Juan Carlos Tafur

Lamentable mensaje a la Nación

“Solo Castillo es responsable de haber nombrado ministros impresentables, funcionarios cuestionados, de no reaccionar políticamente como correspondía, de malbaratear, en suma, la investidura presidencial”

Lamentable el mensaje a la Nación dado anoche por el presidente Castillo. No absolvió ninguna de las inquietudes ciudadanas surgidas luego de un reportaje televisivo que lo mostraba reuniéndose en secreto con proveedores del Estado y se amparó, absurdamente, en que eran reuniones personales.

El Presidente no parece darse cuenta de la gravedad de su situación política y confía en que el acercamiento que su premier, Mirtha Vásquez, le ha conseguido con Alianza para el Progreso, lo mantiene indemne de los riesgos de la vacancia o de que al menos el Congreso consiga los 52 votos necesarios para hacerlo comparecer ante el Pleno (él o su abogado). Olvida que APP en anteriores ocasiones ha llegado a arreglos similares con los gobiernos de turno y al final, si las circunstancias lo exigían, votaba, inclusive, por la vacancia.

Hemos calculado que el “momento destituyente” llegará el próximo año si Castillo no da un golpe de timón radical a su gobierno, llevándolo al centro o descartando de plano la Asamblea Constituyente, pero el propio Primer Mandatario parece empeñado en adelantar ese momento y dedicarse a jugar al filo de la navaja con sus inconductas políticas.

Es grave que un Presidente se reúna en privado, fuera de los reflectores de vigilancia ciudadana que están implícitos en la sede palaciega, con empresarios que contratan con el Estado. Huele a trasiego y tráfico de influencias para conseguir beneficios públicos. Apesta a posible corrupción.

Frente a esa denuncia lo que el Presidente debió hacer es señalar enfáticamente que había cometido un error y anunciar rectificación del mismo. Pero no, salió a victimizarse tontamente, sin ningún impacto político, y abonando más bien en la tesis de la sospecha.

Pocas veces en nuestra historia republicana hemos tenido un Primer Mandatario tan básico y carente de reflejos políticos mínimos. Si ocurre la indeseada vacancia prontamente será única y exclusivamente responsabilidad de un gobernante que no sabe medir los peligros ni la temperatura política del país, que, como indican las encuestas, le va perdiendo confianza a pasos agigantados.

Es verdad que la derecha nunca le dio respiro y que desde el primer día lo ha querido sacar de Palacio, pero no puede negarse el indudable mérito personal del Presidente para facilitarle la tarea a la derecha. Solo él es responsable de haber nombrado ministros impresentables, funcionarios cuestionados, de haber dado anuncios que luego debía revertir, de no reaccionar políticamente como correspondía, de malbaratear, en suma, la investidura presidencial.

-La del estribo: gran evento cultural para quienes aman la danza moderna. A las 19 horas de hoy se presenta la obra Las que habitan, videodanza del grupo Una hebra, bajo la dirección de María Angela Talavera. Luego de la presentación, a las 20 horas, habrá una charla en vivo con la directora y la reconocida bailarina Pachi Valle Riestra. Ambos eventos se transmitirán por la página de Facebook del CCE Lima.

Tags:

Mensaje a la nación, Pedro Castillo, Presidente del Perú

Mas artículos del autor:

"Un Congreso lamentable, que solo tiene una salida"
"Lima cada vez más horrible"
"Vergüenza congresal"
x