¿Por qué el Síndrome de Burnout es tan peligroso para los emprendedores?

La incertidumbre, el exceso de trabajo y de actividades pueden causar daños graves en la salud de las personas.

¿Sientes cansancio físico, mental y poca motivación? Tal vez estas pasando por el Síndrome de Burnout o también conocido como el síndrome del estrés crónico o el síndrome del quemado.

¿De qué se trata? “Es un trastorno emocional de creación reciente que está vinculado con el ámbito laboral, el estrés causado por el trabajo y el estilo de vida del empleado. Este síndrome puede tener consecuencias muy graves, tanto a nivel físico como psicológico”, advierte la psicóloga Rosa Tenazoa.

¿Cómo afecta este síndrome a los emprendedores?

Este síndrome se produce por largos periodos de estrés, pasando a un estado de estrés crónico, cuando las personas no logran compatibilizar otros aspectos de su vida y solo se concentran en aspectos laborales o de desgaste mental. Es muy sencillo -asegura la experta- que los emprendedores se puedan sentir estresados por la situación de incertidumbre que vive nuestro país. El punto es que cuando no dejamos a nuestro cuerpo descansar y darle un respiro, es muy probable que los síntomas se intensifiquen y que se los lleve a una descompensación que los imposibilite de realizar sus actividades normalmente.

¿A quiénes más afecta?

Todos podemos ser afectados por el  Síndrome de Burnout. Por el ritmo de vida que nos demanda estar en constante actividad, el trabajo, los estudios, la familia, los hijos, la casa, los gastos, todos son temas que demandan un gestaste físico y emocional. El tema es que si no mantenemos un equilibrio entre los diferentes ámbitos de nuestras vidas es muy probable que entremos en estados de estrés crónico.

La experta señala que  en un primer momento nuestra parte racional controlará los síntomas físicos. Pero conforme se prolongue los estados de estrés, ya no tendremos un control racional y los síntomas se presentarán con mayor fuerza, obligándonos a darnos cuenta que algo no anda bien. “Es ahí donde notamos o nos sentimos diferentes. Poco productivos, cansados, tristes, desmotivados y en vez de descansar y recuperarnos, muchos buscan exigirse más, ya que sienten que no están cumpliendo con sus altas expectativas que tienen sobre ellos mismos”, explica Tenazoa.

¿Cómo evitar caer en este síndrome? ¿Qué recomendaciones daría?

  1. Evaluar tu vida en este preciso momento. Cuánto tiempo le dedico a cada aspecto de mi vida, por ejemplo, si al trabajo le dedico 14 horas diarias y a dormir solo 4 horas y a mi familia casi no la veo, entonces hay un desbalance, que no me brinda equilibrio ni físico, ni emocional.
  2. Cambio en el estilo de vida. Generalmente nos enfocamos en las cosas de nuestro alrededor y nunca empezamos en nosotros mismos, por eso es importante ponernos como prioridad.
  3. Hacer actividades que nos gusten realmente. Caminar, correr, bailar, meditar, pintar, dar un paseo por la playa.
  4. Debemos desconectar nuestra mente. Por ende, antes de dormir debemos preparar una rutina para dormir y descansar, como por ejemplo, apagar los equipos electrónicos por lo menos una hora antes de dormir. Darnos una ducha tibia para relajarnos, disminuir los estímulos, apagar todas las luces y antes de dormir aplicar ejercicios de respiración para calmar nuestros pensamientos.

Si ya tenemos este agotamiento ¿Cómo hacer para superarlo?

El Síndrome de Burnout puede llevar a la incapacidad de la persona para realizar actividades de cualquier tipo. Por ende, es importante no llegar a estados críticos. Es fundamental que las personas reconozcan en su cuerpo las señales de cansancio, de agotamiento físico, mental y emocional. Que se brinden la posibilidad de descansar y recuperarse.

Cabe resaltar que el asíndrome de Burnout -asegura Tenazoa- una vez presente no se supera solo descansando, sino con un trabajo multidisciplinario de varios especialistas, como son el médico, el psicólogo e incluso el psiquiatra.

El Síndrome de Burnout es el estado extremo de vivir por prolongados y constantes situaciones estresantes. La solución es el cambio en el estilo de vida, en la forma en que enfrentamos las situaciones, los pensamientos que tenemos, si es que queremos soluciones a largo plazo. El cambio de hábitos, por unos más saludables, es vital. Así como tener el apoyo de un entorno que nos brinde soporte y apoyo son las claves para manejar y superarlo.

Mas artículos del autor:

"Pasaje Sarratea: el visitador que no quería ser identificado"
"Exmonjas de congregación fundada por Luis Fernando Figari denuncian abusos"
"Presidente de la SNI sobre mineras sancionadas: “Lo que pasa es que son las más fiscalizadas, ¿pero sabes cuántas hay en el Perú informales?”"