Juan Carlos Tafur

Un gobierno cercado e inviable

“Es el presidente, en los últimos 22 años, más aislado y constreñido que el país ha tenido sentado en Palacio. No tiene capacidad de convocatoria alguna. En la práctica, es inviable su gobierno. Es un régimen fallido, que mientras más corta sea su permanencia en el poder, tanto mejor para el país”

Las cuitas judiciales en las que se hallan inmersos los familiares directos del presidente (sobrinos, esposa y cuñada), su círculo cercano (Juan Silva y Bruno Pacheco), operadores lobistas que tuvieron contacto (Karelim López y el recientemente liberado Zamir Villaverde), a lo que se suma la investigación que la nueva Fiscal de la Nación ha decidido emprender contra el propio primer mandatario, colocan al gobernante en situación de acorralamiento judicial con desenlace imprevisible.

Bastará que alguno de los mencionados suelte una prueba o un indicio suficientemente potente que toque al presidente y lo más probable es que allí acabe el infeliz mandato de Pedro Castillo

A ello se suma un aislamiento político absoluto. La derecha lo quiere vacar desde el primer día, con el centro no se ha dignado a tener siquiera un acercamiento, ha maltratado a la llamada izquierda caviar que lo apuntaló al inicio de su régimen, y su relación con su socio Vladimir Cerrón -por más cuotas de poder que aún le brinde- anda en un momento de tensión y divergencia.

Con la sociedad civil su relación es nula. Los colectivos de izquierda andan irritados por su plegamiento a una agenda conservadora, y los empresarios no le tienen confianza alguna (después de lo que pretende hacer con la Derrama Magisterial, la confianza empresarial se debe haber ido por los suelos).

Es el presidente, en los últimos 22 años, más aislado y constreñido que el país ha tenido sentado en Palacio. No tiene capacidad de convocatoria alguna (sus consejos ministeriales descentralizados, son una parodia que no redunda en algún apoyo de las autoridades regionales ni mucho menos) e, inclusive, no halla posibilidad rápida de recambio ministerial (son incontables los casos de personas llamadas a formar parte de su gabinete que se han negado de plano a formar parte de una administración tan incompetente, mediocre y corrupta).

En la práctica, es inviable su gobierno. Es un régimen fallido, que mientras más corta sea su permanencia en el poder, tanto mejor para el país. La oposición política y, sobre todo, la ciudadana tiene que empezar a hacerse sentir para lograr ese cometido. Los llamados a hacer efectiva esa salida -los congresistas- no lo van a hacer mientras el país político y civil no presione para que lo hagan.

Tags:

Derecha, Fiscal de la Nación, Pedro Castillo

Mas artículos del autor:

"Papelón de la OEA y del gobierno"
"Por una Amazonía productiva, libre de chantajes ideológicos"
"No habrá choque de trenes"
x