tratando de mostrar que él es el candidato que va a lograr formalizar a los informales y hacer que los microempresarios lleguen a ser capitalistas de verdad, esa imagen lo ayuda. Creo que hay un sector del electorado que está buscando un candidato con las credenciales internacionales de Hernando de Soto, porque en los papeles es un tipo responsable, que sabe de economía, pero la verdad es que creo que Hernando de Soto tiene un problema: se le ve demasiado mayor, muy apagado.

 

¿No ha sido torpe la campaña de De Soto? Primero ni siquiera sabía el nombre del partido por el que postula, luego casi se autosabotea diciendo que prefería no ser candidato.

Sí, él ha dicho cosas en ese sentido que tienen que ver, es un poco duro decirlo, con la edad. Aparentemente tiene poco control sobre las cosas  que dice y se ha ido boicoteando él mismo, por eso yo veo poco probable que pueda subir lo suficiente para pasar a segunda vuelta.

 

Vizcarra es un personaje que, increíblemente, aún tiene seguidores, y estos lo reconocen por su “lucha contra la corrupción”. El pasado jueves se rechazó el pedido de prisión preventiva contra él, ¿podría aprovechar esto para alegar inocencia o persecución política?

Es una buena pregunta. Ayer no se definió si es inocente o no, sino si hay indicios para una prisión preventiva. Creo que efectivamente no había elementos sólidos para pedir una prisión preventiva, pero también ha quedado bastante claro ayer, y en los últimos días, que Vizcarra está bastante embarrado. A pesar de eso, como dices tú, todavía hay gente que lo sigue y que lo apoya y que cree que esto es una conspiración del aprofujimorismo para seguir perjudicándolo. A pesar de tener estos seguidores, tampoco es que Somos Perú se encuentre muy alto en las encuestas. No me queda claro que lo de ayer lo perjudique o lo beneficie. Creo que es algo más neutro de lo que creemos.

 

¿El elemento Vizcarra será suficiente para que Somos Perú pueda pasar la valla electoral?

Hasta donde van las encuestas, parece que sí. Además tenemos que considerar que la nueva información que va saliendo circula solo entre un grupo de personas, pero la mayoría del país no conoce la evidencia que ha surgido en cuanto a sus cochinadas, porque ese es el término correcto, así que es difícil que se vea golpeado. Igual pasa con Forsyth. Han salido denuncias de corrupción serias, pero no es que la gente se entere necesariamente.

 

¿Y Keiko Fujimori: cree que la acusación del equipo especial tenga algún efecto en su candidatura?

No. En este caso la gente ya sabe bastante bien en qué está metida Keiko. Más bien, creo que Keiko está diciendo cosas interesantes en los últimos días sobre los que ningún candidato está hablando y es el tema de la reapertura de los restaurantes, ampliar los aforos. Está midiendo la temperatura de lo que la gente está pidiendo en este momento, que es que la economía se siga abriendo y, tal vez, eso le pueda dar un aire que yo no hubiese previsto en los días anteriores. Ahora, es cierto que la resistencia a su partido es muy grande, es la candidata con el mayor antivoto, tal vez no suba nada.

 

Yonhy Lescano propuso levantar los derechos de propiedad intelectual de las vacunas para poder producirlas en nuestro país. ¿Qué reflejan este tipo de propuestas? ¿Son viables?

No. Lescano para intentando diferentes cosas. Él está acostumbrado a comentar lo que la coyuntura le trae, lo cual es una virtud en un político: el entender que la coyuntura es la que termina definiendo la confrontación política y el posicionamiento de ideas. El gran problema de Lescano es que dice cualquier cosa, porque es un tipo improvisado hasta más no poder, y su plan de gobierno, por más que él diga que no es su plan de gobierno, refleja lo improvisado que es. En el caso de las vacunas, está lanzando un tema al aire que, primero, sería un proceso largo, complicado; y segundo, no tenemos la capacidad de producción.

 

¿Qué nos esperaría en un eventual gobierno de Lescano entonces?

