Tomas Cortez - Opinión

El Evangelio según Esdras Medina

"Esdras y sus adherentes, no lo admitan, los jóvenes de ahora son más tolerantes con los miembros de la comunidad LGBT, ¿porque? Pues porque éstos se muestran tal como son, ya no se esconden. Y está bien, es su forma de vida. Y hay que respetarla."

UNO

“Los desastres son un castigo por la Ideología de Género, la cual va contra la naturaleza y contra todo principio”

Esdras Medina – Congresista y Pdte. Comisión de Educación

Era 1980, tenía 14 años y la nota más saltante, para los adolescentes, no era la vuelta de la Democracia en el país, sino la aparición, en los quioscos, de revista como Playboy y Penthouse. Nos quedamos cojudos. Para cualquier adolescente, en plena ebullición de la testosterona, ese tipo de revistas, eran una especie de Biblia Libertina. 

A mediados de los setenta, mientras era niño, nadie me habló acerca del sexo, en absoluto. Veía mi cuerpo cambiar y no sabía el porqué. Recuerdo, a los 11 años, vi una foto de Marisol –actriz española- desnuda. Fue como una descarga, que electrizó todo mi cuerpo. Comenzaba el despertar hormonal.  

Muchas veces, siendo adolescente, amanecía mojado. Había tenido un sueño extrañamente erótico –para mi jolgorio-  y no entendía, el porqué de tal sueño, ni de su lógica secuela. Al tiempo, comprendí que era algo natural. Es lo que se llama Polución Nocturna.

En esos momentos, los que te aconsejaban, sin duda alguna, eran los compañeros de colegio. Y la secundaria ardía de afiebrados expertos, en lo que al sexo opuesto concernía. 

Recuerdo en 1982, cuando uno de ellos, de nombre Manuel, nos describía, sin pelos en la lengua, sus idas al cine Alameda –Barrios Altos- para ver pelis porno. En la clase había pajeros consuetudinarios, onanistas por doquier. En tanto, Manu relataba las escenas minuciosamente; unos, sin pudor alguno, mantenían las manos en los bolsillos. Al final de la perorata, describía como la policía interrumpía la función, a tropel, y los escolares –que eran el 90% de los asistentes- salían corriendo del lugar, entre ellos mi compa.

DOS

“Enfoque de género, busca homosexualizar a los menores y promueve las relaciones sexuales a una edad temprana”. Esdras Medina – Congresista y Pdte. Comisión de Educación

Somos coetáneos con Esdras. Crecimos en los años setenta y ochenta. En los noventa nuestra personalidad ya estaba definida. Eso sí, pensamos distinto.

Debería entender que la tecnología siempre se impone sobre la cultura existente. Mutándola. A personas como Esdras, se les tilda de oscurantistas. Así se denominó a la Edad Media. Tiempo en el cual, las cosas permanecieron iguales, por siglos. 

En mayo de 1960, la tecnología cambió el mundo: se introdujo la píldora del día siguiente, esto es, la píldora anticonceptiva. Permitiéndole a la mujer una libertad absoluta, para controlar la frecuencia y número de embarazos. Ergo, podía copular sin culpa alguna.

Todas las iglesias, con la Católica a la cabeza, dieron el grito al cielo. En julio de 1968 el Papa Pablo Xi prohibió el uso de tal píldora. Años después, como consecuencia lógica, se produjo la Revolución Sexual, en todo el mundo.

¿Alguien podría prohibir la píldora anticonceptiva ahora?

Para más inri, el 2010 la Iglesia admitía el uso de condones, en ciertos casos. Demostrando así, estar, totalmente, desconectada de la realidad.

TRES

En estos tiempos, los niños y adolescentes con su Smartphone -en la mano – tienen un acceso ilimitado de pornografía y al sexo casual. Setenta veces más, de lo que accedían sus padres, cuando tenían la misma edad. Antes, no había Twitter u Only Fans. O sea, nuevas formas de obtener sexo. ¿Cómo controlarlo? De ahí, la importancia de cuando se les debe comprar un celular. Vivimos en un mundo Hiper Sexualizado.

Necesitan información acerca de lo que sucede con su cuerpo, su entorno, del porque su curiosidad acerca del sexo; la cual no es mala, sino natural. No estamos en los años cincuenta o sesenta, para seguir diciendo que la masturbación es mala. Cualquier estudiante de psicología del primer año te dirá que es todo lo contrario. Incluso, lo siguen practicando los casados, ya sea hombres o mujeres, en distintos momentos. 

Las adolescentes embarazadas son todo un problema de Estado. Dícese que el 12,6% de las jóvenes –entre 15 y 19 años – ya son madres. Las estadísticas mencionan que la Pandemia aumento la violencia sexual y doméstica. Incluso, niñas menores de 10 años fueron forzadas a ser madres. 

En la actualidad, la homosexualidad ya no es considerada como una aberración o enfermedad. Y aunque, Esdras y sus adherentes, no lo admitan, los jóvenes de ahora son más tolerantes con los miembros de la comunidad LGBT, ¿porque? Pues porque éstos se muestran tal como son, ya no se esconden. Y está bien, es su forma de vida. Y hay que respetarla. Eso también, es vivir en Democracia, ¿no?

Una de las características intrínsecas de las familias actuales, es que predominan las No Tradicionales, esto es: La madre es la cabeza de familia, o la tía, o el tío, o la abuela, o solo tiene un padre y ausente el otro. Cuando se le citaba a uno de los responsables, pues no podía venir: Estaba laburando. Sé de esto. Fui docente secundario un tiempo. También comprobé que los chicos, en la secundaria, están deseosos de saber de Sexo.

¿Entonces qué haremos?, ¿Cómo ilustra la viñeta, vamos a explicarles a los niños que la cigüeña los trajo de Paris? 

¿Es así Esdras?

Tags:

comunidad LGBTQ+, Esdras Medina, ideología de género

Mas artículos del autor:

"Entender el Perú: Conversación en la Catedral (1969)"
"Gracias, Champions"
"El Ídolo, la Hija del Virrey y el Demagogo"
x