Juan Carlos Tafur

¿Cerca del knock out?

“Varios elementos nuevos empiezan a tener protagonismo en la escena política, que conducen a pensar que el final del gobierno de Castillo puede estar hoy más cerca que ayer”

Varios elementos nuevos empiezan a tener protagonismo en la escena política, que conducen a pensar que el final del gobierno de Castillo puede estar hoy más cerca que ayer, a pesar de las maniobras corruptas que el Ejecutivo ha desplegado cooptando congresistas para asegurarse una cuota de votos que impida su salida anticipada.

Lo primero es la decisión valiente del Fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, de incluir al presidente en un proceso de investigación. Sabiendo que la cabeza de la presunta organización criminal que nos gobierna está expuesta, va a ser más fácil que los subalternos empiecen a cantar y a decidir someterse a la colaboración eficaz antes de caer por proteger a quien hasta hace pocos días consideraban inmune.

 

Lo segundo es el crecimiento de la protesta social, en protagonistas y convocatoria. La sumatoria de paros regionales agrarios en todo el país es impresionante y la consigna es “elecciones adelantadas”, que se vayan todos y se recorte el mandato de Castillo. No es, como sueña la izquierda obtusa, el cambio de Constitución el lema, es la salida del precario maestro chotano de Palacio. A ello se le suma la marcha convocada en Lima para este sábado, con agenda distinta y actores diversos, no el elenco de la derecha tradicional y consignas inocuas como el No a la Constituyente (que es una quimera inviable y por tanto no moviliza a nadie), y que se espera que, por ende, ojalá tenga mayor convocatoria que las ralas marchas anteriores

Tercero, es la partición en cuatro pedazos del conglomerado de izquierda que nos gobierna. Ahora están Perú Libre, el Bloque Magisterial, Perú Democrático y Cambio Democrático (ex Juntos por el Perú), y muchos de ellos con agendas divergentes de la del gobierno (se ha visto claramente con la censura a la exministra de Trabajo, Betssy Chávez) que podrían marcar una diferencia sustantiva a la hora de que en el futuro se vote algún punto crucial para el régimen.

Dada la conjunción de los hechos mencionados puede estar más cerca de lo previsto la posibilidad de que ellos presionen a las bancadas aún no convencidas en el Parlamento para que opten por los dos únicos caminos de solución: o vacan a Castillo e inhabilitan a Boluarte, provocando un adelanto de elecciones forzado, o cambian la Constitución y ejecutan un recorte del mandato general del Ejecutivo y el Legislativo para realizar elecciones generales adelantadas.

Tags:

el Bloque Magisterial, Fiscal de la Nación, Perú Democrático y Cambio Democrático, Perú Libre

Mas artículos del autor:

"Papelón de la OEA y del gobierno"
"Por una Amazonía productiva, libre de chantajes ideológicos"
"No habrá choque de trenes"
x