En el Perú, las cosas dependen mucho del contexto, porque siempre hay grupos de poder, pero también depende de la gente que te rodee, de los técnicos. Humala es el mejor ejemplo de alguien que, teniendo un discurso muy radical, de pronto terminó siendo alguien de centro-izquierda en algunas cosas y de centro-derecha en otras, pero creo que Lescano es más necio que Humala. No sé qué tanto Lescano va a dejarse guiar por los tecnócratas. Ahí tengo una duda grande sobre él. No sé qué tanto va a querer hacer un buen gobierno o que tanto va a querer ser simplemente un populista.

 

Ya que estamos hablando de la izquierda, ¿realmente hay que tenerle miedo a una izquierda “radical” como la de Verónika Mendoza? ¿O los poderes fácticos se van a encargar de alinearla, como pasó con Humala?

Creo que la izquierda peruana no está en capacidad política de hacer lo que quiere hacer, no son conscientes de la correlación de fuerzas. No solamente porque el poder económico tiene mucha fuerza en el Perú, sino porque ellos son organizaciones institucionalmente débiles, aunque en esta campaña los he visto un poco mejor. Pero no creo que la izquierda vaya a ser un gobierno desastroso, chavista, bolivariano. Eso sí, habrían cambios importantes que generarían mucha tensión en el Perú, por ejemplo, que los recursos naturales pasen a ser propiedad del Estado.

 

El FREPAP parece trabajar en silencio y podría ocurrir lo del año pasado: que obtengan curules en el Congreso. ¿Qué nos esperaría ante un eventual gobierno de López Aliaga y con el FREPAP en el Congreso?

Me preocupaba esto por el tema religioso, pero la verdad es que, viendo a Rafael López Aliaga en esta semanas, creo que sería un desastre porque no habría bancada que se alinee con ellos. Al menos no una como el FREPAP. El problema con López Aliaga es que todas aquellas mafias que se han estado tratando de combatir en los últimos años, terminarían alineadas detrás de él y retomarían el control del sistema de justicia, lo cual me parece el peligro más grande para el país y por eso es que Rafael López Aliaga es el candidato más peligroso de todos.

 

¿Qué es lo peor que podría hacerle al país?

Terminaría alineado a los sectores más mafiosos de Fuerza Popular, del aprismo, de Solidaridad Nacional y también a los humalistas de Antauro. Estos son sectores que tienen sangre en el ojo y que van a tomar venganza no solamente de los políticos, sino de todos aquellos a su alrededor que los hayan llevado al lugar donde están ahora. Se generaría un nivel de confrontación política muy grande en el Perú durante cinco años. Luego, está todo el tema vinculado a sus pensamientos religiosos, aunque en la entrevista con Bayly se mostró muy amable en ese tema, Rafael López Aliaga no es así. López Aliaga es autoritario y matón. Entonces, lo que dijo hace una semana respecto a que exterminaría el enfoque de género, eso es lo que realmente piensa.

 

¿Cuál sería el escenario más desolador para una segunda vuelta?

López Aliaga y Lescano sería terrible…

 

Pero eso es lo que parece que va a pasar según estas últimas encuestas…

Bueno, el peor escenario para mí sería Rafael López Aliaga y Keiko, pero es bien difícil que eso suceda, porque los dos representan a un mismo público. El de Lescano-Aliaga no me asusta tanto porque Lescano debería ganarle en segunda vuelta sin problemas, pero uno nunca sabe qué pueda pasar. López Aliaga tiene suficientes chicharrones en la vida como para no ganar una elección. De Lescano todavía no ha aparecido nada grave que lo esté perjudicando. Desde mi punto de vista, como Rafael López Aliaga y Keiko representan el mayor peligro para el país, me tranquiliza que Lescano les gane en una eventual segunda vuelta. Pero yo preferiría que gane Verónika Mendoza o Forsyth o Guzmán, cualquiera de esos tres antes que López Aliaga.

Mas artículos del autor:

"Nueva bancada de Acción Popular empieza a mostrar sus grietas"
"Un gobernante intransigente"
"Fantasmas en la Casa del Pueblo"